ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE Febrero (III): Mitsuharu ‘MICHA’ Tsumura, CHEF PERUANO, fundador DEL RESTAURANTE maido @Mitsuharu_maido

RETO SAN VALENTÍN "EL MEJOR REGALO DE AMOR"

¡HEMOS CONSEGUIDO EL RETO DE SAN VALENTÍN!

Teníamos que conseguir que 50 personas se tomaran un café o té en honor a su persona favorita, tanto si la tuviera cerca, como en la distancia obligada por circunstancias. ¡Reto superado!

TAZA de EL BESO de Román Clemente Magán con el poema dedicado a este cuadro del poeta Juan Francisco Mencía, autor del ingenioso poemario  "69 ACERTIJOS", libro solidario destinado al Proyecto de Alfabetización CINCO PALABRAS.

https://cincopalabrastienda.online/producto/taza-reto-san-valentin/

Ya podéis votarm vuestra foto favorita, hasta el 21 de febrero a las 24h.

PINCHA AQUÍ PARA VOTAR

El autor de la foto más votada obtendrá 500 € de donativo para que los destine a la CAUSA que  elija de entre todas las CAUSAS con las que Cinco Palabras ha colaborado durante estos casi ocho años de andadura.

AQUÍ LAS CAUSAS DE CINCO PALABRAS

LAS CINCO PALABRAS DE LA TERCERA SEMANA DEL MES DE FEBRERO

En la tercera semana de Febrero, tenemos las palabras de otro peruano de lujo, el chef Mitsuharu 'Micha' Tsumura, que regenta uno de los mejores restaurantes de Latinoamérica: Maido. El restaurante de Micha, fue escogido como el mejor restaurante de América Latina en tres ocasiones consecutivas por los famosos 50 Best y top 10 de la restauración mundial.

Antes de esta dura pandemia, nuestra presidenta, Mar Olayo, junto a su compañera Laura M. Aguirre, conoció a Mitsuharu Tsumura quien no dudó en compartir con nosotros su amor por la magia y la belleza de Perú.

Las palabras del chef Mitsuharu 'Micha' Tsumura para los Escritores Solidarios de Cinco Palabras en apoyo a KURAQ TAYTA son las siguientes:

MACAMBO
PAICHE
KUKAMA
PIRAÑA
DONCELLA

El chef 'Micha', un referente mundial

Mitsuharu 'Micha' Tsumura es hijo de padre japonés y madre peruana, lo que ha hecho que su cocina sea un exquisito mestizaje entre estas dos culturas gastronómicas y un referente mundial.

Por eso su creación Maido, es un restaurante nikkei – con la sabrosa mezcla entre la cocina peruana y la cocina japonesa– "Al unir a Japón y Perú se crea algo sexi, porque la cocina 'nikkei' es el balance perfecto entre la potencia de lo peruano y la sutileza de lo japonés. Rudeza y delicadeza a la vez. Esto seduce", apunta Micha.

Estudió gastronomía en Estados Unidos, “eran los años noventa. Ninguna de las escuelas locales de cocina tenía rango universitario. Decidí irme a Estados Unidos, a la Johnson & Wales University (Providence, Rhode Island), donde pasé cuatro años. Fui un buen alumno. Más allá de conocer muchas técnicas culinarias, lo que me dieron esos años fue una nueva visión de la vida: conocí gente de todo el mundo, me divertí mucho y me acostumbré a vivir solo, lejos de mis amigos y familiares, amplié mi universo cultural y de sabores y, tal vez, empecé a hacerme ciudadano del mundo, eso sí, afianzando mis raíces peruanas”, apunta mientras bebe una Inca Kola, el refresco preferido por los peruanos. Hasta en eso, a pesar de sus ancestros japoneses, Micha es cien por ciento peruano.

