ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE OCTUBRE (II): MARIO MURGUEITIO, PRESIDENTE DE FANAC EN QUITO, ECUADOR

Comenzamos esta semana en Quito, Ecuador con Mauro Murgueitio, presidente de FANAC.

FANAC es una Organización sin ánimo de lucro, que contribuye a mejorar la calidad de vida de los niños y adolescentes que padecen cáncer, buscando nuevas alternativas de tratamiento, brindando soporte emocional y terapias fuera del ámbito hospitalario.

Mar Olayo Martínez entrevistó a Mario Murgueitio, Fundación Ayuda a Niños y Adolescentes con Cáncer, FANAC, durante la entrega de las mascarillas donadas por Finatex a través de Cinco Palabras

Mario Murgueitio ha salvado a muchas niñas y niños gracias al trasplante de médula ósea, a través del inestimable apoyo que recibe del doctor Antonio López Bermejo, Hijo Adoptivo de Caravaca, quien lleva 20 años salvando vidas.

Antonio López Bermejo es presidente de la Fundación Española para la Lucha contra la Leucemia (FELL), con sede en Caravaca de la Cruz, donde luchan contra la Leuciemia, fomentan las donaciones de médula ósea y la investigación en todos sus ámbitos. La Fundación tiene un albergue de acogida en Guayaquil (Ecuador), donde se atienden a niños enfermos de cáncer y a sus familiares mientras reciben su tratamiento.

Antonio López Bermejo fue protagonista del anuncio de Navidad de IBERIA:

"El doctor Antonio López Bermejo, que ayuda a tratar niños con leucemia en Ecuador, recibe una sorpresa de dos antiguos pacientes suyos"

En el mes de noviembre estaremos apoyando a Malany Tipan, para que pueda ir a la ciudad de Murcia, España, donde deberá permanecer cerca de un año tras su trasnplate de médula.

¡ENTRE TODOS PODEMOS AYUDAR A MELANY!

Si quieres hacer un donativo para Melany...

ASUNTO: APOYANDO A MELANY

Asociación de Escritores Solidarios:

BANKIA

IBAN ES22 2038 2463 2460 0037 9336

"NIGÚN NIÑO DEBE MORIR EN EL AMANECER DE SU VIDA" Mario Murgueitio

Éstas son las palabras de Mario Murgueitio, presidente de FANAC, para los escritores solidarios de Cinco Palabras, quien agradece Titón Alonso, Sepla Ayuda, su gran apoyo:

MÉDULA
HIJOS
AÉREO
PLAYA
PUENTE

PROLOGUISTA DE OCTUBRE

Juan Garay. Médico, ex coordinador de política de salud global de la internacional de la UE, coordinador de cooperación de UE-Cuba y cofundador del movimiento por la equidad sostenible en salud.

Le podemos definir por su ARTE como cantautor y escritor.

Escribió su libro VALENTÍA Y TERNURA

Canción Valentía y Ternura:

CAUSA DE OCTUBRE

La causa de este mes de octubre nos llega desde Cuba a través de Juan Garay, médico, coordinador de cooperación de UE-Cuba.

En un barrio de La Habana que se define por la cultura afrocubana y la religión yoruba, y donde la huella española se percibe mustia en algunos edificios descoloridos que parecen entrar cada día en mayor complicidad con calles y aceras olvidadas, Lisandra Fernández, una joven cubana de 22 años, baila flamenco.

Desde muy niña estudió baile en algunas escuelas cubanas, pero fue aquí donde encontró un camino que le ha permitido realizarse como artista.

En el proyecto Ahttps://cincopalabras.com/2020/09/27/causa-del-mes-de-octubre-a-compas-flamenco-desde-la-habana-cuba/ Compás Flamenco, las muchachas no pagan ni cobran. El proyecto se sostiene con ayuda de instituciones foráneas y no está subvencionado por el Estado cubano.

Para Lisandra, lo mejor que le ha sucedido en la vida ha sido acceder a un lugar como este, en medio de una Habana mestiza, que le ha dado la oportunidad de medir su talento, recrear fantasías artísticas e, incluso, viajar a la vieja Europa.

