ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE AGOSTO (III): FRANCISCO GONZÁLEZ, ESCRITOR.

Ecuador del mes de agosto y seguimos celebrando el cumpleaños de nuestra presidenta Mar Olayo, quien ha decidido celebrar su cincuenta y cinco aniversario apoyando y difundiendo el Proyecto de Alfabetización que estamos desarrollando desde Cinco Palabras, a través de Facebook.

Desde hace tres años Facebook permite hacer una campaña solidaria de donación en favor de una buena causa solidaria. Dos semanas antes de que llegue la fecha de la onomástica, Facebook recuerda al usuario que su cumpleaños está cerca y pregunta si quieres dedicar su aniversario a apoyar a una organización no gubernamental. El usuario escoge de entre las opciones disponibles y, durante el día del cumpleaños, todos los amigos de Facebook reciben una notificación sobre el evento.

Puede que no todos los contactos donen dinero, pero si se logra algo, desde luego es un donativo que no habría acabado ayudado a la causa de no haber aparecido por la plataforma. Agradecemos vuestra colaboración a todos los que habéis participado.
El dinero recaudado irá destinado al Proyecto de Alfabetización de Cinco Palabras.

EL PROTAGONISTA DE ESTA SEMANA ES FRANCISCO GONZÁLEZ GONZÁLEZ

Para la tercera semana del mes tenemos al escritor murciano Francisco González González, quien ha querido donar parte de la recaudación de su último libro, 'Cuando despertó', al Proyecto de Alfabetización de nuestra Asociación. Su primera novela es 'El desierto de Said', que puedes adquirir on line o físicamente.

Además, esta semana ha sido su cumpleaños, el pasado 12 de agosto, y en su cuenta de Facebook eligió a Cinco Palabras para recaudar fondos entre sus amigos de esta red social. Desde Cinco Palabras estamos muy agradecidos por su solidaridad.

Éstas son las palabras que nos ha enviado el escritor Francisco González González para los escritores solidarios de Cinco Palabras:

CRECER
DESPERTÓ
LUZ
MÚSICA
VIAJAR

Normas de CINCO PALABRAS para escribir un relato solidario:

1-. Extensión máxima 100 palabras.
2-. No se cambiará la posición de las palabras.
3-. No se modificará el género ni el número de las palabras proporcionadas.

*Por favor, revisad ortografía antes de publicarlo.
*Se eliminarán los relatos que no cumplan las normas.


(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 10€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

BANKIA

IBAN ES22 2038 2463 2460 0037 9336

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincopalabras.com

DESDE LA MANGA DEL MAR MENOR

El escritor murciano Francisco González (Cartagena, 1982) finalizó sus estudios como Técnico Superior en Telecomunicaciones y trabaja como responsable comercial desde hace quince años. Ahora, además, organiza eventos para empresarios y grupos de networking, siendo el trato con las personas lo que lo hace progresar personal y profesionalmente.

Músico autodidacta, amante de los animales y de los viajes, siempre está dispuesto a escuchar y a aprender, de forma reflexiva y empática. Se define a sí mismo como un hombre libre, sin prejuicio ni ataduras sujetas al convencionalismo de la sociedad. Creció entre libros, siempre leyendo, constantemente atento a las palabras y la forma ilimitada de combinarlas.

Su pasión por la literatura lo llevaba a imaginar nuevos mundos. Ha escrito desde niño pequeños cuentos y relatos cortos, hasta que se animó —queriendo explorarse a sí mismo— con esta novela realista con influencias sociales.

CUANDO DESPERTÓ

Desde que se divorció, Carlos está atrapado emocionalmente, siendo incapaz de relacionarse en pareja. Su vida y la del resto de personajes irán conectando para ir viviendo juntos su evolución como individuos y su desarrollo personal.

Tras producirse varios encuentros inesperados, investigarán en equipo para resolver la desaparición del hijo de su amigo, que se encuentra envuelto en una peligrosa red de narcotráfico.

