ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE FEBRERO (III): Mónica de cossio, viajera, BLOGGer @mimochilamepesA, influencer y cooperante

En esta tercera semana de febrero, publicamos nuestra entrada semanal desde Uganda, lugar donde se ha desplazado nuestra presidenta Mar Olayo y el periodista Juan Antonio Tirado, para concer de cerca el proyecto de Be in África, que fue nuestra causa del mes de agosto de año pasado. Ahora esta organización está dentro del Proyecto de Alfabetización que estamos desarrollando en Uganda, Kenia, Tanzania, Togo y Sudáfrica.

En el viaje de ida, con escalas en Turquía y Ruanda antes de aterrizar en el aeropuerto de Entebbe (Uganda), a nuestros dos compañeros de Cinco Palabras les acompañó Mónica de Cossio, fundadora junto Matilde Cano de Be In África. Además de cooperante, De Cossio es viajera, blogger 'Mi mochila me pesa' e influencer en el mundo viajero. "Tras volar casi 40 años al jubilarme he seguido viajando Este blog es el resultado de mis aventuras viajeras", apunta.

Mar Olayo junto a las fundadadoras de Be In África, Mónica de Cossio y Matilde Cano, junto a las trabajadoras sociales ugandesas.

Durante estos días en Fort Portal (Uganda), donde está la sede de Be in África, Mar Olayo y Juan Antonio Tirado han visitado los centro escolares donde están los niños que apadrina esta ONG española instalada desde hace dos años en esta localidad ugandesa, a la que se ha desplazado de forma permanente Matilde Cano, para tutelar todo el proyecto que llevan a cabo con más de sensenta niños y niñas escolarizados y con ayudas a sus familias, intentado mejorar la vida de la Comunidad, en la que está muy integrados.

La Asociación de Escritores Solidarios Cinco Palabras se ha hecho cargo de las becas 2020 en Uganda de Patrick, Daphine y Scovia a través del Proyecto de Alfabetización. En el caso de Daphine y Scovia empiezan en la universidad, cursando las carreras Administración de Empresas y Magisterio, respectivamente. Mientras que Patrick va a ingresar en un Centro de Educación Especial.

Mónica de Cossio nos da las palabras en 'Ride 4 A Woman', que es una ONG de mujeres que tiene 300 miembros y las empodera enseñándoles habilidades que pueden usar para ganarse la vida. Se puede pasar un día con las mujeres y aprender a tejer una canasta simple, aprender a cocinar una comida tradicional o aprender a cavar con una azada. Se puede pasar un día entero o solo unas horas con las mujeres. Es una gran experiencia y una muy recomendable en Bwindi, el lugar donde se encuentra el Bosque Impenetrable lugar donde se encuentrar los gorilas protegidos de Uganda.

Éstas son las Cinco Palabras de Mónica de Cossio, pertenece a la ONG Be in África, para nuestros relatos solidarios:

VIAJE
MOCHILA
ALBERGUE
GORILAS
AVENTURA

(*) Escribir el relato solidario con tres premisas:

1-. Extensión máxima 100 palabras.
2-. No se cambiará la posición de las palabras.
3-. No se modificará el género ni el número de las palabras proporcionadas.

*Por favor, revisad ortografía antes de publicarlo.

UNA AVENTURERA POR EL MUNDO

Mónica de Cossio se define en sus Redes Sociales como "Viajera jubilada apasionada por rutas fuera de lo común. Mi debilidad es África. Bienvenidos a mi blog".

PROLOGUISTA DE FEBRERO

Marietta Villa, prologuista de febrero

Marietta Villa
Sobrecargo de IBERIA.

Hija del payaso Pepe Tonetti. Nació, vivió y trabajó en el Circo durante 20 años y ahora vuela desde hace 30.

Cuando pedimos a Marietta que nos enviara una pequeña reseña de su vida, nos contestó con humildad:

“De mi no pongas nada en especial, no creo que tenga relevancia en comparación con lo que hacen estas personas. Ahora mismo solo me siento alguien con suerte por recibir su cariño y consideración. Es que hablar de mí en esto, sería romper la mágia. Yo lo siento así.”

Porque ella es quién nos propone a las Esclavas de Cristo Rey de Caracas, Venezuela como la causa del mes de febrero.

