ESCRIBE TU RELATO DE NOVIEMBRE (V): ROSI DE ALVA, BAILAORA Y COREÓGRAFA

La quinta y última semana del mes de noviembre las Cinco Palabras nos llegan desde la Costa del Sol, más concretamente desde Málaga. La bailaora Rosi de Alva, pertenece  a una gran familia de artistas en la que existen cinco generaciones dedicadas al mundo de la música, de la danza y el flamenco. Con ella seguimos homenajeando a Gioanni Ostía Trujillo, la Reina de Baile del Instituto Justo Arosemena (Panamá City), una institución educativa que celebra el bicentenario de su fundador, por ese motivo ha convocado este año el II Encuentro Folclórico, en el que nuestra protagonista fue galardonada y así seguir ayudando la ONG panameña: Llevando Sonrisas.

Rosi de Alva ha intervenido como bailaora solista en TVE, Antena 3, Tele 5, Canal Satélite, Canal Sur, Canal Sur Andalucía y televisiones locales así como en grandes teatros como son La Villa de Madrid junto a Marifé de Triana, Lope de Vega de Sevilla y Torrevieja de Alicante junto a Lolita Sevilla,  Cervantes de Málaga, Príncipe de Asturias de Torremolinos, Villa de Nerja y al baile en numerosos festivales flamencos. Y nos envía sus Cinco Palabras con una creativa coreografía para todos los escritores solidarios…

Sus Cinco Palabras son:

Dar
Flamenca
Entrañas
Andaduras
Lamento

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas: No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas. El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras (*).

Inicia sus estudios de baile a de la mano de su abuela Angelita Didier y sube a los escenarios por primera vez a los seis años. Rosi de Alva comienza su actividad profesional a los once años como bailaora solista en el cuadro flamenco de Paco de Málaga y a los trece años se convierte en la 1ª bailarina de la compañía de Paco de Alba y Queta Claver, realizando giras internacionales por Italia, Suiza, Siria, Kenia, Portugal y España.

Forma parte durante una temporada del ballet de Carmen Mota como bailarina destacada y amplía sus conocimientos de baile en Madrid en la prestigiosa escuela “ Amor de Dios” con grandes maestros como Ciro, Paco Romero, la Tati, Granero, María Magdalena, Azorín, Manolete además de realizar numerosos cursillos con los maestros Antonio Canales, el Pipa, Juan Amaya, Torombo y un largo etc.



​Posteriormente, Rosi de Alva, se incorpora al ballet flamenco y clásico español “Embrujo” del cual es bailaora solista y coreógrafa del mismo. Con dicha compañía y de la mano de La Junta de Andalucía, representa el Flamenco en España y en Europa. Entre sus diversas giras por todo el mundo ha recorrido España, Italia, Francia, Suiza, Alemania, Dinamarca, Suecia, Emiratos Arabes Unidos, Portugal, Kenia, Siria y Marruecos actuando con asiduidad para la familia real en el teatro Mohamed V. de Rabat, Casablanca y Marrakech.

​Ha intervenido como bailaora solista en TVE, Antena 3, Tele 5, Canal Satélite, Canal Sur, Canal Sur Andalucía así como en grandes teatros junto a Marifé de Triana, Lolita Sevilla y Pasión Vega. Participa asiduamente en la Bienal “Málaga en Flamenco” y a lo largo de su trayectoria artística ha presentado varias producciones flamencas destacando “Pasión”, “Aires de Málaga”, “Cinco Generaciones”, “Encuentro”, “Esencia” y “Sentío”, este último presentado en noviembre de 2017.


Participa frecuentemente como conferenciante en la Universidad Internacional de Andalucía así como en la Universidad de Málaga. Es licenciada en Pedagogía de la Danza y profesora por oposición en la especialidad de Baile Flamenco en el Conservatorio Profesional de Danza de Málaga Pepa Flores.

