ESCRIBE TU RELATO DE Abril (II): Laura Vera, @mindalia_TV

En la segunda semana del mes de abril, nos da las palabras Laura Vera, periodista de Mindalia Televisión en Mindalia Solidaria, que la semana pasada le dedicó su programa a Cinco Palabras realizando una entrevista a nuestra presidenta, Mar Olayo. En sesenta minutos de conversación repasaron toda la historia de nuestra Asociación.

Éstas fueron las Cinco Palabras de Laura Vera, periodista, actriz y profesora de Artes Escénicas, para nuestros escritores solidarios:

CUÁNTICO
CONCIENCIA
MISTERIO
VIBRACIÓN
ESPIRITUALIDAD

Programa de Mindalia Televisión donde participó Mar Olayo.

CasaRM_Barcelona_logo

La causa del mes de abril es 'La Casa Ronald McDonald Barcelona'.

Imagina que tu hijo/a tiene una enfermedad grave y que en tu ciudad no existe el tratamiento que necesita y os mandan a Barcelona. Imagina que tienes que estar en el hospital, o cerca de él durante varios meses.

¿Dónde vas a vivir? ¿Cuánto va a costar? ¿Cómo lo vas a hacer?

En la Casa Ronald McDonald Barcelona (un proyecto de la Fundación Infantil Ronald McDonald) ofrecemos alojamiento gratuito a familias que vienen a la ciudad con un hijo/a con una enfermedad grave para ser tratado en los hospitales de referencia.

Disponemos de 15 habitaciones familiares, cocinas y espacios comunes, zonas lúdicas y aparcamiento, para que los padres y madres sólo tengan que preocuparse de lo importante: estar al lado de sus hijos/as ayudándolos a vencer su enfermedad.

Nuestra Casa influye positivamente en la recuperación de los niños y niñas, ya que les proporciona una residencia en la que poder llevar una vida familiar lo más normalizada posible, olvidándose por momentos de los tratamientos, jugando con otros niños y disfrutando de su infancia. Porque en esta Casa no tenemos enfermos, tenemos niños y niñas.

Desde el año 2002 hemos atendido a más de 4000 familias de todo el mundo ofreciéndoles un hogar fuera del hogar cuando más lo necesitaban.

El regalo de la cotidianidad es nuestra principal misión porque pensamos que, para un niño hospitalizado, tener a sus padres cerca es una parte importante de su recuperación. Con ese objetivo, desde 1997 en España, la Fundación Infantil Ronald McDonald se ocupa de construir y mantener hogares ubicados cerca de los mejores hospitales pediátricos del país: las Casas Ronald McDonald. Y también, desde el año 2018, las Salas Familiares Ronald McDonald dentro de los hospitales, que ofrecen la oportunidad de cuidar de sus hijos/as hospitalizados de forma más fácil en un ambiente más cálido que el que ofrece el hospital.

IMG_5310

El prólogo es de Xenia Rambla, la escritora de Puerto de Sagunto que quedó finalista del Premio Planeta 2018.

xeniarambla3
Xenia Rambla junto al ganador del Premio Planeta 2018, Santiago Posteguillo.

Nuestra prologuista de este mes es una escritora del Puerto de Sagunto (Valencia, España). Xenia Rambla, finalista del Premio Planeta de 2018 con su novela 'Mate', una obra donde se narran dos historias paralelas: una de ellas transcurre en Valencia durante el siglo XVI y la trama gira en torno a la desaparición de un incunable, mientras que la segunda parte del hospital Mount Sinaí en Nueva York, con una historia de intriga protagonizada por una neurobióloga y un arqueólogo que recorrerán el Vaticano y Paris hasta llegar a Valencia el siglo XXI y al final ambas tramas se entrecruzan. Según la autora esta novela es un thriller histórico, "con parte de novela negra, toques dramáticos, y ciertas dosis de cultura. Tipo best seller, trepidante, pero con diálogos y prosa poéticos en ocasiones. En otras novelas soy más versátil, desarrollo otros registros, sobre todo el psicológico, tratando de acercar la narrativa a la escritura emocional".

Xenia Rambla junto al ganador del Premio Planeta 2018, Santiago Posteguillo.

