ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE MARZO (III): MARITA ZAFRA (@maritazafra), ACTRIZ

En la tercera semana de este mes de marzo, tenemos las cinco palabras de la actriz Marita Zafra, que nos llega a través de Nicolás Degliantoni, actor argentino, que representa el papel de Don Hilario en la serie 'Acacias 38' que se emite en Televisión Española.

Marita Zafra representa el papel de Casilda Escolano, la criada de 'Acacias 38'. Un personaje protagonista que recuerda mucho a su difunto marido Martín, hasta la llegada al barrio de un nuevo garrapiñero, Martínez, que pone la vida de Casilda patas arribas. Un chico se parece a su difunto marido y que la criada no sabe si el chico es una aparición o si solo está confundida. 

Recuerda que puedes ver un capítulo de 'Acacias 38' cada día, de lunes a viernes, a partir de las 18:15 en La 1 y rtve.es

8937 km Madrid - Nairobi

¿Nos ayudas a sumar kilómetros?

Inscríbete e indícanos la actividad deportiva con la que sumarás tus kilómetros. Fecha de inscripción del 1 al 24 de marzo.

LAS PALABRAS DE LA SEMANA

Hace mas de cinco años que la joven actriz Marita Zafra lleva dándole vida al personaje de Casilda Escolano en la televisiva serie 'Acacias 38'. Hija de padres artistas.

Su padre y su madre se dedican a la magia y sus hermanos, también, se dedican al espectáculo, "en casa todos son artistas en su campo y a su manera, mi madre siempre nos ha apoyado, es ilusionista y actriz, no hay duda de que nos ha despertadoel interés por el arte. Íbamos con ella a los teatros, siempre me han parecido lugares impregnados de magia y misterio, los recorría siendo una espectadora del jaleo o silencio que los habitara. Sin embargo, la inspiración se alimenta de la propia curiosidad, he sido una niña que siempre ha disfrutado creando personajes con sus muñecos, me considero una buscadora de sentimientos y formas de expresión, aparte de una adictaa las películas de terror, eso no me vienede familia (risas). Con esta premisa era inevitable sentir atracción por aquellos que se lanzan a interpretar múltiplespersonalidades en la tesitura que se le antoje al guion. Por lo tanto estoy segura de que sí, no sé si me habría atrevidoa ser actriz, pero seguro que no dejaría de ir a los teatros y a los cines".

Marita siempre tuvo claro que quería dedicarse al mundo del espectáculo y subirse a las tablas. Estudió ballet, danza contemporánea y danza española, pero fue la actuación lo que hizo que dejara todo lo demás para dedicarse de lleno a ser actriz. La hemos podido ver en “Cuéntame cómo pasó”, en el teatro María Guerrero con la obra “Woyzeck”, -dirigida por Gerardo Vega-, y más recientemente en la serie “Madres”. Sin embargo, “Acacias 38” es prácticamente “su hogar”, donde claramente transmite que se siente como en casa interpretando cada tarde a Casilda.

Tras cinco años y medio de rodaje se termina y así lo ha vivido Marita, "siento que he crecido como actriz y como persona. Estoy rodeada de un equipo que como dice Inma (Fabiana), ¡es un equipazo! Y cada día de rodaje surgen nuevas situaciones de las que seguir aprendiendo, cada día vuelvo a casa con algo nuevo en la maleta". Su personaje Casilda ha sido muy importante para ella, "Casilda es un personaje que convive con lo que sucede, es sensible y se nutre de todo cuanto le rodea, por tanto su protagonismo lo vive a través de los demás, a través de ellos, de como les escucha, conocemos a Casilda, por tanto yo siento que ella está en su medida. Y claro que también siento que es un personaje que tiene mucho que dar, y del que se puede aprender mucho, o al menos yo lo hago", apunta la actriz.

