ESCRIBE TU RELATO DE FEBRERO (III): FRANCISCO MENCÍA (MANDELA)

9
Francisco Mencía

Tercera Semana: Esta semana nos ofrece sus Cinco Palabras Fracisco Mencía Murga, socio y escritor solidario de Cinco Plabaras, además de ganador del Concurso de Relato Corto de Cinco Palabras.

Durante el pasado mes de diciembre la presidenta de Cinco Palabras, Mar Olayo, preguntó en las Redes Sociales de la Asociación lo siguiente:¿Qué Cinco Palabras nos hubiera dado Nelson Mandela?… El primero en constestar a la pregunta fue Mencía y estas fueron sus palabras:

Fortaleza whatsapp-image-2017-02-19-at-10-54-51
Tesón
Empatía
Justicia
Templanza

Este mes dedicamos la causa a la enfermedad rara de Enach o ‘Ojo de Tigre’.

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta PÁGINA pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS
IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138
Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector.

Anuncios

27 pensamientos en “ESCRIBE TU RELATO DE FEBRERO (III): FRANCISCO MENCÍA (MANDELA)”

  1. La mujer intentó mantener intacta su fortaleza. No quería desmoronarse en aquel momento tan trascendental. Gracias a su tesón, se encontraron las pruebas necesarias para poder llevar a aquel monstruo a juicio.
    Cuando el abogado leyó los cargos que se le imputaban, el jurado no sintió ningún tipo de empatía con él y ella se alegró. No quería venganza, solo justicia. Toda la que su hija no tuvo cuando aquel desgraciado le pego dos tiros convencido de que era su dueño.
    La mujer se levantó y haciendo acopio de toda su templanza, subió al estrado a declarar contra el asesino de su adorada Inés.

    Me gusta

  2. Verdaderamente descubrirnos la auténtica fortaleza, en un viaje en el tuvimos la suerte de compartir mesa con Natalia y Andrea. Una gran pareja que se compenetraban a las mil maravillas, pese a tener limitaciones físicas. Su gran tesón por su independencia. Caramba como se desenvolvían en la mesa, nuestra empatía nos llevó a recapacitar sobre la justicia con las personas con diversidad funcional.
    Aun recordamos su gran templanza, a la hora de las comidas. El primer día las preguntamos si las ayudábamos, Natalia nos contó que estaban disfrutando de su luna de miel y entre ellas el tiempo no corría.

    Me gusta

  3. Por la equidad

    – ¡Qué tarde se nos hizo! –exclamaste. Y olvidándote pronto del dolor de tus pies o del cansancio, caminaste las cuadras que faltaban, repartiendo comida, FORTALEZA y amparo…
    Siempre admiré tu TESÓN para llevar adelante las empresas más difíciles. Tu EMPATÍA ha logrado que entendieras sin palabras cada vez que algún otro necesitó una pizca de esperanza o JUSTICIA para calmar un poco su injusto desamparo.
    El mundo no lo sabe todavía. Sin embargo comprobé que existe, en la infinita TEMPLANZA de tus ojos, la posibilidad de entrelazar –de norte a sur– el milagro inesperado de lo humano.

    Me gusta

  4. Era la fortaleza y el tesón quienes guiaban sus pasos. Aunque se reforzaba con el sonido seco de sus tacones contra el suelo de mármol.
    Ni rastro de empatía o de justicia cabía esperar de aquellas gentes que, sin conocerla, la juzgaban y creían saber quién era en realidad.
    Nadie lo sabía. Ni ella misma.
    Habría que reinventarse. De nuevo.
    Solo necesitaba templanza y tiempo, ese que lo cura todo y ese que pone las cosas en su sitio.
    Lo demás vendría por añadidura.

    Me gusta

  5. El anti-héroe infame

    No era precisamente un héroe, no tenía Fortaleza, de Tesón, le faltaba kilo y medio. Además, le faltaba Empatía, (mostraba una enorme frialdad e insensibilidad ante la desgracia de su pueblo) y no tenía ningún sentido de la Justicia, (solo le importaba hacer más rico a los ricos), en definitiva, era justo la Templanza lo que hacía de él ser lo que era: un infame presidente y un miserable gobernante. Lo dicho, un ser totalmente antónimo y contrario a un héroe.

