ESCRIBE TU RELATO DE NOVIEMBRE (II)

img_6419
Fernandisco, locutor de radio

Esta semana envía sus palabras Fernando Martinez Teruel más conocido como Fernandisco, locutor de radio y presentador de televisión, especializado en la música, y sus Cinco Palabras son las siguientes:

 

Pasión
Comunicación
Emoción
Compromiso
Respeto

Fernandisco nos envía estas palabras a través de Alba Peso Gutiérrez que nos apoya con su arte y pidiendo las Cinco Palabras a los artistas con los que comparte su mágico mundo.

Así se describe y así la sentimos: “Soy una chica alegre y activa cuya pasión es cantar y actuar. Por ello, se forma continuamente porque el arte es un mundo que de ello requiere. Se forma en el ámbito musical e interpretativo, y lleva 10 años de canto tutelados, pero cantando desde que tiene conciencia”.

La causa de este mes va destinada a Haití

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta PÁGINA pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector.

Anuncios

32 pensamientos en “ESCRIBE TU RELATO DE NOVIEMBRE (II)”

  1. —Esto carece de pasión. No has conseguido establecer una comunicación con el lector. No trasmite ninguna emoción. Tengo un compromiso muy serio contigo y por eso, con todo mi respeto, te aconsejo que me des esta bazofia para tirarla a la basura, no vale nada y no merece la pena que lleve tu firma.
    Marisa, sin poder contener las lágrimas dijo que sí a todo lo que su agente le pidió y con la moral por los suelos abandonó la oficina.
    En cuando la chica salió por la puerta, el hombre cogió el manuscrito y estampó su firma en el.

    Me gusta

  2. Había marea de fondo, me ayudé con las manos para remar sobre la tabla hacia ella, le calculé diez o doce metros, ¡la ola perfecta…la esperada! Noté la adrenalina que me daba el valor y la pasión necesaria, la surfearía en una comunicación espiritual, ninguna emoción comparable. Detrás otra ola…, imprevista, descomunal, traicionera. Supe que no saldría de allí, nadie me quitaría el placer, el compromiso de seguir en la cresta el tiempo que me permitiera, disfruté el momento como si ese instante comprimiera toda mi vida, lo disfruté como último, con respeto. Luego…me hice estampido…ahora soy sirena.

    Me gusta

  3. (Escuché por la radio esta conversación entre periodistas)
    – La pasión con que hacemos las cosas es la mejor comunicación.
    – ¡Bah, pues menuda tontería! Yo con mi apatía lo hago igual.
    – Ah, amigo, ¿y la emoción? Olvidas… ¿cómo decirlo y que no suene raro?… ¡Los colores del corazón! Tú… siempre te quedarás con el blanco y negro que hay en tu cabeza.
    – ¡Qué metáfora, compañero! ¡Bah! Al final… es el compromiso, pues estoy todos los días, como el sol… y con respeto a todo el mundo.
    – ¿Como el sol? Pues yo te diré… ¡Oooo soleeee mioooo!

    Me gusta

  4. La locura, no es amor…

    Ya estaba hecho y, como Eva pedía, le puse toda la pasión, ardor y deseo que la situación requería. Tuvo ella razón, nos había faltado la comunicación… sin duda ahora desde donde se encontrara, estaría satisfecha de la emoción, compromiso y respeto con que yo ejercí de amo y señor castigando, sin saña, su enconado desprecio por mi hombría. Observé su cuerpo desnudo en el suelo con tristeza, parecía dormida. La tapé con cuidado con su vestido de novia, aquel que tantas veces me pidiera cuando vivía. No quería que con el frío reaccionara porque, si despertaba… de nuevo la mataría.

