ESCRIBE TU RELATO DE ABRIL (II): @Padre__Angel de Mensajeros de La Paz

Esta segunda semana del mes abril, en el Teatro Reina Victoria de Madrid donde celebramos nuestro Quinto Aniversario, nos dio las Cinco Palabras el querido Padre Ángel, al que este mes de abril le dedicamos su causa de Mensajeros de la Paz.

Ángel García Rodríguez, más conocido como Padre Ángel, es un sacerdote fundador y presidente de la ONG Mensajeros de la Paz, galardonada con el premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1994.

Sus Cinco Palabras fueron:

 SOLIDARIDAD
ABRAZAR
BESAR
ACARICIAR
PAZ

 

El padre Ángel logró hacer realidad en estos más de cincuenta años el sueño que tuvo siendo un joven sacerdote a través de Mensajeros de la Paz, una obra social que está presente en cuarenta y siete países de todo el mundo atendiendo a niños y jóvenes, discapacitados y mujeres, drogodependientes y personas mayores, comunidades enteras que trabajan por su desarrollo y naciones que han sufrido desastres naturales o humanos. “Pienso que a pesar de los miles o de los cientos de miles de personas a los que hemos dado un poco de cariño, de pan, de justicia, o a los que hemos ayudado a encender una luz para vislumbrar un futuro mejor, a pesar de tanto trabajo y tantas preocupaciones, estos cincuenta años hubieran merecido la pena sólo por una sonrisa: la de una madre que ve que su hijo puede salir adelante, la de un niño abandonado que aprende a dar un beso o la de un anciano que vive seguro, cuidado y querido sus últimos días”, comentó el Padre Ángel durante una entrevista a A. Fidalgo, en La Nueva España el 2 de marzo de 2011.

Uno de los primeros destinos del padre Ángel al ser ordenado sacerdote fue ocuparse de la capellanía del antiguo orfanato de Oviedo, el Hospicio Provincial. Allí se avivó la llama que ya había prendido en él cuando sólo tenía 12 años y quería ser como el cura de su pueblo, La Rebollada, que se ocupaba de las víctimas de la Guerra Civil. Y como era su deseo ingresó en el Seminario Diocesano Metropolitano de Oviedo. El 19 de marzo de 1961 fue ordenado sacerdote. Desde entonces no paró ni un solo momento.

La autora del prólogo de este mes es nuestra presidenta María del Mar Olayo y Adriana Tirado, y la causa irá destinada a Mensajeros de La Paz del Padre Ángel. 

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS

IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138

Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincoplabras.com

Anuncios

26 comentarios en “ESCRIBE TU RELATO DE ABRIL (II): @Padre__Angel de Mensajeros de La Paz”

  1. Cuando una persona utiliza la palabra Solidaridad ha de demostrar que significeramente la va a tener e intentar hacerle una vida mejor. Abrazar para sentir el calor que unos brazos te ofrecen. Al Besar demuestras cariño, amor, amistad. Acariciar a esa persona que intentas animar y ayudar, dandolé Paz interior

    Me gusta

  2. ¿Cuestión de zapatos?
    Solidaridad no es una palabra que se inventó recién por simple moda. No es un término más del diccionario ni un mandato que se cumple sin sentido. No significa donar lo que nos sobra o cederle, a quien no tiene, lo que ya no se usa.
    Es abrazar con fuerza alguna causa, creyéndola tan necesaria y justa, que uno no puede dar las buenas noches ni besar las mejillas de sus hijos, sin sentirse responsable del futuro. Es calzarse los zapatos de otros –comprenderlos- y acariciar la paz con el deseo de alcanzarla, poco a poco… juntos.