El espacio físico del proyecto lo ocupan dos partes separadas por una estrecha y ruidosa calle. La casa de Karelia es una de ellas; y la otra, al frente, constituye la parte delantera de un edificio más que remozado, donde comparten un pequeño local con algunas viviendas improvisadas al final de un pasillo, sin mucha lógica arquitectónica.

TERTULIA DE CINCO PALABRAS DESDE EL CONFINAMIENTO CON LOS ESCRITORES SOLIDARIOS

Juan Antonio Tirado, periodista, jefe de informativos de Onda Cero Sierra y Director de La voz de la Sierra, ha comenzado su iniciativa “TERTULIAS SOLIDARIAS de CINCO PALABRAS”, para dar a conocer a los Escritores Solidarios y todos aquellos que han colaborado en estos siete años de andadura y siguen colaborando.

En esta primera tertulia participan los siguientes escritores solidarios y colaboradores de Cinco Palabras:
Gracia Olayo
Soledad Olayo
Javier Olayo
Marga García Calvo
África Sánchez
Claribel Aránega
Lili Del Riego
Alicia Manzanares
Gabriela Vázquez

Visita nuestra tienda solidaria para adquirir la pulsera de Cinco Palabras PINCHA AQUÍ: Tienda On Line

Normas de CINCO PALABRAS para escribir un relato solidario:

1-. Extensión máxima 100 palabras.
2-. No se cambiará la posición de las palabras.
3-. No se modificará el género ni el número de las palabras proporcionadas.

*Por favor, revisad ortografía antes de publicarlo.
*Se eliminarán los relatos que no cumplan las normas.

*Si quieres mandar un audio con tu relato solidario leído por ti, evíanoslo a contacto@cincopalabras.com


NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincopalabras.com

NORMAS DE CINCO PALABRAS

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 10€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

BANKIA

IBAN ES22 2038 2463 2460 0037 9336.

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincopalabras.com

Para cualquier sugerencia: contacto@cincopalabras.com

26 comentarios sobre “ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE OCTUBRE (II): MARIO MURGUEITIO, PRESIDENTE DE FANAC EN QUITO, ECUADOR”

  1. MÉDULA
    HIJOS
    AÉREO
    PLAYA
    PUENTE

    Calado de incertidumbre hasta la MÉDULA, como tantos otros compatriotas, yacía en mi cama midiendo ensimismado el efecto devastador de la pandemia en mi entorno, en el futuro de mis HIJOS y en el negocio AÉREO. Me planteé como acción inmediata el cancelar la reserva del apartamento en la PLAYA y resto de actividades que habíamos planificado para este verano. Constaté a través de la reflexión que el futuro no existe como tal y que no es más que el presente proyectado a través de un PUENTE en el tiempo, hacia una tenue realidad, muy expuesta a cualquier distorsión imprevista.

  2. Hasta que encontramos a la persona indicada para un trasplante de médula para uno de mis hijos, incluso tuve que cruzar el espacio aéreo hasta encontrarla.
    La búsqueda de una forma misteriosa, me condujo hasta una
    playa del sur de España, el taxista que me recogió de la terminal me llevó por el puente Carranza hasta una de las playas de la provincia de Cádiz.
    Sabía que el destino era caprichoso, nunca me hubiese imaginado, qué para salvar a uno de mis hijos tuviera que volar hasta una playa de otro continente para encontrar un remedio para un hijo mío.

  3. Volvía de la clínica en donde le habían hecho un transplante de médula. Llevaba mucho tiempo esperando ese momento mágico en el que un donante fuese compatible con el. Estuvimos mucho tiempo hablando en la habitación del hospital , en donde todo había salido bien, de lo humano y de lo divino, de sus hijos que llevaban ya muchos años fuera del hogar. De ese transporte aéreo al que acudiría una vez ya recuperado para pasar unos días en una playa de la Costa Brava y poder cargarse de energía para franquear ese puente que le brindaba su nueva vida.

  4. LA MEJOR DECISIÓN
    Esta vez no valía con quedarse mirando, Leo sabía que llegar hasta la médula era lo único que le sacaría de aquella situación tan delicada. A la vista estaba que sus hijos necesitaban ver su valentía y su pasión.
    Hizo un ejercicio que conocía bien, mirar desde lo alto, su punto de vista más aéreo le permitiría tomar una decisión.
    Por fin lo tuvo claro, llamó a Paula, se encontrarían en la playa, se lo contaría todo, desnudaría su alma como nunca antes, sólo juntos cruzarían el puente que les estaba separando.