Después de sus años en Estados Unidos decidió profundizar sus conocimientos y ampliar su universo de sabores yéndose a trabajar por dos años a Japón, en el Seto Sushi de Osaka, restaurante de un amigo de su padre y de su abuelo.  “Fue una época dura, pero me dio disciplina y perseverancia, algo que me faltaba. Mi jefe era un cocinero a la antigua, de carácter explosivo y perfeccionista. Allí conocí, además de la cocina tradicional japonesa y la comida callejera de Osaka, ciudad famosa por su excelente gastronomía, la filosofía japonesa llamada ‘Kaizen’, que consiste en la mejora constante de todo lo creado. Significa hacer pocas cosas, pero mejorarlas día a día. Entender que nada es perfecto, que nada está terminado, que todo se puede mejorar. Es una tarea infinita, sí, pero nos obliga a estar siempre atentos, nos quita todo conformismo y activa nuestra creatividad”.

Después se sumergió en los huariques y restaurantes tradicionales peruanos y transformó, desde su mirada mestiza, 'nikkei', sus creaciones más logradas. No hay mejor chupe de camarones, ese barroco plato arequipeño que lleva arroz, habas, queso, papa, huevo, leche, ajíes y camarones, que el suyo, eso sí, con un toque de miso, un fermento japonés hecho con soya. Y hasta el carretillero caldo de gallina, el plato preferido por los achispados noctámbulos después de la fiesta, alcanza, gracias a una impresionante vuelta de tuerca, cimas gloriosas servido a la sofisticadísima manera inglesa en una bellísima taza de té cubierta con una piel crocante de pollo y un toque de jengibre y limón. Un plato callejero transformado en delicia de salón.

Después de estudiar en Estados Unidos y trabajar en Japón, "regresé al Perú y entré de cocinero en el hotel Sheraton. Al año, ya era sous chef, y un año después, gerente de Alimentos y Bebidas. Quizás, viéndome convertido en un profesional, mi padre conectó conmigo, a pesar de que la admiración mutua siempre estuvo presente. Gracias al apoyo de mi padre pude abrir Maido". Entonces, le dijo: “Para tener éxito necesitas intuición, olfato, perseverancia y manejo de equipo, algo que no está en ningún manual de negocios”. Pero destaca que "A mi padre lo admiro, pero mi madre es mi vida. Mi padre era el rigor; mi madre, el cariño. De mi padre heredé el profesionalismo; de mi madre, la sensibilidad. No me imagino sin mi madre, así como no me imagino sin Maido: los dos son mi vida".

Micha, 39 años, gran bebedor de whisky y aguardiente colombiano, con cábalas irrenunciables como usar una camisa morada en todas las premiaciones, además, es autor, junto con la poeta Josefina Barrón, de 'Nikkei es Perú' (2014), libro fundamental para entender la cocina peruana contemporánea. Además, es uno de los protagonistas de 'Perú, el gusto es nuestro' (2018), enciclopédico volumen editado por Promerú, la agencia de turismo del país andino, que busca dar una mirada totalizadora sobre la hoy famosa y universal cocina peruana.

Ferran Adrià, considerado uno de los genios de la gastronomía española, ha dicho que Tsumura “es el mejor representante de la cocina 'nikkei', llena de mestizaje, alegría de sabores y, paradójicamente, llena de raíces”. Tanta es su admiración que cuando, junto con su hermano Albert, decidió abrir Pakta, su restaurante 'nikkei' en Barcelona, envió a su jefe de cocina, el peruano Jorge Muñoz, hoy cabeza del restaurante Astrid & Gastón, a formarse en la cocina de Maido. Tan bien les fue que hoy el lugar tiene una estrella Michelin.

La pandemia llega a Maido

Así reflexiona sobre la actual situación, "en Maido hacíamos cocina creativa, pero atendíamos a 200 personas al día. Éramos un ejército. En estos meses, he perdido varios millones de soles, pero, como me dijo mi padre, decidí cuidar a mi equipo. No despedí a nadie y de los casi 100 empleados que teníamos, hoy quedan 70. Los que se fueron lo hicieron porque se les presentaron alternativas mejores. Cuando se impuso la cuarentena les dije: “Acá nos quedamos todos o nos vamos todos”. Mi equipo se sintió respaldado y no tomé ninguna medida desesperada. Pensé primero en mi gente; luego, en la empresa. Eso sí, ya no tengo ahorros".