"Por suerte hay quienes se permiten ese compromiso con la vida y con los demás. A todos ellos, a mis Hermanas/amigas de Caracas 'heroínas sutiles', a los escritores solidarios de que adornan el mundo con su expresión artística y talento, a Mar Olayo por el espacio creativo, libre y de Unidad que es 'Cinco Palabras'… mi corazón agradecido.”

LA CAUSA FEBRERO: LAS ESCLAVAS DE CRISTO REY

Este mes de febrero del año 2020 queremos dar visibilidad al trabajo que realizan en Caracas, Venezuela las Esclavas de Cristo Rey, una congregación fundada en España en los años treinta y cuarenta del siglo pasado.

Desde 1973, la congregación ha asumido diversas obras sociales y de inserción en barrios marginados de Barquisimeto. Unas han desaparecido y otras dieron paso al actual proyecto educativo CECAL y a la casa de retiros “Cristo Rey” en Pocitos. CECAL se constituye en una instancia sanadora de heridas psicológicas, espirituales y morales de los jóvenes que allí encuentran acogida. Además de capacitación laboral en diferentes áreas, reciben la oportunidad de reconocerse y valorarse en su dignidad de personas e hijos de Dios. Con el apoyo de Fe y Alegría, van ampliándose cada vez más las opciones de capacitación en áreas de fácil acceso al mundo del trabajo, del que, ordinariamente, son excluidos. Fundamental ha sido, durante 34 años, la experiencia de los Ejercicios Espirituales a laicos, que propician un compromiso cristiano más maduro y efectivo, dentro y fuera de las comunidades eclesiales de base (CEBs) que conforman. 

1. CECAL Cristo Rey, Barquisimeto

Centro Educativo de Capacitación Laboral "Cristo Rey" 
Barrio Municipal Cerritos Blancos 
Aptdo. 926 
TEL +58  (251) 266 64 67 / 65 51

2. FUNDACIÓN MADRE MARÍA LUISA CASAR

Barrio 24 de Marzo - La Bombilla.   PETARE - CARACAS

DE PARED A PARED EN PEÑALARA (COLLADO VILLALBA - MADRID)

“Mar Olayo, presidenta de Cinco Palabras, se encuentra en el Colegio de Educación EspecialPeñalara, desarrollando una iniciativa artística y solidaria en colaboración con Román Clemente Magán, director de la Coral Cantoría y vecino de El Escorial, denominada DE PARED A PARED.

El objeto de esta iniciativa es concienciar a los estudiantes para que apoyen la cultura y la educación en niños que no tiene recursos para estudiar.

DE PARED A PARED es una iniciativa multidisciplinar que aúna literatura, pintura, música, escultura y baile. A partir de un cuento llamado 'La Princesa Fridolina' creado por Juan Francisco Mencía, escritor solidario de la Asociación Cinco Palabras, el maestro Román Clemente Magán ha diseñado un mural. Ambos, cuento y mural, han sido creados específicamente para el CEE Peñalara.

Mientras personal docente del centro, madres de alumnos y colaboradores de Cinco Palabras pintan el mural en la pared cedida por el colegio,
• Enrique Pérez Rioja, actor y colaborador de Cinco Palabras, interpreta el cuento,
• La voz y el piano de la Coral Cantoría (Almudena y Olegario Olayo) interpretan música, y
• Los alumnos realizan esculturas o bailan con las bailarinas de Cristy’s Team, vecinas de Colmenarejo.

LA PRINCESA FRIDOLINA

El CEE Peñalara ha sido el pionero, pero la iniciativa DE PARED A PARED se llevará a cabo en máscolegios de la Comunidad de MADRID con la intención de que haya intercambio de alumnos entre centros, para que puedan conocer los otrosmurales. Cada colegio tendrá su escritor solidario, su cuento y su mural.
Cada colegio apadrinará uno de los niños y niñas que Cinco Palabras ayuda a ser escolarizado. DE PARED A PARED es una de las iniciativas que se desarrollan dentro del Proyecto de Alfabetización que promueve la Asociación Cinco Palabras en Togo, Sudáfrica y Kenia. “

ENTREVISTAS “DE PARED A PARED”

DE PARED A PARED EN APASCOVI (COLMENAREJO - MADRID)

Este mes de junio también hemos realizado una nueva edición de 'De Pared a Pared' en esta ocasión con la Fundación APASCOVI. Este proyecto es una iniciativa multidisciplinar que aúna literatura, pintura, música, escultura y baile.. y que este mes de junio ha llegado a Colmenarejo a la Fundación Apascovi.

