ESCRIBE TU RELATO DE MAYO (IV): LA AGRUPACIÓN CORAL DE LA BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA

Cuarta Semana: Esta semana nos dan sus Cinco Palabras la Agrupación Coral de la Fundación de Biblioteca Nacional de España, en una de sus visitas al jardín de Cinco Palabras en Colmenarejo (Madrid) en una comida de confraternidad. Además nos regalan esas Cinco Palabras haciendo un  ‘dominguero’ #MannequinChallenge:

Menisco
Viandas
Catapulta
Cenador
Farol

La Agrupación Coral de la Biblioteca Nacional de España (ACBNE) nace en 2012, durante la celebración del tricentenario de la BNE.

Entre sus principales objetivos, destaca entre otros, constituir un apoyo para la difusión de los fondos musicales existentes entre las colecciones de la Biblioteca Nacional de España, y especialmente dar a conocer piezas inéditas, menos divulgadas o de especial valor histórico, cultural o bibliotecario pertenecientes a las obras aquí conservadas.

La Agrupación Coral está adscrita a la Fundación Amigos de la Biblioteca Nacional de España (FABNE).

 

Desde su comienzo ACBNE, esta dirigida por Román Clemente Magán, músico de dilatada carrera, con formación académica en el Conservatorio Superior de Música de Madrid y con brillante curriculum en dirección de coros.

En la actualidad componen la Agrupación Coral unas cincuenta voces. Se trata de un coro versátil que interpreta repertorios de distintos géneros y épocas, siendo su principal objetivo dar a conocer piezas conservadas en las colecciones de la BNE.

En estos momentos está representando un espectáculo monográfico para homenajear al maestro Francisco Asenjo Barbieri (1823-94). Este compositor madrileño está considerado como el padre de la zarzuela y precursor del idioma musical español, Barbieri es honrado como el creador de un teatro musical auténticamente español.

En este ambiente distendido nos ofrecieron una imagen desenfadada de una de las mejores agrupaciones corales de la Comunidad de Madrid. Además la Asociación de Escritores Solidarios quiere agradecer a cada uno de sus componentes que decidiesen llevar una de las representaciones del Homenaje a Barbieri –  Los Carboneros (su ensayo general) para representarse en el teatro municipal de Colmenarejo, a beneficio la taquilla de nuestra asociación, unos días antes de su estreno en el teatro madrileño Fernando Fernán Gómez. A todos GRACIAS.

 

En el mes de mayo de 2017, Cinco Palabras dedicará su causa solidaria a CADENA DE AYUDA CONTRA LA FIBROMIALGIA A.C. de México.

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta PÁGINA pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS

IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138

Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector

Anuncios

19 comentarios en “ESCRIBE TU RELATO DE MAYO (IV): LA AGRUPACIÓN CORAL DE LA BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA”

  1. Todos le aconsejaban que perdiera peso, pues eso le ayudaría a prevenir problemas cardiovasculares, de menisco y demás.
    Era fácil decirlo, pero cuando veía las viandas sobre la mesa pensaba: “de mañana no pasa”, y ese día se ponía las botas.
    Sus superiores ya iban a expulsarlo del ejército cuando su amigo Jonás tuvo una idea:
    -Podemos montarlo en la catapulta y lanzarlo al castillo, por encima de las murallas.
    Así lo hicieron y vaya si funcionó. Olaf cayó sobre el cenador y en cuatro noches acabó con todas las provisiones. No quedó ni el aceite del farol.
    ¡Rendición absoluta!

    Me gusta

  2. APENAS UN FAROL

    Desconcierto en su caminar,
    dolor en sus facciones,
    roto su menisco,
    su paz robada…
    absurda temporada agonizante
    donde el abismo amenaza.
    No hay viandas que reconforten
    cartílagos,
    ni palabras que consuelen
    el alma.
    Solo el jadeo placentero
    y un espontáneo ” te quiero”,
    solo el orgasmo triplicado
    catapulta al universo
    el deseo satisfecho,
    y, en una mesa repleta
    de interrogantes,
    en un cenador de silencios,
    estallan amantes,
    el beso, la humedad, el sexo.
    Aparece un farol entonces,
    su llama tenue,
    una esperanza.
    Al alba, roce de pechos,
    piernas cruzadas,
    no importa el dolor
    sea del cuerpo o…del…alma.

    Me gusta

  3. Sabía que era el principio de una nueva etapa en su vida. Cuando supo que tenia una rotura de menisco su mundo se le vino encima. Todo iba a cambiar y no necesariamente para bien.
    Para ayudar a hacerlo todo un poco más sencillo, empezó por cambiar su dieta y añadió viandas cultivadas orgánicamente .

