ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE OCTUBRE (I): @AlmudenaGrandes , escritora

Comenzamos octubre con las palabras de la escritora Almudena Grandes, la autora de Los pacientes del doctor García editada por Tusquets. Este es un fascinante thriller y novela de espías. La historia más internacional y trepidante de la novelista madrileña, escrita en 2017 y galardonada en 2018 con Premio Nacional de la Narrativa.

Nuestra presidenta Mar Olayo coincidió con la escritora Almudena Grandes en el Instituto Cervantes de Madrid en el recital ´Cantares para piano y voz emocionada´ de  Lucía Álvarez y Rosa Torres- Pardo que colaboraron con sus Cinco Palabras el pasado mes de junio.

'Cantares para piano y voz emocionada'  es un homenaje a las figuras de Rosalía de Castro y Federico García Lorca a través de la música y la palabra. Andalucía y Galicia estuvieron conectadas gracias a estos literatos y las dos artistas lo recordaron al público en un proyecto innovador que, anuncian, viajará por el mundo.

Éstas son las Cinco Palabras de la novelista Almudena Grandes para los escritores solidarios:

ASOMBRO
COMPAÑÍA
SOLEDAD
ALEGRÍA
ROJO

Almudena Grandes, novelista.

UN REFERENTE DE LA LITERATURA MADRILEÑA

Almudena Grandes (Madrid, 1960) se dio a conocer en 1989 con Las edades de Lulú, XI Premio La Sonrisa Vertical, y fue llevada al cine por Bigas Luna al año siguiente.. Desde entonces el aplauso de los lectores y de la crítica no ha dejado de acompañarla. Sus novelas Te llamaré ViernesMalena es un nombre de tangoAtlas de geografía humanaLos aires difíciles,Castillos de cartón, El corazón helado y Los besos en el pan, junto con los volúmenes de cuentos Modelos de mujer y Estaciones de paso, la han convertido en uno de los nombres más consolidados y de mayor proyección internacional de la literatura española contemporánea.

Almudena Grandes.

Varias de sus obras han sido llevadas al cine, y han merecido, entre otros, el Premio de la Fundación Lara, el Premio de los Libreros de Madrid y el de los de Sevilla, el Rapallo Carige y el Prix Méditerranée.

En 2010 publicó Inés y la alegría (Premio de la Crítica de Madrid, el Premio Iberoamericano de Novela Elena Poniatowska y el Premio Sor Juana Inés de la Cruz), primer título de la serie Episodios de una Guerra Interminable, a la que siguieron El lector de Julio Verne (2012), Las tres bodas de Manolita (2014) y Los pacientes del doctor García (2017; Premio Nacional de Narrativa).

Almudena Grandes es columnista habitual del diario El País y contertulia en los programas de la Cadena SER. 

"LA HERIDA PERPETUA", recopilación de diez años de labor como colaboradora en los medios de comunicación.

Nazareth Marina Albendea.

PROLOGUISTA DE OCTUBRE

"Por suerte, existen asociaciones que trabajan de manera desinteresada como esta, y personas como Mar, siempre dispuestas a ayudar y a sacar una sonrisa. GRACIAS. NO COMPRES, ADOPTA"

Nazareth Marina Albendea, compañera de vuelo de Mar Olayo, Iberia.

CAUSA DEL MES DE OCTUBRE

DOGS RESCUE CALASPARRA es una asociación sin ánimo de lucro dedicada al rescate, rehabilitación e inserción en familias de animales abandonados o maltratados, luchando cada día por sus derechos y por conseguirles una vida digna. Durante su estancia en la protectora les ofrecen cuidados, refugio, comida y les buscamos familia de ADOPCIÓN en Europa.

Adoptar animales que han sido maltratados y/o abandonados puede llegar a ser una de las experiencias más bonitas de tu vida. Serán fieles hasta el final y estarán eternamente agradecidos contigo por salvarle la vida.

