ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE MAYO (II): Rosa montero, escritora @BrunaHusky

La segunda semana del mes de mayo ponemos las palabras de una escritora de altura, Rosa Montero, que fue PREMIO NACIONAL DE LAS LETRAS 2017 y es colaboradora habitual del periódico El País. Con ella coincidió nuestra presidenta Mar Olayo camino de México el pasado 1 de abril, donde participó como ponente en la edición duodécima del Seminario Internacional de Educación Integral, en el cual dictó la conferencia magistral El poder de la imaginación y la literatura; y, asimismo, aprovechó el viaje, para presentar la novela Los tiempos del odio (Seix Barral, Planeta, 2019): tercer volumen de la saga de ‘ciencia ficción-realidad’ protagonizada por la androide-detective Bruna Husky.

Los tiempos del odio de Rosa Montero, Seix Barral, Planeta, 2019

Los lectores de Lágrimas en la lluvia (2011) y El peso del corazón (2015) esperaban esta edición, que viene a continuar la crónica que aborda un universo futurista donde la violencia, el sectarismo, los abusos del poder y la falta de credibilidad democrática se entrecruzan con el miedo a la muerte, el amor a la vida y la necesidad de afectos. Rosa Montero decalaraba al periódico Yucatán de México, “ésta es la mejor de las tres novelas con el personaje de Bruna Husky y el final es el más emocionante que he escrito en toda mi vida y con todas mis novelas”.

Los tiempos del odio de Rosa Montero, Seix Barral, Planeta, 2019

Éstas fueron las Cinco Palabras de la escritora Rosa Montero, para nuestros escritores solidarios:

LABERINTO
ENSUEÑO
SABIA
TENACIDAD
VUELO

Rosa Montero nació en Madrid y estudió periodismo y psicología. Colaboró con grupos de teatro independiente, como Canon o Tábano, a la vez que empezaba a publicar en diversos medios informativos (Fotogramas, Pueblo, Posible).

Desde finales de 1976 trabaja de manera exclusiva para el diario El País, en el que fue redactora jefa del suplemento dominical durante 1980-1981.

En 1978 ganó el Premio Mundo de Entrevistas, en 1980 el Premio Nacional de Periodismo para reportajes y artículos literarios y en 2005 el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid a toda una vida profesional.

Televisión Pública Argentina. Entrevista.

Es Doctora Honoris Causa por la Universidad de Puerto Rico y Premio Internacional Columnistas del Mundo 2014.

En 2017 fue galardonada con el Premio Nacional de las Letras

Biblioteca Nacional de España
Publicado el 15 mar. 2018
Premios Nacionales es un ciclo en el que participan los ganadores de los diferentes galardones del Libro, la Lectura y las Letras. En esta sesión interviene la escritora y periodista Rosa Montero, Premio Nacional de las Letras 2017.

En 2018 fue nombrada Profesora Honoraria del Departamento Académico de Humanidades de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

Y en febrero de 2019 se crea el Aula Rosa Montero en la facultad de Periodismo de la Universidad Miguel Hernández de Elche (Alicante).

Es Miembro de Honor de la Universidad de Málaga.

Su obra literaria

Sus últimos libros publicados son La carne (2016) y Los tiempos del odio (2018).

Ha publicado las novelas: Crónica del desamor (1979), La función Delta (1981), Te trataré como a una reina (1983), Amado Amo (1988), Temblor (1990), Bella y Oscura (1993), La hija del caníbal ( Premio Primavera de Novela en 1997 y premio Círculo de Críticos de Chile 1997), El corazón del Tártaro (2001), La Loca de la casa (2003), Premio Qué Leer 2004 al mejor libro del año, Premio Grinzane Cavour al mejor libro extranjero publicado en Italia en el 2005, Premio “Roman Primeur” de Saint-Emilion, Francia (2006); Historia del rey transparente (2005), Premio Qué Leer 2005 al mejor libro del año, y Premio Mandarache 2007; Instrucciones para salvar el mundo (2008), Premio de los Lectores del Festival de Literaturas Europeas de Cognac (Francia, 2011); Lágrimas en la lluvia (marzo 2011), Lágrimas en la lluvia. Cómic (octubre 2011), Premio al Mejor Cómic 2011 por votación popular (Salón Internacional del Cómic de Barcelona), La ridícula idea de no volver a verte (marzo 2013), Premio de la Crítica de Madrid (2014) y Prix du Livre Robinsonnais 2016 de la Bibliothèque du Plessis Robinson, Francia; El peso del corazón (2015), La carne (2016) y Los tiempos del odio (2018).