    Me gusta

  6. En estos momentos de decaimiento general la fortaleza es un valor en alza. Hoy podemos empezar a decir que somos más perseverantes que ayer, que creemos en las personas y en tesón que ponen en las causas solidarias que sacan adelante dedicándoles todo su tiempo y su energía. Como nuestra increibe Mar que nada más conocerla sientes una gran corriente de empatia hacia ella que hace que la sigas en todas y cada una de sus benditas locuras en la que con cariño y justicia te lleva si hace falta al otro lado del mundo para llevar su granito de arena, su herencia de un mundo un poco mejor.
    Hay que tener una gran templanza y un corazón bondadoso y limpio para hacer lo que ella hace.
    Gracias Mar por hacerme cómplice de todas y cada una de tus locuras

    Me gusta

  7. Con menos fortaleza que un jamelgo pero más tesón que nuestro más famoso y loco hidalgo arremetió contra esos raros aerogeneradores. “¡Alto ahí, que echará abajo tales carcasas, más empatía debería mostrarles, he de recordarle que hacen funcionar su cepillo de dientes, mi señor!”
    “¡Justicia, eso pido… y una pensión que sea barata que ya anochece, barrigón!”
    “Allá a lo lejos avisto una pero dentro de estas cabinas entramos, mire, no son apretadas”
    “Aquí nos quedaremos, además podemos cargar el móvil, templanza esta noche, mañana dormiremos en la pensión”

    “¡O no, señor, pues se están elevando!”

    “¡Pardiez, eran platillos volantes…!”

    Me gusta

  8.  “Fue un error”

    Fortaleza que sostiene espíritu y cuerpo,
    frente al escombro del destino.

    Tesón y empeño para virar el trayecto,
    y empujarlo hacia el camino recto.

    Suplicando empatía que acompañe y cobije.
    Compañeros de viaje y mudanza dolorida.

    Soledad de celda; prisionero…

    Sin miedo… con miedo.
    Huérfano de justicia que no llega.

    Y en lucha fratricida
    contigo mismo,
    desmenuzas tiempo que dilata y sangra.
    Que lento pasa,
    y sin pausa se va perdiendo.

    Y tú esperando,
    cuando toca esperar.
    Investido de templanza serena y muda.
    Ahogando lágrimas que no te permites.
    Tragando tu dolor de pie…
    esperando.
    Fue un error…

    Me gusta

  9. Ella aún no se lo creía, no se tenía a sí misma por inteligente ni triunfadora. Era una más en el cuerpo de policía; pero, aún sin saberlo, tenía fortaleza y tesón. No se rendía con facilicidad, hacía su labor y trataba a los demás con empatía, siempre al servicio de la justicia. Su carácter era reservado, altruísta y tranquilo. En ella dominaba la templanza. Aunque cuando le dieron aquella medalla al valor se alegró, Laika no acababa de creérselo. Le dió un lametón a su compañera humana cuando las condecoraron.

    Me gusta

  10. Sin propósitos
    Se miró al espejo y no le gustó la respuesta. Le sobrara humanidad, y se sentía carente de lo esencial. Decidió que en Año Nuevo no se propondría nuevos propósitos. ¿Para qué quería acumular tanto peso en el saco de la desesperanza?)
    Ya no le quedaba fortaleza. Se habia ido de vacaciones; y el tesón, enamorado de tanta fuerza se fue con ella.
    Recordó que Carmela, desde la sombra de la empatía, le aconsejó que se olvidara de todo, que no esperara justicia. Comprendió que tenía razón y aceptó emprender un viaje juntas con el timón de la templanza.

    Me gusta

  11. Acertijo 32

    Le nace del corazón,
    más en su noble cabeza,
    por natural condición,
    aflora ruda fiereza.