El príncipe Escarmentado

Mientras que los miembros de Cinco Palabras, encabezados por Román Clemente Magán y Mar Olayo, pintaron el mural alegórico al cuento de Juan Francisco Mencía 'El príncipe Escarmentado' en una pared del Centro Ocupacional de Colmenarejo de la Fundación APASCOVI, se interpretó un cuento con la voz de Enrique Pérez Rioja. Al vez que las bailarinas de la Cristi's Team al son de voz y piano de Almudena y Olegario Olayo bailaban con los usuarios del Centro, como ya ocurrió en Colegio Peñalara de Collado Villalba.

Esta iniciativa se desarrolla dentro del Proyecto de Alfabetización que promueve la Asociación Cinco Palabras en Togo, Sudáfrica y Kenia.

Radio de Cinco Palabras

RADIO CINCO PALABRAS
Equipo de RADIO CINCO PALABRAS.

Ir a descargar este audio de RADIO CINCO PALABRAS

NORMAS DE CINCO PALABRAS

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 10€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

BANKIA

IBAN ES22 2038 2463 2460 0037 9336

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincopalabras.com

Para cualquier sugerencia: contacto@cincopalabras.com

Anuncios

25 comentarios sobre “ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE FEBRERO (III): Mónica de cossio, viajera, BLOGGer @mimochilamepesA, influencer y cooperante”

  1. Era una duda para cuánto tiempo, pero cuando inició el viaje todo su equipaje era una maleta y su bolso de cuero, porque bien conocía que lo más pesado era la mochila de su pasado. No tenía rumbo fijo, tan sólo el primer albergue donde hospedarse cerca de los gorilas que tanto le habían cautivado la primera vez que visitó el Museo de Ciencias Naturales, al que volvía siempre que podía. Ahora lo que necesitaba era tiempo y distancia para comenzar la nueva aventura que la vida le ofrecía.

  2. El VIAJE comenzó en ese primer momento que soñé estar entre el verdor húmedo de la selva.
    Até mis botas a la MOCHILA, que contenía lo justo y necesario: Dos mudas completas, un botiquín, jabón, pastillas para hacer potable el agua, toalla y la manta.
    Al llegar, observé que el ALBERGUE estaba a una considerable distancia.
    Me preguntaba: ¿lograría ver en la espesura a los fascinantes GORILAS?
    Reflexioné sobre nuestro trascendental papel como humanos para con los seres vivos y el planeta.
    La AVENTURA apenas comenzaba y aunque tenía ampollas en los pies, no desfallecería hasta alcanzar tocar ese sueño.

  3. LA VISITA

    Saber que venía para quedarse era superior a mis fuerzas. Desesperado, me imaginé que salía huyendo, iniciando un extraño viaje: con una mochila al hombro subía a un tren que me llevaría lejos de allí. En aquella película, me escondía en un albergue. Pero mi mujer no se daba por vencida y enviaba un auténtico ejército de gorilas con la “invitación” de hacerme regresar. La aventura.terminó pronto. De vuelta a casa, no tuve escapatoria posible. Con un hilito de voz saludé a mi suegra.
    – Hola, Gertrudis, ¿como estás? Me alegro tanto de verte…

  4. Emprendimos un nuevo viaje, para evitar que nuestra asistenta personal, tuviese que cargar con la mochila y llevar a Sara decidimos llevar en las rutas diarias, en mi mochila lo imprescindible y el resto dejarlo en el albergue.
    En este viaje teníamos la oportunidad de disfrutar yendo a una reserva de gorilas. Justo antes de empezar la aventura, Sara me miro… No, ¿Y que hacemos? Sabes que nos ha costado mucho que nos dejasen hacer esta excursión por nuestra movilidad reducida. Me llevo unos pañales de más en la mochila y si es necesario te cambia. Disfrutemos de la excursión

  5. DIDÁCTICA
    Lo más engorroso de un viaje es preparar el baúl, la maleta o la mochila. Siempre tengo la incómoda sensación de olvidar algo fundamental que no será posible encontrar en el albergue donde me hospede. Aunque preparo una lista que repaso mil veces, no puedo evitar la intranquilidad.
    Mi familia suele burlarse (obviamente, ellos no preparan el equipaje):
    — Te olvidas el matamoscas, papá.
    – ¿Has cogido el espantador de gorilas, cariño? –remata con sorna mi querida esposa.
    Este año he planificado una gran aventura “didáctica” en plan safari. Estoy deseando ver sus caras cuando lleguemos al campamento… de supervivencia.