Xenia se define como "una mujer que ama la cultura y el arte casi tanto como mi ciudad. Escribo, pinto, soy actriz amateur, notaria, madre, psicóloga, mediadora, estudiante de historia de arte. Trato de aprender disfrutando y compartiendo todo esto con montones de amigos". Además recuerda que, "desde niña me refugiaba en los libros, escribía cuentos con ilustraciones que grapaba formando cuadernillos. Gané varios concursos literarios (Adena, Cruz Roja, Dupont y otros locales). Tuve dos grandes profesores aquí: Enrique Latorre y luego Ximo Cruz. Hace unos pocos años retomé la escritura con antologías en grupos de escritores: Valencia Escribe, Bibliocafé, Lab. Fui finalista en el Centenario del Olympia y ahora en el premio Planeta. Tengo dos novelas en marcha"

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS

IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138

Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincoplabras.com


Anuncios

23 comentarios sobre “ESCRIBE TU RELATO DE Abril (II): Laura Vera, @mindalia_TV”

  1. “Los besos que una vez me diste fueron a nivel cuántico: están y no están, tu conciencia flota en mí diluida cual azucarillo besos que no fueron ni serán, son aquí y ahora, alimentando, pero también más allá: en aquel sitio donde me los diste y más allá de constelaciones donde los dos no hemos estado, ¡misterio! Siento una extraña vibración, espera…” El orador desaparece pero… Sigue enfrente. ¿Dónde? ¡Con vibración diferente, con frecuencia amor que los enamorados ven aunque invisible para otros! Entonces… algunos solo escucharán ruidos estridentes que reverberan o claramente el discurso, palabras de espiritualidad… “Gracias, audiencia”

  2. Una semana más o una semana menos. ¿Quién sabe? De igual forma, ¿cómo podría utilizar el término “Cuántico”? una palabra que según he encontrado tiene relación con la física, ¿La Física? Creo que era una asignatura del colegio.
    ¿Y la conciencia? Mi conciencia sí que es un auténtico misterio, mucho más en este proceso por el que camino. Afortunadamente también siento una nueva y estupenda vibración, interna, que me quiere hacer llegar a conectar con la espiritualidad.
    Una espiritualidad, que cada vez la siento más cerca. Exactamente ¿Qué es la espiritualidad? Efectivamente es un terminó que no tengo muy claro.

  3. Galopa descontrolada la energía por mi cuerpo, como si de un rayo cuántico se tratara. La ausencia de conciencia en mi mente es un misterio, quizá por haber sido engendrado con todo el amor artificial de mis creadores. La última vibración me sacude y devuelve a la realidad. Sin lograr la perfección, consiguieron que en mi interior se produjera lo más parecido a soñar. Soy el último robot que vio un ser humano vivo, tal vez por eso arrastro conmigo los restos finales de espiritualidad. No tengo quien me repare..

  4. TAN SOLO UN INSTANTE ETERNO

    Fue nada más ver tu físico cuando mi rubor actuó de medidor cuántico; como si de física se tratara.
    Mis emociones revolucionadas lo elevaron a un rojo intenso.
    Tras un minuto que pareció eterno, perdí el aliento y recupere la conciencia que había huido en el primer suspiro.
    Allí plantada, solo podía pensar en cuál era el misterio que provocaba la vibración de todo mi cuerpo.
    Y aquí sigo después de dos años.
    Atrapada en tu halo de espiritualidad, sin querer escapar.

  5. LECCIONES DE VIDA
    En la clase de física nos han explicado hoy, donde y cuando se aplica cuántica o cuántico al hablar de fenómenos donde se mide la energía y es muy importante incluir la cantidad. Un poco de lío para mí que me siguen atrayendo más los comportamientos de la conciencia en general, tanto si se trata de un individuo o de una colectividad. La dosis de misterio que existe en el mundo actual, el cúmulo de vibración positiva y espiritualidad que desarrolla el ser humano a lo largo de su vida y las consecuencias que esto tiene para la sociedad.

  6. AÑO 2120

    Entre sus negras pestañas se abría un Universo cuántico que él podía descifrar. Tuvo conciencia de que aquel misterio traspasaría los límites programados, cada vez que Dasha le miraba y una vibración recorría todas sus conexiones.
    Pasaron los años y las intervenciones experimentales, no consiguieron parar el proceso evolutivo de envejecimiento que, como humana, le llevaría hasta la muerte.
    No era lo que se esperaba de un asistente de inteligencia artificial, pero él se negó a aceptarlo. Ser un androide no le impedía amarla.
    -En alguna dimensión paralela nuestra espiritualidad existe y seguiremos unidos. – Susurró ella en su último suspiro.

  7. ¡Soy un león, soy un león! se le oía gritar mientras jugaba con sus máscaras. Cuántico era un niño especial. La luz de sus hoyuelos hacía desaparecer cualquier sombra. Era vivo, enérgico, divertido y observaba con conciencia todo aquello que le parecía un misterio: el mundo. Un día, asomado a la ventana ávido de vida se cruzó con los ojos de Manuela. Una enorme vibración atravesó su cuerpo. La chica que cada tarde y de manera puntual visitaba aquella extraña casa, la casa de la espiritualidad, se había girado para sonreírle.
    ¿Vienes? – Le preguntó -.
    ¿A dónde? – contestó Cuántico –
    A meditar.

  8. – En el flujo cuántico de energía, está la conciencia de la materia cósmica.

