ESCRIBE TU RELATO DE NOVIEMBRE (II): CONCHA LASSO OLAYO, PROFESIONAL DE LA DANZA

La segunda semana del mes de noviembre nos da las Cinco Palabras, Concha Lasso Olayo, profesional de la danza. Con ella pretendemos comenzar un homenaje a Gioanni Ostía Trujillo, Reina de Baile de su Instituto Justo Arosemena (Panamá City), que cumple el bicentenario de su fundador por lo que se celebra el II Encuentro Folclórico, en el que nuestra protagonista fue galardonada. De esta forma lo que resta de mes se lo dedicaremos a los profesionales de la danza y el baile para seguir ayudando la causa panameña de Llevando Sonrisas.

Concha Lasso Olayo es titulada por Real Conservatorio Profesional de danza de Madrid, Profesora AC Ballet Clásico El Liceo.

Espacio de Creación Artística El Liceo, Alcañiz
Directora y Profesora de Danza en Estudio de danza Movimiento
Bailarina invitada en Theater Görlitz
Directora artística en Ballet para Todos
Bailarina solista en Nordharzer Städtebundtheater HBS

Sus Cinco Palabras son:

Soltar
Camaleón
Recapitulación
Contemplar
Vibrar

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas: No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas. El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras (*).

El Uwe Heim Danza Teatro

Concha Lasso Olayo crea junto a su esposo el bailarín alemán de Stuttgart, Uwe Heim, en noviembre de 2005 el Estudio de Danza “Movimiento que ha desarrollado una magnífica labor formativa trabajando con niños del territorio del Bajo Aragón en donde es referencia absoluta para la danza.

En 2008, con jóvenes surgidos desde  su estudio y otras colaboraciones, ha formado una compañía de danza profesional el UHDT (Uwe Heim Danza Teatro) que tiene, pese a su juventud, un magnífico currículum, inmerso en el proyecto “Anhelo” un diseño para el trabajo artístico.

La compañía es una entidad sin ánimo de lucro que invierte en los propios espectáculos los beneficios procedentes de su trabajo, por ello la colaboración total de esta forma surge la colaboración con la Fundación Quílez Llisterri.

El área de danza de la Fundación Quílez Llisterri. Fomento de Arte y Cultura en el Bajo Aragón

El acuerdo de colaboración entre el UHDT (Uwe Heim Danza Teatro) y la Fundación Quílez Llisterri es muy fructifero.

La danza resulta de la fusión de la música y el movimiento como medios expresivos básicos. Involucra al cuerpo y al espíritu. Requiere una dura disciplina que resulta fundamental en el desarrollo personal global y por ello necesaria, en nuestra opinión, en el proceso educativo de nuestra juventud. Es además, junto con la ópera, un arte total que precisa de recursos musicales y de todas las artes plásticas al servicio de la comunicación y la expresión artística. Como arte efímero, a pesar del desarrollo de los medios audiovisuales, se crea y desaparece en el mismo instante, manteniéndose vivo solamente en la memoria por el impacto generado en el diálogo entre intérprete y espectador.

Para la Fundación Quílez Llisterri es de gran relevancia este área que es compendio de artes plásticas y música cuyo desarrollo en el territorio del Bajo Aragón es objetivo básico.

fqf.jpeg

La Fundación Quílez Llisterri

La Fundación Quílez Llisterri. Fomento de Arte y Cultura en el Bajo Aragón surge como fruto del acuerdo entre Ángel Quílez Llisterri y el Ayuntamiento de Alcañiz,con la finalidad de crear un Museo de Alcañiz que acoja las colecciones de Arqueología ( del Taller de Arqueología), la colección del Ayuntamiento de Alcañiz, la colección Ángel Quilez y si fuera posible la colección de pintura de la Iglesia de Santa María .

Se trata de una fundación privada con participación pública, en la que figuran como patronos institucionales el Ayuntamiento de Alcañiz y la Caja Rural de Teruel.

Sus objetivos fundamentales son :

1.- Colaborar en la creación, gestión y dinamización del Museo de Alcañiz

2.- Fomentar la difusión y el desarrollo cultural del Bajo Aragón en especial en lo relativo a las artes plásticas y la música.

Para ello se ha ido configurando un equipo de personas que se sienten comprometidas en los objetivos enunciados y que constituyen el mejor capital que una empresa de estas características puede desear.