Los protagonistas de esta historia, como también pasa en la vida misma, estuvieron la mayor parte de su existencia adormecidos en un profundo letargo, impidiéndose a ellos mismos descubrir lo que la vida podía depararles. Nunca es tarde. Es hora de despertar.

PRÓLOGO DEL MES AGOSTO: MAR ABASCAL

"Me pides que te escriba un prólogo. Me dices para qué es, y a mí se me hace sin remedio un nudo en la garganta y me ahogo en mi impotencia porque no puedo imaginar con qué palabras podría describir tanto dolor".

El prólogo de este mes es de la actiz Mar Abascal que ya nos dio sus Cinco Palabras.

CAUSA DEL MES DE AGOSTO: WANAWAKE

Wanawake Mujer busca fomentar la igualdad de género y apuesta por la visibilidad del trabajo de las mujeres como factor imprescindible para el desarrollo de las comunidades. Todo ello, desde varias áreas...

Trabajamos en países en vías de desarrollo, especialmente en el continente africano, y promovemos el papel de la mujer como motor del cambio social. Unas mujeres que están trabajando cada día para luchar por la igualdad y contra todas las formas de violencia de género.

"El proyecto de becas que tenemos en África es en Kenia con Tasaru Ntomonok", nos cuenta Mónica Batán, de Wanawake. Con Tasaru colaboramos en febrero de 2017 para luchar contra la Mutiliación Genital Femenina, una organización liderada por Agnes Pareyio, que ya nos dio, también las Cinco Palabras.

Entrevista a Mónica Batán (Wanawake) y África Sánchez (Escritora Solidaria de Cinco Palabras) de Juan Antonio Tirado

Así fue la expericia de Cinco Palabras en Kenia y con las niñas de Tasaru:

TERTULIA DE CINCO PALABRAS DESDE EL CONFINAMIENTO CON LOS ESCRITORES SOLIDARIOS

Juan Antonio Tirado, periodista, jefe de informativos de Onda Cero Sierra y Director de La voz de la Sierra, ha comenzado su iniciativa “TERTULIAS SOLIDARIAS de CINCO PALABRAS”, para dar a conocer a los Escritores Solidarios y todos aquellos que han colaborado en estos siete años de andadura y siguen colaborando.

En esta primera tertulia participan los siguientes escritores solidarios y colaboradores de Cinco Palabras:
Gracia Olayo
Soledad Olayo
Javier Olayo
Marga García Calvo
África Sánchez
Claribel Aránega
Lili Del Riego
Alicia Manzanares
Gabriela Vázquez

Visita nuestra tienda solidaria para adquirir la pulsera de Cinco Palabras PINCHA AQUÍ: Tienda On Line

Normas de CINCO PALABRAS para escribir un relato solidario:

1-. Extensión máxima 100 palabras.
2-. No se cambiará la posición de las palabras.
3-. No se modificará el género ni el número de las palabras proporcionadas.

*Por favor, revisad ortografía antes de publicarlo.
*Se eliminarán los relatos que no cumplan las normas.

*Si quieres mandar un audio con tu relato solidario leído por ti, evíanoslo a contacto@cincopalabras.com


NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincopalabras.com

NORMAS DE CINCO PALABRAS

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 10€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

BANKIA

IBAN ES22 2038 2463 2460 0037 9336.

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincopalabras.com

Para cualquier sugerencia: contacto@cincopalabras.com

22 comentarios sobre “ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE AGOSTO (III): FRANCISCO GONZÁLEZ, ESCRITOR.”

  1. La lluvia rego los campos, el agua la hizo crecer, despertó de su letargo a la semilla para germinar y buscar la luz elevándose junto a miles de congéneres.
    Con ellas creció y floreció aportando toda su belleza a la primavera acompañadas por la música de cientos de aves cantoras.
    Llego la calor que lo seco todo, los pajarillos se marcharon y ella invito a sus semillas a viajar con el viento hasta encontrar una tierra ideal para descansar y esperar a la lluvia.