    Con esta frase (que fue lo que ella entendió) el conferenciante saco de su ensimismamiento a Eva. No entendía nada de lo que acababa de decir, la ciencia era un misterio para ella, y por más empeño que ponía, no se aclaraba. La vibración de su móvil, en el bolsillo, le recordó que Juan la esperaba fuera, para ir juntos a una clase de yoga. La espiritualidad del profesor, le hacía sentirse bien. ¡ Esto sí qué lo entendía!

  9. Andiluvios oretanos

    16

    La zambomba

    Cuántico enigma no es,
    ni de conciencia o misterio.
    Su vibración al salterio
    poco se parece pues.

    No es de espiritualidad
    de lo que más alardea,
    ni al cántico de San Juan
    le sirve su melopea.

    Es instrumento de son
    plebeyo, pobre y vibrante
    no precisa de un botón
    que dé con su afinación
    y solo aguarda expectante

    Agua, que no otro brebaje
    y una mano remojada
    que firme y acompasada
    por la caña suba y baje,
    suavemente deslizada.

    Así podrás arrancar
    su ronca voz, el lamento,
    la tristura o el contento
    que encierra su retumbar.

  10. En un universo cuántico,
    donde lo imposible toma forma
    y la realidad se dibuja a pinceladas caprichosas,
    tu cuerpo se materializa y puedo abrazarte.

    Carita de algodón y labios de caramelo,
    tus pequeñas manos sostienen mi rostro,
    y retiran el velo de vergüenza y culpabilidad
    que el tiempo nunca se llevará consigo.

    La conciencia de un instante,
    múltiples versiones en las que pudiste existir.
    Pero no llegaste a ser y sin embargo
    eres tan real como cualquier otro.

    El misterio de tu nombre
    resuena en susurros.
    Una vibración que abate mi corazón
    y me hace buscarte en la inevitable espiritualidad.

  11. EL AYUNO
    Desde que murió papá, mamá ha ido abrazando diferentes credos que repercuten en nuestros estómagos.
    Primero se dedicó a la ciencia y al universo cuántico. Apenas comíamos con sus experimentos de “nouvelle cuisine”. Después elevó su conciencia hacia el misterio de la existencia. Fue la etapa en que nos escondía los dulces y nos dejaba sin postre. Recientemente ha entrado en una fase de vibración de energías esotéricas y se dedica a alinearnos los chacras y a la cocina vegana.
    Mis hermanos y yo solo esperamos que llegue la Cuaresma, por ver si cambia su espiritualidad y nos zampamos un buen potaje de garbanzos con bacalao .

    1. NO SE MIDE EL AMOR

      No hay alteración posible
      en las entrañas
      de quien dice amar
      bajo unas directrices,
      no me lo creo, es imposible,
      no se mide el amor,
      no se mide,
      el estado cuántico
      en el que se vive
      al amar,
      sin tiempo, sin conciencia…
      es el misterio más sublime
      en el que la vibración
      te consume,
      la energía vive
      en la órbita de tu cerebro,
      en la fuerza de tus extremidades,
      en tu mirada,
      en tus sueños, todos factibles.
      Es la vida misma
      en ti representada.
      eres noche, eres mañana, eres,
      la espiritualidad real del alma
      en un cuerpo que ama.

  12. Las calles de la ciudad al amanecer de esta mañana de enero de 1903 parecen un ejercicio de mecanicismo cuántico. Unos niños caminan custodiados por dos adustas mujeres que sin conciencia les regañan por gimotear, por ir despacio y dificultar el paso al resto, mientras me pregunto con misterio si serán los mayores de sus hermanos, condenados a ir a trabajar con tan pocos años, aunque en mi corazón una vibración me dicta que son los más pequeños pues en sus familias ya no hay dinero para que puedan asistir a la escuela, ni siquiera para poder proteger su espiritualidad.

  13. Vibrando a distintas frecuencias…

    Las conversaciones profundas parecen muchas veces fortuitas, como los encuentros, pero yo siempre he creído que nada es azar y el misterio reside en nuestra propia vibración que nos lleva a encontrar resonancia con aquellas personas que, simplemente, emiten la misma onda. Puedes llamarlo espiritualidad o química porque, en realidad, ninguna de las dos clasificaciones excluye a la otra.

  14. Para Laura, mi hija kármica: ya sabes que sé de tu estado cuántico, de lo diferente e increíble que puedes ser a cada instante, sería maravilloso que tú tomaras conciencia de ello, y te vieses tal como eres, una mujer completa, firme, luchadora y a la vez entregada y benevolente. Para mí, es un absoluto misterio como llegaste a mi vida, y diecisiete años después, solo puedo agradecer que nuestros caminos convergiesen. Ya entiendo de mi vibración al momento de verte, porque a día de hoy eres mi conexión, mi punto fuerte, eres espiritualidad, amor incondicional, tú eres mi suerte.

