ESCRIBE TU RELATO DE NOVIEMBRE (III): EL DRAMATURGO JOSÉ SANCHIS SINISTERRA

Este mes noviembre seguimos con el teatro como protagonista, esta vez con un dramaturgo y director teatral español como es el valenciano José Sanchis Sinisterra. Uno de los autores más premiados de la escena contemporánea española por su trabajo de renovación. Sanchis Sinisterra es reconocido por su labor docente y pedagógica en el campo teatral. La causa que tenemos este mes de noviembre con la Asociación Civil Teatro Luisa Vehil de Buenos Aires (Argentina). se identifica con su actual proyecto proyecto multidisciplinar: el Nuevo Teatro Fronterizo en una antigua fábrica de corsés en el madrileño barrio Lavapiés: La Corsetería (calle Cabeza, 8), que tiene como objetivo desarrollar un laboratorio para evaluar los procesos que tienen que seguir los  nuevos profesionales ante la dramaturgia contemporánea y las nuevas vías del teatro. Su actividad cotidiana se basa en la investigación, la creación y la formación.

123001_sanchis_sinisterraAntonioCastro_2016_002_thumb_722.jpg

Las Cinco Palabras del dramaturgo José Sanchis Sinisterra fueron:

IMG_5109.JPG

 

INVADIR
MIENTRAS
OPACOS
CÉSPED
DILEMA

José Sanchis Sinisterra tiene una dilatada carrera como dramaturgo, director o gestor teatral. Es el autor de títulos tan conocidos como ‘Ñaque o de piojos y actores’, ¡Ay, Carmela!,El cerco de Leningrado’, ‘El lector por horas’ o ‘Lope de Aguirre, traidor’.

Una vida dedicada al teatro

Desde muy joven, José Sanchis, en su etapa adolescente, mientras estudia en el Liceo Francés de Valencia dirige en sus últimos años sus primeras obras. En 1957, comienza sus estudios universitarios en Valencia estudiando Filosofía y Letras. Ese mismo año le nombran director de la sección del Teatro Español Universitario (TEU) de su universidad, y al año siguiente ya es director del TEU en el Distrito Universitario de Valencia. En el año 1959 funda el Grupo de Estudios Dramáticos y posteriormente crea el Aula de Teatro de la Facultad de Filosofía y Letras de Valencia y en 1961 el Seminario de Teatro, actuando como codirector de ambas entidades.

Es un hombre que no deja de crear, y en el año 1963 Sanchis Sinisterra pone en marcha la Asociación Independiente de Teatros Experimentales hasta1967 que abandona la Universidad de Valencia para marcharse como catedrático de instituto de enseñanzas medias en Teruel.

31318.jpgEn los setenta le trasladan al instituto Pau Vila de Sabadell y ese mismo año es nombrado profesor titular del Instituto del Teatro de Barcelona. Allí participará en el primer Festival Grec de Barcelona como director de una de las compañías de la Asamblea de Actores y Directores de Barcelona.

En año 1977, Sanchis Sinisterra funda y dirige el Teatro Fronterizo, un colectivo de autores, directores y actores reunidos en torno a la experimentación teatral. Lo hace junto a su mujer, la actriz, Magüi Mira, un proyecto del que también participan Víctor Martínez y Fernando Sarrais. Ya en los ochenta, Sanchis dirige la Asociación Cultural Escena Alternativa, que él mismo había contribuido a crear. Al partir de 1984 es profesor de Teoría e Historia de la Representación Teatral en la Universidad Autónoma de Barcelona, y a fianales de la década pone en marcha la Sala Beckett en Barcelona, un espacio para la investigación y experimentación escénicas donde Sanchis imparte cursos para actores y autores.

José Sanchis fue el director escénico del Festival Iberoamericano de Cádiz de 1993. A mediados de los noventa abandona la Sala Beckett y se traslada a Madrid donde fundará Nuevo Teatro Fronterizo en una antigua fábrica de corsés de Lavapiés: La Corsetería.

Tiene dos hijas con la actriz de teatro Magüi Mira, que también han seguido los pasos de sus progenitores en el arte escénico desde dos campos distintos: mientras que Clara Sanchis, se ha convertido en una reputada actriz; su otra hija Helena Sanchis, se ha dedicado con gran éxito como diseñadora de vestuario de series de televisión y cine, vistiendo como ejemplo a Alicia Borrachero en ‘Tiempos de Guerra’, actriz que nos dio hace unos meses sus Cinco Palabras.