Las palabras de la actriz de Acacias 38, Marita Zafra, para los Escritores Solidarios de Cinco Palabras son:

ABRIL
AZÚCAR
RELÁMPAGO
TEJADO
POESÍA

CAUSA DEL MES DE MARZO

La causa de este mes de MARZO es AMIGOS DE NYUMBANI (AdN) que nos llegó a través de Bárbara Perconig, compañera de Iberia de la presidenta Mar Olayo, quien colaboró en el última Cena Anual de Cinco Palabras donándonos obsequios de PORTOROSE  y BARBERÁ CLINIC junto a Julia Barberá.

Amigos de Nyumbani (AdN) es una Organización no gubernamental y  sin ánimo de lucro creada en 2007, con el objetivo de apoyar desde España la labor iniciada en Kenia por el Jesuita Ángelo D’Agostino,  fundador de la ONG keniata “Nyumbani”,  dedicada íntegramente a los niños huérfanos por causa de SIDA. Amigos de Nyumbani centra sus esfuerzos en desarrollar proyectos orientados al beneficio y crecimiento intelectual, social y emocional de estos huérfanos, así como la captación de fondos, actividades de información, sensibilización y gestión del voluntariado en Kenia. (www.amigosdenyumbani.es )

Nyumbani Kenia (COGRI) es la ONG beneficiaria,  fue fundada en el año 1992, por el ya fallecido Padre Ángelo D’Agostino,  Jesuita de la Universidad de Georgetown y Doctor en Urología y Psiquiatría, destinado en Nairobi, (Kenia) en los años 90.  Father D'Ag, como  le llamaban sus allegados,  luchó por los niños huérfanos del SIDA hasta el final de sus días.  Creó un orfanato, donde acogió a  muchos niños  seropositivos que habían sido abandonados, aportó la conciencia de la orden en la educación de los huérfanos basados en los valores cristianos.  Fue el primero en luchar por los derechos de los niños al acceso  a la educación, apelando al sentido común y social de políticos y gobernantes para la readmisión de estos huérfanos en centros estatales que hasta esa  fecha eran rechazados por miedos fundados en  la ignorancia y desconocimiento de los mecanismos de trasmisión de la enfermedad. Finalmente esta lucha fue recompensada, y el Padre D’Agostino, ganó la batalla legal contra el gobierno de Kenia y consiguió la admisión de los huérfanos en la escuelas públicas. La lucha y los valores cristianos de Father D’Ag, han sido reconocidos ampliamente por muchas organizaciones dedicadas a la filantropía, denominada su labor como una inversión en espíritu, dignidad y calidad humana.   (Global Philanthropy and Remittance, 2011

PROLOGUISTA MARZO

Amor Sola Menéndez, presidenta de Amigos de Nymbani y bióloga marina.

Además Amor Sola nos quiere invitar a conocer más sobre su ONG. "Si queréis saber algo mas de la labor de Nyumbani en Kenia , y de su fundador, voy a dar una conferencia vía zoom al club de Antiguos alumnos de Georgetown este miércoles día 3, a las 7.30 pm. A las que os apetezca verlos, aquí os adjunto la invitación y el link por si os queréis conecta".

https://georgetown.zoom.us/j/8645204465

TERTULIA DE CINCO PALABRAS DESDE EL CONFINAMIENTO CON LOS ESCRITORES SOLIDARIOS

Juan Antonio Tirado, periodista, jefe de informativos de Onda Cero Sierra y Director de La voz de la Sierra, ha comenzado su iniciativa “TERTULIAS SOLIDARIAS de CINCO PALABRAS”, para dar a conocer a los Escritores Solidarios y todos aquellos que han colaborado en estos siete años de andadura y siguen colaborando.

En esta primera tertulia participan los siguientes escritores solidarios y colaboradores de Cinco Palabras:
Gracia Olayo
Soledad Olayo
Javier Olayo
Marga García Calvo
África Sánchez
Claribel Aránega
Lili Del Riego
Alicia Manzanares
Gabriela Vázquez

Visita nuestra tienda solidaria para adquirir la pulsera de Cinco Palabras PINCHA AQUÍ: Tienda On Line

Normas de CINCO PALABRAS para escribir un relato solidario:

1-. Extensión máxima 100 palabras.
2-. No se cambiará la posición de las palabras.
3-. No se modificará el género ni el número de las palabras proporcionadas.