Restaurante Micha - Revista Bocas
Maido, el restaurante de Micha, fue escogido como el mejor restaurante de América Latina en tres ocasiones consecutivas por los famosos 50 Best y top 10 de la restauración mundial.Foto: Cortesía Maido

La pandemia ha estancado todo. Sin embargo, debemos seguir trabajando, porque la internacionalización toma tiempo 
y no andábamos ni a la mitad.  El mundo aún nos espera.

Ahora han creado 'Micha en Casa', se basa, básicamente comida para llevar a casa, con platos tradicionales con mucha técnica con respecto a su facturación anterior, entre el 15 y el 20 por ciento menos. "Con ese 20 por ciento estamos en punto de equilibrio. Hemos optimizado nuestros procesos, porque nuestros precios son mucho menores. El menú-degustación de Maido, con bebidas, estaba alrededor de 250 dólares; un plato de 'Micha en Casa' oscila entre los 8 y los 15 dólares. Este escenario es propicio para propuestas más populares, más accesibles, más aún cuando me he propuesto democratizar lo delicioso”.

Según Micha, "la pandemia ha estancado todo. Sin embargo, debemos seguir trabajando, porque la internacionalización toma tiempo y no andábamos ni a la mitad. El mundo aún nos espera. La pandemia ha desnudado nuestras carencias estructurales, pero esa meta es posible".

PROLOGUISTA FEBRERO

Jely Reátegui, actriz y comunicadora peruana. En la televisión peruana, Jely ha participado en masivas series como La reina de las carretillasVacaciones en Grecia y Ven baila quinceañera. El año pasado protagonizó la serie Un día eres joven de Movistar Play. En teatro se le recuerda por sus interpretaciones en Los FabulatasUn hombre con dos jefesEl primer caso de Black&Jack, entre otras notables ficciones. Y si hablamos de cine, ha destacado en Aj Zombies! (2017), Siete semillas (2016) y Soltera codiciada (2018).

Además, Jely Reátegui, ha actuado con la actriz española, Gracia Olayo, en una película que pronto se estrenará en España, Las Mejores familias.

La actriz peruana Jely Reátegui no está atada a nada, su ánimo explorador no se lo permite. Cuando decidió optar por la carrera que hoy la transforma en múltiples personalidades, ya tenía otro camino trazado y se atrevió a dejarlo por convicción.

La virtud de Norma Martínez en la obra teatral Bicho, dirigida por Juan Carlos Fisher en 2007, cambió la vida de Jely Reátegui“Sentí una pulsión y muchas ganas de hacer lo que hacían los actores en el escenario”, explica la talentosa actriz. Tenía 20 años, estudiaba Comunicación en la Universidad, le faltaba cursar cuatro asignaturas, pero decidió que el teatro era el verdadero fin de su vida.

Su primera labor cerca del escenario fue como ayudante en el teatro Mario Vargas Llosa, cuando era manejado por la otrora asociación Plan 9, dirigida por David Carrillo y Giovanni Ciccia, recuerda con nostalgia Jely Reátegui.

“Acomodaba gente. Creo que me pagaban 10 soles por el fin de semana y con eso cubría mis pasajes, pero estaba muy feliz de estar ahí. Veía todas las funciones, me aprendía los textos”. El ambiente previo a la función era una motivadora experiencia para ella. Podía observar más de cerca cómo funcionaba el teatro y pedía permiso para ver qué sucedía tras bambalinas.

“Tenía mucho interés por aprender, entonces me metí a todos los talleres que pude”, cuenta. La primera oportunidad llegó tras insistirle en repetidas oportunidades a David Carrillo que ponga a prueba sus capacidades. “Un día que fui a trabajar me dijo: tengo un personaje y no tengo actriz. Tiene que ser una chibola en una obra para niños”Aprendió el guión y el reconocido director le otorgó su primer papel. “Recuerdo ese regreso a mi casa como uno de los más felices de mi vida”, cuenta sonriente.

Como comunicadora realizó una entrevista a la estrella de Hollywood Brad Pitt, que recuerda con mucho cariño. Uno de sus peores momentos fue cuándo recibió una amenaza de muerte en Twitter por responder sobre las críticas a la productora Tondero, razón que la llevó a cerrar su cuenta definitivamente.