Lanzan a través de su cuenta de twitter un mensaje de ayuda.

VIAJAS DESDE #MADRID A #CALASPARRA??? Nos donan pienso y algunas cositas más desde la PROTECTORA EL BOSQUE de Madrid pero no tenemos forma de traerlo. NOS AYUDAS A AYUDARLES???

NAOKI SALVARÁ A OTROS PERROS

Tras la muerte de nuestra perra Naoki por el estruendo de los fuegos artificiales de las fiestas patronales de Galapagar, nuestra amiga y dramaturga Paloma Pedrero escribió una columna en el periódico LA RAZÓN alusiva a este y otros muchos casos provocados por las explosiones de la pólvora de los fuegos de artificio.

Nuestra amiga Martín Elena María, también ha iniciado esta petición dirigida a Comunidad de Madrid para recoger firmas para Regulación de ruidos de petardos y pirotecnia en CHANGE.ORG

El ruido por petardos y pirotecnia ocasiona graves perjuicios a personas sensibles y a los animales. 

Cada año constatamos con tristeza los trastornos e incluso muertes que dejan a su paso. Vecinos que tienen que trasladarse en fiestas para no soportar estos desagradables sonidos, personas que sufren ataques de ansiedad, mascotas que huyen, son atropelladas y resultan heridas o mueren. 

Creemos que es posible divertirse sin perjudicar a otros y por ello pedimos una regulación de su uso, comprometiéndonos a colaborar en la solución. 

En muchos lugares ya se han tomado medidas y queremos sumarnos desde nuestra comunidad a estas iniciativas que hacen avanzar a las sociedades y que mejoran la calidad de vida de todos. 

Firma esta petición y comparte sí estás de acuerdo en buscar opciones que no molesten a personas y animales. 


DE PARED A PARED EN PEÑALARA (COLLADO VILLALBA - MADRID)

“Mar Olayo, presidenta de Cinco Palabras, se encuentra en el Colegio de Educación EspecialPeñalara, desarrollando una iniciativa artística y solidaria en colaboración con Román Clemente Magán, director de la Coral Cantoría y vecino de El Escorial, denominada DE PARED A PARED.

El objeto de esta iniciativa es concienciar a los estudiantes para que apoyen la cultura y la educación en niños que no tiene recursos para estudiar.

DE PARED A PARED es una iniciativa multidisciplinar que aúna literatura, pintura, música, escultura y baile. A partir de un cuento llamado 'La Princesa Fridolina' creado por Juan Francisco Mencía, escritor solidario de la Asociación Cinco Palabras, el maestro Román Clemente Magán ha diseñado un mural. Ambos, cuento y mural, han sido creados específicamente para el CEE Peñalara.

Mientras personal docente del centro, madres de alumnos y colaboradores de Cinco Palabras pintan el mural en la pared cedida por el colegio,
• Enrique Pérez Rioja, actor y colaborador de Cinco Palabras, interpreta el cuento,
• La voz y el piano de la Coral Cantoría (Almudena y Olegario Olayo) interpretan música, y
• Los alumnos realizan esculturas o bailan con las bailarinas de Cristy’s Team, vecinas de Colmenarejo.

LA PRINCESA FRIDOLINA

El CEE Peñalara ha sido el pionero, pero la iniciativa DE PARED A PARED se llevará a cabo en máscolegios de la Comunidad de MADRID con la intención de que haya intercambio de alumnos entre centros, para que puedan conocer los otrosmurales. Cada colegio tendrá su escritor solidario, su cuento y su mural.
Cada colegio apadrinará uno de los niños y niñas que Cinco Palabras ayuda a ser escolarizado. DE PARED A PARED es una de las iniciativas que se desarrollan dentro del Proyecto de Alfabetización que promueve la Asociación Cinco Palabras en Togo, Sudáfrica y Kenia. “

ENTREVISTAS “DE PARED A PARED”

DE PARED A PARED EN APASCOVI (COLMENAREJO - MADRID)

Este mes de junio también hemos realizado una nueva edición de 'De Pared a Pared' en esta ocasión con la Fundación APASCOVI. Este proyecto es una iniciativa multidisciplinar que aúna literatura, pintura, música, escultura y baile.. y que este mes de junio ha llegado a Colmenarejo a la Fundación Apascovi.

