ESCRIBE TU RELATO DE ENERO (II): ROBERTO CANESSA SUPERVIVIENTE DE LOS ANDES @rjcanessa

La segunda semana del mes de enero las Cinco Palabras nos las da un auténtico superviviente: Roberto Jorge Canessa. Este médico de profesión y ex jugador uruguayo de rugby… que pasó a la historia por sobrevivir el 13 de octubre de 1972 al accidente aéreo  de los Andes. Un avión de la Fuerza Aérea Uruguaya, que llevaba al equipo de rugby uruguayo Old Christians —y muchos de sus amigos y familiares—, se estrelló en medio de la cordillera de los Andes. En aquel momento tenía 19 años y era estudiante de segundo de medicina. Tras el accidente Canessa, junto con Fernando ‘Nando’ Parrado, emprendió la travesía de 10 días a través de la cordillera de los Andes para buscar ayuda. También fue uno de los primeros que sugirió alimentarse de la carne de los fallecidos en el accidente, rompiendo con ese tabú y probando el primer bocado.

WhatsApp Image 2018-01-07 at 12.06.39Nuestra presidenta, Mar Olayo, viajó a Montevideo (Uruguay) y se entrevistó con Roberto Canessa que nos presenta su nuevo libro para todos los Escritores Solidarios de Cinco Palabras.

Éstas son las Cinco Palabras que nos llegan desde Montevideo, Uruguay:

Incertidumbre
Ostracismo 
Lúgubre
Insoportable
Mañana

20432150.jpg-r_1280_720-f_jpg-q_x-xxyxx.jpg

En el año 1993 se estrenó la película ‘¡Viven!’, en la que Canessa fue interpretado por el actor Josh Hamilton. En la actualidad el doctor Canessa es cardiólogo infantil y  conferenciante.

En 2016, publica su libro ‘Tenía que sobrevivir’, en español e inglés. Es un iluminador relato de esperanza y determinación, solidaridad e ingenio, que aporta una nueva perspectiva a una historia mundialmente conocida. Este libro es el relato cautivante y desgarrador de esa larga experiencia con la muerte que impulsó a uno de sus sobrevivientes, Roberto Canessa, a convertirse en uno de los cardiólogos infantiles más conocidos del mundo.

Cuando atendía a sus compañeros heridos en medio de la devastación que produjo el accidente, se sintió la persona más afortunada del planeta: estaba vivo, y por eso mismo, debía estar eternamente agradecido.

9788416328741.jpg

Mientras el grupo luchaba por sobrevivir más allá del límite de lo imaginable, Canessa jugó un rol fundamental para salvar a los demás sobrevivientes, atravesando la cordillera de los Andes junto a Fernando Parrado, exánimes y sin ningún tipo de equipo, en busca de ayuda. Esta delgada línea entre la vida y la muerte se transformó en un catalizador para el resto de su vida. Canessa traza un paralelismo único y fascinante entre su trabajo diagnosticando cardiopatías congénitas muy complejas a niños recién nacidos y fetos, y las decisiones difíciles de vida o muerte que fue forzado a tomar en los Andes. Con ternura y humanismo, Canessa nos incita a preguntarnos: “¿Qué hacer cuando todo está en tu contra?”.

 

Este mes el prólogo es del Baritono de la Coral Cantoria, Fernando Ruiz Pavón

La causa del primer mes del año en Cinco Palabras está dedicada a los más desfavorecidos: RAIS HOGAR SI..“En RAIS trabajamos para conseguir que ninguna persona viva en la calle. Somos una entidad de iniciativa social, no lucrativa, independiente y plural, de ámbito estatal creada en 1998. Nos mueve la convicción de saber que es posible acabar con el sinhogarismo”.

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS

IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138

Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincoplabras.com

 

Anuncios

24 comentarios en “ESCRIBE TU RELATO DE ENERO (II): ROBERTO CANESSA SUPERVIVIENTE DE LOS ANDES @rjcanessa”

  1. No habrá mañana

    Miré con pesar el medio vaso de líquido incoloro que tenía entre los dedos. Se acabó, no puedo más… no me queda mecha ni cartucho suficiente para quemar esta maldita incertidumbre que me habita y se duele en mis entrañas, la misma garra salvaje y desgarradora que me ha arrastrado hasta éste ostracismo en el que vivo y que ha degenerado en hastío y asco de mí mismo. No es nada halagüeño para nadie vivir ésta penosa y lúgubre existencia. Hoy, tras más de cinco décadas de vida se me ha hecho insostenible e insoportable. No habrá mañana para mí.