Es colaboradora en los programas de intercambio cultural con Marruecos y colaboradora con la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía para la promoción de los valores culturales del flamenco y la danza española dentro y fuera de nuestras fronteras.

En el mes de noviembre de 2017, Cinco Palabras dedicará sus esfuerzos: Llevando Sonrisas de Panamá

(*) Escribe el relato en esta PÁGINA pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS

IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138

Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincoplabras.com

Anuncios

26 comentarios en “ESCRIBE TU RELATO DE NOVIEMBRE (V): ROSI DE ALVA, BAILAORA Y COREÓGRAFA”

  1. La vida nos enseña que sin dar no somos completos.
    A veces cuesta entender a nuestro corazón a pesar de su lenguaje claro, por la propia naturaleza del ser humano.
    Un alma flamenca que un día me dio la vida, me enseñaba que vivir es “hacer el bien sin mirar a quién”.
    Cuando ahondas en las entrañas del mundo y ves tantas cosas que podrían ser mejor, no descansas hasta que revives las andaduras de tu vida, y deseas con todas tus fuerzas que no haya un lamento nunca, por lo que dejaste de hacer.

    Me gusta

  2. Canto de la Rosca

    No te puedo Dar, Flamenca mía, el alma, porque la llevo incrustada en las Entrañas, Son Andaduras de mi tierra, su Canto de la Rosca, folklore tradicional de Extremadura.

    Lamento inmisericorde del bellotero o mangurrino, Fiel a su arte y a su estilo, con sus Ramos de lirios entregados en ritos de ofrenda, vínculo a la religiosidad popular para con el culto a los mártires.

    Sin embargo, no seré yo quien renueve mi espíritu ni manche con mi sangre la lona, te daré mi corazón, si lo mereces, mientras te canto un taranto o un fandango catalán.

    Me gusta

  3. DAR valor a un sentimiento, como la FLAMENCA que en ella sale toda la pasión de sus ENTRAÑAS, del fondo de su alma, que con la ANDADURA del tiempo ha adquirido.
    Vivirlo, vivirlo, vivirlo sin LAMENTO.

    Me gusta

  4. Decías que era amor lo que me querías dar. No fue así, eras radiante, más de lo que podría yo esperar. Con tu carisma me demostraste que eras muy flamenca, no eres mujer de un solo hombre, ni tan siquiera existe uno solo que pueda retenerte a su lado.
    El arte que tienes en tu cuerpo sale de tus entrañas. Caminas con la elegancia de una dama que no vive de sus andaduras, que vive el día a día con gracia innata y sin un lamento.

    Me gusta

  5. Cerró la puerta y se marchó dejándolo atrás, cansada de los “te voy a dar una paliza que te vas a enterar” y los “como te pongas flamenca te saco las entrañas”.
    Estaba harta de sus amenazas y de sus andaduras sin dar cuenta de nada, harta de su tristeza y de la soledad.
    Escuchó su nombre, la llamaba, le pedía que volviera, que lo perdonase.
    Escuchó su llanto y su lamento, le gritaba que la amaba.
    Continuó caminando con paso firme sin volver la vista diciéndose “ahora el amor ya no es suficiente”.

    Me gusta

  6. ¿Quién eres? No, no estoy asustada, solo que no acostumbro a recibir visitas desde el techo de mi habitación. ¿Vienes a dar o a pedir? Tú no eres la muerte. La parca no baila por bulerías y tú rezumas alegría flamenca. Si has venido a buscarme es para que algo se arraigue en mis entrañas. Han sido muchas las andaduras y pocos los descansos, por eso, si quieres llevarme, que sea en brazos. Dime lo que deseas, sin lamento ni pena que te atiendo serena, pero dímelo ya, que Morfeo asoma. Si callas, abrázame y calienta mi lecho. Mañana me despertará tu aliento

    Le gusta a 1 persona

  7. CON PASIÓN
    Estaba la bailarina en las antípodas. Allí no conocían el flamenco y hablando con su representante, le hizo una petición.
    —Me gustaría dar aquí un concierto con un buen guitarrista. Tienes que conseguirlo.
    —Haré lo que pueda flamenca de mi alma, ya sabes que yo por ti, hago imposibles.
    Desde las entrañas, le venía el arte. Lo heredó de su madre y en las andaduras por el mundo, dejó huella en todos los sitios que actuaba. Su grito, su lamento transmitía el alma gitana y la pasión de toda una raza.