El príncipe Escarmentado

Mientras que los miembros de Cinco Palabras, encabezados por Román Clemente Magán y Mar Olayo, pintaron el mural alegórico al cuento de Juan Francisco Mencía 'El príncipe Escarmentado' en una pared del Centro Ocupacional de Colmenarejo de la Fundación APASCOVI, se interpretó un cuento con la voz de Enrique Pérez Rioja. Al vez que las bailarinas de la Cristi's Team al son de voz y piano de Almudena y Olegario Olayo bailaban con los usuarios del Centro, como ya ocurrió en Colegio Peñalara de Collado Villalba.

Esta iniciativa se desarrolla dentro del Proyecto de Alfabetización que promueve la Asociación Cinco Palabras en Togo, Sudáfrica y Kenia.

Radio de Cinco Palabras

RADIO CINCO PALABRAS
Equipo de RADIO CINCO PALABRAS.

Ir a descargar este audio de RADIO CINCO PALABRAS

NORMAS DE CINCO PALABRAS

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 10€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

BANKIA

IBAN ES22 2038 2463 2460 0037 9336.

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincopalabras.com

Para cualquier sugerencia: contacto@cincopalabras.com

Anuncios

29 comentarios sobre “ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE OCTUBRE (I): @AlmudenaGrandes , escritora”

  1. Al llegar otra semana más hasta Cinco Palabras, no he cabido en mi asombro, cuando he encontrado las voces: compañía, soledad y alegría, seguidas, me ha parecido un oxímoron y a su vez pueden llegar a construir una inquietante pregunta como está: ¿Quién puede llegar a querer la compañía de la soledad para alcanzar la alegría?
    En algunos momentos difíciles puede ser que la compañía de la soledad nos conduzca hasta una nueva fuente de alegría jamás imaginada y en donde lo trágico del color rojo no existe, dando lugar a la parte de la pasión y una intensa belleza

  2. La soledad vivió equivocada

    Sin darse cuenta, le fue creciendo el asombro.
    Cada tanto apoyaba la cabeza en el hombro
    de quienes se animaban a hacerle compañía.
    La soledad, un día,
    aceptó su derrota…
    Todavía se nota
    que le molesta un poco
    comprobar su alegría,
    pero deja de lado su ridículo enojo
    cuando aquel hilo rojo
    que nació en su lugar,
    comienza a desplegar
    la magia que la enlaza
    con el mundo ¡y la abraza!
    Y ahora que ha cesado su sorpresa,
    comprende que al final, resultó ilesa.
    Entonces, convencida, sugiere a los demás,
    que caminen con otros, al compás.

  3. Estilo 1940
    No sale de su asombro. A pesar del tiempo transcurrido, no comprende por qué ha sido abandonado… Impertérrito, bajo una capa de bronce, continúa esperando a ser recogido.
    Allí, en la sempiterna fila, hace compañía a tantos otros de tamaños y formas diferentes, que al igual que él, mitigan el sufrimiento de soledad, inmersos en una espera carente de alegría.
    Incluso él, de rojo natural que no teñido, el más bizarro, ha perdido intensidad a la intemperie, dura como la vida.
    Ahora, en blanco y negro, con la esperanza intacta, celebran a orillas del Danubio, otro aniversario de su pérdida.

  4. EL DÍA DESPUÉS

    A estas alturas ya nada le producía asombro. Encontrarse en compañía de aquella joven era lo mejor que podía haber soñado. No solo paliaba la soledad en los últimos años de su vida, sino que además sentía una inmensa alegría al verla deambular, casi siempre desnuda, por las habitaciones de la casa. Por desgracia no todo iba a resultar para él feliz y placentero. Lo encontraron inerte en su cama, rojo por tanto esfuerzo realizado, justo el día después de haber acudido al Notario para nombrarla única beneficiaria de su herencia.

