ESCRIBE TU RELATO DE JULIO (III): CON LAS PALABRAS DEL VIOLINISTA JORGE STRAD @stradjorge

Esta semana, tenemos las Cinco Palabras del violinista Jorge Guillén Strad. Este músico compagina ser el líder de su banda STRAD y tocar en la banda que hace la Gira Mundial de Ara Malikian, que hoy hace parada en el municipio de Moralzarzal en la Sierra de Madrid. Strad coincidió con nuestra presidenta Mar Olayo en las instalaciones de Onda Cero Sierra y quien amblemente se mostró interesado en colaborar con nuestra Asociación de Escritores Solidarios.

El violinista  nos dio sus Cinco Palabras, para que nuestro escritores hagan sus relatos solidarios:

ARTE
ESCENARIOS
NIÑOS
PÚBLICO
CULTURA

Jorge Guillén Strad, un músico polifacético

STRAD es una banda que está formada por cinco músicos, que tienen como capitán de batalla al violinista Jorge Guillén Strad, violinista principal de las diferentes agrupaciones de Ara Malikian. “STRAD nace un poco de casualidad. Hace unos 4 años abrí una escuela de música y les contraté de profesores. En una fiesta de la escuela, después de tomar unas copillas, fuimos sacando los instrumentos, nos pusimos a tocar y aquello nos enganchó. Digamos que empezamos como muchas parejas… en una noche de fiesta loca”.

Un espectáculo único que combina clásico, rock, flamenco, jazz, electrónica. Todo ello con una asombrosa y potente puesta en escena.

El violinista Jorge Guillén no es nuevo en estas lides a pesar de su juventud casi insultante porque lleva ya más de 20 años pisando escenarios. Pero es con STRAD donde Jorge combina a su antojo todo tipo de música, haciendo del violín la voz principal de un grupo formado por cuatro inmensos músicos que también lo acompañan en escena Joaquín Alguacil (Guitarra), Tania Bernáez (Bajo Y Contrabajo), Julio Martín (Teclado), que sustituía a David García, y Vicente Hervás (Batería).

STRAD consigue en cada actuación uno de sus principales objetivos, romper el estereotipo de que el violín es algo serio y aburrido para convertirlo en el hilo conductor de un espectáculo lleno de energía y diversión. Y entre tema y tema Jorge Guillén cuenta el porqué de cada composición, porque cómo él mismo dice todo tiene un motivo, al igual que sucede con su música, que une simplemente porque enamora.

“Vengo de una familia de músicos; mi tío es violinista y lo mamé desde pequeñito. Me vino de rebote. Cuando nací la enfermera que me atendió le dijo a mi madre: tu niño tiene unas manos muy grandes, va a ser violinista. Empecé con tres años a tocar… Todo fue muy rápido. De hecho, mi primer disco lo grabé con ocho años, Ara Malikian fue mi profesor con 9 años, así que llevo casi 20 años llevo con él, desde que llegó a España. Me ha llevado por el “mal camino”, en el buen sentido. Me ha hecho cambiar el chip y es lo que le tengo que agradecer, que no me preocupe tanto lo que opinen de mí”.

Ara Malikian y su ‘Increíble Gira Mundial del Violín’

Ahora Jorge Guillén Strad estará hoy domingo, 15 de julio,  con Ara Malikian que llega a la Plaza de Toros Cubierta de Moralzarzal con “La Increíble Gira Mundial del Violín”.

La gira mundial de su último disco no para de sumar fechas internacionales por los cinco continentes. La segunda parte comenzó con dos conciertos multitudinarios en el WiZink Center de Madrid (Palacio de los Deportes) y el Auditori del Fòrum de Barcelona.

“La Increíble Gira Mundial de Violín”  en esta etapa grandes teatros internacionales: París, Londres, Beijing, Moscú, Mexico, Buenos Aires, Santiago de Chile…, y trasladará al público de los grandes recintos al siglo XVII español, con una cuidada escenografía basada en los corrales de comedias característicos del Siglo de Oro.

