ESCRIBE TU RELATO DE NOVIEMBRE (IV): EL PERIODISTA LUIS DEL VAL

Continuamos en este otoñal mes de noviembre con el periodista y escritor aragonés, Luis del Val. Su trayectoria profesional está estrechamente vinculada al mundo de la radio, siendo cofundador de la revista Cadete en Radio Zaragoza, pasando por Radio Gandía, Radio Juventud, Radiocadena Española (de la que fue director entre 1980 y 1982),Cadena SER y en la actualidad en la Cadena COPE con Carlos Herrera.

Coincidimos con el veterano periodista Luis del Val en el Museo Lázaro Galdiano en la exposición ‘Descubriendo un diálogo en el tiempo’, donde se exiben desde el pasado 27 de septiembre, las obras de la Colección de Arte Contemporáneo de la Fundación Coca-Cola. La muestra reune alrededor de medio centenar de obras de artistas españoles y portugueses, todos ellos figuras claves en el desarrollo de nuevas tendencias y formas de expresión artística en la Península Ibérica, se podrá visitar hasta el 13 de enero de 2019.

Nuestra presidenta Mar Olayo fue invitada por Roberto Muro, responsable de la empresa ElMuro que organizaban el evento de presentación de la Fundación Cola Cola en Museo Lázaro Galdiano.

Las Cinco Palabras del periodista Luis del Val, en el museo Lázaro Galdiano, son:

LIBÉLULA
CORAL
TROGLODITA
PARTENOGÉNESIS
ÓSEO

Un periodista en la política

Luis del Val participó políticamente de la transición españolas tomando contacto con el grupo socialdemócrata que lideraba Francisco Fernández Ordóñez y en 1976 fundó en Zaragoza el PSDA (Partido Social Demócrata Aragonés), que se integraría en la Federación Socialdemócrata Española. Al formarse la coalición de UCD, la Federación entró a formar parte de la misma y en las elecciones constituyentes de 1977 fue elegido Diputado a Cortes por Zaragoza. En 1978 fue llamado a colaborar con el Ministro de Trabajo, Rafael Calvo Ortega, ocupando el cargo de Director General de Cooperativas y Empresas Comunitarias hasta 1980. Durante su paso por el Ministerio de Trabajo creó el INFOC (Instituto Nacional de Formación Cooperativa) y organizó en Madrid el I Seminario Iberoamericano de Cooperativas, que reunió a representantes del movimiento cooperativo de todos los países hispanohablantes, además de Portugal y Brasil. Asimismo, se ocupó del primer borrador de la última Ley General de Cooperativas. Al disolverse la UCD, declinó formar parte del PAD, que se incorporaría al PSOE, y tampoco militó en el CDS. Así concluyó su actividad política activa.

Todoterreno

Además de la radio, Luis del Val, fue colaborador en la edición aragonesa del periódico Pueblo y del semanario Sábado Gráfico. En prensa escrita colaboró también con Diario 16, Interviú, Tiempo y El Periódico de Aragón. Ha sido guionista de programas de televisión como Viva el espectáculo (TVE), Con ustedes, Pedro Ruiz (Antena 3) y Encantado de la vida (Antena 3). Presentó, durante varios años, el programa ‘En tela de juicio’ de Telemadrid, dedicado a analizar cómo se desentraña la inocencia o culpabilidad de las personas que son acusados de delitos. Además,de intervenir en el Telenoticias de Telemadrid durante varias temporadas.

Autor de obras literarias

Luis de Val escribiría dos comedias musicales estrenadas en Madrid y es autor de varios libros de narrativa y ensayo, entre ellos, la novela ‘Buenos días, señor ministro’ con la que ganó en 1987 el premio Café Gijón. Tras publicar en 1996 la novela ‘Los juguetes perdidos’ y la antología ‘Donde dije digo…’ con Ángeles Afuera, llegarían sus libros: ‘Prietas las filas’ (1999), ‘Con la maleta al hombro’ (2000), ‘Cuentos del mediodía’ (2000), ‘Caramba, qué país’ (2001), ‘Crucero de Otoño’ (2009), ‘Afán de gloria’ (2009) y ‘La transición perpetua’ (2015). Fue Premio Ateneo de Sevilla de Novela con la obra ‘Las amigas imperfectas’ (2003).