  5. DING-DONG

    Estaba vistiéndose cuando oyó el timbre de la puerta. Preguntándose quien podía sería tan temprano, agarró un albornoz y salió al portal para ver con asombro una caja de cartón de la que asomaban dos orejas puntiagudas. Al momento adivinó la mano de su madre, cansada de aconsejarle compañía para mitigar su soledad. Nunca hubiera pensado que tener que ocuparse de otro ser que agradecía infinito sus cuidados le devolvería la alegría y la estabilidad, de forma que su hogar gris comenzó a teñirse de rojo vivo, amarillo sol, azul cielo y un verde esperanza que pronto encontraron su lugar.

    MVF©

  6. EL REGALO

    Recibí con asombro su regalo mientras me decían:
    -Mamá, ya verás, te hará mucha compañía
    Apenas me dio tiempo de replicar. Cuando se marchaban pensé con tristeza que nunca supieron lo que necesitaba realmente, ni que la soledad cada vez era más insoportable.
    Me miró con sus grandes ojos, y yo desde mi silla de ruedas, la miré sin saber que hacer o decir.

    Ya no los necesito, Luna me ha devuelto la alegría de vivir con sus húmedas caricias. Cuando paseamos le pongo el vestido rojo sobre su pelo blanco, y sonriendo nos saludan, todos los vecinos del barrio

  7. Todo está engalanado para las bodas de oro de mis padres.El día anuncia que estará a la altura del evento y lucirá sus mejores galas.
    Mi asombro es mayúsculo cuando veo acercarse a Carlos con paso decidido.
    ¡Viene en compañía!!
    Me sorprende que haya abandonado esa soledad que el siempre declaró elegida y yo adivinaba impuesta.
    Luce un elegante chaqué que combina perfectamente con la alegría que vislumbro en su mirada, su acompañante complementa el atuendo con un fajín rojo.
    Sin duda mis padres hoy entenderán, que esta
    ” salida del armario “es el mejor regalo que les puede hacer su hijo.

  8. Él, qué sabe

    Con asombro, el feje de mi compañía me sugirió que debería escribir un guión con más contenido emocional, mas triste, que llegara a herir, a rascar. Drama, quería drama. Dijo que mis guiones eran simples, hacían reír. Había que darle un giro a la actuación, captar a otro tipo de público.

    Él ignoraba mi soledad, mi tristeza y mi llanto nocturno antes de caer rendida. Mis guiones eran divertidos, cargados de alegría, ¡para qué iba a hacer de mi trabajo una prolongación de mi tristeza!
    Cuando se habría el telón rojo ante mis ojos, comenzaba para mi la vida.

  9. JUEGOS DE NIÑOS
    Ante el asombro de Doña Mercedes, Isabelita se plantó en el centro del salón, se levantó la falda y exhibió ante la concurrencia las braguitas de volantes que acababa de estrenar. No era de extrañar que la niña se comportara de manera un tanto estrafalaria delante de las visitas, ya que la única compañía a la que estaba habituada era la de su abuela. Acostumbrada a jugar en soledad en el enorme caserón de la familia, la llegada de sus primos segundos la llenó de una inmensa alegría y tiñó de rojo sus frescas mejillas.

  10. UNA NOCHE MÁS

    -Siente y vive la vida.
    -Ya lo hago -Susurró mirándole con asombro.
    -No vives… tan sólo sueñas.
    -Me falló la compañía, me atrapó la soledad y he perdido la alegría. Necesito que cada noche regresen los abrazos y los besos a mis labios. Sólo así puedo vivir.
    -Cuando uno muere no debería volver. Has de mirar hacia adelante.
    -¡Nunca! Mientras lo que siento siga vivo en mí… estaremos juntos.
    Y una noche más, igual que una ligera brisa la volvió a besar.
    Mas un rojo amanecer se cubrió de llanto, cuando él se desvaneció jurando… por ella… nunca más regresar.

