ESCRIBE TU RELATO DE MAYO (V): con las palabras de la actriz María Casal @MariaCasalClub

Esta semana, las Cinco Palabras nos las da la actriz española María Casal Mínguez, que saltó a la fama a través de la televisión primero como azafata del popular Un, dos, tres… responda otra vez, en la década de los años setenta, y segundo, como presentadora de otro popular programa televisivo como Aplauso. Después llegaría el cine, el teatro y las series de televisión… lo que han conformado una gran carrera artística. Ahora está dedicada al teatro muchas representaciones por toda España de su última obra: ‘Te he dejado un pollo en el horno‘.

De la mano de Alternativa Producciones,  la obra de teatro Te he dejado el pollo en el horno, está protagonizada y escrita por la actriz María Casal.

En estos últimos años María Casal, sin olvidar su dimensión de actriz, ha decidido escribir para el teatro. Así han surgido Tre-mendas y Lobas. El formato de sus dramaturgias es el de historias cortas, que en el segundo título -pensada también como obra corta- se convirtió en una obra larga. Ahora viene con el sugerente título Te he dejado un pollo en el horno, y vuelve al esquema de obras cortas. Casal ha expresado el motivo que le mueve a escribir “saldar cuentas, las mías y las de las personas a quienes escucho. Viene a ser como un exorcismo. Parto de la experiencia mía y de otros. Si me cuentas algo, se me queda en la cabeza, y dentro de tres años, a lo mejor lo puedo utilizar. Lo que más me mueve es la injusticia, y hay tantas, de tantos colores y maneras, grandes y pequeñas, las laborales y las personales que, creo, que las injusticias se nos quedan un poquito dentro, y es bueno sacarlas”.

La popular actriz nos dio sus Cinco Palabras, para que ahora vosotros queridos escritores solidarios saquéis lo que lleváis dentro con:

LUZ
SOMBRA
HISTORIA
FUEGO
PECADO

 

 

Una vida dedicada al espectáculo

Es una mujer que lleva en la sangre el mundo del espectáculo, de casta le viene al galgo ya es es hija de los también actores Antonio Casal (1910-1974), y Carmen Mínguez, su debut en el mundo artístico fue como azafata del concurso de Televisión Española, Un, dos, tres… responda otra vez entre los años 1976 y 1978. Pero antes de llegar a Televisión Española,  le propusieron a ella y a una amiga suya salir en un vídeo de Pepe Domingo Castaño. Ahí fue cuando se estrenó apareciendo detrás de unos árboles de la Casa de Campo de Madrid, haciendo los coros al popular cantante y presentador de radio Pepe Domingo que cantaba ‘Mariquilla bonita’. “Gracias a eso, me propusieron para azafata del programa de Chicho. Y así comenzó todo”, recuerda María Casal.

Más tarde se haría cargo, junto a Amparo Larrañaga y más tarde Adriana Ozores, de la presentación del programa musical Aplauso, entre 1981 y 1983, tarea en la que sustituyó a Silvia Tortosa, justo unos años antes de que se casara con un americano y se fuera a Nueva York, “ahí batí el récord, ya que tuve el matrimonio más breve del siglo pasado y te diré más, ese record a día de hoy aun no ha sido batido”, recuerda la actriz que duró seis meses casada.

En los años posteriores intervino en películas como La guerra de los niños (1980), Las brujas mágicas (1981) y La avispita Ruinasa (1983). Yo he sido la única actriz de la época del destape que no me desnudé ya que la mayoría de edad era a los 21 y yo tenía menos”, destaca María Casal.

Pero la carrera de María es espectacular, en cine ha trabajado con Steven Spielberg en la película Múnich (2005), “recuerdo – apunta la actriz – que estuve seis días en Budapest, aunque solo rodé uno. Éramos catorce actores de todas partes del mundo (México, Suecia, Japón, Italia…) en un plano secuencia: figuraba una rueda de prensa tras los atentados en las Olimpíadas. Había muy buen ambiente en el rodaje y Steven muy, muy simpático y amable. Todos nosotros nos hicimos amigos y conocimos juntos la ciudad”.

