ESCRIBE TU RELATO DE DICIEMBRE (IV): MAGO POP

Antonio Díaz, el Mago Pop

Cuarta Semana: Esta semana Rosana Tirado, amiga y seguidora en Redes Sociales de Cinco Palabras, tras asistir al espectáculo ‘La Gran Ilusión’ del Mago Pop en Madrid nos sugire las Cinco Palabras con las que el mago cierra su espectáculo.  Por lo tanto, las palabras para ésta cuarta semana del mes de diciembre son mágicas, por eso debes apuntarlas bien en tu memoria:

Animal
Ciudad
Número
Objeto
Película

Antonio Díaz, El Mago Pop, es la estrella de la magia del canal de televisión Discovery Max. Es Premio Nacional de Magia y Licenciado en Arte Dramático por el Institut de Teatre de Barcelona. Su éxito televisivo convive con el mundo de la representación en directo con unos resultados sin precedentes, habiendo sido aplaudido ya por más de 450.000 espectadores con su espectáculo ‘La Gran Ilusión’.

El espectáculo que fue a ver Rosana Tirado en el Teatro Calderón de Madrid es ‘La Gran Ilusión’ que combina humor, ternura, una excelente técnica en manipulación de objetos, una fantástica selección musical, y una magia muy original e impactante que comunica a través del absurdo. Su puesta en escena incluye una gran pantalla y medios audiovisuales que aseguran la perfecta visibilidad del mismo en todo el recinto.

vertic_880_0

Este mes dedicamos la causa al Hospital Docente Padre Billini de la República Dominicana.

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta PÁGINA pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar  para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS
IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138
Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector.

Guardar

Anuncios

27 pensamientos en “ESCRIBE TU RELATO DE DICIEMBRE (IV): MAGO POP”

  1. Se levantó con el canto del gallo, avió el hatillo, eligió el animal y lo acomodó en la cesta.
    El lento y traqueteante autobús llegó, por fin, a la ciudad.
    ¡Qué barullo! ¡Cuánto personal! ¡Qué infierno con tanto coche!
    No tardó en montar el número, que si se le caía el petate, que si la gallina cacareaba, que si cruzaba sin atender la señal del guardia…, total que se convirtió en objeto de exabruptos y carcajadas.
    Mientras tanto alguien observaba divertido la escena dando vueltas en su cabeza al tema de la próxima película: “Caos en la ciudad, el origen”.

    Me gusta

  2. Paco Mártínez Soria

    ―¡Qué animal eres Pedro! Te sacan de Puente Tocinos y en la ciudad te pierdes, te pareces a Paco Martínez Soria (¿te acuerdas? ¿Mira que nos llegábamos a reír con él en sus películas, eh, chaval?).
    ―Va, ponte a la cola y pilla número antes que te confundas también de fila y nos perdamos por tu culpa su última película.

    ―Deja ya de menospreciarme Antonio, que no soy ningún tonto. Y, te lo repito, tampoco te consiento que me tengas como objeto de tus burlas.

    ―¿Qué dices? ¡Te calles coño y coge los tickets de una puñetera vez! ¡Atontado!

    Me gusta

  3. Me dijeron que fuera. Allí se puede ver cualquier animal racional o irracional cumplir sus deseos…el elefante por ejemplo volar, el ciervo cantar, el hombre puede ser un ángel igual a los del cielo…, ¡cualquier cosa! Solo una condición, tiene que ser algo bueno.
    Es la ciudad de los sueños, no es quimera, no eres un número en una estadística, allí encuentras el objeto más inverosímil, ¡todo es hermoso! El llanto no existe, el miedo tampoco, la enfermedad huyó ofendida. La vida es como una película perfecta.
    El galeno bostezó.
    – ¿Usted lo cree?
    – ¿No me ve las alas?

    Me gusta

  4. Acertijo 23

    Animal frio y distante
    comodón, poco social,
    bigotudo y arrogante,
    como un chulo de ciudad.