  11. La España vaciada de los pueblos es galopante en todas las regiones.

    Los abuelos quedan cada vez más solos. Muchos se empeñan en no moverse del lugar donde nacieron y pacieron.

    A pesar de los grandes esfuerzos, encontramos una joven dicharachera, que estaba dispuesta a cuidar de mis abuelos.

    Con todo asombro, vimos que se adapto perfectamente. Su compañía y cuidados les cambió la vida.

    La soledad pasó al olvido. Solo había que ver sus caras de felicidad y alegría.

    Como antaño, despertaban con el canto del gallo de plumaje Rojo, para ejercitar sus cuerpos, andar y tener vida saludable.

  12. DING-DONG

    Estaba vistiéndose cuando oyó el timbre de la puerta. Preguntándose quien sería tan temprano, agarró un albornoz y salió al portal para ver con asombro una caja de cartón de la que asomaban dos orejitas puntiagudas. Al momento adivinó el regalo de su madre, cansada de aconsejarle compañía para mitigar su soledad. Nunca hubiera pensado que tener que ocuparse de otro ser, que agradecía infinito sus cuidados, le devolvería la alegría y la estabilidad; de forma que su hogar gris comenzó a teñirse de rojo vivo, amarillo sol, azul cielo y un verde esperanza que pronto encontraron su lugar.

    MVF©

  13. ¿POR QUÉ-S?
    ¿Por qué me causará tanto asombro descubrir una carta en el buzón?
    ¿Por qué cuando no hay suficiente compañía, recibir noticias del exterior es tan gratificante?
    ¿Por qué la soledad pesa tanto como los días plomizos y grises?
    ¿Por qué un minuto de alegría se valora tanto como un tesoro?
    ¿Por qué ya no me resulta tan llamativo el color rojo del vestido que llevaba el día que me dijiste adiós?
    ¿Por qué cuando se pierde la ilusión, duele tanto el corazón?

  14. Pequeñeces

    Despierta la vida
    con un gesto sutíl de caricia.

    (Y me asombro
    cuando las cosas pequeñas
    tienen grandes poderes)

    Me visto de luz y salgo
    sin más compañía que la soledad,
    sin más alegría que el rojo de mis labios…..

    Amanecí a la vida…con el sutíl batir de caricias….de un recuerdo eterno.

  15. VIVIENDO

    Me sigo nutriendo del asombro
    y de la compañía de los árboles,
    de la humedad de unos ojos
    en su emoción,
    me nutro del invierno, del otoño,
    de la sonrisa de una madre,
    del vaivén de los maizales,
    me nutro del corazón que sabe
    disfrutar su soledad
    sintiéndose volcán en erupción,
    guiñando el ojo a la alegría, esa,
    que tiñe de vida los instantes,
    esa vida que a veces se ensombrece
    para estornudar entusiasmo
    cuando las nubes bailan sin descanso.
    Me nutro de la lluvia,
    del rojo de las tormentas,
    del silencio y la caricia.

  16. Desde Noruega hasta Italia, pasando por el desierto norteafricano, “La nueve”, con Amado Granell al frente, obligó al mundo a inclinar la cabeza ante el asombro causado por la victorias de su compañía ante el ejército nazi. En lo más profundo de la intensa mirada del teniente Granell, permanece el orgullo de haber conquistado la morada del tirano, “el nido del aguila”. Cuando la soledad baila con la alegría de saber que las campanas de la paz mundial tocaron gracias a su infatigable lucha, lágrimas melancólicas recorren su rostro por el rojo sangre derramado por la libertad.