  5. POR ELLOS
    Se hizo donante de sangre y médula porque no tenía nada que legarles a sus hijos, salvo su ejemplo. El espacio aéreo que separaba sus vidas solo permitía una comunicación virtual y aunque él no podía abrazarlos, como su madre con la que vivían al otro lado del océano, quería que al menos estuviesen orgullosos de él. Todavía recordaba la última vez que los besó, en aquella playa lejana. A menudo sueña con un puente infinito que cruza todo el océano. Si existiera, seguro que lo atravesaría por ellos, aunque tuviese que hacerlo a pie.

  6. SONRIES, AVANZAS.

    Y fallece la noche
    terminando un viaje
    por la médula del sueño
    de los hijos del viento.
    Fallece la noche
    en el corredor aéreo
    donde se fraguan las ilusiones
    que luchas por hacer realidad.
    En la ventana, la luz te hace un guiño,
    sucumbes a esa complicidad
    dejándote arrastrar por lo soñado
    y caminas sonámbulo
    por una playa imaginaria
    cuya arena calienta la planta de tus pies,
    y miras a lo lejos
    divisando el puente de espuma
    donde la noche ha fallecido
    regalándote esperanza.
    Sonríes,
    Se disipan las brumas.
    Avanzas…

  7. El salitre se filtraba en la médula de mis huesos y los transformaba en cartílago blando. Como hijos de un gran cetáceo mis miembros se cubrían de escamas de plata nacarada, una armadura que sustituía mi frágil piel humana y le daba a mi cuerpo un brillo aéreo de destellos luminosos. Sobre la arena de la playa vi mis piernas compactarse en una sólida cola y mis genitales esfumarse. Mis pechos se cubrieron de algas y mis ojos de sal. Las cercanas rocas hicieron de puente con el mar y enseguida se completó la metamorfosis. Siempre quise ser sirena.

  8. DESEANDO TERMINAR EL VIAJE

    A poca distancia de acabar el viaje
    se hace más duro el trayecto,
    duele hasta la MÉDULA de los huesos!

    La carga por los HIJOS… y los más pequeños!

    Un milagro al final es lo que esperamos,
    un viaje en AÉREO, que nos saque del encierro!

    Esperando la liberación que nos lleve
    a la PLAYA de los deseos!

    Poder cruzar el PUENTE para arribar a la boda,
    donde todo será alegría la nueva luz de la aurora!

  9. ENTREGANDO VIDA

    Vivo en una ciudad dónde se están haciendo campañas solidarias y una de las últimas ha sido para concienciar en el trasplante de médula. Mis hijos han acudido a hacerse las pruebas previas y nosotros les hemos acompañado. Serán enviadas por correo aéreo, a la universidad sanitaria de la capital que investiga este cáncer. Mientras tanto y como luce un sol espléndido, nos vamos a ir a la playa aprovechando el puente laboral. Todos nos lo merecemos después de unos días duros. En adelante y cuando nos avisen, volveremos a entregar vida si somos compatibles.

  10. MÉDULA – HIJOS – AÉREO – PLAYA – PUENTE

    Necesitaba un trasplante de MÉDULA, el chavalin de mi vecino tenía los días contados.
    Mis HIJOS hicieron una campaña de donación a través de las redes para concienciar e invitar a la gente a colaborar.
    Era esperanzador, ya que en España, la solidaridad es nuestra marca internacional. Todos los años batimos récord, año tras año, dando ejemplo.
    Apareció un donante desde Melilla era el emisor.
    Escala en Barcelona y desde el puente AÉREO a Madrid
    Todo fue como lo seda, su recuperación fue en tiempo inesperado.
    El próximo año nos iríamos a la PLAYA, todos, en el PUENTE de agosto.