La autora del prólogo de este mes es de la contralto y jefe de cuerda de la Coral Cantoría, Maribel Álvarez Molina, que trabaja como administradora de Redes ADIF https://cincopalabras.com/2018/07/01/prologo-de-maribel-alvarez-molina-contralto-y-jefe-de-cuerda-de-la-coral_cantoria/. La causa del mes de julio es Asturies por África (AxA) es unaONGD sin ánimo de lucro que surge con la vocación de aportar nuestro trabajo en el camino de la superación de las desigualdades e injusticias en las que se ven sumidos los pueblos de África. https://cincopalabras.com/2018/07/01/la-causa-del-mes-de-julio-la-asociacion-asturiesxafrica/

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS

IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138

Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincoplabras.com

Anuncios

25 comentarios en “ESCRIBE TU RELATO DE JULIO (III): CON LAS PALABRAS DEL VIOLINISTA JORGE STRAD @stradjorge”

  1. MUSICA PARA EL ALMA
    Las cuerdas se deslizaban formando una melodía, el aire trasladaba su arte lejos de los escenarios para llegar a todo aquel que quisiera escuchar los acordes del alma. Solo eran niños y aquella música era su única guía hacía la libertad, porque aquellas notas les hacían transportarse hacia una realidad muy diferente a la que invadía sus pobres vidas. Los músicos no tocaban para si mismos, ni para el público, tocaban atravesando fronteras y culturas para llegar hasta el corazón de los más desvalidos mostrándoles que no están solos, que no están perdidos.

    Me gusta

  2. Sinfonía: Hilos de colores
    Es un arte vivir ¿quién no lo sabe?
    Cambian los escenarios, el vestuario, incluso los actores y sus diálogos.
    Los niños van creciendo y se convierten en jóvenes, adultos o mayores. El público no aplaude tan sólo los finales.
    Cada cual con su pluma, voz, pincel, creencia, aguja; bisturí, telescopio, lápiz, cincel, martillo; tiza, costumbre, copa, símbolo, ley o pala… artesano del mundo.
    Todos protagonistas que se conmueven juntos, ante el guión trazado, inevitable, en este lienzo (valiosísimo, inmenso, compartido): la cultura diversa de los pueblos.
    Es un arte tejer ¿quién no lo sabe?

    Me gusta

  3. Cuentacuentos

    Inma era una mujer fuerte y tenaz. No temía enfrentarse a carreteras nevadas en pleno invierno, ni recorrer cientos de kilómetros de curvas en su furgoneta. Tenía una imaginación portentosa y un arte especial para contar historias. Cada fin de semana se subía a los escenarios de los pueblos más inaccesibles para relatar cuentos a todos los niños. Su público eran pequeños seres llenos de ilusión que la miraban extasiados cuando narraba. Era su manera de conseguir que la cultura llegara a los rincones más remotos de la geografía española. Descanse en paz. La echaremos mucho de menos.

    Me gusta

  4. -La magia de mi arte navega por mis venas, traspasa los límites de mi piel y por mis poros sale hacia los escenarios como… ¡Gigantescos surtidores de magia!
    -Su teoría de las partículas mágicas es algo ridícula, nuestros detectores no hallan tales partículas.
    -Los niños son más sensibles a esta energía y… Mi mejor público.
    -Bien, ¿ellos podrían medir su poder en escalas cuantificables?
    -Doctor M, no todo se puede medir, no sea cuadriculado…
    -La cultura se mide, los números, las matemáticas… ¡las palabras!
    El Doctor M levantó la cabeza de sus notas y allí solo había…
    ¡Una bella mariposa!