En este mes de noviembre, el teatro protagonista

E0FE9AEE-53D8-4088-B86A-D931BCA5ECF9El prologuista de este mes es Damián Tabarovsky un dramaturgo argentino nacido en Buenos Aires en 1967. Publicó los ensayos Literatura de izquierda y Escritos de un insomne y las novelas El amo bueno (Mardulce, 2016), Una belleza vulgar (Mardulce, 2012), Autobiografía médica, La expectativa, Las hernias, Kafka, de vacaciones, Bingo, Coney Island y Fotos movidas. Varios de sus libros han sido editados en España y América Latina y traducidos al inglés, francés, alemán, griego, ruso y portugués. Es columnista cultural del diario Perfil y Director editorial de Mardulce.

La causa que tenemos para este mes de noviembre es en Argentina por la necesidad urgente que tiene la Asociación Civil Teatro Luisa Vehil. Este recinto teatral se enfrenta a una situación muy difícil: el espacio está a punto de ser cerrado. En esta situación, lo más normal es que llegue el cierre definitivo del teatro, dejando a más de cien artistas sin trabajo y dejando huérfana de nuevo a toda la ciudad de Buenos Aires un espacio cultural y social.

El último viaje hasta el África central de Cinco Palabras estaba dentro de uno de los proyectos de alfabetización de Cinco Palabras: Orfelinato ‘La Renaisance’ en Togo.  Además, ha servido para entregar los quinientos euros recaudados por nuestra Asociación en la plataforma Mi Grano de Arena, donde han participado muchos de nuestros seguidores colaborando con sus donativos. Esa solidaridad se recompensará con el envio de un ejemplar del libro en PDF ‘El susurro del trigo’ que ha cedido nuestra escritora solidaria Claribel Aránega. Si quieres colaborar con esta causa abierta durante un año, puedes entrar en: Mi Grano de Arena – Proyecto Togo

logo-1-1

14WhatsApp Image 2018-10-28 at 20.20.26

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS

IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138

Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincoplabras.com

Anuncios

31 comentarios en “ESCRIBE TU RELATO DE NOVIEMBRE (III): EL DRAMATURGO JOSÉ SANCHIS SINISTERRA”

  1. Le quisieron Invadir de nuevo otros sentimientos más transparentes para asegurar su bienestar, aunque era un delicado trabajo, debido principalmente a su energía emocional. Mientras tanto los más opacos se hicieron un hueco para terminar tumbados en su césped interior, donde se encuentra la semilla del dilema.
    Un dilema parecido a desconocer como continuar escribiendo este relato y así completar las cien palabras que necesito.
    En estos tiempos que corren, se encuentra con sus colegas los dilemas de hacia donde tirar en su momento vital. ¿Qué significa lo que siento? Y ¿Lo que estoy viviendo? Todo tendrá un desenlace feliz

    Me gusta

  2. Dejarse invadir
    Mientras otros aplauden exageradamente y vitorean, el brillo de sus ojos apenados contrarresta los ánimos opacos de esta noche sin luna, sin abrazos.
    Sentado sobre un césped de cartón (apócrifo jardín), observa el decorado. Y recuerda parte del lema originario de su teatro: “Inclusión, diversidad, aprendizaje, perseverancia y arte”.
    Y sin dudar, regresa al escenario, a agradecer, pedir, dar… ¡todo al mismo tiempo! Es su último día dirigiendo su obra mas perfecta en esta sala.
    Abre las manos, lo invade la voz emocionada de su público. Las cierra. Trepa los escalones. Desde ahora, vivirá allí, en su paraíso.

    Me gusta

  3. -Jefe, han entrado a invadir la tienda.
    -No ha sonado la campanilla…
    -Mientras estaba en el baño entraron un momento a decir…
    -¿A decir?
    -Que lo harían por las redes.
    -¿Por las redes? Si aquí no hay pesca.
    -Es Internet, señor.
    -¡Qué opacos!
    -Tenemos Tuiter, Face e Insta.
    -¿Eh? ¡Observa fuera!
    -En el césped… ¡Hay huellas!
    -¿Y algo más?
    -¡Y un móvil!
    -Vamos a comisaría.
    -¿Mejor no les mandamos un tuit?
    -¿Un tuiii?
    -¡Ya vienen!… ¿Nos escondemos? Qué dilema…
    -¡Nunca! A esperarlos aquí…
    -¡Glub!