 

Su papel en ‘Extraños’ (Imanol Uribe, 1998) fue muy bien tratado por la crítica, en una película que no tuvo tanto éxito de público. “Creo que gracias a ‘Extraños’ aterricé en Hospital Central, sin ella no habría tenido esa oportunidad. Me gustó mucho trabajar con Imanol, le admiro. Sin embargo creo que estoy también satisfecha en mi intervención en ‘Piedras’ de Ramón Salazar. Fue un papel no muy grande, pero intenso”, resalta María Casal.

En los últimos años ha alcanzado gran popularidad en España por su participación en series de éxito en televisión, como Menudo es mi padre (1996) y, sobre todo, ‘Hospital Central’, donde dio vida a la enfermera Elisa Sánchez, entre los años 2000 y 2004.

También ha dirigido y escrito dos cortometrajes, Dum-Dum (2003) y Campos de luz (2004).

En 2008 volvió a la televisión con la serie 700 euros, diario secreto de una call-girl, su primer trabajo en la pequeña pantalla tras dejar Hospital Central.

A finales de 2010, en diciembre, se incorporó al rodaje de la quinta temporada de La que se avecina dando vida al personaje fijo de Reyes, novia de Araceli Madariaga (Isabel Ordaz), quien llegó a Montepinar tras varios años de ausencia con una identidad sexual diferente.​ Sin embargo, solamente participó en dicha temporada, no continuando en la sexta ni posteriores.

En 2014 se realiza como autora teatral, estrenando las obras Tre-Mendas y Lobas, en el Teatro Fernán Gómez de Madrid el 5 de junio de ese año.

En 2016 se incorpora a la serie El Caso: Crónica de sucesos, en la que interpreta el personaje de Laura López-Dóriga, una famosa actriz de teatro tía de la protagonista y que rompe las expectativas de ‘mujer tradicional’ de la época.

 

La autora del prólogo de este mes es Carina Peláez, directora general de la Fundación Polibea, y la causa irá destinada a la Fundación PHI Proyecto Bangladesh 2018. El Proyecto Puerta de acceso al Empleo y al Fortalecimiento Económico para las Mujeres y Niñas Supervivientes del Tráfico con fines de explotación sexual, en colaboración con la Fundación de Sobrevivientes del Tráfico de Seres Humanos, creada por el Centro de Estudios para Mujeres y Menores (CWCS).

 

 

 

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS

IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138

Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincoplabras.com

Anuncios

27 comentarios en “ESCRIBE TU RELATO DE MAYO (V): con las palabras de la actriz María Casal @MariaCasalClub”

  1. Otra mañana más, soñando el maldito despertador, no encontraba ese detestable cacharro, al dar la Luz, el minino duerme conmigo y su Sombra se reflejo en la pared, recordando una Historia que me contaban en mí niñez. Encendí un gran Fuego en la chimenea, hacia frío y el día anterror había preparado unas riquisimas galletas que junto a un buenísimo chocolate calentito, sería un Pecado no comerselas

    Me gusta

  2. Después de quince días sin encontrar una nueva Luz, que me ayudará a vencer a la sombra que se había instalado en la creatividad haciendo que le resultase muy difícil encontrar una nueva historia. El tiempo pasó y sentía que la llama de la creación, avivaba el calorcito del fuego del hogar interior. El mismo que se sentía que había comentado un nuevo pecado. El, que nunca había sido una persona muy creyente, en esta ocasión se sentía que no había obrado adecuadamente según la nueva etapa de su vida. Aquella ocasión fue la primera vez, vio que había pecado

    Me gusta

  3. Adiós, vida

    Repaso hoy aquí mi vida. No existe otro motivo que éste, mi maltrecho cuerpo vive sus últimos instantes de luz (o lucidez). A la misma vez me duele que me abandone el alma. También ésta se duele y apaga. Siento que una fea sombra ocupa ya su lugar. Mi historia, tristemente para mí, llega a su final, y no, no veo ninguna luz o fuego al final del túnel ¿será que jamás me sentí pecador o que en realidad ignoré adrede al pecado? Una fría daga invade mis intestinos. No creo en el pecado pero, ¡estoy en el infierno!