    Me gusta

  5. ARTE – ESCENARIO – NIÑOS – PUBLICO – CULTURA
    Después de una reflexión con los compañeros de ARTES escénicas, observábamos que los muchachos tenían un gran problema. Les faltaba soltura para poder, expresarse al resto, en voz alta y hablar en clase para sus compañeros.
    Como actores profesionales, creamos un curso especial. Desde el ESCENARIO, ayudaríamos a los NIÑOS hablar con soltura y ser unos excelentes ponentes. Para su PUBLICO, compañeros, profesores, padres, para explicar sus trabajos.
    Serian prácticas, didácticas, desarrollarían, su potencial, dentro de su materia lectiva, y su CULTURA, crecería personalmente.
    Nos pusimos, manos a la obra, los muchachos estaban expectantes receptivos, por superar este reto.

    Me gusta

  6. RECUERDOS (con cariño)

    Tú, que de la mentira hiciste un arte,
    que niegas a diario lo que fuiste,
    que conmigo escenarios compartiste,
    tú quieres ser mi Juez… y fuiste parte.

    Tú, que el amor eterno me juraste,
    que sólo, siendo niños, me quisiste,
    que aquella juventud me hiciste triste,
    tú que de mí, ya tuyo, te cansaste.

    Tú que, lo que en privado me enseñaste,
    negarlo luego en público quisiste.
    Tanto negar, tú misma te has negado.

    Que si cultura alguna demostraste,
    fue de soberbia. Ahí, sobresaliste,
    tú, arpía abominable del pasado.

    J.Bris.

    Me gusta

  7. Elijo amarte
    y mi corazón se libera.
    Me elevo por encima
    de los sueños que nos esperaban,
    y creo una realidad acorde a tu alma y a mis defectos.
    Fragmentos de arte y confusión
    que exhala tu boca,
    haciendo que el deseo se concentre
    en un instante fugaz.
    Escenarios cambiantes que convergen
    en esta extraña realidad.
    Somos niños,
    tú y yo,
    en total soledad.
    Desnudos ante un público,
    carente de ternura.
    Cultura de la hipocresía
    que devora la fragilidad.
    Seremos valientes,
    seremos uno.
    Elijo amarte…

    Me gusta

  8. Era un crac en el arte de amargarse la vida. De todos los escenarios posibles siempre elegía aquel que le aportaba mayor negatividad. No soportaba la actividad ruidosa de los niños que jugaban en la plazuela donde, a duras penas, mantenía abierto al público su negocio de viejo, y para colmo, ahora un músico callejero se instalaba en la esquina con la intención, decía alguien, de aportar un poco de cultura a ese rincón olvidado por los munícipes locales.
    Tan apático vivía que no supo ver que los niños y la música serían, con el tiempo, su tabla de salvación.

    Me gusta

  9. SIGO CAMINANDO

    Sigo caminando persiguiendo
    la belleza,
    esa paz interior que subsiste
    entre la decepción y la luz
    donde el arte se esconde
    lejos de escenarios y,
    al margen del aplauso.

    Sigo en el baile y el silencio
    con la destreza
    propia del sufriente, sobrevive
    mi sonrisa infantil, sin acritud
    danzo con los niños, en sus juegos
    encuentro todo bello.

    Sigo, de sus miradas el destello,
    esa inocencia
    que el público no capta fácilmente,
    me sumerjo en la ilusión
    que los embarga, esa cultura
    que la curiosidad alcanza.

    Sigo caminando
    Viva, ilusionada.

    Me gusta

  10. La Paca

    Ella quería cantar, mostrar su arte, moverse con alegría por los escenarios del mundo entero. Quería ser el espejo donde se miraran niños, niñas o mayores ¿qué más daba la edad o situación que tuviera el público que la admirara o siguiera? Lo importante era crear cultura y no ser nunca jamás un o una cualquiera. Más poco duró su alegría, al primer concurso que se presentó, un señor (de cuyo nombre no viene al caso acordarse) sentenció para siempre: “niña, tu mejor vete a plantar melones”. Así acabó la carrera de “la Paca”, la extremeña que quiso ser romancera.

