ESCRIBE TU RELATO DE SEPTIEMBRE (III): CON Godín @diegogodin JUGADOR DEL @Atleti

El deporte y la solidaridad unen al mundo…

En la tercera semana del mes de septiembre los deportistas vuelven a ser protagonistas, concretamente los futbolistas internacionales que juegan en la Liga Española de Fútbol, como el es caso del uruguayo Diego Godín del Atlético de Madrid que ha sido el último en darnos sus Cinco Palabras para los escritores solidarios.

Además, coincide con el estreno del conjunto rojiblanco de su nuevo estadio en la capital de España, el Wanda Metropolitano en la noche de ayer en el partido frente al Málaga que ganó con un gol de francés Griezmann y con la presencia en las gradas de Su Majestad el Rey de España Felipe VI.

Las Cinco Palabras de Diego Godín fueron:

GANAR
EQUIPO
ILUSIÓN
BALÓN
GOL

Agradecer la colaboración de Nuria Llorente, María Dolores Fernandez y Natalia Fernández para conseguir este protagonista.

Diego Roberto Godín Leal (Rosario, Uruguay, 16 de febrero de 1986) es un futbolista uruguayo nacionalizado español en 2011.​ Juega de defensa central y su equipo actual es el Club Atlético de Madrid.

El uruguayo debutó con el Club Atlético Cerro en 2003 en la Primera División de Uruguay. En 2006 fue fichado por Nacional y sólo un año después dio el salto a Europa fichando por el Villarreal CF. Tras tres temporadas en el club amarillo fichó por el Atlético de Madrid, con el que consiguió la Supercopa de Europa en 2010 y 2012, la Liga Europa en 2012, la Copa del Rey en 2013 y la Liga española y la Supercopa de España en 2014.

Debutó con la Selección uruguaya en 2005, con la que participó en el Mundial en 2010 y 2014, en la Copa Confederaciones en 2013 y en la Copa América en 2007, 2011 -año en que consiguió el título- y 2015.

En el mes de septiembre de 2017, Cinco Palabras dedicará su causa solidaria a la ONG Argentina CILSA.

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta PÁGINA pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS

IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138

Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincoplabras.com

Anuncios

16 pensamientos en “ESCRIBE TU RELATO DE SEPTIEMBRE (III): CON Godín @diegogodin JUGADOR DEL @Atleti”

  1. Ganar o perder
    Ojalá consiguiésemos ganar un premio en la quiniela. Aunque le ha dolido, ha visto como he marcado perdedor a nuestro equipo. De ese modo, pretendía que fuera más grande la recompensa económica. Todo sea por cumplir su ilusión y poder comprarle esa maldita Tablet que tanto desea. Ahora, solo nos queda esperar a que el balón atraviese la línea de meta. Pero, por favor, Dios, que seamos nosotros los que gritemos ¡gol! Me fundí toda la pasta del paro en el bingo y no pude sellar el jodido boleto.

    Me gusta

  2. Partido a partido

    Alex no pensaba solo en GANAR, tampoco le hacía falta, su EQUIPO, alevín “A” del Atlético de Madrid, estaba en lo más alto de la tabla, gracias, eso sí, a su magnífico entrenador, Federico José Bahón López, al buen hacer de sus compañeros y la enorme ILUSIÓN que le ponían cada uno de ellos en los entrenamiento dándole al BALÓN hasta que se les hinchaban los dedos de los pies de tanto tirar a puerta intentando meter GOL. Antes de empezar el partido pensó en lo que decía siempre su gran ídolo, Cholo Simeone; “hay que ganar partido a partido”.

    Me gusta

  3. Cinco Palabras del ámbito del futbol que al fin y al cabo son más palabras para la creatividad.
    La primera palabra que Godin nos dice es ganar. En la vida hay multitud de cosas que se pueden ganar en equipo o individualmente, simplemente hay que encontrar la ilusión qué nos hace chutar con fuerza nuestro balón, ese que en un momento de la vida elegimos marcar el gol del bienestar personal. El que ningún árbitro puede anular debido a que la jugada empieza en nuestros sentimientos más profundos para poder jugar el partido de la vida, un partido muy especial.

    Me gusta

  4. Fuerza y coraje
    Queríamos ganar aquel partido; nuestro equipo había entrenado duro y teníamos ilusión por recoger buenos frutos, así que salimos al campo repletos de los mejores deseos.
    Nada más empezar, el balón recibió una gran patada de Javi, jugador de los visitantes, e, inevitablemente, nos colaron el primer gol. Después llegó el segundo… Y el tercero… Hasta que algo me removió todo por dentro: mi hijito, con síndrome de Down, gritaba sin parar: “”¡Papá tú puedes!”. A partir de ese momento, como si de una iluminación divina se tratase, me convertí en Ball Man. Lo que no hagamos por un hijo…

    Me gusta

  5. Lo importante a veces no es GANAR si se pone coraje y corazón, eso lo aprendí ya hace mucho tiempo en mi vida, y como en el fútbol, hay que jugar en EQUIPO, unirte a personas que te ayudan a recuperar día a día la ILUSIÓN. Por eso, cuando el otro día el gran Diego Godín saltó por encima de la defensa blaugrana y golpeó el BALÓN con fe, haciendo GOL, no solo me alegré por la liga conseguida, sino por saber que ambos estábamos en el mismo equipo, nuestro Atleti querido y CINCO PALABRAS