*Por favor, revisad ortografía antes de publicarlo.
*Se eliminarán los relatos que no cumplan las normas.

*Si quieres mandar un audio con tu relato solidario leído por ti, envíanoslo a contacto@cincopalabras.com


NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincopalabras.com

NORMAS DE CINCO PALABRAS

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 10€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

BANKIA

IBAN ES22 2038 2463 2460 0037 9336.

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincopalabras.com

Para cualquier sugerencia: contacto@cincopalabras.com

25 comentarios sobre “ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE MARZO (III): MARITA ZAFRA (@maritazafra), ACTRIZ”

  1. Lluvias típicas de abril. Estamos sentados, frente a frente. No nos miramos. Tomamos en silencio nuestro café matutino. El tuyo va cargado de azúcar, el mío es amargo.
    Silencio y más silencio. Echo de menos las tormentas en las que se ve algún relámpago. Ojalá ahora alguno rompiera el tejado de esta prisión en que nos encontramos.
    ¿Cómo es posible que no nos dirijamos ni una mirada, ni una palabra?
    Palabras… ¡Qué lejano el momento en que me escribiste una poesía llena de palabras de amor!

  2. Dos semanas y otra vez pasamos a abril. Esperemos que este año, nadie nos lo robe y que nos empiece a endulzar, como si nos trajese azúcar. Nuevamente nuestra vida, alejando al trueno, al relámpago y esta forma de vida de nuestro tejado, permitiendo que la poesía ilumine nuestro camino.
    ¿Poesía en una prosa? Difícil y no sabría escribir nada rimando, ¿Qué hacer? Me gustaría imaginar un nuevo camino, que pudiese empezar en abril endulzando cada segundo del nuevo día con un poco de azúcar o simplemente encontrando razones para sonreír pese a las tormentas de este momento tan extraño

  3. Tarareando “quién me ha robado el mes de abril”, vertió el sobre de azúcar en el café, introdujo la cucharilla en la taza y comenzó a girarla. El aroma enalteció sus sentidos; como un pequeño riachuelo, los recuerdos comenzaron a manar en su mente. Cerró los ojos y se dejó llevar a los más profundo del interior. Una chispa lumínica brilló en la oscuridad, transformada en relámpago, dio paso a la alada fémina que guiaba su pluma. “Buenas noches”, dijo sonriendo. Su musa le dictó la más hermosa poesía desde el tejado de su corazón.

  4. NO DIGAS QUE FUE ABRIL

    No digas que fue abril.
    Tú ya tenías
    abonada la espera.
    El azúcar cuajado de tu boca
    aguardaba el relámpago
    de una tormenta de primavera.
    Sobre el tejado de tus cortos años
    anidaban los pájaros del sueño,
    la secreta poesía de sus ojos
    alentaba tus noches en vela.

    No digas que fue abril
    fueron las flores
    anidando en el hueco
    de la ausencia.

    MVF

  5. Los únicos que recordarían con alegría las últimas fiestas de abril, sería la pareja que se beso debajo del tejo, para los demás fueron más amargas que un café sin azúcar.
    Los hombres animados por el vino hablaron demasiado, el Cabrero sabiamente dijo “es tarde para hacer nada, hay que buscar refugio cuando ves el primer relámpago o te pilla la tormenta. Lo único que haréis sera correr como ratas huyendo del agua”.
    Y así fue, nadie dinamitó la presa, el herrero no resistió subido al tejado, ni el maestro recitó poesía de Lorca encadenado en el colegio.