    Es casi el número uno
    en bien vivir y en holgar
    y esto es en él natural
    urbano sea o montuno.

    Hembra o varón, da lo mismo,
    no le preocupa, amoral,
    ser objeto sexual.
    No practica el ascetismo.

    Es personaje de cuento,
    de película también.
    De noventa veces, cien
    sabe buscarse el sustento
    por siempre jamás amén.

    Me gusta

    1. NAVIDAD SECRETA.

      Quiere el viento llevarse
      mi grito de dolor,
      no lo consiento,
      como animal herido
      me defiendo
      y no escondo mi llanto
      en esta ciudad donde
      el silencio
      se me antoja una tragedia
      cuando las miradas albergan
      tintes de indiferencia.
      Húmedos cartones
      esconden un número
      incontable de
      lágrimas, temores.
      Cartones peleando
      por una esquina más seca
      para algunos, mero objeto
      afeando estética.
      Grito alto mi poema,
      y una película de amor
      nace
      en cada estrella.
      Mis amigos de la calle
      tienen su Navidad secreta.

      Me gusta

  5. Matías XVI

    Matías levantó la cabeza y la miró despacio, con la fiereza de un animal acorralado.
    – ¿Qué es todo? ¿Eres Feldenkrais? ¿Qué haces aquí? ¿Cómo distéis con la ciudad? Para vosotros soy el número 31 de una serie. Era sólo un objeto ¿No?¿También para ti? pero he dejado de ser C-31 para convertirme en Matías, no soy uno más del rebaño, soy un individuo. Me he escapado de vuestra película, me salí del guión ¿Por eso me condenasteis? ¿También tu querías eliminarme? Festus dice que moriré pronto. ¿Tu le informas?
    – ¿Quién crees que te trajo aquí?- y Marita levantó la voz aguantándole la mirada.

    Me gusta

  6. Era un animal de costumbre. Cada día hacia lo mismo y a la misma hora . Se levantaba cuando aún la ciudad dormía. Tomaba un cafe .Daba un largo paseo. Volvía a casa. Se daba una relajante ducha y tomaba su café número dos. Eso le hacía sentirse bien consigo mismo y cargar pilas para el resto de la jornada .
    Hay quien pudiera pensar que su vida no tenía sentido, que era pura monotonía, o que era objeto de un cruel destino.
    Pero el no lo creía así. Era feliz. Le gustaba el papel que ejercía en la película de su vida y no pensaba cambiarlo ni por nada ni por nadie.
    No tenía nada, pero es que nada necesitaba. En su simplicidad era feliz y así seguiría.

    Me gusta

  7. ¡¡¡¡¡¡¡¡No seas animal tío!!!!!!, si le pegas así te lo vas a cargar en el primer asalto, recuerda………… Tu próximo combate será en la Ciudad de los Ángeles, un gran número de personas te estará viendo y quiero un combate limpio……….ofrecer un buen espectáculo, y nó que le arranques la cabeza de cuajo al primer puñetazo. Si tanta rabia tienes……..descárgala sobre el primer objeto que encuentres. Nos han ofrecido hacer una película sobre tu carrera, y hay mucho dinero por medio………….¿lo has entendido?. Él, asintió con la cabeza y la mirada perdida en el vacío, balbuceando contestó: tendrás…….. Lo……..que………quieres.

    Me gusta

  8. Alepo

    Su mirada de animal salvaje revelaba su transformación. Caminaba por una ciudad en llamas, rodeado de ruinas y escombros. Al enfilar su calle se fijó en el umbral de las puertas con su número tatuado como un recuerdo de lo que había sido su vida: el cuatro la carnicería, el doce los ultramarinos…más allá la escuela. Devastación. De entre los cascotes le llamó la atención una película fotográfica que al mirar al trasluz le devolvió a la vida antes de la muerte. Sus padres le sostenían en brazos y él sonreía ajeno a los males del mundo.