    Con fortaleza y tesón
    la muerte se despereza
    afilando su aguijón
    para quebrar su entereza.

    Sol y muerte y griterío
    y miedo y risa y caireles
    y en los ojales claveles
    y la sangre como un río.

    Lucha su lucha baldía
    sin esperar compasión,
    ni mesura, ni empatía,
    ni justicia, ni perdón.

    Adivina adivinando:
    Si lo quieres doblegar
    bien deberás manejar
    parada, templanza y mando.

    Me gusta

  12. Matías XXIV
    ( Epílogo)

    Aquel cuarto era su fortaleza. Escribiendo se sentía bien y a ello se aplicaba con un tesón que Mary tachaba de cabezonería y eso le molestaba. Habían perdido la empatía. Le apasionaba el poder que tenía sobre sus personajes, pero el incidente que acabó con la vida de Matías le disgustó. Aunque Morina se tomó atribuciones que no le correspondían, Matías quería venganza, no justicia. Morina les había ganado a los dos, pero si olvidaba su templanza, quizá, a través de Festus, las cosas volverían a su sitio.
    Frank desenfundó la pluma y, sonriendo, abrió, de nuevo, el bloc.

    Me gusta

  13. Escuchó impasible cuando aquel, sin nombre, le dijo que aquellos momentos eran para la fortaleza.
    Aún tenía vivo en sus brazos el recuerdo del cuerpo exánime del hijo bienamado.
    Tanto estudio y esfuerzo, empleados con tesón, para promocionar con el número uno.
    Cuánto amor a la Patria expresado con pasión y contagiado a todos con empatía.
    Sus ilusiones, sus proyectos, todo aquello con lo que el soñaba yacía ahora entre los pliegues de la bandera recibida y que ella regaba con silenciosas y ardientes lágrimas.
    Desgarrada, justicia clamaba al cielo.
    Templanza oía que su corazón le dictaba.

    Me gusta

  14. LA SALVACIÓN

    Cuando todos estábamos sentados en nuestros bancos, comenzó su sermón dominical con voz clara y potente. Nos dijo que debíamos tener fortaleza frente a las provocaciones de nuestros adversarios, que con tesón y sacrificio lograríamos la salvación, que para ello deberíamos tener empatía con nuestros compañeros ya que todos andamos el mismo camino y queremos el mismo fin la gloria eterna, y que estaba seguro que por una vez habría justicia, pero que para ello debería imperar la templanza en todas nuestras acciones.

    Al oír sus últimas palabras, muchos comenzamos a rezar, nos levantamos todos y, tras nuestro entrenador, enfilamos la puerta del vestuario hacia el centro del campo para comenzar el partido.

    Me gusta

  15. EMOCIONES

    Hacía mucho tiempo que su corazón se había convertido en una fortaleza inexpugnable. Le habían hecho tanto daño… a pesar del tesón que había puesto para que las relaciones funcionasen. Así que optó por encerrar sus emociones bajo siete llaves.

    Prefería actuar con empatía y que la justicia en sus decisiones fuese su único fin, que jamás tuviese que arrepentirse de ellas.

    Decidió que la próxima vez actuaría con templanza y no se dejaría llevar por los sentimientos, si no que antepondría la razón.

    Unos ojos que latían caricias, junto con unas manos que hablaban a besos, liberaron su corazón.

    Me gusta

  16. MI CUEVA

    Cuando el daño acecha, mi silencio es mi fortaleza. Alejada del mundanal ruido y la crueldad humana, escucho el eco de mi respiración encerrada en mi cueva, donde la oscuridad relaja los instintos y el frío aplaca el dolor.
    No hay tesón que rompa mi puerta ni empatía que penetre mis muros. Cuando la justicia muere ante mis pies, me visto de templanza y lamo las heridas en mi guarida.

    Me gusta

  17. PASO A PASO

    Paso a paso, la piel
    se va dilatando
    con pesares ya viejos
    en el almacén de las arrugas
    y, con mesura
    busca la fortaleza su acomodo
    conseguido con tesón
    al amparo de los años.