  15. Estaba tan feliz que se sentía caminando entre nubes.
    Acariciaba con delicadeza y pasión el volumen recién impreso de su tesis doctoral: “Descubrimiento, evolución, desarrollo y aplicación del espín líquido cuántico a través de la fraccionalización de electrones en la no-materia”
    Llevaba años trabajando a conciencia para encajar hipótesis y cuadrar cálculos en una secuencia de análisis, infructuosos algunos, exitosos otros, que concluyeron por desvelar el misterio de la atracción entre diferentes corpúsculos lumínicos mediante la vibración de ondas gravitacionales.
    Todo muy científico, pero seguía creyendo que quizá a tanta ciencia le faltaba contemplar el factor cosmogónico de la espiritualidad.

  16. SUAVE Y DESPACITO

    Esther le comentó que era lo último, que su tecnología estaba basaba en el efecto cuántico. También le dijo que ahora no necesitaba a nadie para hacerlo.
    Gloria no paraba de pensar. Tenía remordimientos de conciencia, pero quería descubrir aquel misterio. Al fin, lo compró. La dependienta le informó de que tan solo sentiría una vibración. Al llegar a casa decidió probarlo. Como era su primera vez, le dio un halo de espiritualidad al instante. Se encerró en el dormitorio. Se desnudó. Lo cogió entre sus manos y… efectivamente, era una sensación muy placentera y eliminaba el vello sin dolor.

  17. Como físico cuántico tenía una conciencia material y materialista de todo lo que nos rodea, solo creía en lo científicamente demostrado, cualquier misterio solo era algo para lo cual la ciencia aún no había encontrado explicacion.
    Hablo en pasado, mi mente cambio tras mi visita a un santuario rupestre.
    Entre las rocas milenarias, una vibración, una extraña sensación me emiciono hasta hacerme llorar.
    La espiritualidad del lugar me enseño que hay cosas que estan fuera de nuestro entendimiento y probablemente siempre lo esten.

  18. Tumbado en el lecho, cubierto con sábanas de dolor, habla con la muerte que espera, ya sin gritos ni lamentos, en el universo CUÁNTICO de su tiempo.
    A su lado, tomo CONCIENCIA de su último viaje y acariciando sus manos, deseo comprender ese gran MISTERIO, transmitirle mi VIBRACIÓN de acompañamiento. Se estremece mi cuerpo cuando me mira con ojos ausentes… vacíos ya… aprieta mis manos…se va… se va yendo, escoltado por la ESPIRITUALIDAD de su último momento.-

  19. Quieres que te lea un cuento cuántico?
    Cierra los ojos y escucha.
    Érase una vez una mujer tan bella que hasta los árboles reverenciaban su hermosura. Se sabía poderosa. Juzgaba, criticaba, dominaba a todo aquel que absorto la miraba.
    Paseando altiva por el bosque apareció la conciencia que, sin misterio ni vergüenza, preguntó a la altanera: ¿Sabes lo que eres? ¿Conoces tu energía? ¿Tu vibración? ¿Las reglas del Universo, que lo que das, recibes? ¿Alimentas tu espiritualidad?
    La engallada dama, rió jactanciosa mordiendo gustosa la manzana que le arrebató de la cesta que portaba.
    Cuidado, advirtió la conciencia, está envenenada.

  20. Dualidad

    Aquella primera vez, en la estación de esquí, ¡nunca la olvidaré!
    Fue un encuentro fortuito, acompañado del encantamiento que el lugar transmitía y que nos trasladó al doble CUÁNTICO de nuestro espacio.
    Errantes y perdidos habíamos habitado en nuestros cuerpos; pero desde ese instante, nos condujimos por pistas y remontes, rodeados de nieve, como por un desfiladero carente de amarres, precipitándonos entre rocas y nubes; y, encontrando nuestra CONCIENCIA harto complacida, nos adentramos en el MISTERIO de nuestras almas gemelas, sedientas de su natural VIBRACIÓN.
    Alcanzamos un mundo lleno de ESPIRITUALIDAD que ya no quisimos abandonar.

  21. CONTIGO Y SIN TI – 4

    Hoy se emplea hasta la saciedad el adjetivo CUÁNTICO, se extrae de su campo natural, el de la física y se extrapola a cualquier cosa, y a veces se emplea sin saber siquiera que se refiere a los cuantos, esos saltos de energía que se producen al absorber o emitir radiación. Sin tener mayor CONCIENCIA de ese término, podría decir que nuestro amor es cuántico, con altibajos determinados por la emisión y absorción de cada situación; para mí sigue siendo todo un MISTERIO por descubrir, capaz de producir su propia VIBRACIÓN, incluso envuelto en un velo de ESPIRITUALIDAD.
    Te extraño.

Escribe tu relato