WhatsApp Image 2017-11-06 at 19.52.27.jpeg

En el mes de noviembre de 2017, Cinco Palabras dedicará sus esfuerzos: Llevando Sonrisas de Panamá

(*) Escribe el relato en esta PÁGINA pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS

IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138

Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincoplabras.com

Anuncios

19 comentarios en “ESCRIBE TU RELATO DE NOVIEMBRE (II): CONCHA LASSO OLAYO, PROFESIONAL DE LA DANZA”

  1. Mateo Hamblen

    Pasen ustedes por aquí señores y señoras… ―El lugar era una sala anexa al Museo de Arte, en Carolina del Norte―. Aunque haremos una Recapitulación antes de Contemplar los bellísimos paisajes de estas hermosas pinturas, pintadas por el genial pintor Mateo Hamblen, “Pintor paisajista de estilo minimalista moderno”. Antes de poder Vibrar con su impresionante expresividad, emotividad, elegancia y estilo. Recuerden Soltar sus paraguas en el cubículo con forma de Camaleón que hay a la entrada, estas pinturas son valiosas y han de conservarse con una humedad de 45% y una temperatura media de 18ºC y 24ºC .

    Me gusta

  2. Un día decidió cambiar, romper con todo y Soltar amarras, desaparecer y ocultarse camuflado cual Camaleón entre la gente.
    Habían pasado los años pero sabía que tarde ó temprano tendría que hacer Recapitulación de su vida.
    Se detuvo a Contemplar el atardecer, al igual que el sol su existencia también se dirigía hacia la oscuridad.
    Todo lo que un día le hizo Vibrar, sus vicios, sus pasiones y el daño que hizo habían quedado atrás, pero el arrepentimiento te abrasaba el corazón.

    Me gusta

  3. DESPEDIDA
    Estuvimos planeándolo durante mucho tiempo y nos costaba decidirnos. Había que soltar el camaleón en un paraje donde pudiera sobrevivir sin problemas. Se barajaron varias zonas, todas con mucha vegetación y buen clima donde pudiera adaptarse, pero no era fácil. Se había criado con nosotros como mascota y ahora las circunstancias, nos obligaban a dejarlo en libertad.
    La recapitulación de todas las opciones, nos llevaron a decidir un paraje, al contemplar lo parecido que era al de su origen. Deseábamos que se encontrara a gusto. Le teníamos cariño y al abandonarlo, notamos vibrar nuestro corazón con pena.

    Me gusta

  4. Desahogo.
    Caminaba entre castaños y robles, ahora es tiempo de disfrutar de la paz del bosque, de sus aromas. Soltar todo aquello que nos corrompe por dentro, que nos produce lo que llamamos stress. Aquí en la soledad del paisaje, te mimetizas como un camaleón, paseas sin prisas, pensando en todo aquello que altera tu espíritu haciendo una recapitulación de lo que enturbia tu alma, quieres desahogarte y subes a la cima, paras a contemplar todo lo que hay a tu alrededor, explotas, gritas a pleno pulmón dejas salir tu malestar. Haciendo vibrar los árboles que están por debajo de ti.

    Me gusta

  5. Bonnie and Clyde
    Cómo que no lo quieres soltar. Pues sí que cambias de parecer con facilidad, pareces un camaleón. Mira, chavala, te hago una última recapitulación: o me das mi parte del botín, como habías prometido, o te rajo y, así, vas a morirte sin poder contemplar de nuevo el colorido de esas rosas que tanto te gusta oler. Y no me venga con eso de que eres huérfana y daltónica, que me vas a hacer vibrar de la emoción y ya no estoy para esos numeritos. Va, porfa, no llores. Qué no llores, jolín. Bueno, quédate con la puñetera pasta. Jopé.

    Me gusta

  6. SALTAR CAMALEÓN RECAPITULACIÓN CONTEMPLAR VIBRAR
    Nos desplazábamos a la isla de Lanzarote, en Canarias. Un nuevo volcán estaba despertando. Solo íbamos a investigar.
    Al llegar, junto al aparcamiento del coche, todos pensaron que yo iba a SALTAR. Un CAMALEÓN se nos cruzó; solo nos miro y continuó tomando el sol.
    En el crater hacíamos RECAPITULACIÓN de la información tomada. El conjunto de sustancia y minerales povocaban desplazamientos, internos por causa de una falla.
    CONTEMPLAR cómo rebotaban las distinta capas rocosas de la tierra. Sabíamos que este volcán, dormido, que ahora se manifestaba, haría VIBRAR la tierra ocasionando un terremoto, antes de entrar en erupción.