Es miembro del Capítulo Español del Club de Roma, Presidente del Jurado del Fórum de Alta Dirección, miembro de la Academie Belgo-Espagnole de l’Histoire, Caballero de Mérito de la Orden Constantiniana, vocal de la Junta Directiva de la Orden de Caballeros de Yuste y está en posesión de la medalla al Mérito Constitucional.

Entre 1988 y 1992 dirigió y presentó en la COPE el programa ‘Sé que estás ahí’ por el que se le concedió el Premio Ondas al mejor programa de radio nacional en 1990. En 1992 recibió el premio Micrófono de Oro de la Asociación de Profesionales de Radio y Televisión. Y entre otros premios también ha obtenido el galardón de la Asociación Profesional Española de Informadores de Prensa Radio y Televisión en la categoría de Radio por los ‘Perfiles Sonoros’ en la SER y Premio Ondas 2002 por ‘La foto del día’ en Hoy por hoy.

Actualmente colaborador de La tarde de Cope y desde 2015 La Mañana de Herrera en COPE con Carlos Herrera en COPE.

 

En este mes de noviembre, el teatro protagonista

E0FE9AEE-53D8-4088-B86A-D931BCA5ECF9El prologuista de este mes es Damián Tabarovsky un dramaturgo argentino nacido en Buenos Aires en 1967. Publicó los ensayos Literatura de izquierda y Escritos de un insomne y las novelas El amo bueno (Mardulce, 2016), Una belleza vulgar (Mardulce, 2012), Autobiografía médica, La expectativa, Las hernias, Kafka, de vacaciones, Bingo, Coney Island y Fotos movidas. Varios de sus libros han sido editados en España y América Latina y traducidos al inglés, francés, alemán, griego, ruso y portugués. Es columnista cultural del diario Perfil y Director editorial de Mardulce.

La causa que tenemos para este mes de noviembre es en Argentina por la necesidad urgente que tiene la Asociación Civil Teatro Luisa Vehil. Este recinto teatral se enfrenta a una situación muy difícil: el espacio está a punto de ser cerrado. En esta situación, lo más normal es que llegue el cierre definitivo del teatro, dejando a más de cien artistas sin trabajo y dejando huérfana de nuevo a toda la ciudad de Buenos Aires un espacio cultural y social.

El último viaje hasta el África central de Cinco Palabras estaba dentro de uno de los proyectos de alfabetización de Cinco Palabras: Orfelinato ‘La Renaisance’ en Togo.  Además, ha servido para entregar los quinientos euros recaudados por nuestra Asociación en la plataforma Mi Grano de Arena, donde han participado muchos de nuestros seguidores colaborando con sus donativos. Esa solidaridad se recompensará con el envio de un ejemplar del libro en PDF ‘El susurro del trigo’ que ha cedido nuestra escritora solidaria Claribel Aránega. Si quieres colaborar con esta causa abierta durante un año, puedes entrar en: Mi Grano de Arena – Proyecto Togo

logo-1-1

14WhatsApp Image 2018-10-28 at 20.20.26

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS

IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138

Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincoplabras.com

Anuncios

26 comentarios en “ESCRIBE TU RELATO DE NOVIEMBRE (IV): EL PERIODISTA LUIS DEL VAL”

  1. Y la mañana amaneció preciosa,
    cálidos rayos de sol
    jugueteando con una pequeña libélula,
    un campo de flores de coral
    cincelando a todo color el paisaje
    cual troglodita golpeando piedras.
    El amanecer alumbra en partenogenesis
    bellas escenas aquí y allá
    mas revelando el rostro óseo
    de la antaño poderosa Naturaleza.