    Me gusta

  11. EL SONIDO DE LA ESPERANZA

    Paseaba su arte haciendo sonar las cuerdas de su violín por los escenarios más importantes del mundo. Pero esa tarde, su actuación no sería en uno de esos impresionantes auditorios. Tenía un talento especial para los niños, y hoy, tocaría sólo para ellos. A través de su música les transmitiría la cultura de su país de origen, y les llevaría un poquito de alegría, a ese lugar aséptico donde libraban su particular batalla contra la enfermedad.
    Lo recibieron como se recibe a un Ángel, con los ojos llenos de esperanza y de sueños. Y él, tocó como jamás lo había hecho… Hizo sonar la esperanza y bajó el cielo para ellos.

    Me gusta

  12. Pentatónico relato nos sugieren Mar y Jorge. ¡Qué arte tienen estos chicos! Deberían compartir escenarios: música y palabra fundidas en un lúdico espectáculo de niños grandes (o de jóvenes adultos si lo prefieren), dirigido a un público exigente pero humilde, con sed de cultura y vocación de lego, partícipe del infinito poder de la armonía. Ahí lo dejo.

    Me gusta

  13. El fútbol
    El arte tenía distintas representaciones, la más popular era el fútbol. Un equipo para meter gol debía conjuntarse, las jugadas bien trenzadas, incluso algunos remates por su plasticidad eran considerados algo bello y artístico, similar a la danza. El fútbol se practicaba en unos escenarios llamados estadios, los futbolistas eran los artistas y los niños aspiraban a ser como ellos. Parte del público iba al fútbol para descargar sus frustraciones, criticar al otro, en lugar de hacerse cargo de sus emociones. Así, las pasiones exaltadas y las faltas de respeto pasaron a ser parte de la cultura.

    Me gusta

  14. Y LLEGÓ SU HORA

    Ha llegado el momento de mi retirada. Son muchos años llevando mi arte, si así se puede llamar, por multitud de escenarios. Reconozco que con quien peor lo he pasado ha sido con los niños. Aunque, con cualquier público he aplicado siempre el método de no mirar nunca a los ojos, ya que hay miradas que matan.

    Al principio muchos se alegrarán de mi marcha. Dirán que era necesario un cambio de cultura en el mundo. Aunque, con el paso del tiempo, me echarán en falta. No podrán vivir sin mí. Clamarán por mi regreso.

    Pero, quien iba a pensar que hasta a la muerte le llegaría su hora.

    Me gusta

  15. TIEMPOS MODERNOS

    Todo lo que hice fue por amor al arte. Aunque pasaban los años y cambiaban los escenarios, los niños siempre eran mi mejor público. Me conocían por distintos nombres, dependiendo de la cultura y del país en el que estaba. Requerían de mis servicios a cualquier hora del día, pero cuando más me necesitaban era por la noche. Me dediqué a ello en cuerpo y alma. Jamás dejé de acudir a su llamada. Por mi parte recibieron una dedicación exclusiva.

    La llegada de otros me ha dejado tan obsoleto que me he visto obligado a retirarme. Ya ninguno teme al Coco.

    Me gusta

  16. “Contagiados de solidaridad”
    Aparente preocupación mostraba el cantante ante un público entregado, generoso en sus ovaciones, por el suculento aroma de arte, desplegado sobre los escenarios.
    Cultura cuyos beneficios irían a parar a niños mal nutridos, con preocupantes problemas de salud.

    Me gusta

  17. “Maravilloso gesto”
    Arte que atesoraba en cada uno de los escenarios, con un propósito claro: mejorar la vida de aquellos niños.
    El público congregado aplaudía aquella muestra de cultura con marcado carácter benéfico.

    Me gusta

  18. UN GRAN ACTOR
    El arte había formado parte de su vida, ya que prácticamente desde que nació, estuvo en los más variados escenarios de distintos países. Se había acostumbrado a actuar con otros niños, algunas veces cantando y bailando en musicales, o bien en piezas pequeñas donde él era el actor principal de la obra, generalmente destinada al público infantil. A medida que creció, también la dificultad de sus personajes y la importancia de las obras, se hizo más importante. Esto influyó en su cultura de manera esencial. Hablaba distintos idiomas, era versátil en los personajes que interpretaba y su proyección internacional, evidente.