  6. Desconcertado por la niebla que imperaba en el viaje, enfadado por perder la mochila y cabreado por no encontrar un albergue ni un pardillo al que timar, Alfonso se alegraba al menos de haber escapado de las balas de los gorilas a los que les vendió un Picasso tan falso, como una moneda de tres euros. Su vida era una aventura, una apuesta a la carta más alta; si fallaba, su lengua trilera lo arreglaba cual tahúr profesional. Algo le decía que no timaría a nadie más. Puede que fuera aquel portero al que todos llamaban, “San Pedro”.

  7. Dónde empieza el viaje? Cuándo naces? Cuándo sales al mundo? Quizás empiece acumulando vivencias y recuerdos en esa mochila que va contigo. Las risas, los abrazos, las historias que llevas dentro de ti cuando pisas ese albergue en donde te reciben con los brazos abiertos. Mirando los gorilas te quedas absorto pensando en lo poco que nos diferenciamos con esas conductas tan parecidas a nosotros. Disfruta siempre de la vida y de la aventura para sentirte vivo a cada instante.

  8. No imaginó que aquel sería un viaje sin retorno.
    Con su mochila cargada de ilusión, la doctora Dian Fossey se instaló, una vez más, en las verdes montañas de Virunga, hábitat y albergue de sus protegidos, los gorilas.
    Se había ganado su confianza estudiándolos pacientemente, interactuando con ellos y defendiéndolos de los cazadores furtivos.
    Logró desmitificar el carácter violento de los simios mucho antes de sufrir el brutal homicidio que puso fin a su arriesgada aventura.

  9. VIAJE – MOCHILA – ALBERGUE – GORILAS – AVENTURA

    Todos estábamos pendientes de hacer un VIAJE, especial. Todo nuestro equipaje, seria una MOCHILA.
    Íbamos adentrarnos en la selva africana. Nos ospedariamos en un ALBERGUE del poblado. Una veterinaria con un estancia de una década, viviendo en las entrañas de la selva, seria nuestra guía.

    Estábamos emocionadisimos,

    Llegamos a primera hora de la mañana, tomamos tierra en un pequeño aeropuerto descansamos 2 horas.
    Nos vinieron a buscar. Enseguida estábamos dentro de la jungla. Arboles gigantescos, forraje, maleza y escuchamos en silencio los primeros gritos de los GORILAS, moviéndose rápidamente en grupos considerables.

    Todo fue una AVENTURA fascinante.
    Repetiríamos el próximo año.

  10. Soñe con volar lejos, con conocer el mundo y un buen día emprendi viaje, pesaba más lo que deje detrás que mi mochila, con ligero equipaje y sin dinero hice autostop, cuando paraban y me preguntaban ¿ A donde vas? , hasta donde me puedas llevar, respondia.
    Mendigue para comer, dormi en bancos de parques ahora sin nombre las noches que hacía buena temperatura, si eran frías, un albergue para indigentes, donde encontraba siempre conversación y comida. Lugares para no escrupulosos a veces estaban más sucios que la jaula de los gorilas, pero en estos detalles esta la exencia de la verdadera aventura.

  11. En este viaje que es la vida
    carga siempre en tu mochila
    un pedacito de amor,
    unas migas de empatía
    y una cajita que albergue
    mil abrazos para regalar.

    En la selva de las calles
    no encontrarás
    ni guacamayos, ni gorilas,
    pero nunca puedes renunciar
    a la aventura de vivir,
    con quien te toque bailar.

  12. GUADAÑA BLANCA

    Para un viaje sin retorno
    pesa su mochila llena
    de tanto dolor y sombras.
    Sin un albergue en el Alma,
    ni un rincón que sea amable
    donde dormir esta noche
    de tantos cristales rotos.
    Un sueño inquieto atenaza.
    Pesadilla repetida
    donde los monstruos despiertan;
    son gorilas enseñando
    sus siempre afiladas garras.
    Una siniestra aventura
    vestida de polvo blanco
    destronó toda esperanza.
    Dama borrando el ayer
    que en esos ojos brillaba
    como un niño ilusionado.
    Embarrados ya los pies,
    no hay refugio para el hombre
    que equivocó el abordaje
    y ha quedado a la deriva
    en un viaje hacia la muerte.