    Me gusta

  2. Me estoy desesperando, ya no se a donde ir, he recorrido todas las joyerías de la ciudad y ni una maldita Libelula de Coral rojo, ni de na, y todo por un antojo de embarazada, que se la había visto a no se que amiga y claro yo a ponerme romántico, que no soy un Troglodita, pero bocazas un rato, yo te la consigo cariño no sea que el niño salga con un antojo, sería mejor reproducirse por Partogenesis que sufrir esto.
    A falta de libelulas espero se conforme con la mariposa de material Óseo que me mostraron en el primer sitio.
    Que largos se van a hacer estos meses.

    Me gusta

  3. Noticia: La gran libélula, que parecía de Parque Jurásico, sobrevolaba la coral, sería capaz de llevarse a cualquiera por el aire, sí. Pero el acto era muy importante y todos hacían caso omiso, quizás porque… ¡Era un dron! Y homenajeaba al gran logro de la ciencia:
    “Un troglodita vivo por un método parecido a la partenogénesis”
    Este se sentaba en primera fila junto a las autoridades disfrutando de la más excelsa música creada por la humanidad. “¡Uh, oh!” decía mientras la escuchaba pero al finalizar se abalanzó sobre una solista y casi le rompe el sistema óseo.
    ¡Oh, Amor prehistórico!

    Me gusta

  4. ¿Cómo pudo pasar?

    ¿Cómo pudo pasar? ¿Cómo fue posible que tu padre te pusiera de nombre, libélula?, siendo tú un auténtico coral, con tus bellos ojos verde esmeralda, tu sonrisa de perlas cristalinas y tu piel de nácar. ¿Y por qué tu mamá lo consintió? Seguramente porque tu padre era (es) un auténtico troglodita. (No me cabe otra posibilidad). Claro que antes de nacer tú ya le habían puesto a tu hermana mayor, Partenogénesis «¿qué leches de nombre es ese?» y eso (creo) es mucho peor. Claro que los míos no fueron menos “generosos” conmigo al ponerme de nombre; Óseo Graso Fecundo Machumbrino.

    Me gusta

  5. Otra semana más que cual libélula, quiere alzar el vuelo para escuchar a la primera coral troglodita de la humanidad y encontrar una definición de la palabra partenogénesis, mientras la cabeza me impide ver el camino con la suficiente claridad y así poder descubrir que significa el terminó óseo.
    Después de cuatro años, escribiendo en Cinco Palabras. Las fuerzas hoy me han abandonado. ¿Realmente es cosa del destino? Del mismo destino que me vio nacer, dándome siempre fuerzas para iluminar una gran sonrisa en mi cara y poder ver con esperanza los momentos más tenues del camino de la vida

    Me gusta

  6. Frente al espejo apruebo con satisfacción mi esbelta figura enfundada en un little black dress de Chanel. Como único adorno, un broche-joya en forma de libélula tallada en coral rojo. Impresionante.
    ¿Qué diría el troglodita de mi ex si me viera ahora? (Risas)
    Y en estos momentos… ¿a quién le importa?
    Como diría una defensora de la partenogénesis ¡viva un mundo sin machos!
    Sufrí lo indecible a su lado, tanto que desarrollé un escudo óseo en el que rebota todo aquello que pueda herirme.
    Afortunadamente, mi vida ha experimentado un gran cambio.
    Hoy es el día. El éxito me pertenece.

    Me gusta

  7. Onírico
    *********
    Perfume de viento en el aire,
    y la libélula vuela directa a su grupo.
    Todas juntas, crean una hermosa coral
    de aleteos incesantes.
    Un ser de constitución y aspecto troglodita,
    subyace bajo los escombros de un vida yerta.
    Quizá es hora ya de comenzar con la partenogénesis
    en todas las especies y dejar de tener
    un cerebro rígido, sesgado y óseo,
    y comenzar a ver un mundo más global.
    (Onírica visión de la vida).

    Me gusta

  8. ¡LAGARTO, LAGARTO!