    -¡Alto! ¿Qué queréis, bandidos?
    -Somos influencers, venimos a llevaros las redes.
    -Yo se lo explico, jefe…

    Me gusta

  4. Admiradora letal

    Personajes: Mariano. (Funcionario estatal)
    José. (Un actor)
    La Muerte.

    Entra en escena Mariano, mira todo despectivo.

    -Mariano: (Prepotente) ¡Local clausurado! Vamos a invadir esto, crearemos un parking.
    (Entra José)
    -José: (Suplicando) Mariano, no lo cierre mientras regalemos quimeras sobre las tablas…
    -Mariano: José, vuestros opacos sueños dan escasos beneficios al estado… Colocaremos césped fuera…
    -José: (Rotundo) Grave dilema tiene. Ignora a nuestros admiradores.
    -Mariano: (Irónico) ¿Amenazas a un funcionario?
    (Se oscurece la luz. Entra La Muerte con sayo y guadaña, arrastra a Mariano horrorizado. Grita, voz de ultratumba.
    La Muerte: ¡EL TEATRO LUISA VEHIL NO SE CIERRA!

    Me gusta

  5. Nos van a invadir los bichos, mientras sigues ahí tumbado. ¡Menuda estampa! Cinco botellines de vidrio opaco esparcidos encima de la mesa del jardín. El líquido dorado resbalando por los cantos y una hilera de hormigas siguiendo el camino desde el césped a tus zapatos, manchados de cerveza. Y yo con este maldito dilema en la cabeza: cojo el zapato, mato a las hormigas o agarro un botellín y te lo estampó en la frente. No sé qué final escoger para esta tragedia, Manolo. No sé qué final escoger.

    Me gusta

  6. ERES EL CAMINO ANDADO

    Precisó un instante para comprobar lo fácil que resultaba invadir y acotar el espacio de sus sueños. Mientras todo su mundo y sus planes de futuro se volvían opacos, escapó atravesando el césped; apartándose así, del sinuoso y largo camino que debió recorrer, antes de llegar a ese lugar que marcaría su destino para siempre.
    Alguien le esperaba a pesar de su intempestiva llegada. En cada una de sus manos portaba una cajita que le mostró invitándole a elegir. Aquella que despreciase se evaporaría para siempre. Como tantas veces a lo largo de su vida, un dilema se abría ante él. Debía de tomar una decisión y no estaba preparado para ello.

    Le gusta a 1 persona

  7. ¿Mi deseo?…Rebelarme.
    ¿Contra qué?… Contra aquellos que quieren INVADIR mi mundo, mi intimidad, mi vida en general.
    MIENTRAS me protejo y me oculto tras los cristales OPACOS de mis razones, tras los muros infranqueables de mis verdades, percibo que eso mismo que me guarda de lo que quiebra mí paz, me impide ver el cielo, las estrellas, los árboles, el verde CÉSPED del parque.
    Os quiero. Me quiero.
    Me planteo un DILEMA…¿Quiero ser libre o por el contrario quiero vivir dependiendo vuestras necesidades, de vuestros deseos?
    No lo sé. Si lo sé.
    ¡No quiero tener que elegir!

    Me gusta

  8. Entraste a mi vida en un momento oscuro, de luto, sueños rotos y esperanzas marchitas. Mi vida ella, se había ido; mi mejor amiga. Entonces tuve que lidiar con el dolor; admito fue tu paciencia, palabras, compañía mi consuelo.Treinta años después descubro que tu única intención fue invadir mi paz, ilusiones, juventud, proyectos y aún mas: mi libertad. Mientras buscaba nuevos horizontes, trabajando, tú penetrabas mi alma y espíritu de engaños. Aprovechaste y alcanzaste metas. Dejaste decepción no tristeza. Mis días presentes, unos mas opacos con cada mentira descubierta son como el césped sediento, muerto. Mi futuro? Un dilema