    Me gusta

  6. Una niña aprendiendo a jugar

    Quería ganar en todo -sola- cada vez jugaba. Nadie le había enseñado el valor del equipo.
    Hasta que un compañero (anónimo hasta entonces, silencioso, “invisible”) abandonó su miedo y en medio de la clase, lo propuso.
    Traía una ilusión en la mirada, bajo el brazo un balón y en la garganta, un brevísimo grito contenido.
    Esa vez no hubo cartas, carreras, escondidas, ni siquiera rayuelas cuando llegó el recreo. Hubo fútbol , empatía, emoción, aprendizaje…
    Un gol le desató, a él, el nudo en la garganta.
    A ella, le ató un amigo nuevo para siempre.

    Me gusta

  7. Realmente nunca sentía la necesidad de ganar en nada.Para él no existía ambición de ese tipo.
    Si sentía la necesidad de pertenecer a un grupo,un equipo que lo quisiese,respetase y considerara como uno más.
    Su ilusión era que los demás contaran con su amistad y ayuda como él se las brindaba sin condiciones.
    Así, un día apareció un balón,un tiro y un gol junto a todo lo demás.

    Me gusta

  8. HACEN FALTA 5, 6, 7…

    Once años y soñaba ser campeón, aunque no podía ganar ni a la bolita. Con ojos grandes como su impotencia, jugaba en el campito de la esquina en el equipo de los perdedores, esos que solo cuentan con la ilusión y las zapatillas gastadas. De a poco todo cambió. Aquel maestro entre historia y geografía, fue enseñándoles que aun no siendo un diez, con dignidad, entrega y trabajo, se puede con un balón, meter un gol de media cancha.
    Todavía le cuesta creerlo cuando oye decir: “Vamos Capitán. ¡Arriba Uruguay! Hoy todos somos celestes.”

    Me gusta

  9. LAS ILUSIONES NO SE MANCHAN

    Carlitos disfrutaba jugando al fútbol y siempre salía al campo a ganar. Todos en el equipo compartían la misma ilusión.
    El balón rodaba por el campo y aunque la mañana estaba fría, los ánimos iban caldeándose. Algunos padres, descontentos con el árbitro, pronto empezaron con gritos e insultos.
    El balón entró en la portería, y del equipo contrario gritaron… ¡GOOOOL!
    Suficiente para que varios padres se enzarzan en una fuerte discusión, que acabó en una batalla campal, mientras los niños asistían atónitos y avergonzados a la escena.
    De vuelta a casa, Carlitos lloró desconsoladamente, jurándose… que nunca volvería a jugar.

    Me gusta

  10. Pues si. Me gusta ganar que le voy a hacer. Es una sensación indescriptible. Un cosquilleo que te sube y te baja….qué emoción. Y más aun si así mi equipo es capaz de ponerse en cabeza. Que ilusión. Esto si que no tiene precio.
    Aunque tengo que reconocer que lo mío no es el balón. No suelo dar pie con bola. Lo mío es más el apoyo. El alma y la voz. Sobretodo cuando grito gol hasta quedarme sin voz. Eso es bufff sin palabras que me quedo. Eso es la leche jijiji

    Me gusta

  11. En el Nou Camp, dos lesionados y un tanto en contra resucitaron los demonios pasados colchoneros.
    El silbato ordenó el descanso.
    Una aficionada rezaba en Madrid, el espíritu de Aragonés mandó su mensaje.
    ¡GANAR, GANAR, GANAR Y GANAR!
    El equipo saltó al campo con la rabia por bandera, repletos de ilusión.
    Juanfran propició un córner que bombeó Gabi, todos saltaron como bestias heridas. El mundo se detuvo en un segundo de gloria, deteniendo la respiración y el corazón. “Faraón” Godín se elevó cabeceando el balón con toda la furia de su alma.
    ¡GOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOL!
    El Atlético había derrotado a su historia.

    Me gusta

  12. Acertijo 62

    Ganar, vocablo felón
    para el equipo que pierde
    que pintó su alma de verde
    de esperanza y de ilusión,

    por conseguir la victoria,
    por colocar el balón
    donde el ganador lo puso
    provocando su aflicción.

    Yo sé lo que estás soñando:
    ¡En el gol, no digas más!
    Más no te equivocarás
    si en círculos vas penando
    ¿Ni así lo adivinaras?.

    Por si pudiera aclararlo,
    lo inventó un americano
    y es necesario al jugarlo
    coordinar el pie y la mano.

    Me gusta

  13. Gregario

    Siempre quise ganar, pero era un gregario. El director del equipo repetía cada mañana que todos éramos importantes, y con cada repetición yo perdía ilusión. Me tenía que conformar con sentirme necesario para que otro tocara la gloria. Ni siquiera podía intentar destacar. Mi misión era ser un soporte, un peldaño para que otro subiera. Años de renuncias, de soledades, de extenuantes entrenamientos, de comidas impuestas, de descansos forzosos. Y todo por un sueldo decente, aunque no resolutivo. ¿Qué horizonte tenía? Creo que sin balón, la vida me metió un gol, y aún así,ahora, cuando pedaleo me siento un ganador.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s