    La otra noche cené con Adrián, un simpático chico que conocí en Instagram. Me habló entusiasmado de los treinta mil ojos de la libélula, los misterios que esconde un arrecife de coral, la vida troglodita del Paleolítico y las singularidades de la partenogénesis en el mundo de la reproducción asexual. Interesante monólogo en el que, no pude meter baza. Pero lo peor vino después, cuando se le ocurrió romper la botella de licor, sacar el lagarto y mostrarme la composición de su sistema óseo. Fue muy violento comprobar cómo la mirada del camarero japonés evolucionaba hacia la de un samurái. Así que, me levanté, y acercándome al asiático cabreado, pagué discretamente la cena, y algo más; ofreciéndole quedarse con mi acompañante, trocearlo y servirlo de aperitivo entre sus comensales. El transmutado samurái me hizo una solemne reverencia.
    No sé si habréis ido recientemente a comer a un restaurante japonés, lo cierto es que, no he vuelto a saber nada del sabelotodo.

    Me gusta

    1. Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

      No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

      El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

      Me gusta

  9. Encuéntrame allí, dentro de la carencia de mis días sin tiempo, libélula de alas de coral, y entre el sigilo callado de mis ojos exhaustos de tanto resignarse a este drama troglodita de la arbitrariedad y del absurdo despropósito, para que, una vez que me halles, me enseñes el misterio mágico de la partenogénesis que te hace única y altiva, autárquica y libre, sin necesidad de nadie, para poder alzar tu vuelo efímero que no necesita, por excesivo para tu liviandad ingrávida, de un armazón óseo que lastre tu viaje imperceptible por tu incorporeidad entre un murmullo de palabras mudas.

    Me gusta

  10. Viajamos para ver de cerca esas maravillas de la Madre Naturaleza, donde millones de seres vivos, diversos y especies únicas solo se podían encontrar, en esas selva virgen. Patrimonio de la Humanidad. monos, aves, Anfibios, insectos.
    Nos llamó la atención una bonita LIBÉLULA, sus alas, poco convencionales, de mil colores, destacando su cuerpo de color CORAL.
    Por un momento me sentí TROGLODITA perdido en la naturaleza.
    Si alguna especie corriese peligro de extinción lo mejor sería reproducir el desarrollo de las células, a través de la PARTENOGENESIS. Cuidando si fuera preciso el sistema OSEO; si se tratase de animales vertebrados.

    Me gusta

  11. Cheles

    Cuando tiene una duda, Cheles se vuelve una libélula. O mejor dicho, un puñado luminoso de libélulas atravesando el agua, el aire, el miedo.
    Su vocecita curiosa se transforma entonces en un coral de preguntas sin respuesta.
    Quiere saber, por ejemplo, qué significan las palabras difíciles del diario: Troglodita, otorrinolaringólogo, partenogénesis, óseo o esperpento. Y otras, sencillas de pronunciar pero terribles, como víctima, hambre, dolor, guerra…
    Como saben, Cheles lee el periódico al revés: Así halla extrañas soluciones a cualquier problema. Hoy propongo que sigamos su consejo ¿Y si, juntos, encontráramos el modo de abrazar a este mundo desolado?

    Me gusta

  12. Anita, bióloga y guapa.
    Juan solo tiene ojos para ella, la agasaja con los más bonitos piropos, pero el primero fue el que nunca olvidaré.
    _Si pudiera ser la LIBÉLULA estampada de tu camiseta, te construiría una casa en un bosque de CORAL.
    A nuestra espalda una voz:
    _TROGLODITA, ¿no se puede pasear sin tener que escuchar vuestras barbaridades?
    Respuesta de Anita:
    _Señora, por el momento la PARTENOGÉNESIS humana es imposible. Estoy eligiendo ejemplar para reproducirme_ Se volvió de nuevo hacía mí, riendo a carcajadas __Algunos cerebros parecen un cuerpo ÓSEO incapaces de absorber la información que reciben.

    Me gusta

  13. DISFRUTAR TRABAJANDO
    Trabajé un tiempo en un magnífico laboratorio, que contaba con uno de los biólogos más interesantes que he conocido. Sus investigaciones, eran novedosas y fundamentales. Además, le gustaba tanto la naturaleza, que trasmitía pasión y deleite. Durante un tiempo, investigamos con una libélula y un coral marino. Vino un amigo antropólogo y sostenía que trabajar con la especie humana era más interesante. Cualquier troglodita, nos puede enseñar más que un bicho de los que manejáis, decía. Pero no era así. Nosotros, entonces, investigábamos sobre la partenogénesis en las plantas y lo óseo del cráneo humano, todo lo vivo nos interesaba.