    Me gusta

  4. Un insecto luminoso solía alumbrar con su luz la sombra, por curiosidad, por saber qué se cocía en la oscuridad y agitaba sus alas a gran velocidad observando cada historia oculta, entonces se cruzó con una colorida mariposa, quien contrariamente al insecto estaba casi siempre oscura, al ver a su compañero empezó a seguirlo hipnotizada por su ficticio fuego, se inició una divertida persecución, un hermoso baile en que ambos jugaban sin pecado, uno observando los colores de su amiga y esta su cuerpo iluminado. La mariposa nunca ardía en llama alguna mientras estaba con su luminoso amigo… ¡Felices volaban!

    Me gusta

  5. POST-IT EN EL ESPEJO DEL BAÑO

    Aquí te dejo esta nota para asegurarme de que puedes leerla. Debes saber que, posiblemente, éstas son las últimas palabras que te digo.

    Necesito alejarme porque contigo me siento un péndulo que se debate en la contradicción, siempre de un extremo al otro, como el que viaja de la LUZ hacia la SOMBRA.

    Nuestra HISTORIA llega a su fin por sí misma, por nosotros; se ha ido consumiendo como un tronco en la chimenea es devorado por el FUEGO.

    No me arrepiento del PECADO de haberte tenido, pero todo se acaba. No me busques ni llores lo que hemos vivido.

    Me gusta

  6. Un trozo de cerámica en un barbecho me llevó a descubrir que en aquel lugar vivieron Moriscos de Granada, tuvieron que renunciar a su fe para salvar la vida de sus familias y sufrir el destierro que les trajo a estas tierras.
    Difícil hallar luz sobre este período lleno de Sombra. La Historia parece querer olvidar cómo, tras cuarenta años fueron expulsados ahora del país, volvieron a ver consumirse en el fuego sus sueños y su futuro, sin ningún sitio donde regresar ya que les consideraban traidores a su fe, su único pecado fue intentar sobrevivir.

    Me gusta

  7. Hacíamos el amor con la luz apagada y emprendían nuestros cuerpos una lucha ciega que me contrariaba. La luna proyectaba su sombra de nácar sobre nuestro lecho y esa caricia me animó a la rebelión.
    – Necesito verte. No siento nada si mis ojos no contemplan
    tu sudor ni la excitación de tu cuerpo. Déjame encender una vela.
    Asintió resignado pues advirtió mi tono imperioso destinado a ser obedecido. Recorrimos asombrados nuestros pliegues más íntimos. Contaban nuestras pieles una historia de fuego, ciego hasta esa noche.
    – Los curas me dijeron que era pecado- dijo colmado de placer una vez terminamos.

    Me gusta

  8. Como palabras sueltas
    Sístole y diástole. Paz y guerra. Luz y sombra.
    Habían tejido una historia de a dos con lugar suficiente para el fuego y el aire, la certeza y la duda. Sin embargo, un día apareció el egoísmo teñido de miedo y desde entonces, todo ha ido cambiando.
    Necedad. Angustia. Soledad. Engaño. Cobardía…
    El pecado imperdonable de extraviarse uno al otro les transformó los nombres -y los días- en opacas y frágiles palabras que ahora -así, sueltas- han perdido la mitad de su sentido.