CAUSA DE MES DE FEBRERO

La causa de este mes de febrero es KURAQ TAYTA WASI. (Casa del adulto mayor), que está ubicado en la Cuenca de Chaco, provincia de La Convención, en la región de Cuzco. Perú.

Conocimos a Javier Umeres gracias a Isabel Mayoral, África Sol Safaris, Favela Kosmos, cuando pidió a Mar Olayo que sería de gran ayudad que colaborasemos con él y diésemos difusión de su gran labor.

JAVIER UMERES

KURAQ TAYTA WASI, están dedicados a ayudar a Delicia de 73 años, además, de su vejez tiene cegüera en ambos ojos. Vive junto a su esposo, Adrian, de 75 años, en medio de la exuberante naturaleza. A pesar de todos los inconvenientes, siempre están juntos y le sonríen a la vida. Habitan en una sola habitación, muy precaria y casi sin recursos.

La pandemia del Covid 19, es otro aspecto que afecta en la salud física y mental a causa de las restricciones y confinamientos, además que ha profundizado el decaimiento económico generando mayor pobreza.

¿Por qué es importante para la organización y/o comunidad ejecutar este proyecto?:

TERTULIA DE CINCO PALABRAS DESDE EL CONFINAMIENTO CON LOS ESCRITORES SOLIDARIOS

Juan Antonio Tirado, periodista, jefe de informativos de Onda Cero Sierra y Director de La voz de la Sierra, ha comenzado su iniciativa “TERTULIAS SOLIDARIAS de CINCO PALABRAS”, para dar a conocer a los Escritores Solidarios y todos aquellos que han colaborado en estos siete años de andadura y siguen colaborando.

En esta primera tertulia participan los siguientes escritores solidarios y colaboradores de Cinco Palabras:
Gracia Olayo
Soledad Olayo
Javier Olayo
Marga García Calvo
África Sánchez
Claribel Aránega
Lili Del Riego
Alicia Manzanares
Gabriela Vázquez

Visita nuestra tienda solidaria Tienda On Line

Normas de CINCO PALABRAS para escribir un relato solidario:

1-. Extensión máxima 100 palabras.
2-. No se cambiará la posición de las palabras.
3-. No se modificará el género ni el número de las palabras proporcionadas.

*Por favor, revisad ortografía antes de publicarlo.
*Se eliminarán los relatos que no cumplan las normas.

*Si quieres mandar un audio con tu relato solidario leído por ti, envíanoslo a contacto@cincopalabras.com


NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincopalabras.com

NORMAS DE CINCO PALABRAS

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 10€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

BANKIA

IBAN ES22 2038 2463 2460 0037 9336.

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincopalabras.com

Para cualquier sugerencia: contacto@cincopalabras.com

14 comentarios sobre “ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE Febrero (III): Mitsuharu ‘MICHA’ Tsumura, CHEF PERUANO, fundador DEL RESTAURANTE maido @Mitsuharu_maido”

  1. Desayunaba un cuenco de yogurt con semillas de macambo a los pies del río Amazonas. Su misión: estudiar la piel del Paiche, un pez de piel muy especial. De pronto vio algo en el agua, una cara sobresalía, corrió a ver qué era. Ahí estaba el Piracucu, mirándole fijamente… dijo en lengua Kukama: “¿Me buscabas?” Él conocía esta lengua, sorprendido, iniciaron una interesante conversación. El pez le desveló el secreto de aguantar las poderosas mandíbulas de la piraña, también le dijo que era hembra joven y buscaba pareja. El explorador, asombrado, contestó:
    “Suerte, Doncella”
    El Paiche suspiró
    luego sonrió…

    Glugluu

  2. ESTRELLAS EN LA CIUDAD DEL CIELO

    La exquisita semilla tostada de macambo y el ceviche de paiche esperaban a ser servidos. El chef iba de un lado para otro dando órdenes en kukama, su lengua originaria indígena. Seguiría una degustación de piraña crocante, cocona, achiote y corteza de huampo. La muestra de alta cocina de la amazonía peruana finalizaría con un pescado de los arrecifes rocosos denominado doncella.
    Tras un gratificante camino Inca a Machu Picchu hasta la Puerta del Sol, feliz, y cargado de energía para hacer su trabajo, puntuaría con estrellas aquellos manjares. Desafío cumplido, y broche perfecto para el deleite de sus sentidos.