    Me gusta

  5. Fernandisco me parece un grandísimo radiofonista. Un tipo gracioso que irradia pasión al hablar por ese gran medio de comunicación que es la radio. Siempre poniendo emoción a lo que dice. Podría haber radiado los partidos de fútbol importantes tan bien como trata de la actualidad musical. Los 40, sin duda, nunca habrían sido lo que son sin su voz y su compromiso. A mí siempre me gustó la radio y me habría encantado trabajar en ella. En su día lo intenté, de hecho, pero con una familia ya formada, reciclarme y empezar desde cero me causó demasiado respeto. ¡Lástima!

    Me gusta

  6. No lo voy a negar, es mi PASIÓN. No porque sea una forma de COMUNICACIÓN, sencillamente porque es una forma de hacer real la fantasía, la EMOCIÓN, dejarla plasmada y que pueda ser leída por otras personas.
    Es una pasión que puede convertirse en un COMPROMISO, participando en convocatorias literarias, con causa solidaria, como las 5 palabras, o sin ella, como los relatos de los jueves o las semanas de Sindel.
    En todo caso es un placer compartir esas fantasías materializadas con compañeros que las leen con RESPETO, como ocurre con los participantes de las convocatorias con que estoy comprometido.

    Me gusta

  7. La catapulta.
    Tenía un proyecto en mente y puso toda su pasión en terminarlo. Un programa musical con el que transmitiría a las personas incomprendidas y rechazadas, la confianza y coraje necesario para realizar sus sueños. “La comunicación; el don de hablar”
    Le dieron una oportunidad, y ligera de equipaje con mucha emoción se lanzó a la piscina sin miedo, llevó a cabo la esencia del compromiso, y se ganó el respeto de la audiencia. ¡Triunfó!
    Con alegre humildad, a través de las ondas, agradeció el despido que había sufrido en silencio, y que le había impulsado a luchar por su objetivo.

    Le gusta a 1 persona

  8. Se enfundó su vestido fetiche rojo pasión y acudió a la vernissage.
    Un error de comunicación le hizo llegar tarde, pero el contratiempo no disminuyó un ápice la emoción que le embargaba.
    Habían conseguido de ella el compromiso de su asistencia y allí estaba por respeto y también porque le podían las ganas de encontrarse nuevamente con él.
    Las circunstancias personales habían cambiado mucho desde que se dijeran adiós. Ya no era la joven modelo que mendigaba su atención sino la mecenas que financiaba la muestra.
    Le haría pagar todos sus desprecios,.
    La venganza que tenía preparada acababa de empezar.

    Me gusta

  9. – ¿Pepi? ¿Nena? ¿Qué haces?
    – ¡Alfonsa! ¡Pasa!
    – ¿Depilándote a estas horas?
    – Depilándome no Alfonsa: ¡preparándome para una noche de pasión!
    – ¿Te me has echao un novio?
    – El pescadero niña, el de las galerías.
    – ¿El jovencito? ¿El separao de las trillizas?
    – ¡Ese! Me puso su teléfono en el papel de las gambas. Comunicación secreta pescadero-clienta lo llama él.
    – ¡Ay Pepi qué emoción! ¿Y qué?
    – ¿Qué de qué?
    – ¡Niña pues qué va a ser! Que si habéis ya…vamos que si ha habido compromiso carnal…
    – ¡Alfonsa por dios! Un poco de respeto que yo soy muy señora.
    – Vamos, que no te habías depilao.
    – Eso.

    Le gusta a 1 persona

  10. Matías X
    Matías pasaba horas mirando, dolorido, desde la ventana. Había perdido toda pasión. La comunicación con Marita le costaba, porque ella parecía no dar importancia a su enfermedad. Adela, su hija le producía una emoción especial y verla era lo único que mantenía su compromiso con la vida. Estaba empezando a rendirse. Tenía ganas de quejarse continuamente y no lo hacía porque aún mantenía un cierto respeto por sí mismo.
    A Matías, envejecido, le molestaba la lozanía de su mujer. Una pregunta le asaeteaba el cerebro.
    -Tengo que volver a Picu Catiellu y solo- le dijo a Marita-
    Ella asintió con una sonrisa que a Matías le molestó.