  11. Hay esperanza. N.N. – Día 206, 6 de octubre

    Hay tantos que pueden decir que les duele hasta la MÉDULA todo el daño causado por la pandemia, toda la incongruencia de los políticos, toda la hecatombe en la salud, en la economía, en el futuro de nuestros HIJOS.
    Hay tantos que detestan este virus invisible que eligió un modo de transmisión AÉREO, tantos que son responsables y se cuidan, aún al límite de su paciencia.
    Llegan las lágrimas por los muertos hasta la orilla de la PLAYA y se confunden con el mar.
    La llegada de la vacuna será el PUENTE que nos permita convivir con la nueva enfermedad.

  12. CAMBIO DEL DESTINO

    A estas horas todas las televisiones hablarían de ello. Esta vez no era una pesadilla de la que podría despertar. Un escalofrío le invadió hasta la médula, ¿qué sería de sus hijos después de esto?
    Los restos del accidente aéreo constituían un espectáculo dantesco. Para toda esa gente unos días de playa, aprovechando el largo puente, terminaban en tragedia. Aturdidos se miraban unos a otros envueltos en un extraño silencio. No había dolor, tan sólo confusión entre cadáveres desfigurados y hierros humeantes. No se reconocían, pensó. Mejor así.
    Óscar tomó su mano mientras se desvanecían viajando juntos hacia la eternidad.

  13. LLÉVAME CONTIGO

    Corriendo junto a la orilla, con ese frío atravesándole la médula, calmaba el dolor por las cunas vacías de sus malogrados hijos. Encaramada en lo alto de las rocas hizo un reconocimiento aéreo de la playa.
    Se escuchó un dulce canto, y ella apareció mirándole desde el mar. Dejando a la vista su preciosa cola se sumergió nadando. Reconoció en aquella sirena a su amiga Claribel que, extendiendo su mano, le invitaba a cruzar el puente hacia una nueva vida. No lo pensó. Deslizándose hasta el agua su cuerpo fue
    transformándose con su contacto. Nunca antes se sintió tan libre.

  14. Era su médula ósea. Tan dentro de sus huesos que no podía moverse sin pensar en ella. Sus hijos, herederos de su belleza e inteligencia, desbordaban su orgullo ante su exitoso futuro. Bastó una fémina mirada para sentir un transbordo aéreo de amor. Irradiaron felicidad cada segundo de cada año, pero la vida, cruel, se la llevó con una enfermedad que la devoró. Sentado en la playa, sentía que cada ola traía su aroma. Deseó un puente entre la vida y la muerte para decirle lo mucho que seguía amándola.

  15. MOTIVOS PARA NO ESTAR SOLA

    Utilizar una enfermedad de médula, tal vez sea demasiado fuerte para llamar la atención de mis hijos. Aunque, después de lo del accidente aéreo, lo de la enfermedad sea un juego de niños. Y eso que casi vienen. Lástima que se me escapó por WhatsApp aquella foto tomando el sol en la playa y sin rasguños. Lo de tirarme desde un puente como amenaza, ya no cuela. Lo mejor será ir con la verdad por delante. Demostrarles que la soledad mata y morirme de verdad. Creo que, al menos, a mi entierro vendrán.

  16. MOTIVOS PARA NO ESTAR SOLA

    Utilizar una enfermedad de médula, tal vez sea demasiado fuerte para llamar la atención de mis hijos. Aunque, después de lo del accidente aéreo, lo de la enfermedad sea un juego de niños. Y eso que casi vienen. Lástima que se me escapó por WhatsApp aquella foto tomando el sol en la playa y sin rasguños. Lo de tirarme desde un puente como amenaza, ya no cuela. Lo mejor será ir con la verdad por delante. Demostrarles que la soledad mata y morirme de verdad. Creo que, al menos, a mi entierro vendrán.

  17. —¡He estado hasta la médula unido a mis hijos! — pensaba, mientras terminaba de hacer la maleta.
    —¡Estúpida discusión! —mascullaba entre dientes.
    Volvería a ver a su hijo a pensar de tener que tomar trasporte aéreo para ello y de que no fuese recomendable para su ya delicada salud.
    —¡Lo buscaré hasta en la playa, dónde haga falta! —decía, cuando llamaron a la puerta.
    Debajo del umbral se encontraban mirándole unos ojos húmedos por las lágrimas. Ninguno de los dos pudo decir palabra después de treinta años sin verse.
    Hay veces, que una simple piedra que falte destruye un puente.