    Me gusta

  4. Vaya mierda de fiesta

    ¡Vaya mierda de fiesta! ―Pensaba Marcos― mientras miraba compungido hacia su novia Lourdes. Justo unos minutos antes ésta casi le jode el Menisco con una patada, y todo por echarle una “miradita” a su cuñada Fina, que, además de fina, estaba muy apetitosa. Claro que eso no fue lo peor, con la patada, casi se come todas las Viandas, y no lo hizo porque dio con sus dientes en el canto de la mesa. Lo peor vino después, cuando su suegra ejerció de Catapulta, enviándolo de un ostión contra el Cenador. Por cierto, ahí sí, ahí se comió un Farol.

    Me gusta

  5. Rimados de Colmenarejo

    Tiene ochenta y ocho mil
    vocablos el diccionario
    y esta tropa sin fusil,
    hartos de darle al barril,
    parieron este quinario.

    Seguro que un basilisco
    con nombre de rey sajón
    dijo: “Pongamos menisco
    y que pase un Rubicón
    para rimarlo Francisco”.

    ¿Y quién apuntó viandas?
    Así viniera un demonio…
    le proponga matrimonio
    o se la lleve en volandas.

    Quién sacó de su alacena
    catapulta y cenador ?
    Antonio y Ángel tenor
    y ha de multarlos Carmena
    por su falta de pudor,
    cuando imitaban a Elena.

    En sostenido y bemol
    estoy contando hasta trece
    por cocer este perol.
    ¡ Aquello fue un descontrol
    desde el final al empiece!
    ¡Coño, me falta farol¡

    Me gusta

  6. Ricardo tenia unos fuertes dolores de MENISCO. Pero no iba a ser impedimento para viajar, e ir a celebrar su 50 aniversario de su hermana Bibiana. Viva a 600 kilómetros de distancia, en Castilla la Mancha.
    Ella, iba a preparar una cena con suculentas VIANDAS.
    Ricardo, volaría con su aeroplano, lanzado con una CATAPULTA.
    Bibiana, vivía en una finca, poseía, un hacienda, del siglo XVIII, tenia un magnifico jardín, y el un rincón, tenia un precioso CENADOR, vestido de plantas aromáticas, enredaderas, flores vistosas. La mesa, para mas de 30 comensales, y en el centro una forjada FAROLA, les alumbraría la velada, bajo las estrella y la brillante luna llena.
    Seria una bella noche, una inolvidable cena.

    Me gusta

  7. LINDO GATITO

    Hay días que es mejor no levantarse, como cuando me rompieron el menisco.
    Era un trabajo sencillo, seguro, solo servir mesas y callar. Iba a llevarles la última ronda cuando tropecé con aquella bola de nieve. Las viandas salieron disparadas de la bandeja, como por una catapulta, hacia la mesa del cenador. Aterrizando estrepitosamente sobre el cura, el alcalde, el médico y D.Pepone. Inmediatamente sus guardaespaldas me dispararon en una rodilla, gritándome: ¡Torpe! Pero no se debió por manchar al médico, o descubrir que el alcalde iba de farol, o ver que bajo la sotana del cura la chica de D.Pepone tocaba la flauta. ¡No! ¡No! Fue por pisar, aplastar y despanzurrar el minino de D.Pepone.

    Me gusta

  8. -Me gusta la tarta del MENISCO de chocolate, dijo el chiquillo con la nariz pegada al cristal.
    -¡Querrás decir obelisco! Puntualizó divertida su madre.
    El escaparate de “VIANDAS y Postres” escenificaba como reclamo escenas llenas de dulce fantasía.
    En el asalto al castillo, una CATAPULTA lanzaba diminutas nubes de azúcar.
    Sobre el CENADOR de la princesa se formaba un arco iris de anises de colores.
    Alrededor del FAROL, los enanitos de Blancanieves dormitaban tras una jornada de duro trabajo.
    Al rato, ella portaba la tarta y él sólo pensaba en comerse el “melenisco” de chocolate (o como se llamara eso)

    Me gusta

  9. Perseverancia
    Desde aquel problema en el MENISCO y en el pie derecho, ataja las VIANDAS para la cena sin necesidad de levantarse. Instaló una ingeniosa CATAPULTA para que se las lanzáramos desde la vereda hasta el CENADOR.
    Saborea su comida a oscuras, con una copa de más sobre la mesa.
    Cuando nadie lo ve, brinda con el goleador que hubiera podido ser si no hubiese sido por aquella broma de mal gusto (¡a quién se le ocurre colocar una pelota de cemento en medio de la cancha!) ¡Mírenlo! A la luz del FAROL, desde su silla, juega a ser arquero.