    Me gusta

  3. Yendo al cole iba repitiendo incesantemente la palabra solidaridad que continuaba trabándoseme.
    El abuelo me había dicho que aquello dejaría de pasar cuando aprendiera su auténtico significado. No entendí el mensaje, el abuelo decía tantas cosas…
    Llamó mi atención el ladrido de un perrillo que custodiaba (esa palabra la sabía muy bien) a una “homeless” acostada en un portal.
    Un desconocido impulso me llevó a abrazar y besar a la mujer y a acariciar al chucho. De la mochila saqué mi almuerzo y lo entregué a la anciana.
    -Solidaridad, pronuncié sin equivocarme.
    -Gracias, muchacho, vete en paz, me dijo sonriendo.

    Me gusta

  4. La observo llegar junto a un acompañante, en un momento fue el centro de todas las mirada, preciosa con aquel vestido rojo fuego, despertando la admiración de los hombres y la envidia de las mujeres.
    El sabia que asistiría a aquella cena benéfica , ella siempre demostraba su Solidaridad al Abrazar cualquier causa que ayudara a los más desfavorecidos.
    Nadie podía imaginar el trabajo que lo costo poder emplearse de camarero en aquel evento y todo por tenerla cerca con la esperanza de que ella se fijara en el.
    El deseo de Besar aquellos labios y Acariciar aquel cuerpo no le dejaba vivir en Paz y ahora una oleada de celos le invadía al verla junto a otro.
    Una espeluznante sonrisa le desdibujo la cara cuando acaricio la navaja que llevaba en el bolsillo.

    Me gusta

  5. Las criaturas se encontraban en la playa, perdidas, miraban hacia todas direcciones asustadas, entonces de las aguas emergió ella, llena de escamas y bella, al momento pareció crecer la solidaridad en aquellas criaturas, empezaron a socorrer a todos los humanos heridos por la guerra entre hombres.
    “Abrazar, besar, acariciar a cada ser de esta tierra” dijo aquella mujer, en su mano sostenía un bastón de coral y perlas.
    Dijo el más sabio anciano: “No sabíamos de su existencia en el fondo de los océanos, pero indudablemente también eran carne de nuestra carne y… ¡Trajeron paz, entendimiento y amor entre nosotros!”

    Me gusta

  6. BREVE DIARIO DE UN VOLUNTARIO EMPÁTICO

    Día uno: Ha llegado un nuevo grupo. Sus miradas desconfiadas y temerosas piden SOLIDARIDAD.

    Día dos: El pequeño grupo sigue como una piña. Rezuman angustia e incertidumbre. Descansaron y comieron algo.

    Día tres: Un niño pequeño ha aceptado el muñeco que le regalé y lo ha querido ABRAZAR y BESAR. Me ha sonreído tímidamente.

    Día cuatro: La madre del niño me ha agradecido el regalo. Dice que su hijo echa de menos a su hermano.

    Día cinco: Sigo aquí porque quiero ACARICIAR la esperanza y el sueño por un futuro mejor. He dibujado al niño la paloma de la PAZ.

    Me gusta

  7. Cuando hay solidaridad hay igualdad.
    Las personas solidarias al besar no les importa si besan ricos o pobres personas o animales, enemigos o amigos… porque ellas besan con tal cariño, que solo ven el alma que besan y éste nos hace iguales a todos.
    Nadie puede abrazar con amor sin quitarse las cadenas del odio y el desprecio que apresan su alma. Parecen resistentes, pero solo es necesario acariciar el alma que se aferra a esas cadenas para que caigan por si solas.
    Hasta que la última cadena no caiga, no podrá reinar la paz

    Me gusta

  8. Comentario de Rosa Cabezas:

    “Con las palabras del padre Ángel quiero felicitaros por esos cinco años cumplidos.

    Mucha solidaridad es lo que demuestra tener día tras día Mar Olayo Martínez. Capaz de abrazar y ser la promotora del gran proyecto como es CINCO PALABRAS. Además, tiene la posibilidad de viajar por el mundo y poder besar y acariciar niños sin recursos, transmitiéndoles serenidad y paz.

    Muchas felicidades por ese quinto aniversario y que sigas realizando esa gran labor muchísimos años más.”