  13. SOMOS TANTO Y TAN POCO!

    Llegamos a la vida
    en un viaje más corto
    de lo que pensamos,
    sin una mochila de afectos
    necesarios,
    y carencias, que no encuentran
    un albergue justo para quedarse
    y huyen dejándonos desnudos.
    No somos nada
    y somos todo el mundo,
    la ternura escondida en un espalda
    plateada
    se nos antoja grandiosa,
    somos un poco gorilas,
    somos por ello personas,
    somos todo, nada,
    solo seres humanos
    caminando por la vida.
    Una aventura en sí misma.
    Somos tan poco y tanto!

  14. PARA MÓNICA

    Con los ojos abiertos al asombro
    se carga de vivencias en cada viaje,
    en su tibio regazo mece la mochila
    con la que humildemente
    acarrea experiencias.
    Apenas llega
    y ya se está yendo,
    pero siempre, te hace sentir
    que la tienes cerca.
    Por ella, sabes más de los caminos,
    más de algún albergue,
    o las razones de la risa de un niño,
    más de naturaleza,
    de animales, de perros, de gorilas,
    en su alma aventurera danzan juntas
    la luz, las sombras, penas y alegría,
    porque ella es aventura,
    nada es para su espíritu, imposible,
    su lema, vivir, embriagarse de vida.

  15. «NOT DISTURB»

    Para aquel viaje a la selva africana solo necesitábamos una pequeña mochila. Dejamos el resto del equipaje en el albergue y nos adentramos en la espesura con el deseo de observar a los gorilas.
    Contemplamos a una manada en su desplazamiento en busca de comida, pero cometimos un error al dejarnos llevar por la ternura y querer acariciar a una de las crías. El macho dominante nos fulminó con la mirada, comenzó a gruñir y a golpearse el pecho.
    Salimos huyendo y aprendimos, con esta aventura, que los humanos debemos respetar el hábitat de estos primates.

  16. La llamé por teléfono desde la soledad de Las Hurdes: María, tengo el viaje que te había prometido. Aunque eres de maleta y tacón, lleva sólo la mochila que te regalé. Llénala con ilusión y unas zapatillas viejas.
    Cuando llegamos a nuestro destino, ella se llevó la primera sorpresa al ver un maravilloso albergue en medio de la selva.
    Después de instalarnos, un guía nos llevó al lugar donde unos ojos luminosos nos observaban: eran gorilas. Amanecía y nos quedamos extasiados ante tanta belleza.
    Cuando terminó el día, ella me dijo que nunca olvidaría aquella aventura.

  17. Partió de VIAJE con su MOCHILA de Dora la exploradora. No llevaba dinero. Le dio pena sacrificar su cerdito de los ahorros. Ya dormiré en algún ALBERGUE, pensó. No tenía miedo. Le acompañaba sus GORILAS de peluche. La AVENTURA llegó sólo hasta la esquina de casa, donde sus padres le dieron alcance con los ojos húmedos y en las manos aquella carta de despedida: Queridos papas, me voy a ver a los yayos al cielo. No me esperéis a cenar.

  18. Emprendí un viaje extraño, lo hice cargado con una mugrienta mochila que escondía a un gnomo perezoso y gruñón. A él le gustaba jugar al poker, y consiguió que entrase, agotado, en el albergue del borde del precipicio. El lugar era, en realidad, un casino clandestino y un puticlub protegido por tres gorilas: los guardaespaldas de las chicas. Ellos me vendieron los canutos, y así conseguí perder de vista al enano interior y cabrón que me enjuiciaba. Entonces empezó mi gran aventura: fue magnífico volar desde lo alto del barranco hasta estrellarme contra el asfalto de la carretera.

  19. CUANDO SEAS MAYOR

    Después del último viaje que le habían dado, acabó lleno de magulladuras. Se levantó del suelo del recreo y se sacudió las piedrecitas que llevaba clavadas por la piel. Aunque, le dolían más las que tenía incrustadas en el alma. Recogió la mochila de un charco y se subió a su habitación del albergue. Desde allí, oteó como, entre risotadas y aspavientos, los gorilas seguían burlándose de él. Sus padres siempre le decían: «Tienes que aprender a sufrir, para ser fuerte cuando seas mayor». Pero no aguantaba más. Entonces, abrió la ventana y grito: «¡Cobardes!». A continuación, en busca de su aventura final, se lanzó al vacío.