    Me gusta

  7. No me quería soltar. Me mostraba su chabola con el orgullo de un príncipe, enseñándome su camaleón, regalo de reyes cuya magia es repartir bienes entre la pobreza. Sonreía cada vez que apretaba el botón y el animal cambiaba de color.
    No puedo olvidar sus ojos, su manita acariciando el aire con un adiós esperanzador. ¡Volveremos a vernos!. Ensimismada en una recapitulación necesaria, para transmitir lo vivido a quienes donaron, vuelvo a contemplar la posibilidad de presentarme ante Su Majestad el Rey, para pedirle sus CINCO PALABRAS que nos ayuden a hacer vibrar corazones dormidos para mejorar el mundo.

    Me gusta

  8. Desconocía cómo y por qué habían llegado aquellas cajas.
    Empecé a soltar los nudos del embalaje con apremiante curiosidad.
    ¡Contenían zapatos! de diferentes estilos, de distintos colores.
    Me los fui probando y cada vez que me miraba en el espejo quedaba impactada. Con cada uno de ellos mi semblante mutaba como cambia la piel del camaleón.
    Luego vi el anónimo. “Elije sólo un par”
    Llamada a la recapitulación. Vuelta a contemplar los efectos que aquel calzado mágico obraba en mi.
    Estaba claro, elegí las modestas zapatillas de danza. Al calzarlas una vez más, sentí vibrar todo mi ser.
    ¿Habría acertado?

    Me gusta

  9. Un vuelo diferente
    Acostumbrada a soltar equipajes ajenos para que anden livianos por la vida, se quitó los disfraces uno a uno: pretextos, plumas, velos, antifaces.
    Igual que un camaleón iba mutando -en verde, anaranjado o amarillo- descubriendo el color propio ya olvidado, a medida que duelaba lo perdido.
    Recapitulación mediante, sin embargo, consiguió contemplar en el espejo, su mirada ahora virgen de mandatos.
    Y así (sin máscaras, reproches, culpas, miedos), volvió a vibrar como lo hacía, otrora, su frágil corazón de 15 años.
    Finalmente voló… el horizonte la esperaba amable, hospitalario, dispuesto a recibirla sin preguntas.

    Me gusta

  10. Quería comenzar a soltar amarras. Mi vida como animal de compañía tocaba a su fin. Estaba harto de vivir entre cuatro paredes, sin mosquitos frescos, ni arañas apetecibles. Ser un camaleón doméstico me había procurado grandes dosis de infelicidad y en la recapitulación de momentos aciagos el de ser la distracción de las visitas se llevaba la palma. Odiaba dejarme contemplar por aquellos ojos ávidos de ver cómo mi piel cambiaba de color y mi lengua se extendía para adueñarse de una mosca muerta. Deseaba vibrar con la aventura de la caza en un bosque tropical y escapé sin remordimientos.

    Me gusta

  11. Pepe XXIII y último.

    Pepe nunca supo soltar amarras. Inconscientemente, siempre se mimetizó, como un camaleón, con el entorno. No sabía muy bien cómo pudo dejarlo todo por Alma. Cuando hacía la recapitulación de su vida, buscaba, inútilmente, las veces que transgredió lo establecido y, para su frustración, no le salía ninguna, porque de lo de Morandi no era culpable, aunque no se sintiera totalmente inocente. Matarlo para librar a Alma era cuestión de tiempo y cargar con ello, obligatorio. Por eso se inculpó.
    Contemplar el patio desde la celda le gustaba. Vivía la cárcel sin angustia, con aburrimiento. Todo era desesperadamente lento. Sólo le hacía vibrar pensar en Alma.

    Me gusta

  12. Soltando lastres
    Durante la visita al zoo, decidió SOLTAR las riendas. Entendió la situación observando cómo se deslizaba el CAMALEON entre las rocas y cuevas que componían su ámbito y la reacción frente a los diferentes visitantes; ¡Es inteligente el animalito!
    Hizo RECAPITULACIÓN de su trayectoria y las imágenes pasaban diáfanas delante de su vista: Demasiado esfuerzo y sacrificio para el resultado obtenido—pensó. Se sentó a CONTEMPLAR al animal, mientras almorzaba el bocadillo de mortadela.
    Miró el movil y lo arrojó al recinto sin contemplaciones –era la última vela-. El reptil comenzó a VIBRAR ocasionando la algarabía de todos los visitantes.