  6. Cada aniversario

    Un nuevo once de abril, me han despertado tus besos de azúcar. Casi cincuenta años han transcurrido desde que, por primera vez, tus labios rozaron los míos.
    Nos inculcaron, que todo era pecado, por lo que jóvenes e inexpertos, aprendimos juntos, a saborear las mieles de aquellos besos a escondidas, del suave roce de las manos que erizaba nuestra piel, y que sigue grabado en la memoria.
    Me dicen, que debo pasar página, que aquel relámpago cuando atravesó nuestro tejado, partió en dos nuestra vida.
    No entienden que cada aniversario, tú me sigues regalando rosas y yo…te escribo una poesía.

  7. Consecuencias III

    Nunca has sido el amor de mi vida,
    pero nunca tuve un amor sin igual,
    y ahora pudres, cual novia abatida,
    relación perdida, por no ser verdad.

    Sé que no fui azúcar, ni en tu vida sal,
    aunque nunca tuve, hacia ti maldad.

    Ya en abril, y casi hace un año,
    me acogiste en mi cruel soledad,
    mas relámpago, con luz de antaño,
    hace a la princesa recordar.

    Aquellos tiempos olvidados,
    donde la Princesa encaprichada,
    en vez de dar tejado a un sin techo,
    vivía su cuento de hadas.

    Y aún así en ésta mi hastía,
    e innecesario rencor,
    este ripio o poesía,
    te dedico con dolor.

    J. Bris

  8. En abril me asomo por la ventana en la inmensidad del cielo veo que se avecina una tormenta,enseguida se observa un relámpago a lo lejos, de inmediato se empiezan a sentir las gotas de lluvia cayendo de manera violenta en el tejado. Entonces me dispongo a preparar un delicioso café con unas buenas cucharaditas de azúcar y comienzo a leer mi libro de poesía favorito.

  9. LLUEVE SOBRE MI PECHO

    Llueve Abril sobre mi pecho;
    no sonríe la mañana
    que a mi ventana se asoma.
    Al café le falta azúcar
    y a los días el perfume
    de los abrazos prohibidos.
    Pesan tan altos los muros
    ocultándome los soles
    que en el cielo me aguardaban.
    Un relámpago atraviesa
    a mí cuerpo dolorido…
    no sabiendo sostener
    por más tiempo este paréntesis.
    Me falta el aire, me ahogo
    bajo un tejado que aplasta
    tanto que alcancé a soñar,
    tanto que no pudo ser.
    La tristeza abrió la brecha
    del miedo y la frustración.
    La poesía me grita
    versos sin ruido… y sin voz.

  10. Abril se preparaba para entrar a escena,
    se encontraba mordiendo un pastelito de azúcar,
    al lado de la ventana,
    observando cómo el valle se inundaba de luz,
    junto a una nube de pajarillos revoloteando.
    Llamó a la puerta Mayo, que quería entrar como un relámpago,
    pero Abril se lo dejó claro: “Déjale a Marzo disfrutar lo que le ha tocado”
    y la verdad, Marzo estaba encantado,
    y lo de saltarse un mes como que no, Mayo debía esperar…
    Así que se subió al tejado a observar cómo pasaban aquellos días,
    aquellos días llenos de poesía.

    ¡Abril, prepárate!
    Es la hora…

  11. Otro año más que nos perdemos la “Feria de Abril” de Sevilla.
    Esta maldita pandemia que nos ha dejado momentos agridulces y nos ha secuestrado otros tantos de buenos.
    Pero no logrará robarme esos recuerdos, esos churros envueltos en azúcar a las 5 de la mañana con su chocolatito caliente, esas tapas de jamón y queso con picos.
    “No ni ná”,como dicen los sevillanos.
    Aprovechemos todos los momentos que podamos porque la vida es como un relámpago que…apenas nace…..muere.
    Seguiré recordando esos tejados adornados, esas casetas alegres donde la canción y los bailes se convierten en poesía.