  17. EL PESO DE LA LEY
    Escuchó con asombro, aunque no se inmutó, la sentencia condenatoria del juez. Pasaría cinco años en prisión sin más compañía que la de otros reclusos.
    Pero él no se daba fácilmente por vencido, no viviría en soledad ni renunciaría a las comodidades de una vida disipada. Contrató a los mejores abogados y recurrió a los tribunales hasta que logró una reducción de la pena y el tercer grado.
    En su primera salida de prisión no disimuló su alegría. Ni los periodistas, con sus preguntas incisivas sobre aquellas malversaciones probadas, consiguieron teñir de rojo sus mejillas.

  18. SUEÑOS

    Está cansada. Tiene el cuerpo amargado y el alma rota. Se baja de sus tacones y se sienta en el sofá. Abre el sobre y con asombro vuelve a mirar la fotografía. Es su única compañía en medio de tanta soledad. Ha pasado tanto tiempo. Tal vez, pronto pueda darle una alegría. Cree que saldará su deuda y así, podrá traerla a su lado. Pone sobre la mesa un pastel, junto a la fotografía, le coloca cinco velitas y, entre sollozos, balbucea cumpleaños feliz.
    Se acuesta para intentar soñar con ella. Antes, echa las cortinas para que el reflejo del rojo neón, que parpadea en la fachada, no le recuerde su pesadilla de cada día.

  19. DESCONCERTADA
    Un día más, despierta con asombro al comprobar que él ya se ha ido. No fueron suficiente sus palabras ni sus llantos ni por supuesto su compañía. Era un caso perdido, lo tenía claro. A Lorenzo le gustaba la soledad y descargarse de responsabilidades. No resistía la vida familiar ni la alegría de los pequeños que con el tiempo ya no le echaban de menos, pero ella, que seguía queriéndolo, sufría y no sabía cómo actuar. Un día más, tachó en rojo en el calendario otra separación, otro abandono, otra huida.

  20. Cristina había abierto el buzón por costumbre. Sin embargo, no salía de su asombro. En esta ocasión, tenía una carta. El nombre del remitente le hizo temblar. Entró en su casa, dio un breve beso a su marido y se encerró en el baño. No quería compañía. En la soledad de las frías paredes leyó con alegría y añoranza las palabras que su antigua compañera de piso le dedicaba. Junto a la firma, la huella de unos labios rojo coral que la excitaron. Cerró los ojos y recordó su cuerpo desnudo bajo las sábanas que una vez compartieron.

  21. LA NUEVE, La Liberación.

    Negaron los franceses
    su propio asombro
    ante la hazaña
    de un humilde teniente,
    lo hicieron en compañía
    de un silencio culpable
    teñido de sangre,
    amparados, en un alba,
    promesa de luz y esperanza.

    Al mando de “ La Nueve”
    la libertad cobró vida,
    la soledad del olvido
    no consiguió el exterminio
    de la alegría recién nacida,
    llegaba la paz a las entrañas
    y ya no se teñían
    de rojo calles ni pupilas
    de tanta lágrima vertida.

    Granell el teniente, su apellido,
    Amado por nombre tenía,
    la libertad su silencio
    el silencio,
    nuestro orgullo y regocijo.

  22. No salgo de mi asombro, me lo habían dicho pero mejor ver para creer.
    Mi amigo Buenaventura en compañía de Soledad en actitud cariñosa .
    La alegría en la mirada de ambos era señal de amor correspondido.
    Si sus abuelos los viesen así, el de uno , rojo, el de la otra, facha, de ley y orden decía, siempre enfrentados y total ¿para qué?, al final ambos muertos , compartiendo descanso en las entrañas de esta tierra. Olvidadas sus razones y rencillas ahora el destino burlón conseguiría que sus descendientes compartieran la misma sangre.