    Me gusta

  13. AMISTADES PELIGROSAS

    Su aspecto menudo, frágil, débil… te hacía querer cobijarla y darle cariño. Ella te atrapaba, te seducía con un dulzor amargo. Cuando caías entre sus brazos era muy difícil poderte soltar. Su capacidad de actuar como un camaleón y su lenguaje de fantasía, embaucaba al personal. Pero la recapitulación de sus víctimas aumentaba. Corté todo contacto, pero su acoso era sutil, sibilino.
    El tiempo todo lo cura y pone a cada cual en su sitio, pero aún así al contemplar su avatar en la pantalla y sentir el móvil vibrar, no puedo evitar que un sudor frío se apoderé de mí.

    Me gusta

  14. CERRANDO HERIDAS

    Un día más me levanto destrozada, incapaz de soltar el lastre de tu ausencia. Me siento como el camaleón que se mimetiza con el entorno y pasa desapercibido. El dolor no desaparece, pero evito que vuelvan a hacerme daño.

    Necesito hacer una recapitulación de todo lo que vivimos. Recordar desde la distancia que da el tiempo; abrir las ventanas, de par en par, para que los sentimientos respiren y cerrar las heridas con el olvido.

    Hoy he vuelto a sonreír en otros brazos, al contemplar cómo me mira. Nunca imaginé vibrar así con un beso de sus labios, con una caricia…

    Me gusta

  15. Hacía mucho tiempo qué no Elisa no salía de viaje y dijo qué se iba a soltar la melena, no pensaba cortarse un pelo en nada, buscaba un cambio de aires.

    Paseando se enamoró de un camaleón y no dudó en comprarlo, le encantan los animales, se siente más acompañada y querida con una mascota qué por sus padres.

    En la habitación del hotel hizo una recapitulación de cómo es su vida: vigilada por la madre e ignorada por el padre.

    Se quiso contemplar en el espejo, nunca se vio guapa, pero cuando bajó a desayunar, la mirada de aquellos ojos verdes le hizo vibrar.

    Desayunaron juntos y no se separaron nunca más.

    Me gusta

  16. EL PODER DE LA MANIPULACIÓN

    Pensó en soltar lastre y por una vez, dejar de fingir una realidad que no existe. Disfrazarse igual que lo hace un camaleón, mimetizándose tras una cortina de humo fabricada de mentiras, ya no se sostenía.
    Tal vez una recapitulación de los hechos, podría darle suficiente margen aún, para encontrar una salida mínimamente digna. Pero una fuerza interior le detenía, no pudiendo evitar contemplar su obra con vanidad. Vibrar gozoso frente al absoluto control que ejercía, sobre todas aquellas personas que todavía confiaban en él, era una sensación de poder, de la que no quería desprenderse. No era ético. Lo sabía, pero no le importaba.

    Me gusta

  17. Trabaja en el Zoo. Cada mañana lo recorre alimentando a los animales. Pedro siempre los quiere SOLTAR, dejarlos en libertad. Lo que más le gusta es mirar al CAMALEÖN, sus cambios de color, como se adapta al entorno. Su metamorfosis es una RECAPITULACIÖN de todos los elementos que forman parte de su contexto.
    Le ha puesto nombre. Pedro lo llama Arco Iris.
    Por la tarde, le gusta sentarse a CONTEMPLAR esos cambios en Arco Iris y se siente VIBRAR y se llena su alma de un sentimiento nuevo: una nueva amistad.-

    Me gusta

  18. Soltar, Camaleón, Recapitulación, Contemplar, Vibrar. El tiempo vuela y mi semana ha pasado sin soltar el relato semanal. El ritmo de la semana ha ocultado cual camaleón ese momento semanal para contemplar las cinco palabras y vibrar con la creación del nuevo texto con las cinco palabras de esta semana.
    Tengo la ilusión de poder contar con una gran recapitulación de las personas que me hicieron reír, con el paso del tiempo para festejar el simple hecho que tengo una gran vida. Sí, he tenido que soltar senderos que se fueron oscureciendo para que se iluminasen otros mucho más positivos

    Me gusta

  19. VOLUNTAD Y AMOR

    Dinamitando penas
    para soltar amarras,
    creando en mi interior
    una nueva y férrea
    voluntad,
    cambiando como un
    camaleón el
    “tener razón ” por
    disfrutar,
    me he forjado sueños
    nuevos,
    arrancando el dolor
    sin recapitulación
    del fondo de las entrañas,
    escondiendo lágrimas,
    siento,
    en esta solitaria lucha
    qué, al contemplar
    el otro lado de la vida,
    empieza mi corazón
    a vibrar en el perdón.
    Atisbo la paz…
    de generosidad disfrazada.
    Y un arco iris
    me baña el alma.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s