    Me gusta

  9. INVADIR – MIENTRAS – OPACOS – CÉSPED – DILEMA
    En un barrio de las afueras de la capital de Brasil. Unos muchachos querían echar una pachanga al fútbol, No tenían donde.
    Planearon INVADIR, el campo de fútbol MIENTRAS estaba cerrado.
    Con pasillos OPACOS atravesaron recovecos, los vestuarios y directamente al campo.
    Todos quedaron fascinados. Estaban frente al CÉSPED. Donde habitualmente se jugaban grandes encuentros, partidos emblemáticos, todos los fines de semana.
    Fue tan tan impresionante para ellos, que se sentaron, solo a contemplarlo; por respeto, no ludian pisarlo.
    Comentaron, ahora tenemos un DILEMA. Como vamos a tomarnos con frivolidad esta libertad.???
    Marcharon sin pisarlo, se llevaron el recuerdo de estar dentro, del campo de fútbol de Maracaná.

    Me gusta

  10. SUEÑOS
    He dibujado en tus sueños
    dulces sonidos de antaño,
    para invadir tu recreos,
    para robarte esos años,
    que aun siendo sueños, son bellos,
    mientras puedas añorarlos

    Qué renueven tus deseos
    cantos locos de este extraño,
    qué aunque te causen recelo
    en mis besos veas regalos,
    qué opacos sean tus sueños,
    que de cobardes son claros.

    Qué cuando plante mis letras
    en el césped de tus sueños,
    nazcan flores mis deseos
    que hagas tuyos, sin leerlas.

    Que si un dilema te creo
    lo decanten estos versos,
    pues entonces, sólo entonces,
    te habré ganado… en mis sueños.

    Fdo.: J. Bris

    Me gusta

  11. EL DILEMA

    Intentó INVADIR mi intimidad MIENTRAS yo dormía. Una vez más encontró la puerta cerrada con el pestillo; esos ojos OPACOS me producían escalofríos. No podía confesar mi miedo, si lo hacía, la haría sufrir.
    Por la mañana volvimos a encontrarnos en el desayuno; como siempre aparentamos normalidad, pero estaba cansada y decidida.
    Ella dormía profundamente, los somníferos hicieron su efecto. El CÉSPED del jardín estaba manchado de sangre. Ahora tenía un gran DILEMA.
    Lo enterré protegida por la oscuridad.
    Al levantarse, le di la versión que menos daño podía causarle.
    -Mamá, Javier se ha marchado, le surgió un viaje imprevisto…

    Me gusta

  12. Después de la actuación, volveré a intentar invadir los secretos de tu camerino, mientras, detrás del biombo sitiado de rosas, te desvistes de tus ropajes de ciudadana de la revolución francesa. Nunca me rendiré hasta conseguirlo, pese a que ese hombre de rasgos opacos me vuelva a negar la entrada como lo hace todas las noches de estos tres últimos meses para que pueda admirar de cerca, y no en la distancia del escenario, el césped de tus ojos verdes y, así, pueda resolver el dilema de conocer cuál es el sabor de tus labios cuando, al fin, te bese.

    Me gusta

  13. DUDAS

    Me han comenzado a invadir las dudas mientras trabajo en el jardín. No sé si utilizar plásticos opacos para cubrir el césped que voy a poner en este rincón. Tengo la incertidumbre de si será malo que le de el sol. Aunque, también me ronda la indecisión de si le afectará más el frío o el calor. Incluso, vacilo entre natural o artificial. Pero, todo esto lo resolveré mañana en la tienda. Donde no tengo ningún dilema es en que debo de tapar este hoyo antes del amanecer, sin que se note que acabo de enterrar aquí a mi vecino.

    Me gusta

  14. Pánico escénico, eso es lo que me dicen al ver mi tez blanca. No quiero invadir el teatro de dudas, penas ni condescendencias. Sonrio y callo, mientras continuo empolvándome la piel con esmero para ocultar entre colores opacos el sudor de la muerte.
    Paradojas de la vida, me enamoré del papel de la Parca cuando me enviaron el guión de esta gran obra
    “La muerte descalza sobre el césped” un dilema existencial sobre la eutanasia. Hoy no sé si escucharé los aplausos de mi amado público.