  18. La alegría de vivir
    Cuando había perdido la esperanza de recuperar la alegría, se enamoró hasta la médula. Sus hijos, preocupados porque no paraba de dar vueltas por la casa, arrastrando los pies y murmurando, y pensando que la depresión se estaba apoderando de él, le propusieron un viaje aéreo en familia.
    Los dejó petrificados cuando por fin se detuvo en el salón, inspiró y les soltó a bocajarro que él y la tía Mercedes se iban a la playa, a pasar el puente en un hotel con spa. El rubor en sus mejillas no hizo sino aumentar la luminosidad de su nueva sonrisa.

  19. Se estremecen las pieles
    con palabras unidas, fundidas.
    MÉDULA sensitiva.
    Suenan los versos,
    HIJOS de silencios compartidos.
    Poema, aerosol AÉREO,
    transportado por Eolo
    hasta esa PLAYA solitaria,
    ausente de gente.
    Allí donde brilla la luz,
    ahí donde anida nuestro PUENTE.-

  20. Un sudor frío le empapaba el cuerpo penetrándole hasta la médula, tenía un mal presentimiento.
    Rezaba por los hijos que no tendría y les pedía perdón anticipado por si no lograba traerles a la vida.
    Tenía miedo, mucho miedo, enlatado junto a cuarenta hombres en aquel vehículo anfibio, que tras el ataque aéreo les acercaba a la playa en la que tenían que establecer una cabeza de puente.
    Las explosiones, el mortal tableteo de las ametralladoras y el repiqueteo de las balas sobre el acero no presagiaban nada bueno.

  21. Necesitaba analizar, llegar deprisa a la médula de su situación para solventarla. Sin embargo, en ese momento crítico solo podía pensar en su mujer e hijos. ¿Cómo sería su futuro sin él? El bombardeo aéreo, amenazante como un cumulonimbo en el horizonte, se acercaba. Tenía que abandonar la playa. Oyó quejidos desgarradores y estertores a su alrededor. No estaba solo. Heridos, cadáveres, hombres huyendo despavoridos. Contempló la pierna herida. Elevó los ojos y una plegaria al cielo y comenzó a arrastrar su alma por la arena hacia el viejo puente, único medio de refugio y escape en aquel terreno desguarnecido.

  22. Buscando inspiración quise llegar,a través de la médula de mi isla, al mirador.
    Dónde Unamuno, uno de los hijos del 98 se asomó en Artenara.Gran Canaria.
    Su vistazo aéreo de la zona de riscos y picos sagrados,le hizo verlo cómo una “tempestad petrificada”.
    En mi mente, siempre quedó grabada la primera vez que vi el inmenso y anaranjado mar de nubes que se forma al bajar.
    Allí el ambiente no es de playa sino de senderistas, ciclistas y moteros que se tienden un puente…entre senderos de pinos,empinadas subidas y zigzagueantes curvas.

  23. -La médula de aquel hombre era de donante universal, sí… ¿Que si tenía hijos?… ¿Que quién era? Podía decirse que no había ningún dato sobre su pasado o identidad sin embargo… los beneficios médicos de su donación eran incalculables, tuvimos suerte.
    -¿Nadie sabe dónde fue luego?- preguntó el hombre de la corbata.
    -Volvió a coger el transporte aéreo y no volvimos a verle, señor- contestó la enfermera.
    El mar reflejaba luz de luna. El agente se sentó en la arena de la playa y miró hacia el cielo. Parecía que un puente de estrellas le invitaba a ir más allá…

  24. – No confundas médula ósea con espinal, es una de las preguntas del examen que puede equivocarte. Acuérdate de los hijos de la prima, ¡Pobre mía! El niño creció con la hormona del crecimiento tras el trasplante por tener menos de diez años, pero la niña sufrirá infertilidad. Es otra pregunta. Repasemos, hijo.
    – ¿De verdad, madre, es necesario? Tengo treinta años, puedo estudiar solo. Toma un puente aéreo y vete con tu hija a disfrutar de la playa de Barcelona.
    – ¡¿Puente aéreo?! Llevas doce años estudiando y sigues en primero. Como suspendas, tú si que volarás a Barcelona, pero sin avión.

Escribe tu relato