También ha publicado el libro de relatos Amantes y enemigos, Premio Círculo de Críticos de Chile (1999), y dos ensayos biográficos, Historias de mujeres y Pasiones, así como cuentos para niños y recopilaciones de entrevistas y artículos.

De sus novelas se han hecho una decena de adaptaciones teatrales, varios  cortometrajes,  un largometraje, una ópera e instalaciones artísticas, tanto en España como en diversos países europeos y americanos.La repercusión de la obra de Rosa Montero en el mundo del hispanismo internacional es ingente. Se han publicado diez  libros centrados en la autora y unos sesenta libros colectivos que incluyen estudios sobre ella. Una treintena de tesis doctorales y más de 120 trabajos académicos publicados en revistas críticas o actas de congresos han analizado sus obras (ver bibliografía adjunta).

Sus libros están traducidos a más de veinte lenguas..

‘Petra’ y ‘Carlota’, contacto animal
Entrevista en 'Amos y mascotas' - El País Semanal - Sara Cuesta Torrado

CAUSA DEL MES DE MAYO

Desde esta asociación DAR VIDA se intenta dar a conocer al perro guía, la funcionalidad del perro de Asistencia y su labor de perro de Terapia, En el verano del  2017 se creó la asociación sin ánimo de lucro 'Dar vida' para facilitar la vida a personas en situación similar a la de Begoña. "Como usuaria de un perro de Asistencia, desde la sensibilidad y experiencia personal que vivo día a día, me he rodeado de otras personas y voluntarios con afines similares, junto a profesionales y  a un excelente equipo canino que colaboran en realizar los objetivos de la asociación. Esta es mi historia, y la del inicio de la asociación, en breve os presentaré a todo el equipo humano y canino, con el que vamos a 'Dar Vida' a nuestros usuarios".

Entre sus objetivos y actividades están:

  • Preparación de Perros de Asistencia.
  • Realizar actividades con animales de compañía.
  • Realizar programas de Terapia Asistida con perros.
  • Actividades caninas formativas.
  • Actividades de Educación Asistida con Animales.
  • Concienciar a las personas sobre la tendencia y cuidado responsable de sus mascotas.

Su ámbito de actuación es por todo el territorio nacional de España, teniendo su sede y centro principal, en la Comunidad de Madrid, donde principalmente desarrollan sus programas. Su web es: https://asociaciondarvida.wixsite.com/darvida

PROYECTOS DE TERAPIA: Gracias al vínculo cognitivo emocional que se produce a lo largo de nuestras sesiones de terapia entre los usuarios y nuestros perros de terapia, realizamos proyectos destinados a lograr una mejora física, psíquica, cognitiva, social, o lúdica entre los usuarios participantes.

PROYECTOS DE ASISTENCIA​:Desde la asociación, seleccionamos, entrenemos y preparamos perros, cuya finalidad es convertirlos en futuros perros de asistencia, cuya intervención será vital para mejorar la calidad de vida de las personas a las que se destinan.

PROYECTOS DE ANIMACIÓN:La animación asistida con animales es una manera muy divertida, original y llamativa de realizar actividades grupales y de animación sociocultural con asociaciones y otros colectivos.

PROYECTOS DE EDUCACIÓN:La educación asistida con perros, va en enfocada a colegios y otros centros, en los que utilizamos nuestros perros como atractiva herramienta educativa y de concienciación de niños y jóvenes.

Rosa García Fuente

¡Te recomiendo que escuches la entrevista de nuestra prologuista Rosa Garcia Lafuente a Begoña Izquierdo en la sección de La Vida en Rosa en Radio Cinco Palabras:

RADIO CINCO PALABRAS
Equipo de RADIO CINCO PALABRAS.

Ir a descargar este audio de RADIO CINCO PALABRAS

BIOGRAFÍA DE LA PROLOGUISTA

Rosa Garcia Lafuente, es la prologista del mes de mayo. Es profesora de secundaria en un centro público madrileño. Le apasiona su trabajo por lo que tiene de creativo y por cómo le acerca a la vida a través de sus alumnos adolescentes. Es entusiasta, amante de toda expresión artística, forma parte de un grupo de teatro aficionado "Los lunes al sótano" creado para actuar de forma altruista y solidaria. Amante del mundo radiofónico, seducida siempre por el poder de la palabra y de la voz. Colabora con algún medio como Radio Utopía o en la propia Asociación Cinco Palabras y la Radio de Cinco Palabras. Actualmente, está ultimando la traducción de un libro escrito por una eminente novelista iraní que pone de relieve el papel de la mujer en el mundo musulmán. Ante todo, es una apasionada de la VIDA.