  3. Abandonamos la ceja de selva con muchas fotos en el móvil y mordeduras de hormigas en las piernas.
    Llegados a destino, nos acomodamos en la terraza del restaurante y dimos buena cuenta de unos aperitivos hechos a base de pepas de macambo tostadas.
    Habíamos regresado caminando y boqueábamos como un paiche, pero no estábamos tan cansados como para no bailar a ritmo del rap que un grupo de niños kukama interpretaba en la calle.
    -Atiende Mari ¿qué elegimos para comer?
    -La carta sugiere piraña o doncella, pero creo que hoy me pediré una ensalada de chonta y… ¡un pisco sour!

  4. Lo apodaban “Macambo”, por su corta estatura y el color de su tez. Ansiaba una caña de pescar para sacar un paiche tras otro, saltar el muro de la vergüenza de Lima, venderlos, y ganar muchos soles para calmar el vacío y el dolor de estómago de su familia. Ocultaba su miseria esnifando pegamento y gasolina. Hablaba Kukama con el policía que miraba hacia otro lado cuando visitaba barrios ricos. Su futuro era una piraña devorando su infancia, mientras soñaba con ver a su madre en un restaurante de lujo con una doncella gigante en el plato.

  5. MÁS LIBRE CONTIGO

    Cuando la corriente amazónica
    nos llevaba rio abajo
    seguimos sonriendo dejándonos mecer,
    bastaba tu sonrisa,
    para tratar de conseguir el kaizen
    de lo vivido,
    y sentirte más cerca,
    quizás, otro desayuno compartido,
    con pasta de macambo
    manchando tu barbilla,
    y las cosquillas,( aunque a mí me daba miedo)
    de un paiche asustado
    tropezando con mis piernas,
    me harían más libre.
    Los niños en la orilla chillando divertidos,
    esos niños kukama a los que adoras
    y que yo he descubierto…
    todo tu mundo natural, inmenso…
    me arrastraba en el Amazonas
    a ser piraña en el rio
    y doncella en tus besos.

  6. ¡Caray! Otra semana con unas palabras diferentes. Las tres primeras: Macambo, paiche y kukama, simplemente las nombro, ya que desconozco su significado, con las dos siguientes y hasta las cien palabras, intentare escribir un relato corto.
    Me contaron que la princesita pidió como regalo de cumpleaños una piraña, días antes de la celebración, su doncella de confianza le pregunto que para que quería una piraña, que no era un animal de compañía, ni doméstico, lo sé perfectamente, gracias, lo quiero para ser una que proteja la especie. De mi familia soy la única a la que le preocupa la naturaleza.
    MACAMBO, PAICHE, KUKAMA. PIRAÑA DONCELLA

  7. La escuchaba fascinado cuando me contaba cosas de su tierra, a veces intentaba describir el sabor de algún fruto de aquellas selvas como el del macambo.
    Me hablaba de caudalosos ríos y de los gigantescos peces que en ellos habitaban, enorme decía , es el paiche.
    Exagerada como todos los pescadores, la picaba y se enfadaba gritándome en kukama, nunca me lo tradujo, lo mismo me deseaba que una piraña me devorarse las entrañas.
    A veces lloraba añorando su aldea y maldecía a La Doncella, la barcaza en la que embarcó con su familia huyendo de la pobreza.
    Pese a todo soñaba con regresar.

    Y regreso.

  8. FALLIDO

    Qué fue de la relación?
    Como un macambo sin miras,
    que por no dar, da ni dio,
    no ya frutos, ni semillas.

    Y al paiche que tú veías,
    que querías castigar
    hundiendo, mientras fingías,
    en salada agua de mar,
    no terminó así sus días,
    que no quiso terminar,
    y sacó la cabeza fría:
    se puso otra vez a andar.

    Y cual Kukama prohibido
    “ya nadie me va a callar”,
    rebusco ese amor prohibido
    cual piraña yugular.