    Me gusta

  14. Mi héroe. De niños la libertad de correr, saltar sin miedo a nada fue nuestra aventura. Esa tarde camino al parque con su generosa fuente era costumbre una libélula a nuestro andar, al subir la verde y frondosa colina nos separamos; tres colores amarillo, negro y rojo invitaron a acercarme. A tres pasos me envolviste violentamente, rodamos hasta casi caer al vacío. Me gritaste: loca la coral es venenosa. Furioso cual troglodita vociferaste barbaridades, tu angustia en forma de partenogénesis al final te relajó hasta las risas. La caída me causo traumatismo óseo en rodilla. Estoy viva!

    Me gusta

  15. SOBRESALIENTE CUM LAUDE

    Al acabar, y en medio de los aplausos, un conserje me entrega un paquete. Nerviosa lo abro. Contiene una cajita. En su interior, un precioso broche con forma de libélula hecho de coral y una nota: “Felicidades cariño. Fdo. Juan”. Sabía que no se olvidaría. Él siempre tan detallista. No como tanto troglodita que habita este mundo. Gracias a él, hoy he expuesto mi tesis doctoral: LA PARTENOGÉNESIS DE LAS CELULAS DEL TEJIDO ÓSEO HUMANO. Sin Juan nunca lo habría conseguido, no le ha importado sacrificarse por mí. Lástima, que para demostrar mis teorías, haya tenido que utilizar todos sus huesos.

    Me gusta

  16. AIRE

    Su imaginación voló etérea como una libélula con las primeras notas de aquel canto coral que, a través de los auriculares, acompañaba su insomnio. Le ocurría cada vez más a menudo. Era su válvula de escape tras años viviendo con aquel troglodita que roncaba a su lado. La partenogénesis hubiera sido la solución a sus problemas, pero sabía que era imposible.

    Al despertar, volvió a su rutina. Mientras preparaba las croquetas de pollo, siguió pensando en una salida antes de que fuese demasiado tarde para huir de su realidad.

    Respiró cuando lo vio amoratado al atragantarse con aquel aliado óseo.

    Me gusta

  17. Bordando
    Nunca le olvidó, aunque la dañó. Esta tarde, sentada en el patio, bordando un mantel que nunca pondría, observaba a una libélula posada en el borde del recipiente del agua del gato, a la que éste, astuto e inmóvil, acechaba.
    Coral se quedó sola, para vestir santos decía la troglodita de su tía Orosia
    Siempre quiso tener hijos, por eso le dolió más que Ginés la dejara. Había leído que las libélulas se podían reproducir por partenogénesis y sonrió.
    Nadie sabía que tenía un cáncer óseo, pero no dejaría que le doliera.
    El gato saltó sobre la libélula y falló y Coral se alegró.

    Me gusta

  18. 9
    Esdrújulos rimatorios

    Dicen algunos científicos
    que, sin macho, una libélula
    sabe partir una célula,
    y, a fuerza de jeroglìficos,
    trae al mundo otra libélula.

    El coral, polifacético,
    muy colorido y estético,
    no troglodita y magnífico,
    cierto es y no hipotético
    que un mar forma en el Pacífico.

    Me estoy poniendo frenético
    y aún a riesgo de parénesis
    pongo aquí partenogénesis
    en eufónico fonético.

    Óseo resulta fatídico
    para rimar y es verídico,
    Oh Don Luis “cesaraugústico”,
    que odio parecer finústico
    y prefiero ser porfídico.

    Estas palabras tan mágicas,
    si se te pierden las brújulas
    pueden convertirse en trágicas
    por querer rimar esdrújulas.

    Amén

    Me gusta

  19. SOLO, AL ALBA

    Es en la libertad del alba
    donde nos encontramos,
    acudo rauda al estanque
    y tú, me la señalas,
    la libélula azul baila
    el amor que ocultamos.