    Paso a paso, los huesos
    con arreglos y remiendos
    evitan la ausencia de empatía
    y en ella, por justicia,
    dormitan acuciantes dolores
    de desengaños y golpes,
    buscando resquicios de esperanza
    con paciencia y templanza.

    Paso a paso, la vida,
    Paso a paso, cenizas
    donde hubo llamas.

    Me gusta

  18. La fortaleza de las mujeres empoderadas y feministas y su tesón para cambiar las cosas y poder vivir libres y sin miedo, necesitan de la empatía de la sociedad, necesitan de la justicia, necesitan de las mujeres con templanza y valientes para acabar con el machismo y el estado patriarcal que nos oprime.

    Me gusta

  19. Necesitaba mucha fortaleza para seguir en ese trabajo: la violencia se masticaba en el ambiente, pero con su tesón lograría poco a poco sus metas.
    Siempre tuvo una cierta empatía con los más débiles, y ese grupito de alumnos era su objetivo. No podía ya con tanto insulto y agresividad; debería hacerse justicia de una vez por todas.
    Ni siquiera el director colaboraba, pues el en cierta medida también favorecía esas situaciones con su actitud altanera.
    Incluso los padres pedían mano dura con sus hijos.
    Se requería mucha templanza para no tirar la toalla.
    “Difícil tarea la del educador vocacional”

    Me gusta

  20. En cuanto sintió su presencia, los sólidos sillares de su fortaleza se diluyeron como terrones de azúcar en agua.
    Con desmesurado tesón intentó borrar todo resto de empatía hacia él. Corrió a refugiarse en su aislado círculo en el que una dura y exenta de justicia jugarreta de la vida, la había confinado. Inútil tratar de salir, cada intento terminaba en una dolorosa renuncia.
    No contó que el amor que por ella sentía, le dotaría de la paciencia y la templanza necesaria para, minando poco a poco sus muros, la luz volviera a llenar de sentido a su vida.

    Me gusta

  21. Ella nunca había dudado de su fortaleza para conseguirlo. Había demostrado que tenía gran tesón y fuerza de espíritu. Su gran empatía con los demás siempre le había granjeado una gran cantidad de amigos, que la aceptaban tal y como era.

    El problema era que no creía en la justicia, tal y como estaba planteada en su mundo. Y que no disponía de la templanza necesaria para acallar a su voz interior cuando veía que se cometía alguna injusticia.

    Por ello, y pese a los intentos de sus amigos por que no fuese así, terminó detenida por alteración del orden público, cumpliendo mayor pena que aquellos corruptos que tanto había despreciado.

    Sin embargo, lo había conseguido. Había conseguido ser ella misma por encima de todas las cosas. Y eso le hacía sentirse orgullosa.

    Me gusta

  22. Habían destruido hasta la última fortaleza pero el tesón de aquellos soldados hizo que las posiciones siguieran en el mismo sitio en que habían comenzado. Pronto llegó la navidad y el frente se cubrió de nieve. Los soldados salieron a cantar villancicos y la empatía hizo que por un momento los enemigos se hermanaran en un único canto, el canto de la alegría. Todos pedían justicia, paz, libertad…, pero un soldado no manda, obedece órdenes y con la templanza desapareció la nieve y los oficiales volvieron de nuevo obligando a los soldados a luchar. ¡Si se pudiera elegir contra quién!

    Me gusta

  23. UN LIDER NATO

    Marcelo nació con una malformación, una pierna más corta que otra; por eso cuando corría lo hacía de una forma una tanto cómica, como cojeando y saltando a la vez, despertando las risas de sus iguales.
    Cualquier pequeño en su situación hubiera desarrollado un sinfín de complejos que le hubieran llevado al autoaislamiento; pero en su caso sucedió lo contrario, su defecto le empujó a esforzarse al máximo, demostrando así su fortaleza y tesón. Cualidades emocionales que paulatinamente despertaron en todos un sentimiento de empatía que, en justicia fue transformándose en auténtica admiración por su firmeza y templanza de carácter.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s