    Me gusta

  9. VOLVER

    Aquella intensa luz borró hasta su propia sombra. Se sentía liviana, sin una historia detrás que pudiera recordar; sin pasado y en un presente ambiguo, casi intangible. Quizá el tiempo había dejado de existir; ¿o tal vez nunca existió?
    A pesar de la confusión que experimentaba, no tenía miedo; se sabía segura y protegida. Pero algo cambió; sintió un súbito calor y, recordó lo que era el fuego. Un flash cruzó su mente y también supo, que antes había vivido y conocido el miedo; el pecado y la muerte. Entonces, alguien golpeo sus nalgas; lloró… y de nuevo olvidó.
    Debería volver a aprender a vivir.

    Me gusta

  10. La tenue luz de las brasas que aún crepitaban en la chimenea adornaba la sombra de su perfil sereno. Había llegado el momento de contar su historia, esa que tantos años había guardado en lo más profundo de su corazón, donde había conseguido mantener el dolor a raya… La exuberante mujer que tenía frente a mi, la famosa y renombrada actriz, la pasión oculta de tantos hombres se había transformado en una niña asustada, de voz temblorosa, temerosa quizás de que aquel fuego no fuera capaz de purgar su pecado…

    Me gusta

  11. En la hora predicha, por el rosetón del tímpano se coló un rayo de luz que incidiendo sobre la descabezada Korai proyectó su alongada sombra sobre el enlosado de las ruinas abandonadas, justo en el lugar donde la tradición ubicaba la tumba del Caballero.
    Contaba la leyenda que este hecho ocurría siempre que confluían ciertas manifestaciones cosmogónicas; la historia mencionaba el tormento de fuego al que fue sometido el Noble, acusado falsamente del pecado de herejía y había voces populares que decían que en esos días, en la aldea, se producían extraños fenómenos mientras los lobos aullaban hasta el amanecer.

    Me gusta

  12. ENTRE LUCES Y SOMBRAS
    Escondidos de la luz del día por temor al rechazo, a las críticas… nadie podía ser quien realmente era. Ellos convirtieron la sombra en su modo de vida y se quedaron como historia. Desde las sombras, encendieron la llama de un fuego que jamás podría apagarse y que con su llama arroparía a todos los incomprendidos que fueron reprimidos por una sociedad egoísta. Si la libertad de expresión es pecado, nos quemaremos juntos en el infierno.

    Me gusta

  13. Futuro incierto
    Con la LUZ de la esperanza brillante como el sol, bajo la SOMBRA de un tilo, la HISTORIA esperaba paciente su desarrollo. Soñaba con ser aceptada y respetada. Pero los poderes facticos la prendieron FUEGO. Fue el ansia de poder, el primer PECADO de la humanidad, quien la borró de un zarpazo.
    Murió lentamente, aun con la esperanza de que en un futuro, todavía incierto, alguien la consiga rescatar.

    Me gusta

  14. De LUZ y de SOMBRA se nutre la HISTORIA agazapada tras sus espaldas. Por la mañana, se asoma a la ventana de esa habitación desconocida- ella dirá que le gustan las vistas del hotel- y su sonrisa le da los buenos días a los primeros rayos de sol. Se llama Matilde, se pinta los labios mientras pregunta quién es la extraña de rostro marcado en surcos que la está mirando. Su memoria se perdió con los años, a veces recuerda ese FUEGO que se siente cuando la pasión recorre las venas.
    Algunos lo llamaban PECADO. Ella…felicidad.-

    Me gusta

  15. LA FUERZA DEL TEATRO
    Estoy teniendo muchas pesadillas esta temporada y descanso mal. Nada más empieza el día, la luz que se cuela entre las rendijas de la persiana, ya me despierta. Y es que la sombra que proyecta la obra que estamos representando en el teatro, me persigue con su historia terrorífica y sobre todo, la escena del fuego que interpretamos, donde se le pasa factura de su pecado al protagonista principal, puede más que mi razón lógica, de que es una pura invención.
    He de reconocer que es un texto con mucha fuerza, pero está acabando conmigo.