NORMAS DE CINCO PALABRAS

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS

IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138

Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincoplabras.com

Anuncios

29 comentarios sobre “ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE MAYO (II): Rosa montero, escritora @BrunaHusky”

  1. Como un laberinto su mente contenía pensamientos atrapados, desorientados en una especie de ensueño maldito. Necesitaría a una persona sabia para iniciar con tenacidad su propio vuelo. Una guía que lo devolviera a su ser, lejos del temido y quimérico Minotauro.

  2. Con las velas de su alma desplegadas y el viento castigandolas, surcaba el laberinto de su ensueño en mitad de la tormenta. La ardiente savia de la tenacidad corría por la madera de su nave, evitando el naufragio de su mente ante las acometidas de la maldad. Al fatídico augurio del vuelo de un pájaro tan negro como la noche, se unió el crujir del choque contra los arrecifes. Cercano el hundimiento, intentó gritar desesperado, un golpe de agua salada obturó su respiración.
    La estridencia del despertador le recordó que madrugaba para fichar en el I.N.E.M.

  3. Arrastro las palmas por las paredes de este laberinto, parecen meses, años…
    “El tiempo será relativo ahí – me dijo el hechicero – Confía en ti, llegarás lejos”
    Avanzo por estrechos pasillos, todo esto me parece ensueño…
    “Dar la mano al corazón es sabia decisión” Esas fueron sus palabras pero…
    ¿Quién las entiende?
    Luego bebí de aquella extraña botella que sabía a…
    ¡Aggg!
    Escucho algo,
    el suelo se reblandece,
    empiezo a sentir un calor, como si llegase al Sol…
    “Tu tenacidad te hará llegar a algún centro”
    Empujo una pared y cede…
    ¡Veo cielo!
    Salto,
    me elevo…
    ¡Vuelo!
    Os…
    encuentro

  4. Lágrima o palabra

    Cada lágrima tiene
    su propio laberinto.

    El ensueño la lleva
    guiado por su instinto
    de antigua angustia sabia
    y tenacidad nueva.

    Supone que no hay nada
    detrás de la grafía
    que dibuja y sostiene
    su tristeza tardía.

    Cada lágrima labra
    con su voz silenciada,
    hasta que llega el día
    en el que cae el velo…

    Entonces, la palabra
    inaugura su vuelo.

  5. PROPÓSITO
    Ovillar el hilo hacia la salida del laberinto, despertar del ensueño del amor romántico, hacerse más sabia, crecer con tenacidad, soltar lastre, alzar el vuelo…
    Como un mantra, se repetía a sí misma estas palabras cada vez que él volvía dando portazos.

  6. LIBERACIÓN

    Mi relación con Alberto se ha convertido en un laberinto sin salida. Lo que empezó siendo una vida de ensueño, ha acabado en una pesadilla que se repite día tras día. Debo tomar la decisión más sabia. Solo espero tener la tenacidad suficiente para llevarla adelante. Así, lograré emprender mi último vuelo para huir de esta cárcel de cristal.

  7. Buscando un ensueño
    ——————————-

    Camino por un angosto sendero
    que me lleva
    al laberinto de los días perdidos.

    Hay un ensueño escondido
    tras la estatua de la vida.
    Lo busco sin descanso
    y una sabia ninfa
    me dice que siga,
    que la tenacidad
    siempre tiene recompensa.

    Al fin lo encuentro
    me subo a su lomo
    y alzamos el vuelo.

  8. AL FIN
    Me encuentro enjaulada en este laberinto de donde es imposible escapar. Al menos yo no lo consigo y lo he intentado varias veces. Me prometió una vida de ensueño en este paraíso, y todo en él han sido falsedades. Creía tener la certeza de ser muy sabia con todo lo que había aprendido, pero estoy pagando las consecuencias de mi inexperiencia en las emociones, en los sentimientos. Tengo que seguir intentándolo con tenacidad, sin desaliento. Me va la vida en ello.
    Al fin, me salieron alas y pude iniciar el vuelo.