    Mas el alcohol borra todo,
    y recurrió a la botella,
    y convirtió vida en lodo.
    “Fue tan cruel, más aún más bella”.
    Y aún así en aquel recodo,
    donde la muerte le lleva,
    quiere esperarla beodo,
    si no muerto… a su doncella.

    J. Bris

  9. Supervivencia

    Sabor a macambo en los dedos y sobre el mesado un gran paiche, auguran un banquete. Pero no hay invitados. La tierra Kukama es generosa, grande en lo bueno y cruel en lo malo. De sus aguas más claras puede surgir una piraña, que no respete ni a las más inocente doncella. El sol y la vegetación son abundantes y el olvido tan necesario como la pesca.

  10. Otras formas de vivir

    Cansada de la gran ciudad, decidí, que, era hora de embarcarme en alguna aventura, para conocer mundos diferentes y otras formas de vivir.
    Sara, aventurera de nacimiento, me recomendó un lugar de Perú, donde podría descubrir, la diversidad de nuestro planeta.
    Disfruté, de sus costumbres, del fruto del Mocambo. Aluciné, al ver el inmenso pez de agua dulce, llamado Paiche, aprendí que, la lengua Kukama, pertenece a la familia lingüística Tupí-Guaraní, y significa, ‘chacra-seno’ o ‘se amamanta de la chacra’.
    Aprendiendo a saborear la carne, de los peces Piraña y Doncella, comprendí que, la experiencia, había resultado enriquecedora y gratificante.

  11. El amanecer era un verdadero espectáculo.
    El paseo entre los árboles, de extrañas hojas y colores, la llevaba al río.Se paró frente al árbol de inmenso fruto,de color verde intenso.
    Macambo, oyó que le llamaban.Siguió al río, subió a la barca y pescó un paiche.
    Todos a su alrededor hablaban una lengua que no conocía.
    Éste era un sueño repetitivo que tenía desde niña.
    A base de investigación supo que se trataba del Kukuma,lengua indígena del Perú.
    Antes despertaba cómo si una piraña le hubiera mordido el corazón.
    Ahora se sentía la doncella Kukuma Kukamiria

  12. Se veía a simple vista que era otro “macambo” recién llegado, tenia el cuerpo grande y reseco como un paiche fuera del agua.
    Un indígena se dirigió a él, hablándole en kakuma. No supo contestar.
    —¡ Otra piraña de esas que vienen a talar nuestros árboles! . ¡Nos dirá que abandonemos nuestras casas! — decían voces en bajito .
    Subió al estrado,
    —Soy del departamento de Gestión Forestal.
    —¡Otra doncella del Gobierno! —susurró alguien.
    —Quiero aprender vuestro idioma para acercarme a vuestros problemas.
    Sonó bien aquello. Aunque fuese solo propaganda, porque no aprendió otro idioma que no fuese el de las multinacionales.

  13. OSADÍAS Y APRENDIZAJES

    Tenemos menú sorpresa. Helado con el macambo que queda en la cesta. Te vas a chupar los dedos. Para el almuerzo paiche al horno con miel y plátanos verdes. Me enseñó una señora viejecita a cocinar estos majares, cuando visité la zona de Kukama allá en Perú. La gente es preciosa y fueron muy cariñosos. Disfruté, aunque pasé un gran susto el día que fuimos al río y como no conozco a la piraña y soy un poco osado, estuve a punto de tener un accidente, si no me protege aquella dulce doncella que me estuvo acompañando en la excursión.

  14. Tantos años ha…

    Iba a la escuela, por ir. Porque le obligaban. Recorría una cuesta abajo, que parecía la cuesta arriba… que cantaba en la iglesia.
    Cada mañana, suponía un tormento memorizar, en grupos de cinco, las nuevas palabras.
    Las tres primeras: macambo, paiche, kukama…, por más que se empeñaba, no asimilaba su significado en relación con las siguientes que conocía de cuando vio en la Hacienda del Patroncito cómo la piraña se comía a la doncella, mientras ella repetía una y otra vez… «no, no por favor…, no»
    Recordaba sentado al sol…, parece que fue ayer, cuando…

Escribe tu relato