    Me gusta

  16. LUZ – SOMBRA – HISTORIA – FUEGO – PECADO
    Mi pareja siempre me decía, un día y otro también, que apenas teníamos tiempo para nosotros mismos. Ya que estamos inmersos cada uno en su trabajo.
    Un fin de semana, me sorprendió, con un viaje a una casa rural; en las ramas de la copa de un árbol, en el País Vasco. Alumbrados con un candil de LUZ, alogena, tenue, las SOMBRAS de las ramas de los arboles parecían gigantes, sacados de una HISTORIA. La pasión y el FUEGO de nuestros cuerpos, se fundieron en un abrazo, mil caricias rodearon nuestro cuerpos. Vivir en PECADO, aun mas me excitaba con locura lo deseaba.

    Me gusta

  17. Cinco años preso de su consciencia, rehén de sus pensamientos. Mil ochocientos veinticinco días en los que se detuvo el tiempo. Cuatro sombrías paredes de hormigón y un ventanuco por donde apenas entraba la luz. Un único estímulo a sus sentidos, aletargados, que sucumbieron ante la sombra de su diálogo interior, gris, como estas cuatro paredes que fueron testigos de su condena, que ajaron su tez. Es la historia de lamento de cinco años borrados por el fuego de un pecado que sobrevive al paso del tiempo

    Le gusta a 1 persona

  18. EGO TE ABSOLVO

    Aquella cuaresma, todas las tardes, D.Carmelo, el cura, y Dª.Amalia, la mayor beata, a la luz de las velas y bajo la sombra del confesionario, vivían una verdadera historia pecaminosa. Mientras le daba la absolución, D.Carmelo, solo pensaba en el tesoro que, Dª.Amalia, escondía bajo su falda. Solo quería acariciarlo y posar sus labios sobre él. Inmediatamente que le decía la penitencia a cumplir, Dª.Amalia alzaba sus ropas, mostrándole su deseo más anhelado. Él, lujuriosamente, saboreaba aquel tierno bocadillo de chistorra, asada a fuego lento.
    Entre bocados y padrenuestros, y mientras D.Carmelo se golpeaba el pecho, decía: Más vale morir en pecado que de hambre.

    Me gusta

  19. Tumbada sobre los últimos minutos de su existencia, piensa en el hijo que nunca vio la luz. Cae sobre ella la sombra de la culpa de un cordón cortado, de una vida truncada, de una historia sin escribir. El fuego del arrepentimiento aede en su corazón.
    “Si no era pecado, por qué mploro perdón y tengo miedo a la ira de Dios.”

    Ahogada en su desaliento, siente una caricia

    “Tranquila, madre. Sentir mi latido en tu cuerpo fue el mejor regalo. Aquí no hay culpables, ni hacemos daño. El daño os lo hacéis vosotros.
    Duerme en paz, eres bien recibida.”

    Me gusta

  20. REVELACIÓN

    Se dirigió hacia la luz sin miedo. A su espalda quedó su sombra infinita hasta perderse en la oscuridad y una historia marcada a fuego por aquel presunto pecado. Guardó el secreto. Eran tiempos en blanco y negro, de pensamiento único, de intolerancia y fiestas de guardar.

    Jamás imaginó que su vida diera ese vuelco. No lo habían preparado para sentir, solo para obedecer. Su futuro se derrumbó como un castillo de naipes al primer suspiro. Cuando latió su corazón en su abrazo, supo que había nacido para amarla…

    Colgó la sotana y sus ojos dejaron de mirar al cielo.