  9. Me ha despertado el ruido metálico que ha producido un gato al volcar un cubo de la basura en la calle y ha interrumpido el laberinto, enigmático e indescifrable, del ensueño en el que hace tan sólo un instante sumido. Cambio de postura y quedo tumbado sobre la espalda. Fuera no se escucha el ruido de los automóviles y tampoco nada tras la puerta pues mi sabia casera no habrá vuelto de su trabajo en el hospital. Necesito volver a dormirme para con esa tenacidad que nunca he poseído pueda desentrañar el significado del sueño y apaciguar este insufrible duelo.

  10. ¡Tercer aviso!

    Transitó por el LABERINTO de su vida, y salió del ENSUEÑO convencida de que cuanto había vivido no lo había inventado su prodigiosa imaginación.
    Leyó de nuevo la misiva llegando a una conclusión: en adelante debería ser más cuidadosa, más SABIA, porque si juntaba los trozos de su desilusión, podía cortarse con ellos.
    En el silencio del dormitorio, su alma se revela y el ruido, en su cuerpo, puja por salir. No quiere llorar, pero sus lágrimas brotan con la TENACIDAD de la razón.
    Se resiste y las vence dándole VUELO a sus ilusiones reprimidas durante tanto tiempo. Y, piensa…

  11. He vuelto a soñar con el Laberinto, llamo así a esa cueva de Ensueño de la que es imposible salir, vago por sus galerías cada vez más agobiado hasta que me encuentro con la niña, que juega tranquilamente .
    —Ayudame, estoy perdido, suplico.
    Me sorprende su voz como de Sabia anciana.
    ¿Para que quieres irte de aquí? ¿Tienes donde ir? Si lo tienes claro busca la salida con Tenacidad, la hallaras, hay muchas. O ¿ es que no quieres salir? Asi no tienes que decidir donde ir.
    — Vallamos juntos, digo, le ofrezco mi mano, y se convierte en un murciélago que rápido emprende el Vuelo y despierto sobresaltado.

  12. EL PRECIO DEL HÉROE

    Teseo entraba cada día en el laberinto para matar, en su ensueño, una y otra vez al minotauro, seguir el hilo de la sabia Ariadna y, con la tenacidad de los héroes, alzar el vuelo juntos a Atenas. “Recuérdame que cambie las velas” pedía a la hija de Minos, pero, a la altura de la isla de Naxos siempre olvidaba algo.

    MVF©

  13. CUMPLIENDO SUEÑOS

    Me encuentro en un laberinto del que no consigo salir. Ensueño y lo convierto en el paraíso que siempre deseé. De algo debe servir la experiencia y ser sabia como me dicen en casa con cierto tono de ironía. La tenacidad me ha caracterizado y sé que puedo emprender el vuelo, una aventura o lo que me proponga. Me dirijo al sueño de mi vida, iré al Edén verdadero y estaré completamente despierta, pese a quién pese.

  14. De niña, solía ensimismarme en mi ensueño
    De joven, el laberinto de la vida quiso hacerme olvidarlo, pero antepuse mi tenacidad, consejo de una mujer sabia.
    Desde entonces, despliego mis alas y emprendo el vuelo cada día
    Desde entonces, escribo.

  15. ESO NO ES AMOR

    Laberinto de emociones
    custodiando enajenadas
    el despertar de tu ensueño.        

    Falso amor que te retiene;
    seductor de brocha gorda
    imponiendo sus preceptos.
    Dependencia corrosiva,
    has creído que eres suya
    y que le debes lo que eres.

    Te enseñó a sentir el miedo.
    Pues sin él… la soledad
    apresaría tus días.

    Eso dice, pero ¡miente!.
    Es la farsa que ha tejido
    que te ofusca… que te aturde.
    Una mente retorcida
    jugando con tu inocencia.

    Y ella siempre de tu lado;
    madre sabia que te alerta.
    Tenacidad… y cariño.
    Mano dulce que te tiende
    esperando que despiertes,
    pues tu vuelo… siempre anhela.

  16. ¿ DÓNDE ESTÁ MI NIÑO?

    En el anhelo de ser otra
    vives perdida,
    agonizas en un laberinto de sombras
    donde no encuentras olvido,
    y, en esas noches de ensueño
    que el amanecer te rompe,
    viajas con paz fingida.
    “Mi niño, niño mío “
    Una voz firme de apariencia sabia:
    “Se ha ido, se ha ido”
    Y tú, perdida en la memoria,
    con tenacidad pausada,
    “ Vuelve, vuelve conmigo”
    El alba dice tu nombre,
    la realidad tu apellido,
    la soledad del instante
    te acompaña al abismo.
    Te han robado la vida,
    se han llevado a tu hijo,
    madre sin alas, frustrado vuelo,
    agónico llanto
    el de tu silencio.