    Me gusta

  8. 30.000 personas, 60 países y un sin fin de colectivos, apoyaban la candidatura, para obtener el titulo de la UNESCO.
    Desde Nairobi, kenia; en el 2010. Decidieron DAR. El reconocimiento Patrimonio de la Humanidad, al Flamenco.
    Yo estaba, entre el publico. Al oír, del jurado el nombramiento del Arte. Me puse FLAMENCA. Baile por los pasillos del certamen; las ENTRAÑAS, me hervían de emoción. Las ANDADURAS , fueron arduas. Nos lo negaron en el 2005. Al fin conseguido.
    Todo fue un jubilo de alegría. Se convirtió, en un sentido LAMENTO, de cante jondo. Tarantos y Seguidillas; en el barrio sevillano de Santa Cruz. Oleeeee !!! fue la ovación.

    Le gusta a 1 persona

  9. ¿Qué es Dar?
    Es ofrecer lo que uno tiene, de corazón, con la intención y el alma, como una Flamenca entrega sus propias Entrañas en cada actuación. ¿Es nuestra vida una actuación? Solo los “dadores” sabemos la verdad que nos conducen por las Andaduras del destino. Unas veces acompañado de un Lamento, otras de una pasión, pero siempre, siempre, siempre, donde el corazón nos lleva, pues ese es nuestro destino.

    Le gusta a 1 persona

  10. FLAMENCA

    Una luz íntima envuelve el cuadro
    y todo se conjuga,
    para dar sentido al rasgueo
    de una guitarra que llora.

    Rompen las palmas
    uniéndose a un cante desgarrado;
    arrastrando en un quejido
    el apasionado baile de una flamenca.

    Con gesto fruncido y dominante,
    la intensidad de su mirada
    es un constante desafío,
    reflejando el ardiente fuego
    que ha crecido en sus entrañas.

    Evocando mil andaduras
    en un indómito
    y salvaje taconeo contra el suelo,
    proyecta un afligido lamento
    que arquea
    y tensa su cuerpo cimbreante,
    mientras los dedos de sus manos,
    dibujan en el aire
    el sentimiento que le embarga.

    Me gusta

  11. Dar más pasión al baile
    no puede la flamenca.
    En sus entrañas se mueve
    lo oscuro de su raza,
    andaduras lejanas,
    hogueras, frio, sueño.
    Gargantas desgarradas
    en cante que siempre fué lamento…

    Me gusta

  12. Comenzaba Sancho a dar muestras de cansancio cuando una venta surgió entre la bruma.
    – Mí señor don Quijote, los huesos molidos tengo. Atisban mis ojos un aposento donde, además del yantar, una flamenca agasaja con sus bailes y arrumacos.
    – No se hable más, Sancho vayamos…que llevo las entrañas rotas de estas andaduras en pos de la justicia.
    Llegaronse hasta el lugar renqueantes y al entrar hallaron al posadero hecho un lamento de ayes y quebrantos.
    – ¡Ladrona, bellaca…pues no me ha robado la muy desgraciada!
    Y en lontananza topáronse sus miradas con la bilarina que, galopando, escapaba entre los trigales.