    Me gusta

  9. Aquel 8 de Abril sabía que era un día importante para mi amiga Mar, y también para mi, la fiesta de la solidaridad que ella había llevado a tanta gente necesitada durante los últimos 5 años. Antes de la gala no pude evitar abrazar a quien con su amor, su arte y su tesón tanto me ayudó
    Agradecer y besar sus mejillas provocó acariciar su corazón y unas sencillas lágrimas asomaron sin pudor.
    Cuando su gran amor me invitó a subir a las tablas me aproveché de la ocasión y casi arrebatándole el micrófono, públicamente, le agradecí de corazón, y ya en paz, jamas dejaré pasar la oportunidad de decir a la gente que quiero, que la quiero.

    Me gusta

  10. EROS Y TANATOS

    La apertura de aquel local enfrente de su casa coincidió en fechas con su jubilación. Al principio, fue una manera de ocupar su tiempo libre. Pero pronto, se convirtió en una muestra de su solidaridad con los que acudían allí.
    En las primeras ocasiones, entraba en las diferentes salas y solo se dedicaba a abrazar a los presentes. Poco a poco, se atrevió a más y empezó a besar a los que veía más afectados. Incluso se sentaba junto a ellos y comenzaba a acariciar sus manos. Eso sí, siempre con respeto y deseando que el finado descansase en paz.

    Me gusta

  11. DÉJAME VIDA

    Déjame vida
    captar en los silencios
    hermanos,
    el hallazgo solidario
    de la alegría,
    la solidaridad de la calle
    que me recibe amiga.

    Déjame vida,
    que me sacuda el llanto
    cuando esas manos tendidas
    buscan el abrazo,
    que pueda yo abrazar
    todos sus sueños
    con un beso,
    y besar sus ojos
    como alimento.

    Déjame vida
    seguir el recorrido
    de la caricia,
    y, al acariciar me sienta,
    hija,hermana,familia.

    Déjame vida
    mecer el sueño de la paz,
    en una sonrisa.

    Me gusta

  12. Insensatos

    Por solidaridad, fue a la mesa para abrazar al teléfono con las manos. Su sorpresa fue que del teclado, habían desaparecido las teclas B, A y P. Lo comentó entré sus compañeros que dijeron: “B de burro, A de Alcohol y P de pavo, no son letras importantes”.
    Entraron en una discusión y le pegaron. El dueño del móvil se quedó tendido en el suelo y en un susurro, les dijo:
    —Observad ahora como son de importantes esas letras, con ellas se escriben las palabras Besar, Acariciar, Paz. Lo que teníais que haber hecho, en lugar de pelearos.

    Me gusta

  13. Qué importante son las palabras¡¡….con ellas el mundo aprendió a hablar, surgen por todas partes y según su procedencia , el mundo le otorga sonar de forma distinta. Algunas al pronunciarlas, traen consigo grandes dosis de humanidad y bienestar por ejemplo : Solidaridad¡ el mundo, siempre la está reclamando, la necesita tanto¡….a veces el mundo se siente injusto, triste, desolado, enojado, mudo ……y trata de encontrar bellas palabras como…Besar y Acariciar, en ese momento se relaja y transmite mucha Paz, de repente el mundo toma una importante decisión : quedarse por los siglos de los siglos con estas Cinco Palabras, que le hacen tanto bien, sentirse tan bonito y ser cada día un poquito MEJOR¡¡¡.

    Me gusta

  14. ¡Qué importante son las palabras¡¡…..y más importante aún , la acción que nos indican, el mundo está lleno de ellas y surgen por todas partes.
    Algunas al pronunciarlas, traen consigo grandes dosis de humanidad, comprensión, apoyo, ayuda …..dando vida a la Solidaridad¡¡¡¡qué importante y cuánto, la necesita el mundo . A veces el mundo se enferma de injusticias, guerras, egoísmo y urge suministrarle un antídoto, unas bellas palabras, que lo fortalezcan y puedan Abrazar, Besar, Acariciar, y queden resumidas en Paz¡¡¡ y con estas Cinco Palabras, el Mundo se Curó¡¡¡.