    Me gusta

  9. Corría despavorido, asustado, como un animal acorralado por la gran ciudad, sentía pasos y gritos por todos lados, ojala no supiese lo que sabía en ese momento, pero fue él quien descifro el número idóneo, clave para abrir aquel viejo objeto, debía llegar antes que nadie o seria hombre muerto. Por fin consiguió llegar al edificio, un edificio solitario, abandonado, oscuro. Allí se encontraba la solución a sus problemas, pero estaba aterrado, la sangre rodando por las paredes, aquel olor húmedo, ¡ y de pronto!, se oyó un grito de dolor y alguien gritando “eso te pasa por joderme la película…”

    Me gusta

  10. ¿Cómo supiste domar al animal salvaje que hay en mí? ¿qué te hizo querer acompañarme en esta locura de viaje por los confines del amor ilimitado? Nunca nadie me comprendió y aceptó como tú. Libre y etérea, volviendo siempre al hogar de tus brazos. Había un número improbable de posibilidades de encontrarte y querernos sin dañarnos. Pero tú, fascinante objeto de deseo, desplegaste frente a mí tu cuerpo y tu alma; bello como nadie más podría ser.
    Y por eso, seguiré buscándote siempre para regresar al refugio de tu pecho. Perdiéndonos y encontrándonos eternamente, en esta película sin guión.

    Me gusta

  11. ¿Cómo supiste domar al animal salvaje que hay en mí? ¿qué te hizo querer acompañarme en esta locura de viaje por la ciudad del amor ilimitado? Nunca nadie me comprendió y aceptó como tú. Libre y etérea, volviendo siempre al hogar de tus brazos. Había un número improbable de posibilidades de encontrarte y querernos sin dañarnos. Pero tú, fascinante objeto de deseo, desplegaste frente a mí tu cuerpo y tu alma; bello como nadie más podría ser.
    Y por eso, seguiré buscándote siempre para regresar al refugio de tu pecho. Perdiéndonos y encontrándonos eternamente, en esta película sin guión.

    Me gusta

  12. Noche de luces inusuales
    ven a darme besos en la verdad, conviérteme en animal salvaje,
    bailarina nocturna de esta ciudad.
    Conviérteme por favor en la que no sufre nunca,
    que no llora nunca,
    por amor, por sabor,
    por saber
    querer,
    por calor.
    Ilumina, noche, con tu luna mi neón,
    mientras, hago mi función,
    mancho,
    mi corazón, frente a ellos,
    en un número de baile, triste,
    que convierten inocentes en objeto de deseo.
    Muñeca sucia de película de terror,
    en mi casa,
    en mi ducha,
    sola yo,
    me enjabono, no me limpio,
    no me huelo, no te encuentro.

    Me gusta

  13. CORAZÓN

    En la madrugada sonó el teléfono, conforme avanzaba la conversación mi cara iba cambiando. Al colgar me puse a gritar como una animal, rápidamente puse cuatro cosas en la maleta y salí rumbo a la ciudad, no me importaban el número de kilómetros a recorrer, ya que al fin aquello que había sido el objeto de mis sueños se iba a hacer realidad.
    Cuando llegué me esperaban en recepción, con prisa me hicieron cambiar de ropa, como si fuese la protagonista de una película.
    Lo último que recuerdo antes de cerrar los ojos bajo la luz de aquellos focos fueron las palabras que me dijeron por teléfono “al fin tenemos un corazón para tu trasplante”.

    Me gusta

  14. NOSTALGIA

    Tembló la noche sobre mi nostalgia, que llena de lágrimas abrazaba a mi perro fiel “Dog”, intentando calmar ese dolor que latía en mi pecho y atenazaba mi garganta.
    El ANIMAL abrigaba mi soledad desde mi llegada a esta CIUDAD, mirándome a los ojos, escuchando mis lamentos, permaneciendo siempre a mi lado.
    Tú, tan solo a una llamada, a un NÚMERO de distancia y yo sin atreverme, aferrada a cualquier OBJETO que me recordaba a ti, a ese invierno que vivimos como si fuese la más bella primavera, donde los protagonistas de la PELICULA éramos tú, yo y el amor.