  17. LABERINTO – ENSUEÑO – SABIA – TENACIDAD – VUELO

    Todos decidimos ir a ese LABERINTO, nuevo construido, por un paisano de Cantabria. Era un proyecto de ENSUEÑO. Es un entramado, lleno de recovecos por descubrir, El trazado, no era sencillo, las paredes eran enredaderas y cipreses de mas de 2 metros de altura.
    Algunas aves, habían anidado. El SABIA, pájaro, de color marrón pardo, que se alimenta de insectos. Canturreaban entre las ramas, de los pasillos del laberinto. Nos vigilaban.
    En los nidos tenían crías. Los alimentaban saliendo a buscar comida, con TENACIDAD, y con un sutil VUELO, cazaban a los pequeños insectos.
    Complicado, pero salimos del laberinto.

  18. LAS ALAS DE AMELIA

    Necesitaba escapar de aquel laberinto de ensueño en el que no era feliz. Encontraría la salida, ya que, aunque no se consideraba una persona sabia, le sobraba tenacidad. Cuando vio el mundo desde el cielo, supo que había nacido para volar. Siempre quiso llegar un poco más lejos que los demás sin importarle el riesgo. Preparó su vuelo con gran ilusión sin miedo a lanzarse a lo desconocido. Abrió sus alas sobre el Pacífico dejando una estela de misterio y de eternidad.

    Naufragó entre las olas y el silencio, pero nunca dejó de soñar con nubes de espuma y pájaros de viento.

  19. En medio de la espesura, las ramas entrelazadas de aquellos árboles procesados, parecían formar, reverenciosas, la entrada a un intrincado laberinto.
    Crucé animosa hacia la aventura encontrando un mundo variado, plural, envuelto en historias de ensueño.
    Avancé con prudencia al principio sin salirme del camino; poco a poco la senda me fue haciendo más y más sabia y esa sabiduría vino acompañada de la tenacidad que me impulsaba a seguir avanzando; de su mano, alcé el vuelo cada vez más alto, más lejos, hacia lugares insospechados, reales e imaginarios a la vez.
    Decidí quedarme en el paraíso de la lectura.

  20. Miénteme por favor, llévame a un laberinto de inciertos, donde no pueda ver la verdad, porque pesa, es densa, inamovible.
    Deja que me pierda en un ensueño contigo.
    No sé si es una sabia proposición, pero hazme una absoluta insipiente de la realidad, confunde mis días grises de sol y borra ésta absurda tenacidad por saber, hueca en sí, en todo su contexto.
    Lancémonos en un vuelo de ilógica impostura, doblega mi razón y mi cordura, miénteme sin medida y censura, para que sólo yo te crea, y consiga respirar en éste halo de farsa ambigua.

  21. De repente se dio cuenta de que caminaba sin rumbo por un laberinto lleno de sombras.
    Parecía estar en una especie de mundo de ensueño.
    Ella, que se consideraba una mujer sabia, no podía creer encontrarse a merced de esa marea de almas sin voluntad.
    Y el tiempo pasaba.
    Luchó con tal tenacidad que, finalmente agotada, acabó sucumbiendo a esa vacía existencia. Y sin esperarlo, en un momento de absoluta catarsis, consiguió alzar el vuelo.
    Cada vez desde más alto podía ver con mayor compasión a aquellas almas que vagaban dormidas en la espiral de la existencia.

  22. El ingreso al laberinto era tan sobrio, que nadie imaginaba los rincones de ensueño que existían al adentrarse en él. La anciana, sabia desde su infancia, comenzó a diseñarlo aún antes de aprender a caminar. Sabía que lo constuiría un importante paisajista, al que no conocería hasta el día de su muerte. Gracias a su tenacidad consiguió el permiso para recorrerlo, y presintió su hora final. Se adentró por los intrincados senderos, maravillándose en cada giro y recoveco. Al llegar al centro sintió que él le tomaba la mano y, antes de poder verlo, sus almas iniciaron el vuelo.