    Me gusta

  13. Dar sin pedir nada, mejor amar a ser amada, asi es ella.
    Sonrio cuando insinuo que una vieja gruñona vive en su cuerpo de joven, cuando la verdad es que envidio la forma en la que se enfrenta al mundo, asi tan flamenca, sin miedos, sin tapujos, asi es ella.
    Porque hay hermanas que nacen del mismo vientre, de las mismas entrañas, pero a otras las encuentras en el camino, asi es ella.
    Mi memoria es la suya, la de tantas andaduras juntas,sus risas son las mias y su lamento es el mio, asi es ella.
    Demarra lágrimas imaginandose sola a la orilla del rio que calla el ruido de la ciudad, para escuchar el silencio de las hojas caidas de otoño entre la que juegan los niños…asi es ella.

    Me gusta

  14. “Buenhechizo”
    Desde que a los andaluces se les ocurrió bailar… el mundo es más amable: Saben dar alegría. Con su danza flamenca y el taconeo inconfundible que les nace en las entrañas, reviven hasta a las flores marchitas del otoño.
    Todos acarreamos nuestras andaduras, el peso del pasado en las espaldas y los sueños en los pies, a la espera de algún paso imprescindible que nos haga olvidar el lamento insistente cotidiano.
    Mas cuando los bailaores aparecen con su aljibe inagotable de talento y de duende, es como si volviese el carnaval: Cada dolor se calma por su cuenta.

    Me gusta

  15. SUEÑOS POR BULERÍAS

    Cuando sale de dar su clase de baile persiste el mismo sueño, ponerse un traje de flamenca, subirse a un tablao y mover la cola por bulerías. Como dice su profesora: —es que tienes arte, bailas con las entrañas. —Entonces se acuerda de su abuela que le decía: —qué andaduras de bailaora, con ese culito respingón que quita el sentío.

    Pero llega a casa, abre el armario, ve el traje de corto que cuelga en su interior y aflora un lamento. Sabe que eso es lo que se pondrá cuando acuda a la caseta de su empresa en la Feria si quiere conservar su puesto como secretario en el Consejo de Administración.

    Me gusta

  16. Me gustaría dar esa flor al aire para que dejarás de ser tan flamenca pero , al arrebatartela, te arrancaría de tus entrañas la esencia de lo que tú eres y yo no soy así . Te convertirías otra persona , no de la que me enamorè. Llevo tantas andaduras persiguiendo a una mujer para amar y ahora te debo dejar ir . No seria justo . Quizá algun día recuerdes mi lamento por no haber podido retenerte en mis brazos y vuelvas . Pero tú eres asi, libre y debes seguir volando con el baile porque es tú sangre y tu vida .

    Me gusta

  17. Era su primera actuación desde que había dejado atrás las rejas de la cárcel. Quería DAR lo mejor de sí como una pintura FLAMENCA, donde la luz irradia, desde las sombras, colores vivos inundados de elegancia.
    Las notas de una guitarra arrancan pasión de sus ENTRAÑAS y sus pies se embarcan en una nueva ANDADURA de la vida: es su oportunidad. Se mueve al son del ritmo flamenco, fluyendo la sangre entre su cuerpo y alma. Es su pasión y así lo baila. Sin un LAMENTO.
    Su efervescencia levanta al público aclamándola. Da las gracias.
    Tras las rejas, mañana, se sentirá aclamada.-

    Me gusta

  18. El restaurante
    (Le restaurant)
    No iba a dar propina. ¿Huevos a la flamenca? Aquella floritura desapareció en dos bocados de aquel inmenso plato. A él le gustaba la miga del pan y aunque penetró las entrañas de aquel mollete, de allí sólo salió una masa espumosa.
    En sus andaduras comerciales, jamás vio nada igual. Ya le resultó extraña la carta: “Omelette deconstrué”, “Rosbif au canard”. Por seguridad, pidió huevos a la flamenca.
    -La cuenta- dijo airado.
    -¿Le gustó?
    -No. Los huevos, con yema y con puntilla.
    -Lo lamento- El camarero, serio, posó sobre la mesa un platillo reluciente.
    El aire le faltó al mirar la minuta.