    Me gusta

  2. La incertidumbre rige este sitio, sé que la sigo queriendo. El ostracismo en el que me encuentro me hace pensar que quizás solo exista el amor. No vivo exactamente en la caverna griega, lúgubre, sé lo que podría haber sido: Luz. No es tan insoportable como dicen… Las caricias aún sobreviven, el abrazo verdadero, no sé bien dónde estamos… Todo es… ¿indefinible? La veo resplandeciente… Sin verla. La quiero de alguna manera… Sin tenerla. El mágico viaje renace intensamente. Dijeron: “No hay mañana”. El móvil suena y ella ríe. ¡Siiii! ¿Dónde amaremos? No sé, ¿en papel? Mejor abre la puerta…

    Me gusta

  3. Recuperando tu melodía

    La incertidumbre te había despertado como un grito insistente aquella noche.
    Tu histórico ostracismo en el lúgubre cuarto que solías hallar siempre tan cómodo comenzaba a tornarse insoportable.
    La extrañabas.
    Aunque ¿qué pensaría ella si te viera dudando con tu guitarra muda, entre vasos vacíos, medias sucias, colillas, papeles abollados (cadáveres de estrofas excluidas por cursis)?
    -¡Ordénate! Te advirtió la parpadeante voz de tu inconsciencia.
    Entre sueños, sonámbulo, lo hiciste.
    Al verla, todavía inseguro, disfrazaste tu pregunta:
    -Sería maravilloso si vinieras. Mi casa es pequeñita pero hay música…
    -Perfecto, mañana me mudo –escuchaste. Y regresó la certeza.

    Me gusta

  4. Nos propusimos, en nuestro campamento solidario, ir a la selva a vacunar de polio a los habitantes del del mismo poblado.
    Había revueltas y soldados por todas partes. No sabíamos si pasariamos los controles, la incertidumbre era constante.
    Aplicaban el ostracismo a todos los peligrosos o sospechosos de disturbios. Los soldados estaban apostados en un rincón y lugar lúgubre.
    Disponíamos de un Jip de los años 50’. Hacía un ruido insoportable. Sin ningún problema, ni altercado, llegamos al poblado de la selva. Saludamos al jefe de la tribu y, por la mañana, comenzaríamos a vacunar primero a los mas pequeños.

    Me gusta

  5. PLEGARIA
    Una gran incertidumbre se apoderó de mí y tuve muy claro que debía salir del ostracismo en que me había sumido en los últimos tiempos. Pero no ayudaba el ambiente que me rodeaba, lúgubre e insoportable debido a los acontecimientos desencadenados por la terrible guerra. Traté de serenarme. Recordé los consejos dados por mi padre, si alguna vez me encontraba en una situación límite, como ocurría ahora, e invoqué a ese Dios —según él— todopoderoso, para que me dejara disfrutar de un mañana feliz y con futuro junto a los míos.

    Me gusta

  6. Santiago VI

    Toda su seguridad se tornó en una desesperante incertidumbre. En la empresa le habían recomendado que se tomara una vacaciones, pero no aceptó y, con sequedad, le habían sometido a un ostracismo insultante; le habían invitado a cambiarse a un lúgubre y frío despacho, en el semisótano, junto a Reprografía. Tenía descontado que su situación se haría, cada día, más insoportable y que el entorno se volvería hostil, pero no lo esperaba tan pronto. Era austero y previsor, y tenía algún dinero ahorrado, pero, repentinamente, supo que su carrera profesional estaba agotada. Tenía cincuenta años y un oscuro mañana enfrente.

    Me gusta

  7. El Clan III

    El grupo había perdido, en la última salida, dos hombres y Bailo volvió malherido. La postración de Bailo provocaba intranquilidad e incertidumbre en el clan. La despensa estaba vacía y era necesario volver a cazar. Si no se recuperaba, Bailo sería condenado al ostracismo, perdería su poder, sería postergado y terminaría abandonado. Al amanecer, el “sin nombre” y cuatro hombres más abandonaron la lúgubre cueva y atravesaron la llanura a paso ligero. El frío era insoportable y los cuerpos, medios desnudos, agradecían el primer sol de la mañana. Había que volver con carne antes del anochecer.

    Me gusta

  8. Suele pasar que la Incertidumbre del futuro no nos deja vivir plenamente, nos preocupan tonterías como caer en el Ostracismo, en el olvido, al final vas a terminar siendo olvidado, sea hoy, el año que viene o tarde un siglo, tu recuerdo se desvanecera en el tiempo.
    Es difícil conseguí la inmortalidad, a no ser que seas un gran pintor, escritor o que entrés en los libros de historia ya sea por algo bueno o por algo lúgubre.
    A veces nuestro presente nos parece Insoportable y no pensamos que el Mañana puede ser peor, o mejor, de momento no hay nada escrito y solo de nosotros mismos depende ser olvidados o recordados.

    Me gusta

  9. “TAL VEZ MAÑANA”

    Horizonte oscuro
    de incertidumbre alimento.
    Condenado al ostracismo
    de un lúgubre
    y helador presagio,
    sufres el insoportable peso
    de aquel inhóspito vacío.