    Me gusta

  15. Una oleada de recuerdos y sentimientos acababan de INVADIR todo mi ser MIENTRAS echaba el primer puñado de tierra sobre su ataúd
    Antes de ser cubierto por completo el cielo sereno y brillante se transformó en nubarrones opacos.
    Comenzó a llover y mis zapatos comenzaron a mojarse sobre el suave y recién cortado CESPED. Salí del cementerio con pausados pasos bajo el paraguas, mi mente estaba confusa.Comencé a pensar sobre el DILEMA de creer o no en dios.en este preciso instante,para mi, no existía

    Me gusta

  16. Me dejé invadir por la melancolía mientras ojeaba el álbum de fotos. A cada hoja que pasaba, mis ojos se volvían más opacos. Aparté las fotos y lloré hasta agotar las pocas lágrimas que aún me quedaban.
    Salí al jardín, no podía soportar más el lacerante peso de su ausencia. Me tumbé en el césped recién cortado y observé la evolución lenta de las nubes esperando ver en ellas una señal que me hiciera reaccionar, un pareidolia que me ayudara a resolver el dilema que me planteaba aquella casa ahora tan vacía.

    Me gusta

  17. El despertador insistente me obligaba a levantarme, que pocas ganas tengo, y encima hoy lloverá, otro día frío y triste.
    Me empieza a Invadir la melancolía y la pereza, hay que sacar fuerzas , me levanto.
    Mientras me visto pienso en la oficina de cristales Opacos, para que no nos distraiga el paisaje, como si fueran bonitos los tejados de la ciudad, si fueran campos de Césped lo entendería.
    A veces sueño con dejar esto y regresar al campo, a mis origenes, a la tierra de mis abuelos, seguro que alli encontraba la felicidad, pero el miedo me atenaza, dejar atrás las comodidades de la ciudad y cambiarlas por la dureza del campo, que Dilema.

    Me gusta

  18. NO ES NO

    Siente que él está a punto de invadir su espacio. Sonríe mientras se le acerca. Entablan conversación cuando se sienta a su lado junto a la barra del “pub”. Le gusta lo suficiente como para aceptar su ofrecimiento de acompañarla a casa. Al llegar, para agradecer su caballerosidad, lo invita a entrar a tomar la última copa.

    Sin fuerzas, comprueba que sus ojos no muestran signos de vida. Aunque los tiene muy abiertos, observa que permanecen opacos. Su último aliento derramado sobre el césped. No volverá a hacer daño.

    Ante semejante dilema no tiene ninguna duda. Avisa a la policía.

    Me gusta

  19. Andiluvios oretanos
    8
    La mosca

    Te permites invadir
    los espacios del humano,
    eres molesta cual grano
    que en el culo fue a salir.

    Vuelas en silencio, artera,
    mientras buscas tu sustento
    y no te importa un pimiento
    que te llame cojonera
    ni ver cómo me impaciento.

    Huyes los mundos opacos,
    buscas, golosa, la luz,
    tienes hábitos bellacos
    y eres mi calvario y cruz.

    El césped tu trompa ausculta,
    creyendo que es basurero,
    porque lo que a ti te gusta
    es un gran estercolero.

    Un dilema he de afrontar
    y aunque mis nervios trasroscas
    no cogeré el matamoscas
    y te dejaré volar.

    Me gusta

  20. LA INTUICIÓN
    No te dejes invadir, me dije al conocerle. Mientras él me hablaba, no podía dejar de mirar sus ojos opacos, estremecedores… y tuve que tomar una decisión que iba en contra de lo planeado. No podía acceder a contratarlo, tal como se me habían pedido pues me pareció un hombre falso del que no podía fiarme a pesar de sus palabras. Es más, me pareció siniestro. Fue una intuición.
    Más tarde, se confirmaron mis sospechas. Ella, su pareja había sido encontrada muerta sobre el césped de la casa donde vivían, estrangulada.
    Mi dilema, afortunadamente, se resolvió en ese instante.