  20. Entre frondosa vegetación su viaje le llevó a un paraje con niebla, sacó de la mochila un poco de agua, bebió y vio a pocos metros una cabaña, al acercase un cartel colgaba: “Albergue para humanos”, abrió la puerta y para su sorpresa allí había gorilas uniformados, todos haciendo tareas diversas, estaban tan organizados que uno de ellos se le acercó y le dijo: “¿Le ayudo en algo?” “Oh, me perdí, ¿estoy en la Tierra?” “Claro que sí, ¿dónde si no?” “Mi nave se estrelló… ¿En qué año estamos?” Miró un calendario… “¡Imposible! Mi aventura espacial duró…

    Miles de años”

  21. -¿Cómo quieras que viaje con las manos en los bolsillos? Necesito una mochila, una maleta, algo adecuado…
    Mi amigo me miraba confuso, la morfina nublaba ya su entendimiento. Sobre el lecho blanco su piel se camuflaba cada vez más.
    – Allí no vas a necesitar nada. Es un albergue maravilloso donde te ofrecen lo que necesitas. ¿Para qué llevar equipaje?
    – Pero me han dicho que hay gorilas. ¿Y si me atacan?
    Sus ojos pedían respuestas y antes de que se cerraran para siempre dije:
    – No temas, será tu aventura más genuina. Ellos al fin y al cabo tampoco suelen llevar equipaje.

  22. Volví del VIAJE con la MOCHILA cargada de emociones.
    Habíamos recibido una lluvia torrencial, nos habíamos refugiado en un ALBERGUE, en mitad de una selva poblada de chillidos desconocidos.
    Habían aflorado nuestros miedos ancestrales y nuestras pasiones se habían disfrazado de sueños locos. Habíamos visto unos GORILAS, ajenos a nuestras miradas, jugando en los charcos. Irradiaban felicidad. Se esfumaron nuestros miedos, como las nubes, y habíamos sonreído con admiración. Contagiados.
    Habíamos llegado a la aldea para cumplir los sueños de esos niños y niñas, que con los brazos abiertos, anhelaban otra educación.
    Habíamos disfrutado otra AVENTURA solidaria.-

  23. LA ISLA DE LOS CORALES
    Organizamos un viaje a una isla de corales, buceamos durante todo el día y al terminar, guardé en mi mochila algunos recuerdos que el guía me permitió llevarme. Ya en el albergue después de una ducha fría, me dispuse a descansar; me esperaba de nuevo viajar a un lugar donde conocería los gorilas y su entorno. La aventura estaba garantizada. Va a ser un tesoro lo que acumule y las vivencias serán un inmenso documento para la tesis y por supuesto, el documental que estoy preparando.

  24. Después de un año gris, en el que todo me había salido mal, a Juan, mi mejor amigo, sólo se le pudo ocurrir organizar un viaje a África para todo el grupo. Desde luego, a mí no me animó.
    Íbamos a ir Juan, Carlos, Lucía, Andrea y yo.
    Sin mucha ilusión empecé con los preparativos, busqué la maleta, sorprendida de que fuese a ser usada…y compré una mochila para las rutas a pie.
    Juan me enseñó fotos del hotel al que íbamos a ir, pero debido a mí bajo estado de ánimo, me pareció un albergue barato.
    Allí veríamos leones, jirafas, gorilas…..
    Con Andrea quedé varios días para documentarnos más sobre la zona, aunque al final terminábamos hablando de cualquier otra cosa y hasta me arrancaba alguna sonrisa.
    Hasta que un día sin querer, nos besamos……..no habíamos partido, pero la aventura acababa de empezar.

  25. No bagaje

    El viaje era largo, pero no tedioso. No llevaba mochila, no la necesitaba. No quería estorbos innecesarios que entorpeciera su marcha. Muchos días, meses, años de entrega y dedicación. Muchas satisfacciones ahogadas por la ingratitud. Necesitaba limpiar su cabeza y su corazón y lo conseguiría.
    Cuando llegó al albergue, comprendió que el camino lo habían transitado antes que ella, gentes con sus alforjas repletas de desagravios que iban tirando por el camino. Aún les quedaba lastre. También a ella, no cabía duda.
    De madrugada, se calzó sus gorilas y se lanzó a la aventura con alguna traba menos.

Escribe tu relato