  2. Después de la fiebre se sintió crecer al menos un centímetro. Cuando despertó y se puso de pie, lo notó. La luz del sol era demasiado radiante y corrió las cortinas para tamizarla y hacerla más amable. Puso música y muy despacio se acercó a la pared donde las pequeñas rayas horizontales anunciaban una estatura final claramente anormal, a pesar de este estirón insuficiente a todas luces. Sin duda existiría un país donde la gente no fuese tan alta. Decidió indagar y viajar hasta allí en cuanto supiera donde se encontraba y consiguiera el dinero necesario. Odiaba sentirse diferente.

  3. DESIDIA
    ¿Esto es crecer? Cada mañana esa idea punzante en su cabeza. Despertó, abrió los ojos y percibió incómoda la luz que invadía la habitación.
    Se abandona a la desidia. Siente imponente el hueco helado al principio de su estómago. Un agujero incapaz de llenar, que la obliga respirar a bocanadas inútiles.
    Un coche aparca en la acera y su música entra de sopetón en la habitación. La transporta a su niñez. A sus deseos irrefrenables de crecer para ser libre. Para escapar. Para viajar.
    Llora. La tiranía invisible del apego la convierte en esclava. No puede irse ni quedarse.

  4. Solo son sueños. N.N. – Día 155, 16 de agosto

    No paraba de CRECER, a lo alto y a lo ancho, brazos, piernas y cuello se iban alargando como ramas de un árbol gigantesco; tenía ya la cabeza tan alta que casi no se veía los pies. Entonces DESPERTÓ, con la respiración agitada, empapado en sudor, encendió la LUZ y sintió un gran alivio al comprobar que su cuerpo tenía proporciones normales. Puso un poco de MÚSICA y se preparó un café para entonarse. Tenía que hablarle al médico de esos sueños tan extraños que lo mismo le permitían VIAJAR por el mundo que lo convertían en un ser extraordinario.

  5. NAVEGANTE

    Desde un pequeño navío
    vio crecer inmensas olas
    en un mar embravecido.
    Mas no despertó su miedo.
    Surcaría aquellas aguas
    con arrojo y valentía
    aferrándose al timón.
    Navegante por la vida
    que busca la luz del Alba,
    y la música en el viento.
    A viajar acostumbrado,
    muy cerca de sus abismos,
    aprendió que el cielo llora
    cuando un sueño se nos muere.
    Y no lo dejó a la suerte…
    Enfocó su travesía,
    fue derecho al corazón,
    a decirle despacito,
    que el camino no está escrito
    si está todo por andar.
    Navegante por la vida…
    el que lucha hasta el final.

  6. Después de unos días, en aquella situación tan distinta que nadie entendía. Una mañana sintió la necesidad de crecer. Cuando se
    despertó, encendió la luz de su habitación y en sus sentimientos de una forma especial, se encontró con su música, la que le iba a hacer viajar hasta su bienestar.
    Un viaje que decidió compartir con las personas que tanto le habían ayudaron hasta aquellos días. Aún recuerda el despertar del primer día, una nueva energía salió desde su interior en forma de una de sus canciones más importantes que nuevamente le tendió la mano para disfrutar del camino

  7. Así había soñado sus vacaciones. Tumbada en el campo, viendo CRECER la hierba.
    Se quedó profundamente dormida y cuando DESPERTÓ no había LUZ.El sol se había ido dando paso a una oscuridad en la que solo brillaban el firmamento y las luciérnagas.
    La única MÚSICA que se escuchaba,era el canto de las chicharras y el correr del agua del riachuelo. Allí tumbada, y mirando al cielo, fue consciente de que algún día iba a VIAJAR a ese Universo, a encontrarse con sus estrellas, esas con las que se comunicaba cada noche, porque…. ellas ya se habían ido.
    ¡Todos seremos estrellas!.

  8. El tiempo del corazón

    De niña ansiaba crecer para ser mayor y conquistar la libertad, hasta que un día despertó y se dio cuenta de que la luz que entraba por la ventana resaltaba los contornos y hacía patente la oscuridad. Entonces, recordó la música y el poder de una canción que era capaz de hacerla viajar en el tiempo. Y comprendió que la luz y el sonido y los momentos habitan únicamente en el corazón.