    Me gusta

  21. En dos minutos
    Se llamaba Maléfica y hacia honor a su nombre. Le gustaba INVADIR y deshacer cada hogar a dónde llegaba.
    En el primer minuto, MIENTRAS los cautivados dueños acomodaban su rincón, ella con ojos OPACOS destrozaba cuanto alcanzaba. En el segundo minuto, la arrojaban a la calle de un puntapié. Tumbada en el CESPED, soñaba con un infierno, donde ser feliz.
    Pero, en otro pasillo, de otro hogar, encontró a Dante. Rechonchito, pelo negro y miraba dulce. Quedó prendada en el primer minuto. Cuando sintió su garra, supo cómo era vivir en el infierno.
    En el segundo minuto, comprendió su DILEMA.

    Me gusta

  22. El lenguaje

    Para invadir, nada mejor que el lenguaje. Mientras los invadidos creen que están progresando, el invasor, el que ocupa irregularmente un lugar y que, además, es un necio disfrazado, un gilipollas, un antónimo del sabio, comienza a utilizar vocablos opacos (influencer, fake news, trending topic) y en esa opacidad se revuelca y se enturbia de modo que no distingue el césped natural (auténtico) del artificial (falso). El ordenador, cuando escribes los opacos, los subraya en rojo y es que tiene más sentido común que los necios, que alimentan un dilema: ¿Se dice “selfie” o “afoto”? ¿Es dilema o duda? ¡Hay que joderse!

    Me gusta

  23. La penúltima obsesión

    Te reté a invadir mi cuerpo, a poseer mi alma, mientras tus ojos opacos miran al césped siendo incapaz de ser del todo sincera. ¿Qué dilema, verdad, querida? tus ojos acuosos me mienten cada vez que suspiras. Está bien, lo lograste, destrozaste mi última esperanza, la penúltima obsesión; ser feliz contigo. ¿Qué te duelen mis palabras? Más me duele a mí tu desamor, tu incapacidad de amar. Tu desidia e indiferencia para conmigo. ―¡Guau, guau! ―Vale, Puskas, no te sulfures, solo practicaba para cuando esté frente a Mercedes, tu ama. Puskas lo miraba sin entender, ella solo quería su hueso.

    Me gusta

  24. El desaliento estaba a punto de invadir nuestros corazones. Mientras el mundo comenzaba a dejarse llevar por la inacción de la incertidumbre un grupo de irreductibles avanzábamos hacia las tierras meridionales. Sentíamos la punzada del frío en nuestros cuerpos pero la confianza en sobrevivir transformaba los rayos opacos y tímidos en burbujas cálidas que horadaban el césped de la campiña con una tibieza esperanzadora. Avanzar hacia el sur o no hacerlo era el dilema de nuestras vidas y la respuesta nos la dimos unos a otros con la mirada: adelante, seríamos los nuevos colonos de un mundo recién estrenado.

    Me gusta

  25. VANO INTENTO

    A invadir mi libertad
    invita tu egoísmo,
    mientras, jugando al despiste
    escondes el respeto.
    Vistiéndote así de ausencia
    quieres tapar mi mirada,
    ya no puedes, vano intento,
    se encuentra hoy mi alegría
    fuerte y resucitada,
    los destellos de mis ojos
    antaño secos y opacos,
    alumbran un jardín repleto
    de azucenas, pensamientos,
    anémonas, crisantemos,
    enraizadas en un césped
    de lluvia y vida,
    donde el dilema
    de tu comportamiento,
    no me roba paz ni aliento
    ni merma,
    mi renovada dicha.

    Me gusta

  26. Caravanas de almas mueven sus pies hacia un mismo destino: su Libertad. Con su dignidad a cuestas y el motor de la esperanza encendido. Se va apagando.
    Algunos dicen que quieren INVADIR sus países. Ilusos!!
    MIENTRAS, sus ojos se vuelven OPACOS, sus cuerpos descansan sobre el frío CÉSPED mojado, cansados de andar, recogidos en ellos mismos, acariciando el DILEMA de volver o seguir su camino.-

    Me gusta

  27. Tengo que invadir el mundo de colores. Ya está bien de tanta mediocridad. Mientras pueda, usaré rojos, verdes, azules….pero nunca en su tono opaco, siempre en su versión más vistosa. Viva el color, la luz, la alegría.
    Pongamos una alfombra de césped en el parque y tumbemonos a mirar al cielo por el placer simple y llanamente de disfrutar del azul del cielo.
    Y no es ningún dilema, no utilicemos excusas. Salgamos a la calle, salgamos a disfrutar que de llorar ya tenemos bastante

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s