    Me gusta

  21. EGO TE ABSOLVO

    Aquella cuaresma, todas las tardes, D.Carmelo, el cura, y Dª.Amalia, la mayor beata, a la luz de las velas y bajo la sombra del confesionario, vivían una verdadera historia pecaminosa. Mientras le daba la absolución, D.Carmelo, solo pensaba en el tesoro que, Dª.Amalia, escondía bajo su falda. Solo quería acariciarlo y posar sus labios sobre él. Inmediatamente que le decía la penitencia a cumplir, Dª.Amalia alzaba sus ropas, mostrándole su deseo más anhelado. Él, lujuriosamente, saboreaba aquel tierno bocadillo de chistorra, asada a fuego lento.
    Entre bocados y padrenuestros, y mientras D.Carmelo se golpeaba el pecho, decía: Más vale morir en pecado que de hambre.

    Me gusta

  22. RESPLANDOR

    Yo soy la luz
    Esa que un dia tuviste
    Aquella que encontró oscuridad
    Me miras, pero ya no me ves
    Paso desapercibida, casi trasparente

    Tu sombra me persigue
    Tu historia no me abandona
    Mi fuego consuela tus pensamientos
    El silencio abraza nuestro pecado
    Y no ¡No todo fué culpa tuya!
    Lo llaman accidente…

    Y ahora, ves tu más con tu ceguera
    Que muchos a plena luz del dia
    Yo se que me sientes, que te doy calma
    Y que cada noche me enciendes
    Para acabar en paz tu duro y largo dia

    ¡Hasta mañana pues!

    Firmado: tu vela

    Me gusta

  23. El clan X

    Goum llegó al clan siendo un niño, una partida de caza lo encontró, perdido, en mitad de la pradera. Los extraños no tenían nombre, pero él lo ganó matando al tigre y desde entonces una luz, como por ensalmo, diluyó la sombra a su alrededor. Su historia cambió. Se sentaba alrededor del fuego por derecho propio y la hazaña lavó su pecado: haber nacido fuera del clan. La muerte de Bailo abrió la brecha del poder entre los más fuertes y Goum quería estar en la pelea. Vestido con la piel del tigre imponía.

    Me gusta

  24. Desde pequeño sus emociones fluctuaban entre la luz y la sombra. Los abrazos efusivos, ofrecidos con candorosa espontaneidad, le derretían el corazón. Los impredecibles arrebatos de violencia le estrujaban el alma. ¿Podrían dos seres antónimos habitar en un mismo cuerpo? Lo había parido y criado como a sus otros hijos, pero no encajaba en su entorno. Marginado, excluido de juegos y actividades, Rafaelito sufría. ¿Qué podía hacer una madre? Amarlo. Justificarlo. Escudarlo… Por eso enterró en sus entrañas la historia de cuando le prendió fuego al gato. Y otras. ¿Era pecado protegerlo? ¿Infracción moral? El tiempo diría… O el telediario.

    Me gusta

  25. CARICIA ÚLTIMA

    Resbalando por tu cuerpo
    en una caricia carente de luz,
    germina el olvido de tu nombre
    por siempre escondido
    en la negra sombra
    de mi memoria,
    y ya es historia
    el pozo de dolor que ardía,
    puro fuego,
    en el alma excelsa
    de inocencia vestida,
    donde,
    a la locura de amor
    llamaban pecado
    y al perdón
    falta de consistencia.

    Una última caricia,
    tu cuerpo desvanecido
    en mis brazos.
    Un adiós definitivo.
    Un sollozo ahogado.

    Me gusta

  26. En cuanto volvió la luz pudimos seguir con el copazo mañanero en aquel bar. Yo pedí otro pacharán. Lo prefería al sol y sombra que solía tomar mi compañero de trabajo. Nunca fui muy de coñac. Frasquito decía que le gustaba el anís con Soberano, porque era cosa de hombres pero el sabor que las endrinas le dan al anís es otra historia, sobre todo si los arañones son del Moncayo y el anís de Chinchón. Hay que saber equilibrar el dulce y el seco, eso sí, o se convierte en fuego. Bien conseguido, es un pecado beber otra cosa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s