    Me gusta

  15. Storm
    No hace falta…a veces
    No hace falta el contacto para besar,
    No hace falta el roce para acariciar
    No hace falta presencia para abrazar
    A veces las palabras exactas te abrazan
    A veces el sonido de la voz te acaricia
    A veces las miradas besan intensamente
    La solidaridad de las palabras, el sonido y las miradas, en un tiempo lejano, nos permitieron sentirnos el uno al otro.
    Fueron el soporte de nuestros sentimientos cuando el largo puente de la distancia no nos permitía dormir en paz.
    A veces… no hace falta

    Me gusta

  16. Paz y solidaridad

    Qué distinto y bien se siente uno cuando es tratado con respeto y es encima abrazado con sinceridad. Cuando sientes que el cariño que recibes es sincero y que se te da con mucha efusividad y gran emotividad, en solidaridad con tu afecto al otro, que actúa con empatía dejándose abrazar y besar. Luego llegarán los gestos, las caricias de dos cuerpos solitarios que hoy, se dejarán acariciar. Porque en nuestro mundo no hacen falta más guerras, tampoco más insolidaridad. Lo que en nuestro amado planeta hace falta es; menos hambre, más amor, cariño, empatía y, mucha, mucha paz.

    Me gusta

  17. Santiago XIV

    Él nunca había necesitado empatía, ni solidaridad ni, mucho menos, compasión. ¿Por qué, pues, le salió aquello? ¿Qué escondía el subconsciente? Estaba harto de hacerse el fuerte. ¿Hasta cuándo iba a fingir estar por encima de la situación? Deseaba dejarse abrazar, dejarse besar y acariciar, dejarse querer, y se mostraba arisco por no aparecer débil. En su mundo, no había lugar para la flaqueza, ¡Siempre alerta, siempre en tensión! La paz sólo era un aburrido soplo entre dos guerras.
    -Algún día te quebrarás- le había dicho Andrés cuando se fue de la empresa, pero Santiago pensó que no tenía agallas.

    Me gusta

  18. A ESA GENTE MARAVILLOSA

    Fraternal empeño
    que atiende y cobija
    aquellas manos
    que se extienden vacías.

    La solidaridad y el aliento
    de una tierna mirada,
    que necesita abrazar,
    besar y acariciar otras vidas
    de futuros inciertos.

    Y sin pedir nada a cambio
    poner el corazón entero,
    que sin esperarlo siquiera
    de dicha quedará pleno.

    Seres de Almas limpias;
    solidarios, imprescindibles,
    que encadenando historias
    de Amor y de Paz,
    redimen lo feo y lo zafio
    que habita en este mundo.

    A esa gente maravillosa…
    Gracias por existir.

    Me gusta

  19. GUERRA Y PAZ

    Sole se estaba inscribiendo en una asociación de solidaridad con la causa Siria, cuando sonó el telefonillo. Era el repartidor que le subía la compra.

    Arturo era un chico al que bien podría abrazar, besar, acariciar, si no fuera porque podía ser su hijo. Abrió la puerta: camiseta blanca, piel morena, con aquel brillo en los ojos y esa sonrisa pícara cuando recibía la propina: “No hace falta, Señora, para usted el servicio a domicilio es gratuito”.

    Cuando se fue, dos deseos en apariencia opuestos le vinieron a Sole a la cabeza: paz para Siria y guerra con Arturo.

    Me gusta

  20. La bondad hecha hombre
    ¡SOLIDARIDAD! era la palabra mágica con la que aferraban a los incautos que escuchaban sus diatribas. No estaba por la labor de ABRAZAR una fe que no era tan diferente de la que había refutado de tanto seguirla.
    NO quiso BESAR la fría madera de aquella imagen. No le ayudaría.
    Pero le llegó una luz diáfana y serena de unos ancianos y suplicantes ojos, que lo quisieron ACARICIAR. Mimó la mejilla bordada de tantos días de llanto y, como un imán, los recuerdos llegaron desde su alma y se deslizó por un remanso de PAZ entre sus brazos.