    Oh Diosa Freya!
    amiga del coral invertebrado
    que dignifica con su baile
    nuestro sentimiento troglodita,
    casi bárbaro…
    gracias por tu danza,
    simulas en tu incansable
    movimiento,
    el remolino prohibido
    de lo que vivimos,
    en una partogénesis ficticia.

    Triste vida oculta,
    oscura por cobardía,
    solo sentida al alba
    en bella materia calcárea
    del óseo tejido
    que nos amamanta.

    Solo al alba,
    la libertad.

    Me gusta

  20. LA MEDIA DOCENA

    Me cortaron las alas; yo era una persona inquieta, con una inagotable fantasía y sueños por cumplir; ahora cuando alguna LIBÉLULA se posa sobre las flores que rodean mi hogar, me imagino surcando el cielo al compás de una CORAL de sinfonías.
    El TROGLODITA de mi marido me las cortó, cuando contrajimos matrimonio. A los nueve meses nació mi primer hijo, y así hasta completar la media docena.
    Mis hijos, son el centro de mi universo y los quiero con infinita pasión, pero hubiese preferido que nacieran por PARTENOGÉNESIS, mi conjunto ÓSEO, lo habría agradecido.

    Me gusta

  21. Cuestión se sensibilidad
    Esperaba impaciente el fallo del certamen fotográfico. Se sentía ganador.
    “Una LIBELULA verde, sobre otra con llamativas tonalidades”. Parecían un trozo de CORAL dejado sobre el arbusto, al descuido”.
    Hasta un TROGLODITA apreciaría el mensaje de esa escena, tan extraña como realista. Ambas disfrutaban las últimas horas de su intensa semana; felices porque gracias a la PARTENOGÉNESIS, perpetuarían la especie.
    “Un grupo de mariposas sobrevolando la campiña”, fue la foto galardonada. El jurado, de tendencia pacifista, consideró que la suya incitaba a la violencia.
    El impacto fue tan brutal, como si su armazón ÓSEO se rompiera en mil pedazos.

    Me gusta

  22. – Sí? Dígame.
    – …
    – Laura, buenos días¡ ¿ Vas a venir al estreno?
    – …
    – Pues… ¿Cómo quieres que me sienta? Como LIBÉLULA en un campo de CORAL.
    – …
    – No, Juan desistió de su papel. Menudo TROGLODITA está hecho. El actor que lo sustituye se llama David.
    – …
    – Sí, improvisaremos un manifiesto, una PARTENOGÉNESIS de palabras a favor de la continuidad del Teatro.
    – …
    -Jajaja ¿ Qué te voy a contar yo a ti?
    – …
    – Vale… Te dejo agasajando a tu querido esqueleto ÓSEO.
    – …
    – Otro para ti…Allí nos vemos.-

    Me gusta

  23. Cuenta la leyenda que una libélula despistada se posó en la camisa coral de una azafata de triste y dolorosa vida. Quedó prendida en su tejido y prendada de su carisma. Decidió acompañarla. Observó su sonrisa caminando por el avión, su paciencia ante el troglodita que sin modales exigía más vino, su dulzura con los ancianos, su empatía con los miedosos. Se emocionó al escuchar la conversación mantenida con un pasajero solitario: el descubrimiento de investigadores de la Universidad de Vigo sobre la partenogénesis de su especie. Decidió entonces tatuarse en su sistema óseo para calmar su dolor

    Me gusta

  24. Llevaba tiempo detrás de una. No le importaba forma, tamaño o color, pero en cuanto vio ese collar en plata del baile de una libélula, no dudó ni por un instante de comprarlo. Y encima era de coral, su color favorito y qué tan bien le sentaba
    Tendría que haber sido un troglodita, pero su chico no tardó en comprarlo.
    Lo envolvieron en un precioso papel con su lazada y todo .
    Lastima que la partenogénesis que su sistema óseo necesitaba no fuera tan fácil de conseguir
    Tendría que seguir luchando a ver si llegaba el transplante que necesitaba. Y antes o después llegaria

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s