  23. TAL PARA CUAL
    La foto reflejaba una mirada de tristeza y aburrimiento.
    Se percató, con ASOMBRO, de cómo habían cambiado los dos desde que estaban juntos.
    Recordó aquellos ojos siguiéndolo a través de los fríos barrotes, mendigando poder brindarle leal COMPAÑÍA a cambio de poner fin a su continua SOLEDAD.
    La ALEGRÍA que años más tarde irradiaban ambos al mirarse, confirmaba el acierto en esa decisión, crucial en la vida de aquel humano y de ROJO, su fiel amigo de cuatro patas.

  24. Para mi asombro la puerta estaba algo abierta
    dejando una rendija de luz,
    la empujé para mirar
    lo que nunca había podido ver…
    Allí estaba la compañía imaginada:
    Aquellos a los que nunca pude acercarme o conocer,
    estaban dialogantes,
    parecían que todos se conocían,
    algo que siempre ignoré.
    Sentí que mi soledad desaparecía
    como la oscuridad al amanecer
    y una nueva alegría me visitaba…
    ¿qué era aquello que estaba contemplando?
    ¿Acaso era un sueño?
    ¡No lo podía creer!

    Sentí una mano en el hombro:
    “Aún es pronto,
    algún día podrás entrar…
    a esta red social”

    Todo se volvió rojo…

    ¡Desperté!

  25. MIRANDO AL FUTURO

    Despertó de su sueño sobresaltada. Se asomó a la ventana y vio con asombro que, aunque apenas comenzaba el otoño, ya había caído la primera nevada. Los blancos copos arropaban la orfandad de los bancos del parque haciéndoles compañía. El aire olía a soledad. Su mente quiso seducirla con recuerdos del pasado, con la alegría de otros días más felices. Entonces, quiso inmortalizar la pureza de la nieve, en memoria de la suya, que ya no volvería. Tomó su cámara, y concentrándose en el inmaculado paisaje, apretó el botón rojo.

  26. El ASOMBRO agrandó los ojos de doña Vicen. Un aro en la nariz, dos en la ceja y una melena colorá enredada desde la primera comunión.
    – ¿Pero es usté quién me hará COMPAÑÍA?
    – ¡Claro! Le traje puré de verduras de mi huerto, rico y suave para sus llagas. También le tejí esta bufanda bien abrigada. ¡Vamos, venga, el sol no espera!
    En un santiamén la SOLEDAD de doña Vicen quiso bailar al son de la ALEGRÍA que trasmitía la jovencita de pelo imposible.
    ¡Al menos es color ROJO “geraneo”! pensó doña Vicen, y colgándose de su brazo, sonrió.

  27. El Otoño

    En el asombro del aire,
    el viento se menea a veces
    en ráfagas circulares,
    las hojas bailan en compañía.

    La soledad del tronco
    renueva su alegría,
    el revoloteo ocre, amarillo y rojo
    adorna la tierra baldía.

    Cristina Ruiz Perea

  28. Alguien me sigue en la oscuridad. No siento asombro al notar su compañía. El camino se alarga si el miedo crece. No temo la soledad de mis pasos acostumbrados a la incertidumbre del camino. La frontera está cerca y mi fe alimenta la alegría de saberme en un nuevo pais, la esperanza de una nueva vida. Ya no me quedan lágrimas, la rabia de un estómago vacío las ha sustituido. Ya no me quedan ganas de vivir en el hastío. Alguien me sigue. Quiero pensar que eres tú, padre, apoyado en mi hombro, alentando mis últimos metros al puente rojo.

  29. ROJO

    María miraba con asombro al joven voluntario que, como todos los jueves, había ido a visitarla. “Ni un anciano solo” era una ONG que promovía facilitar compañía a personas mayores para aliviar su soledad. Era la alegría de la semana y esperaba con anhelo que llegara ese momento.

    Se sentaban en la salita. María no se cansaba de mirarle, era un calco de Juan, su primer novio. Hablaban sin parar, hablaban de todo, de la vida, de religión, de política. La tarde pasaba volando.Todo le gustaba de él, salvo que lo encontraba un poco rojo.

Escribe tu relato