  12. Otro año más que nos perdemos la “Feria de Abril” de Sevilla.
    Esta maldita pandemia que nos ha dejado momentos agridulces y nos ha secuestrado otros tantos de buenos.
    Pero no logrará robarme esos recuerdos, esos churros envueltos en azúcar a las 5 de la mañana con su chocolatito caliente, esas tapas de jamón y queso con picos.
    “No ni ná”,como dicen los sevillanos.
    Aprovechemos todos los momentos que podamos porque la vida es como un relámpago que…apenas nace…..muere.
    Seguiré recordando ese tejado adornado, esas casetas alegres donde la canción y los bailes se convierten en poesía.

  13. Vencer al invierno, llegar a abril, era el triunfo que Mina celebraba en la verbena. En el vaivén del gentío, Oliver viajaba a la espalda de Nacho, y al descuido saltó del saco. Ningún puntapiés impulsa más que los deseos del alma.
    Aterrizó sobre Mina, en la nube rosada que deboraba la minina.
    Pringados de azúcar con charanga de fondo,
    encontraron la vida en los ojos del otro.
    El dueño como un relámpago tronaba.
    Lograron huir trepando al tejado.
    Cerca de la luna, compusieron el cuadro con sus siluetas de gatos.
    Lindos pelajes, costumbres felinas.
    Tomaron la noche, fueron poesía.

  14. Llegó el mes de abril, que esperábamos con esperanza para que bañara nuestros sembrados con sus lluvias. Mientras, comíamos las ricas galletas de azúcar y canela que hacíamos con mamá y la abuela. Cada vez que veíamos un relámpago desde la ventana de la cocina, nos refugiábamos detrás de sus amplias faldas. Después venía el trueno, parecía que el tejado se iba a caer sobre nosotros. Mientras tanto, la abuela nos recitaba esa poesía que tanto nos tranquilizaba. Después la coreábamos los cuatro juntos. Eso era el mes de abril para mi hermano y para mí.

  15. Hasta que se destapó aquello, en abril, mis primos y mi tío venían a pasar las vacaciones con nosotros. Los días lluviosos jugábamos en casa y merendábamos pan con mantequilla y azúcar. El relámpago que ilumina el tejado de enfrente, me incita a prepararme una de aquellas delicias, pura poesía… Pero no lo haré, volveré a cerrar el telón de los recuerdos como he hecho desde que descubrí por qué me parecía tanto a ellos, por qué mi padre dejó de abrazar a su hermano y por qué mi madre arrastra una estela de pena tras de sí desde entonces.

  16. REVIVIENDO PRIMAVERAS

    Se despierta el viejo sol
    de su sueño hibernal
    animando a la vida
    con su cálido aliento.
    El aire huele otra vez
    a lluvia fresca de abril.
    La tierra se abre y germina
    en mi memoria un retrato
    de pasadas primaveras.
    Se mece la mente y gira
    hacia vastos prados verdes:
    opulentos, saturados
    de cándidas margaritas.
    Vuelve el calor que derrite
    el azúcar de tu piel
    en mis labios inconscientes…
    Un relámpago lejano
    augura la realidad,
    invitándome al presente.
    Me deslizo del tejado
    sin prisa, saboreando
    el regalo de recuerdos
    revividos, transformados
    –como tú– en poesía.

  17. CON NUEVA LUZ

    La primavera en el mes de abril está más asentada, más florida y mucho más perfumada. Es el azúcar que endulza nuestro caminar después del frío invierno. Aunque a veces llegan tormentas, con algún rayo o relámpago y el agua que purifica el ambiente de pólenes y polvo; borrando quizá el encanto en cierto modo romántico, como aquel día que te subiste al tejado a recitarme las última poesía que me escribiste y te costó un enfriamiento, una sanción y un brazo escayolado. Pero con amor, todo se da por bien empleado.

  18. Un poeta busca empleo

    Desde abril busca empleo y no aparece.
    Sin azúcar ni pan, desalojado,
    el hambre es un relámpago que crece
    en su hogar de cartón y sin tejado.

    Nadie pide un poeta que trabaje
    la jornada completa a sueldo fijo.
    Incluso alguno vez alguien le dijo:
    -“Las cuentas no se pagan con poesia”.