    Me gusta

  21. ¡Cuántas palabras acaban igual!

    Alacridad, anterioridad, asperidad, austeridad, autoridad, barbaridad, capilaridad, caridad, celebridad, celeridad, claridad, contraridad, desautoridad, desteridad, disparidad, ejemplaridad, escolaridad, exterioridad, familiaridad, feridad, funebridad, hilaridad, impopularidad, impuridad, inferioridad, innumeridad, insalubridad, inseguridad, insinceridad, integridad, interioridad, irregularidad, mayoridad, mediocridad, menoridad, minoridad, obscuridad, oscuridad, paridad, particularidad, peculiaridad, perpendicularidad, polaridad, popularidad, posteridad, posterioridad, primeridad, prioridad, proceridad, prosperidad, puridad, raridad, regularidad, riguridad, salobridad, salubridad, seguridad, severidad, sinceridad, singularidad, solidaridad, sonoridad, superioridad, temeridad, vulgaridad.

    Te propongo un juego:

    ¿Cuántas palabras puede abrazar tu diccionario?
    ¿Cuántas palabras puede besar tu corazón?
    ¿Cuántas palabras llegan a acariciar tu alma?
    ¿Cuántas palabras son sinónimo de paz? ¿Cinco Palabras?

    Me gusta

  22. Junto a ti su vida es incierta.
    No sabe si estas o si no estas.
    Pero ya no siente solidaridad hacia ti.
    Ya no se identifica contigo en ese huracán que pasa por tu vida.
    Ha dejado de entenderte. Ya lo ha dado todo.
    Si solo pudieras abrazar y dejarte llevar.
    Si solo pudieras besar y dejar de sufrir.
    No sabe qué llevas dentro pero le gustaría acariciar tu alma. Acunarla.
    Pero no sabe cómo llegar a ella y hacerse entender.
    Si pudieras vivir en paz… No se iría.

    Me gusta

  23. La vida es un vagón donde sube y baja gente,es un trayecto de ida y de muchas vueltas con paradas intermedias.
    Céntrate en ti,en tus ilusiones y en tu solidaridad.Trata de abrazar al máximo con ganas y sentimientos.No dejes de besar con locura y pasión sin olvidarte de acariciar con ternura y sinceridad .No olvides la pasión por ese alguien que te ayuda a tener paz contigo mismo,y sobre todo sonríe y trata de ser feliz porque ese vagón sólo pasa una vez en tu vida .

    Me gusta

  24. SOLIDARIDAD – ABRAZAR – BESAR – ACARICIAR – PAZ.
    Fuimos a conocer la iglesia del Padre Ángel, a la calle Hortaleza de Madrid. Se respiraba muchísima SOLIDARIDAD. La hospitalidad era palpante por todos los rincones. Un hombre con barba canosa del mil años, nos invito a sentarnos a su lado, después de la misa de la tarde; al finalizar nos quiso ABRAZAR, nos indico, si queríamos BESAR el manto de San Anton; manolo es un colaborador voluntario del templo. ACARICIAR, con su voz a los visitantes, es lo mas gratificante para todos; su dulce voz; es serena y la PAZ dentro del templo, este lugar es inmenso.

    Me gusta

  25. Llevaba mucho tiempo intentando liberarse de las ataduras que este mundo actual le había creado.
    Su sueño siempre fué crear un lugar,un hogar donde primace la solidaridad entre las personas más dispares.
    En aquella escapada de fin de semana,a aquella abandonada aldea,le hizo verlo claro.
    Allí sería,ya se veía abrazar y besar a sus primeros vecinos.
    A la plaza le llamaría La Plaza del Acariciar.
    La paz que ahora se respiraba seguiría después acompañada por la alegría.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s