    Perdido en ninguna parte
    de un paisaje
    eternamente blanco.
    Altas cumbres nevadas,
    que imponentes enseñan
    entre sus afiladas garras,
    severa advertencia
    de mortal herida.

    Sin luchar mueres
    bajo ese manto gélido.
    Si tu cuerpo flaquea,
    vida o muerte
    se retratan juntas.

    Pelear por la vida
    o caer rendido
    ante una muerte que tirita.
    Noche perpetua
    extendiendo su negrura
    sobre inmaculado
    y níveo sepulcro.

    O resistirse firme en ese…
    “tal vez mañana”.
    Caminar en busca del valle…
    ¡Y vivir!.

    Me gusta

  10. DESPERTARES

    Hace demasiadas noches que mi sueño transcurre entre el vacío y la incertidumbre. Duele tanto tu ausencia… Desde entonces, mi corazón ha decidido permanecer en el ostracismo y se niega a latir fuera de las cuatro paredes de esta lúgubre habitación.

    Esta situación, a mi alma le resulta insoportable, se rebela y lucha contra este maldito encierro cada amanecer. Sabe que existe un mañana y no se resigna a solo sobrevivir.

    Entonces, se abre la puerta, la brisa invade cada rincón de mi cuerpo, el sol anida en mi piel y despierto de mi letargo en el cielo de tus ojos.

    Me gusta

  11. Chicle:

    Con todo mi desprecio y sin Incertidumbre, al margen de la justicia que te apliquen, te condeno al Ostracismo eterno, por tu crueldad y tus brutales actos, por ser un asesino de mujeres y, sin escrúpulos, deshacerte de ellas como despojos.

    A ti, que no tienes consideración ni dignidad, que callas tus delitos, te condeno al más Lúgubre calabozo, deseando que tu existencia sea larga, Insoportable y llena de silencios, tan solo rotos por los ecos de los gemidos de las víctimas que causaste.

    Como no mereces la vida, te condeno a no tener derecho a un Mañana.

    Me gusta

  12. Cambio generacional
    Desde la distancia del tiempo, inmerso en un mundo sombrío, auguraba un futuro sin alicientes.
    Lleno de INCERTIDUMBRE, comprobaba cómo los padres, que habían caído en el OSTRACISMO de sus vanidades (trabajar como autómatas y sucumbir a sus hobbies, era lo prioritario), llevaban a sus hijos a colegios: a “Tiempo total” y “todo incluido”.
    Un ambiente LÚGUBRE, donde decenas de niños crecían al libre albedrio de los intereses económicos, sociales y políticos. Era INSOPORTABLE.
    Una MAÑANA, el abuelo contempló con tristeza, cómo de los colegios partieron cual reata tras “la flauta de Hamelin”, niños escarlatinados y desahuciados por tanta negligencia.

    Me gusta

  13. Lo que fuera que me devolvió al tiempo real, me llenó de incertidumbre.
    Aquellas ideas condenadas al ostracismo por reaccionarias y políticamente incorrectas volvían a emerger punzantes, exigentes, apremiantes, obligándome a poner luz en mi lúgubre existencia.
    Las reconocí, éramos viejas amigas y lamentablemente seguían vigentes en la insoportable sociedad de inhumanos en la que nos habíamos convertido.
    Me sedujeron de nuevo; removieron mi conciencia; me ganaron para la lucha; con el corazón en la mano y la cabeza fría visualicé un nuevo mañana; como Lázaro resucité para la vida y emprendí el camino en pos de mi recuperado sueño.

    Me gusta

  14. Homenaje a Diana Quer
    No sabíamos qué había pasado, por qué había desparecido, por qué no volvió a casa. La incertidumbre se acabó convirtiendo en nuestra compañera durante meses, triste compañera que habríamos querido condenar al ostracismo. Un día llegó la más lúgubre de las noticias, el dolor es insoportable, su asesino no merece un mañana.

    Me gusta

  15. La incertidumbre de no saber qué significa ostracismo, me lleva a una lúgubre situación que parece insoportable. Voy a echar una cabezadita y mañana será otro día.

    Me gusta

  16. LUNES

    Cuando suena el despertador tiene la incertidumbre de si podrá abrir los ojos. Le gustaría tanto no despertar jamás. De nuevo al trabajo, para sufrir el ostracismo absoluto en aquel lúgubre cubículo del sótano, donde lleva recluido meses. Únicamente acompañado por una silla, una mesa, una bombilla y ocho horas sin hacer nada. Es insoportable.

    Esta mañana, de camino al infierno, ha encontrado la Sala de Juntas abierta. Era su oportunidad para que no lo olvidaran.