  9. Él, no lo sabía.

    La luna le veía crecer cada noche mientras dormía.
    La fantasía de sus sueños le permitía jugar entre las nubes.
    El sol brillaba como nunca cuando despertó por la mañana.
    Sus ojos llenos de luz alumbraban su mirada.
    En su corazón una fiesta sin fin se celebraba.
    Escuchaba la música para viajar junto a su enamorada.

  10. Conociendo

    No soy una escritora solidaria, pero servir de mensajera para hacer llegar la ayuda brindada por ustedes, hizo crecer en mi el interés por conocer que es cincopalabras y despertó el deseo de compartir mi impresión.
    La labor, que con tanto amor y compañerismo realizan, dirigidas por Mar, se convierte en luz y música para todos los necesitados que ayudan, aliviando sus pesares y alegrando su existencia y les ayudan a abrir las puertas de la esperanza y comenzar a viajar hacia un mundo mejor.

  11. UN GIGANTE EN EL INSTITUTO
    ¿Cuándo dejará de crecer este niño? Con esas palabras entretejidas en su consciencia, el adolescente despertó. La luz que se colaba bajo la persiana incidía directamente en sus ojos por lo que los cubrió con la almohada y se dejó acariciar por la música de los trinos que llegaban del exterior. Deseaba poder viajar a lugares más amables, pero sabía que debía levantarse y hacer frente a la cruda realidad. Puso en pie sus tres metros de juventud y, agachado una vez más, se dispuso a emprender un nuevo día en un mundo que no estaba hecho a su medida.

  12. JUAN SIN MIEDO

    Desde pequeño, Juan demostró un gran interés por hacer cosas arriesgadas. Al crecer se despertó en él la atracción por los deportes de riesgo. Practicó todos los habidos y por haber: paracaidismo, jumping, puénting, escalada libre, parapente, esquí extremo, rafting, barranquismo, etc. No tenía miedo a nada, excepto a dormir con la luz apagada. Le producía una gran ansiedad. Eso y escuchar música al viajar, no lo podía soportar. En su última aventura se le juntaron ambas cosas en un mismo instante. Comenzó a sonar la marcha fúnebre cuando bajaron la tapa de su ataúd.

  13. “CAMPANILLAS AZULES”

    Puse la semilla en tierra fértil,
    Esperando verla crecer y convertirse
    en la enredadera de campanillas azules
    que tanto me gusta!

    Una mañana, la semilla despertó
    y había sacado una pequeña raíz…
    El tallo, no se hizo esperar y
    buscando la luz, salió a la superficie.

    “Música a mis oídos”…
    Cuando la vi, corrí a buscar el agua
    Para bañarla y refrescarla,
    para alegrarla!…

    Porque después de viajar,
    desde la tierra hasta donde podía respirar
    y recibir la luz,
    menuda sed tendría!…

    Ahora toca esperar, hasta que florezca!

  14. Nunca supo crecer como crecían los demás. Era un niño “raro”. Nunca despertó en él la curiosidad de dar patadas a una pelota e intercambiar cromos de futbolistas. Lo intentó e hizo todo lo posible para ser igual, pero no pudo conseguirlo.
    A él, le gustaba perderse con las nubes y bajo la luz del sol y las estrellas; escuchar la música que brindaba la naturaleza fue su gran pasión.
    Esta diferencia no era bien vista por sus compañeros de clase y le hacían la vida tan insoportable que un día decidió viajar y alejarse montado en una nube con forma de barco.

  15. Pasaba largas horas observando a través del ventanal y escuchando la radio.
    Con su cuerpo frágil, cansado y dolorido, poco más podía hacer.
    Amaba a su jardín. Uno de sus pocos pasatiempos era ver crecer sus plantas.
    Esa mañana despertó cuando la luz del amanecer apenas se intuía en el horizonte.
    La música emitida por la radio le era familiar; cada canción era una invitación a revivir sus años mozos, a viajar hacia su juventud.
    Cerró sus ojos aterrizando en aquella época dorada, disfrutando del momento, deseando quedarse así indefinidamente.