    Sin embargo, al final de cada día,
    agradece en silencio la palabra
    en la coreografía que le labra
    el sentido que aleja la agonía.

  19. Lo que trajo de su pueblo

    En abril, aguas mil…Y en mayo, no te quites el sayo…; sigue la abuela con su retahíla y de cuando en cuando, se va por los cerros de Úbeda, mientras incorpora ingredientes naturales para crear los hilos y la textura del algodón de azúcar que tanto gusta a sus nietos.
    Aprendió la receta en la feria de su pueblo, que abandonaron porque un relámpago atraído por los árboles del parque, incendió el barrio, y de su casa, no quedó ni el tejado: decían sus padres.
    También la poesía de la Carmen, y también se la leía a los niños.

  20. ABRIL – AZUCAR – RELAMPAGO – TEJADO – POESIA.

    Habíamos quedado todas los jornaleros del lugar, para recoger en pleno mes de ABRIL. La cosecha de la parcela mas aventajada.
    Mas tarde iríamos ha recoger; mes arriba mes a bajo, el resto de las parcelas, con plantación de AZÚCAR.
    Eran épocas de tormentas copiosas. No queríamos que este año nos cayera en plena faena, un RELÁMPAGO, como nos cayo, el año pasado en el TEJADO del pajar, y ardió entero.
    Deseábamos, que no ocurriera.
    Viendo desde lo alto de la colonia, todos a una. La imagen era una bonita POESÍA, bucólica, al caer el sol, con las aves revoloteando.

  21. Ya está aquí Abril y con él la primavera.
    Las flores explotan su azúcar y atraen todo tipo de insectos y pajarillos de colores,que cómo ellas llenan de color nuestra mirada.
    Ahora la lluvia tranquila y el relámpago casi ni molesta, sólo deja olor a tierra mojada e ilumina el ambiente.
    Llega el momento de encontrar cómo tejado nocturno,el cielo despejado e intentar nombrar todas las estrellas que veamos.
    Quizás sea el momento perfecto para sentir o escribir
    Poesía…

  22. CELEBRANDO

    Déjame abril que te celebre
    aunque barreras quieran ponerme
    aquellos a quién mi alegría atraganta,
    les da igual si les hablo con dulzura,
    les da igual el azúcar de mi mirada,
    en su silencio, preñado de rencor,
    viborea un relámpago atrapado en lo oscuro,
    no rompe, no estalla,
    sigue el tejado de lo vivido sosteniendo
    una venganza.
    Mientras tanto, yo me balanceo en lo nuevo
    preñada de sueños y vida,
    sigo aprendiendo, de poetas buenos,
    como escribir poesía.

  23. Mis pasos dejaban huella en el lodo del camino. Haciendo honor al refranero, abril estaba siendo muy lluvioso.
    Deseaba llegar a casa para regalar a Flora los palos de azúcar recién hechos y que ella usaba para remover su té de media tarde.
    Amaba a esa mujer, me aceptó sin preguntas; apareció en mi vida como un relámpago, en un solo instante iluminó toda mi existencia; construyó sobre mí un tejado de comprensión que me protegía de toda inseguridad; su mirada, su sonrisa, sus manos cuando tomaban las mías escribían versos sobre la piel de mi alma.
    Flora era poesía.

  24. He cambiado el tiempo verbal, por favor sustituid el anterior comentario por este nuevo. gracias.

    Mis pasos dejan huella en el lodo del camino. Haciendo honor al refranero, ABRIL está siendo muy lluvioso.
    Deseo llegar a casa para regalar a Flora los palos de AZÚCAR recién hechos y que ella usa para remover su té de media tarde.
    Amo a esta mujer, me aceptó sin preguntas; apareció en mi vida como un RELÁMPAGO, en un solo instante iluminó toda mi existencia; construyó sobre mí un TEJADO de comprensión que me protegía de toda inseguridad; su mirada, su sonrisa, sus manos cuando toman las mías escriben versos sobre la piel de mi alma.
    Flora es POESÍA. A.M.

Escribe tu relato