    A las doce, al entrar los miembros del Consejo de Administración, han encontrado allí, balanceándose sobre la mesa, colgando de la impresionante lámpara de diseño, su cuerpo desnudo e inerte.

    Me gusta

  17. SUPERVIVIENTE

    Atravesé el desierto y el mar con la incertidumbre de un destino inalcanzable. Sufro el ostracismo en tierra extraña. Vivo en una lúgubre habitación alquilada el insoportable dolor de la distancia.
    Pero nadie conoce la fuerza que late en mis venas. Me he prometido a mí mismo que habrá un mañana para mis hijos.

    Me gusta

  18. SIN RENDIRSE

    Sin rendirnos, en el seno
    blanco de un valle frio
    con la incertidumbre a la espalda,
    miedo en la mirada y,
    un involuntario ostracismo
    aposentado en la esperanza,
    desterramos del pensamiento
    el lúgubre acoso de la muerte
    disfrazado de hambre y silencio.

    Escondiendo todos
    la mal disimulada e insoportable
    mirada,
    de una decisión, dolorosa herida,
    hicimos sin rendirnos,
    de un posible “mañana”,
    un presente de lucha,
    ni vencedores ni vencidos
    en la última batalla.
    Sólo vida, sin rendirnos,
    en el alma un compromiso,
    nueva luz,
    más vida, al despertar el alba.

    Me gusta

  19. Recuerdo los veranos en el caserón, los recuerdo con desazón, entonces era joven pero ahora que ya no lo somos sigo igual por eso regresar cada año me recuerda mis flaquezas. Nunca me he sentido segura de casi nada, la incertidumbre se acentúa cuando te veo, mi ostracismo es mayor cuando estas cerca, creo que es esa mirada tuya tan lúgubre que me aterra, estar a tu lado se me hace insoportable, así era entonces y así será mañana.

    He estado algo ausente desde que publicas el domingo y ese día es mi día de familia y no de ordenador, me hace feliz colaborar hoy, conozco la historia, la seguí y he leído el libro.

    Me gusta

  20. Otra semana más que las Cinco Palabras se encuentran en una gran incertidumbre, al desconocer los significados de las dos siguientes palabras de esta semana: el ostracismo y la lúgubre. Qué hay más insoportable que no encontrar respuestas para el día de mañana.
    Un mañana que es la continuación de hoy, de alguna manera el ser humano tiene la facilidad para decorar los horizontes que se le aparece como su destino.
    Un nuevo horizonte que está dentro de su maleta, la misma donde guarda sus secretos entre sus zapatos. Zapatos cansados de andar y encontrarse con una gran montaña rusa

    Me gusta

  21. HOY ES TU MAÑANA

    Todo había pasado tan rápido como un huracán. Quedaban los despojos de una mujer abandonada, envuelta en su gran INCERTIDUMBRE. Se había refugiado en su propio OSTRACISMO, con esa mirada tan LÚGUBRE que apenas divisaba la realidad.
    Le resultaba INSOPORTABLE tener que levantarse cada MAÑANA. Se miró al espejo y no se encontró. Se acordó de la carta que la esperaba, sin abrir, sobre la butaca amarilla del salón.
    Al leerla, sus ojos rieron, sus labios sonrieron y sus pies se envolvieron de vida.

    Me gusta

  22. No paraba de rascase la espada. El picor comenzaba a ser inaguantable. Los seis años de incertidumbre e investigación les habían conducido a un ostracismo voluntario, para que el exterior no agravara su desconocida enfermedad. El lúgubre pensamiento de la muerte de su pequeño le estaba minando la vida. El niño le sonrió cuando, tomándole en brazos, le llevó a la bañera donde el agua templada calmaría su insoportable irritación. Sabía que pronto volaría lejos.
    Con mimo, le enjabonó las prominencias sedosas que tanto le escocían.
    A la mañana siguiente, encontró unas plumas blancas sobre el lecho de su hijo.

    Me gusta

  23. Como buena libra, sufro mucho a la hora de tomar una decisión y lo malo es que cada vez va a más. En esos momentos, la incertidumbre sobre si elegiré la opción adecuada me corroe y condeno a mi alma al más injusto ostracismo, pasando a un estado emocional lúgubre en el que los pensamientos sobre los pros y los contras de cada opción se aceleran volviéndose la velocidad en la que se desplazan por mi mente insoportable. Entonces, cuando parece que ya me va estallar la cabeza, me digo: “¡Para! Déjalo para mañana!

    Me gusta

  24. Ya era el momento de dejar de lado el sentimiento de incertidumbre,la necesidad del ostracismo.
    El buscar lo lúgubre sobre la luz y la alegría.
    Por insoportable que pueda parecer una situación de crisis de cualquier tipo…
    SIEMPRE va a llegar un mañana diferente,una risa,una brisa,un abrazo o un momento de paz infinita.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s