    Me gusta

  15. NOSTALGIA

    Tembló la noche sobre mi nostalgia, que llena de lágrimas abrazaba a mi perro fiel “Dog”, intentando calmar ese dolor que latía en mi pecho y atenazaba mi garganta.
    El ANIMAL abrigaba mi soledad desde mi llegada a esta CIUDAD, mirándome a los ojos, escuchando mis lamentos, permaneciendo siempre a mi lado.
    Tú, tan solo a una llamada, a un NÚMERO de distancia y yo sin atreverme, aferrada a cualquier OBJETO que me recordaba a ti, a ese invierno que vivimos como si fuese la más bella primavera, donde los protagonistas de la PELÍCULA éramos tú, yo y el amor.

    Me gusta

  16. Cual ANIMAL herido
    que vaga perdido y sin rumbo.
    Lentamente engullido
    por una CIUDAD insolidaria y áspera.

    Despreciado por su nombre.
    Identificado con un NÚMERO
    reniega de su suerte.

    Y grita y araña.
    Y pinta un sueño diferente en su cabeza,
    con colores que ya no son
    ni están en este mundo.

    OBJETO incómodo y sobrante
    sin lugar ni procedencia.
    Un intruso sin escena, ni encuadre
    en la PELÍCULA.

    Animal herido
    sin fuerzas para vivir.
    Y sin un lugar para morir.

    Me gusta

  17. Cheles tenía un coatí llamado Bento. Era un extraño animal de compañía pero Bento y Cheles se habían hecho grandes amigos. Los propietarios del Parque Zoológico de la ciudad ya habían montado más de un número, disfrazados de cazadores y provistos de redes, intentando quitarle a Cheles a su fiel amigo con objeto de meterlo en una jaula del Parque, pero siempre llegaba mamita Mar a tiempo, con todos los papeles en regla, para impedirlo. Cheles y Bento eran grandes aficionados al cine y cada sábado iban a ver una película. Hoy tocaba Trolls. Bento estaba ansioso, ¡amaba las palomitas!

    Me gusta

  18. ¿Qué sentimientos tendrá un animal, al que le toque pasar una heladora noche en las calles de una gran ciudad? Seguramente se encuentra con un decimo del número ganador de la lotería y como para él simplemente es un objeto con el que jugar, no se imagina que su historia bien podría ser el guion de una película o ser un nuevo relato en una nueva noche buena donde se puede encontrar la inspiración partiendo de la palabra animal.
    Desconozco si es un animal racional o no, solamente sé que se ha convertido en el protagonista del este último relato

    Me gusta

  19. No llega la inspiración. La creatividad espera sentada en el quicio de la puerta como animal en celo. La impaciencia, asomada a la ventana, observa el tráfico de la cuidad, contando el número de coches rojos que pasan por la calle. No hay objeto que agite emoción alguna y la decepción se va colando por las rendijas, impregnando las paredes con una película de sentimientos estancados.

    Le gusta a 1 persona

  20. Como un animal enjaulado,
    rodeado de los fríos y grises muros
    de la impersonal ciudad,
    donde solo te dejan sentir
    que eres un anónimo número,
    susceptible de ser manipulado
    por unos pocos pudientes,
    el individuo intenta dar color a
    la triste película gris
    de su vida.

    Me gusta

  21. En un bello pueblo, en los montes de Teruel, un abuelo, espetaba a su caprichoso nieto: ANIMAL !!, como vas a llevar te, al ático de tu CIUDAD, un chivo?. Seras OBJETO de risas en en vecindario, menudo NÚMERO vas a montar. Argumento para una PELÍCULA, algún director darás. Deja de hacer Tontadas, el chivo, esta mejor, pastando en el valle, con el resto de animales. Esta es su verdadera casa y perfecto lugar, para su entera felicidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s