    Me gusta

  19. Memorias de África:

    A pesar de sentirse cansado por el intenso ritmo con que había transcurrido el día, Shiham decidió ir a dar un paseo.
    Se calzó las deportivas, bajó a la calle y empezó a caminar.
    Sintió que la brisa del mar en su rostro aflojaba sus músculos y así, distraído, apenas notó la risa flamenca que nacía de sus entrañas e inundaba sus ojos.
    Las vivencias y andaduras por tierras gaditanas le habían dejado huella y un suspiro como un lamento sofocó aquella felicidad insoportable.

    Me gusta

  20. LA PUERTA ESTRECHA DEL ALMA

    Contemplé las luces de navidad de la Gran Vía madrileña y, entre bolardos y la marabunta de viandantes, no me resistí a echar mano de mi libreta y anotar con frenesí:

    PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO:
    1) Dar sin esperar nada a cambio.
    2) Arrancarme por soleares como una flamenca ofreciendo sus entrañas a un auditorio oscuro y vacío.
    3) Iniciar andaduras sin planes preconcebidos disfrutando del viaje.

    Nunca es tarde para amar ni para sincerarse con uno mismo, tampoco para derribar “la puerta estrecha del alma” ensanchando nuestro horizonte.

    ¡Cuánto lamento estéril en el océano humano!

    (A Pedro Salinas)

    Me gusta

  21. DAR…

    Es en el dar donde
    me crezco por dentro,
    donde mis silencios
    se aferran al perdón,
    donde un corazón
    el mío,
    de muerte herido
    siente flamenca la vida,
    fandango y bulería
    para darme, entregarme
    más por días,
    y en ese darme
    se hacen novios
    mis entrañas y mi boca,
    sellando en andaduras
    de barro y polvo
    el generoso instante
    en el que escondo,
    un lamento disfrazado
    de carcajada,
    baila el cuerpo,
    baila el alma,
    baila,
    las manos lloran
    palmas,
    yo sigo dando
    mientras me roban,
    sueño…
    es en el dar
    donde me crezco.

    Me gusta

  22. Jugaban con la pelota y ésta vino a DAR contra la televisión. Con el impacto, la FLAMENCA que bailaba sobre el aparato cayó al suelo rompiéndose por la mitad. De sus ENTRAÑAS salió una bola de papel.
    Desconcertados, los niños lo desplegaron; tenía inscritos una serie de extraños gráficos y unas letras que no entendían.
    Llamaron a su abuela que lo sabía todo. Ella, después de leerlo, lo tradujo conteniendo la risa: “Las ANDADURAS de Pe”
    LAMENTO decepcionaros ¡son las andanzas de mi amigo Petrov, el explorador! aclaró a los niños; como no dominaba nuestro idioma usaba diagramas y jeroglíficos.

    Me gusta

  23. Acompañado del delicioso sonido de la música clásica, es el momento para dar, rienda suelta a la imaginación hasta llegar a soñar con una flamenca, que se pasaba los días disfrutando del sonido tan espectacular de una guitarra española. El mismo que le recorría sus entrañas, desde que era una niña.
    El recuerdo de sus andaduras, siempre con una hermosa sonrisa que ocultaba el terrible lamento, provocado por la llegada de las primeras nevadas que le impedían echar a andar.
    La belleza de la primera nevada, me transporto a mi niñez y a aquel patio donde disfruto de sus vecinos

    Me gusta

  24. ¡Ya le hubiese gustado a él poder dar empleo y ayuda a otros en vez de depender de la caridad —o mezquindad— ajena para subsistir! No podía remediarlo. La vida lo había conducido a estas tierras de ardiente música flamenca pero frías para él. La gente resentía en sus entrañas sus andaduras por estas comarcas y lo marginaba por el color de su piel, su indumentaria y el acento extranjero. Probablemente en su pueblo también repudiarían a un forastero que viniese a competir por el escaso trabajo disponible… Aun así, sin un lamento ni reproche, continuaría buscando allí mejor vida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s