    Me gusta

  19. Me enamoró tu mirada repleta de ARTE. Tú admirabas la luminosidad de Sorolla, yo bailaba una sonata con Kreutzer. Y creamos ESCENARIOS en las diferentes fases de la luna. Nos rozamos con versos, incluso alguna tarde, las palabras se desplazan de tu boca a la mía y como NIÑOS nos reímos ante los aplausos de un PÚBLICO inexistente. Nos empapamos con el agua de lluvia y nos cobijamos en el templo de la CULTURA. Nos amamos.-

    Me gusta

  20. Su sueño: hacer del ARTE de la música su aliado. Subir a los ESCENARIOS y hacer vibrar a quien quisiera escucharla, conseguir con el sonido de sus composiciones, lo que no había logrado con su dedicación a la pedagogía. Había vivido por y para los NIÑOS y quería que ellos fueran la parte más importante de sus recitales.
    Los lamentos arrancados a las cuerdas de su violín, unidos a las cálidas voces infantiles envolvieron al PÚBLICO como si de una fina niebla se tratara. Había conseguido su propósito; unir a distintas generaciones por medio de la CULTURA.

    Me gusta

  21. El Arte se encuentra en nuestro interior, nosotros tenemos la posibilidad de cultivarlo como hace cada artista, poseemos la cualidad de crear belleza desde los sentimientos sin tener que subirnos a los Escenarios.

    La inocencia cuando somos niños, es una preciosidad que cuando se encuentra entre el público hace qué se ilumine más el espectáculo. Una representación que se une a la cultura, ya que todo tiene un toque de arte y creatividad.
    La creatividad es una faceta del ser humano que es la base para el arte, el mismo arte que nos aporta la satisfacción en cada nueva creación

    Me gusta

  22. Inexplicable

    Tenía arte para matar y lo había hecho en distintos escenarios: Asaltando domicilios, esperando a las víctimas en portales… También con niños, aunque sólo había matado a dos. Había sido declarado enemigo público, pero fue un preso modélico. Le habían aislado para protegerle, por el asesinato de los niños, de la ira de los otros presos. En la prisión, con tesón y estudio, había adquirido una amplia cultura literaria. Hasta ganó algún premio de cuentos en la radio.
    Por todo ello le concedieron un permiso extraordinario. Cosas de la vida, el mismo día que salió de la cárcel volvió a matar. ¡Mala suerte!

    Me gusta

  23. Entre grises y negros.
    De la noche a la mañana, Damián abandonó la paleta, y se dedicó a las redes. Convirtió su nuevo oficio en todo un ARTE.
    Sin ESCENARIOS, ni bambalinas, donde había crecido, amado y odiado, se dedicó a enseñar a los NIÑOS, que eran su PÚBLICO predilecto. Tan inocentes, tan crédulos, tan sedientos de saber y conocer. Él les proporcionaba la CULTURA que necesitaban y todos eran felices.
    Pero, no todo era colorido. Algunos chavales crecieron entre el claro-oscuro de unas tácticas que les hacían odiar, sin saberlo, al nuevo pastor.

    Me gusta

  24. El vello a través de los años (Parte I)

    Fue cuando dejé el colegio, donde lo que más me interesaba eran las clases de arte, y me quité aquellos calcetines blancos y largos del uniforme, cuando noté el calor de las miradas. En todos los escenarios donde me movía, niños curiosos que antes me hablaban a los ojos, ahora no apartaban la mirada de mis senos, y niñas burlonas señalaban mis piernas. Me sentía examinada por un público que nada tenía que ver con mis amigos del alma. Fue entonces cuando descubrí el vello oscuro de mis piernas y la maldita cultura del “culto al cuerpo” que crecía entre nosotros.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s