    Me gusta

  10. Acertijo 44

    Que nunca le preocupó
    si menisco o no tenía,
    pues fue su monomanía
    desentenderse del yo.

    Lo superfluo despreció
    y nunca comió viandas
    ni gustó de cuchipandas
    ni de hopalandas vistió.

    Siempre su verbo blandió
    cual catapulta saetera
    y con jauría perrera
    su existencia compartió.

    Nunca fue una gran cenador
    ni fue comedor de hartura.
    Tuvo la cabeza dura,
    fue casi un agitador.

    Toda su vida buscó
    con un farol en la mano
    un hombre, y no lo encontró.

    Y se murió muy anciano.
    A respirar renunció.
    Vivió como un espartano.

    Me gusta

  11. ¿Fue demasiado tarde?

    Se resentía de su rotura de menisco y el peso de las bolsas con las viandas para la cena, sumado a los tres escalones de entrada a la casa, le estaban matando.
    Hoy era el aniversario de boda y quería sorprenderla con una cena romántica, que sirviera de catapulta para remontar ese distanciamiento que sufrían.
    Sería una sorpresa para ella, acostumbrada a su poca o nula memoria para las fechas que son importantes recordar.
    Una noche para disfrutarla en el cenador del jardín. Un buen vino, las estrellas y ese farol de testigo… harían el resto. Sólo necesitaba parar un segundo el tiempo, para decirle algo que hacía demasiado tiempo que le debía… “Te quiero”

    Me gusta

  12. Ya curado de la rotura de menisco, se empeñó en que le acompañara a un tedioso partido de fútbol. No me apetecía nada; era nuestro aniversario, y hubiese preferido celebrarlo con una mesa llena de suculentas viandas. Pero me lo pidió con tanto cariño, que no me pude negar.
    El sol caía de lleno, como si una catapulta enviase bolas de fuego. La tarde tras la pelotita se me hizo eterna.
    Al final me llevé una gran sorpresa, pues por la noche fuimos a un cenador de ensueñp, teniendo una romántica cena a la luz de un farol.
    Bonita recompensa

    Me gusta

  13. HERIDO

    Me despertó aquel terrible dolor en el menisco. Cojeando, llegué hasta la cocina. Me preparé un desayuno especial de domingo, con ricas viandas, para recuperar fuerzas. Todavía recuerdo mi brutal caída de ayer.

    Pedaleaba emocionado cuesta abajo por la montaña, a toda velocidad, y de repente aquel tronco en medio del camino. Salí disparado de la bicicleta, como si fuese una catapulta, aterrizando bruscamente sobre el suelo. El peor golpe se lo llevaron mi rodilla y los codos, que sangraban en abundancia.

    Sentado en el cenador, bajo la luz del farol, con el amor propio herido, fríamente preparo mi venganza…

    Me gusta

  14. El dolor crecía con el cambio climático. Había visitado numerosos especialistas, pero la respuesta era ‘una inminente operación de menisco’. No había fiestas, viandas ni licores que consiguieran abrir su apetito a la vida.
    Inmersa en sus pensamientos, observaba a su marido que bailaba sin decoro con aquella mujer.
    Pensó entonces en el médico que todos tachaban de loco por su “Nueva Medicina”:
    “Las rodillas avisan de un conflicto emocional de desvalorización por sumisión y sometimiento. Si se siente doblegada, huya.”
    Aquellas palabras fueron la catapulta para saltar del cenador y escapar por detrás del farol que iluminaba la escena.

    Me gusta

  15. Galeano

    Encontraron a Galeano compungido, y doblado sobre sí. «El Menisco hecho trizas» —dijo el sanitario que le atendía.
    Gritaba de impotencia y de dolor. Su camioneta volteada, sus viandas salieron volando como si una catapulta las hubiera lanzado al cenador, que ofrecía una estampa multicolor inigualable.
    Un farol fue el hilo conductor del desenlace, que lo llevó al hospital. María, su esposa, lo observaba con mirada compasiva, mientras pensaba con tristeza, si esta vez, las consecuencias de su bravata, le ayudarían a reprimir sus trances, cuando los gritos de Galeano la sacaron de su preocupación. «¡María, gané la apuesta!»

    Me gusta

  16. La partida de póker estaba en su punto más álgido .Riesgo. Emoción.
    Contaba con que mi dolor de MENISCO me dejara terminarla.
    Rodeados de VIANDAS y de silencios, solo fijábamos nuestra mente en las cartas. Crujía el tapete verde. Lanzamos las cartas como una CATAPULTA enfurecida lanzaría las viandas sobre un CENADOR.
    La partida había terminado.
    Era un FAROL.-

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s