  16. Matando el rato

    Cuando paso por la floristería, me fijo, porque las prefiero, en las plantas pequeñas. Me gusta verlas crecer. Matas diminutas, para hablarles, cantarles, verlas desarrollar agradecidas y llenas de bondades. Ofrecen mil posibilidades para hacerte feliz.
    La última que llegó, “Flor de cera”, despertó en mi mascota albina, un creciente interés por las suculentas hojas. La olisqueaba y ponía ojos golositos indicando el incipiente deseo de comérsela.
    La puse cerca de la luz, para evitar la masacre y el gato desapareció del cuadro.
    Mientras, La música acallaba la insatisfacción de no poder viajar y el recuerdo de mi amiga ausente.

  17. MI QUERIDO LIRIO

    Si acaso consigues crecer
    con el caudal de mi llanto,
    hágase temporal de lluvia
    mi forma de llorar,
    pues nunca despertó el sol
    en mi regazo
    para secar mis lágrimas.
    Siempre ha sabido respetar
    mis sombras y mi luz,
    y yo tu crecimiento.
    Por eso sigue húmedo mi rostro
    cuando te observo,
    vigilo tus raíces, tus tallos,
    vigilo si tumba tus hojas el viento,
    pongo para que bailes, música
    a esos momentos
    en los que te acaricio,
    tú y yo mi querido lirio,
    tenemos el goce
    de viajar a pleno sol
    por todo el paraíso.

  18. Paseando por la costanera, te envuelve la brisa del rio, que a esas tempranas horas de la mañana te carga de energías, y sientes crecer en ti, toda la fuerza de la correntada.

    Desperto el sol, por detrás de las islas, y no tardo en llenar de luz todo el espacio, los habitantes ribereños iniciaban sus faenas, preparaban redes, para la pesca diaria, equipaban sus canoas con todo lo necesario y algunos ya partian rio arriba.

    Desde el almacen donde la mayoría desayunaba antes de partir, se escuchaba música litoraleña, para viajar en esas canoas, hay que conocer el rio

  19. El hombrecillo
    (Segunda parte)

    El pequeño hombre que vivía en un árbol un día empezó a crecer de nuevo. Entonces… El interior se le empezó a quedar pequeño, cada día estaba más incómodo y… más y… más, hasta que una mañana despertó y cuatro ardillas tuvieron que sacarle tirando de sus pies. Abandonó su apartamento por un sitio con más luz, espacioso.

    Su nuevo destino fue una cabañita de las montañas donde componía una dulce música que fascinaba al oso, a la cabra montesa, al águila… ¡Todos se alegraban!
    Y mientras el indefenso hombrecillo crecía soñaba con poder moverse y viajar como todos ellos.

  20. Crecer quiere la niña,con el deseo de así ya saberlo todo…
    La adolescente despertó en un mar de dudas e incertidumbres emocionales…
    Luz y música busca la adulta para recorrer su vida…
    Viajar en sus recuerdos, aníma a la anciana a continuar en plenitud…
    Amor, comprensión,risas,paz y sosiego en grandes dosis completan cada etapa de sus vidas.

  21. “Es hora de crecer un poco más”, una dulce y conocida voz despertó a Raquel haciéndole desperezarse hacia un nuevo día. Abrió la ventana dejando que la luz del sol salpicara sus mejillas. Sin duda alguna era la voz de su madre.
    Noelia entró sin avisar acompañada por la música de su móvil y, saltando sobre la cama, cantaba: ¡Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz! Mamá, vete a correr dos horas y cuando vuelvas tendrás una sorpresa que te hará viajar por el mundo de la magia.
    Siguiendo las órdenes de la pequeña, corrió los veinticinco kilómetros más emocionantes de su vida…

Escribe tu relato