  23. Frío VI

    En el fondo de la carbonería había una puerta, disimulada detrás de unas estanterías, a la que sólo accedía el Sr. Maestre. Samuel, el delgaducho repartidor del carbón, bisbiseaba, misterioso, que daba paso a un laberinto que sólo visitaban el amo y Dª María cuando venía los jueves y que allí había cosas de ensueño que sólo ellos dos sabían.
    -Mi abuela que es sabia- comentaba el muchacho- dice que las cosas de los amos no se cuentan.
    Samuel que vigilaba con tenacidad y las pillaba al vuelo, sin decir, decía y Ricardo empezó a sospechar lo que se escondía tras la puerta.

  24. He caminado un laberinto de incertidumbre y tristeza, esperando el día de tenerte cerca. He rezado en todos los árboles, suplicado en todos los ríos, para cambiar mi mundo de ensueño por la caricia del amor mío.
    Inocente niña en sabia mujer convertida, nunca pude olvidarte.
    Ahora, en mi último suspiro doy gracias al amor y su tenacidad que forzó a la vida a volver a unirnos tras de un infinito ayer. Merecíamos estos años de felicidad, de tranquilidad, de eterno afecto.
    Levanto el vuelo, Amelita. Te espero, como siempre hice, con la paz de saber que volverás a mí.

    (Feliz vuelo Roberto, mucha fuerza, Amelia)

    1. ” Hacia un nuevo mundo”

      Vivimos en un laberinto,deseosos de disfrutar de una vida de ensueño que nos castiga día a día con una falta de moral, ética y valores evidentes
      Escucho los consejos de mi madre, mujer sabia.
      La tenacidad debe ser el pilar sobre el que construir un futuro próspero, sin mentiras y actitudes poco adecuadas para los tiempos que corren.
      Tolerancia, respeto, generosidad, bondad y entrega deberían ser algunas de las palabras que las nuevas generaciones podrían contemplar en su día a día.
      Siempre y cuando, quieran levantar el vuelo.

  25. Caminaba. Cómo a ella le gusta decir, sólo camino. Pero es mucho más, en sus paseos va ordenando todo un laberinto de recuerdos y emociones.
    Como en un ensueño los clasifica por colores creando un arcoiris de sonrisas, miedos, lágrimas, gratitud, amor, orgullo, odio.
    A veces desearía ser un poco más sabía, borrar algunos de esos colores, lo intenta con tenacidad, pero en el fondo comprende y acepta que todos ellos la completan y definen.
    Y caminando estaba cuando la vi, mirando al cielo ensimismada contemplando el vuelo de las gaviotas frente al mar. De nuevo, soñaba.

  26. LEVANTAR EL VUELO

    Cuando los perdí, sentí un gran dolor. Me encontré inmersa en un laberinto de emociones, tristeza y melancolía, pero también de una nueva ilusión.
    Aún recuerdo, como un ensueño todo lo acontecido.
    Cuando Sara se puso en contacto conmigo, la savia de mis venas entró en ebullición, y todo comenzó a cambiar.
    Hasta entonces pensaba que era algo inalcanzable, pero cuando publiqué el primer libro, comencé a creer en mí.
    Al fin, mi tenacidad había dado su fruto y pude levantar el vuelo.
    Sé, que me observan orgullosos. Ellos, si que estaban convencidos de que podría lograrlo.

  27. Después de esta semana que ha resultado un auténtico laberinto, sin encontrar el camino hacia la creación de este texto. Ciertamente sobre una época de ensueño, como la que estoy viviendo quien no sabía que sin tenacidad, era muy difícil alzar el vuelo hacia una… la verdad es que en el camino podemos encontrar un nuevo arco iris, si nos dejamos sorprender por las pequeñas cosas que nos regala la vida.
    Sé que dentro del laberinto, se encuentra el destino el que nos reserva vivencias maravillosas para disfrutar jugando con cada momento que la vida nos regala en las esencias.

  28. QUE VUELE.

    Mi laberinto personal no es la obra de una vida de ensueño, es un complicado diseño trazado por el azar y las decisiones que tomé en cada encrucijada.
    Cada hueco sin salida lo tapó una desilusión, una decepción o un sufrimiento. En mis rincones favoritos siempre tomé una sabia decisión.
    Sus largos pasillos, algunos sombríos otros acariciados por el sol, los recorro con la tenacidad del que nunca se rinde y la valentía de permitir a la imaginación tomar el vuelo hacia otro lugar donde los muros no coarten mi libertad.

Escribe tu relato