    Me gusta

  11. Acertijo 17

    Eres cárcel de papel
    que, férrea, guardas al preso
    y eres indiscreta y cruel
    exhibiendo el oropel
    que en tu faz llevas impreso.

    Guardas en ti la pasión,
    el amor y el sentimiento
    y eres, sin duda, el cimiento
    de la comunicación.

    Verte produce emoción,
    alegría, pena o rabia
    y tienes mucha más labia
    que el más granado orador.

    Sin lengua, mas deslenguada,
    pones en un compromiso
    a quien pillas de improviso
    haciendo una chuminada.

    Aunque suene tabernario
    chuminada es de respeto,
    no es un vocablo cateto
    y la acoge el diccionario
    igual que acoge a perfeto,
    mucho más estrafalario.

    Le gusta a 2 personas

  12. Colgó el teléfono y se sintió satisfecho, ¡¡¡ por fin volvía a los escenarios !!!. Recordó la primera vez que lo hizo, era un adolescente y representaba a un soldado que tenía que castigar a una pobre mujer, golpeándola con saña…….. Puso tal pasión en la escena que el público quedo sobrecogido. A partir de entonces supo que su vida pertenecía al teatro, no podía ser de otra manera, dada la perfecta comunicación que había existido entre ambos. Llego la noche del estreno, la sala estaba abarrotada, sintió que una gran emoción le atenazaba la garganta impidiéndole articular palabra, fue sólo un momento, enseguida sintió una calma absoluta y unas ganas enormes de satisfacer a su público. Tenía un compromiso con él y merecía todo su respeto.

    Me gusta

  13. SEGUIR SOÑANDO

    Mi pasión te imagina
    en las nubes mientras llueve,
    cuando escampa,
    me miran tus ojos desde la escarcha,
    escudriño tu mirada
    con subyugante comunicación
    del silencio, dormitando
    en mi almohada.

    Me embarga la emoción
    sólo pensarte, me falta el aire
    al despertarme
    cuando la realidad retoma
    el mando,
    no muevo piernas ni brazos,
    quiero seguir durmiendo,
    abrazando el compromiso
    contigo, sí, con tus besos
    quiero seguir soñando
    que me acarician tus manos,
    que hay deseo en las yemas
    de tus dedos,
    y profundo respeto
    en el calor de tus labios.

    Me gusta

  14. SOMBRAS

    El tiempo apagó la PASIÓN entre ellos dos, poco a poco la COMUNICACIÓN fue mínima, telegráfica, se escuchaban como voces de fondo.
    Aquella EMOCIÓN que les hacía palpitar por encontrarse, por verse, por amarse se esfumó, ahora era un querer evitarse, un no tocarse, un no mirarse.
    Conviven como sombras que por COMPROMISO, por RESPETO se acompañan porque el miedo a la soledad les empuja a ejercer la prostitución de los sentimientos.

    Me gusta

  15. Pasión
    Comunicación
    Emoción
    Compromiso
    Respeto

    No voy a negarlo. Pongo pasión y corazón en todo lo que hago. Me entrego al cien por cien en todo lo que hago. Y eso que esto de la comunicación hablada no es lo mio. Y mira que le pongo emoción. Ya os lo he dicho. Me doy al cien por cien. Pero me impone mucho respeto el público. Y eso que utilizo todos los trucos que están a mi alcance. Ni por esas.
    Dicen que debe todo esto debe ser porque le tengo miedo al compromiso, que eso de estar en una franja horaria tan complicada me impone tanto respeto…pero bueno. Seguiré como siempre. Dándome toda. En cuerpo y alma. Y esperando que esas mariposas que revolotean por mi cerebro tengan la amabilidad de dejarme hablar la próxima vez.

    Me gusta

  16. INESPERADO

    Hacía tanto tiempo que no era feliz, que había olvidado lo que era sentir mariposas en el estómago.

    Nunca imaginó que un roce de manos accidental y una cálida disculpa ante un café, le devolverían un amor lleno de PASIÓN despertando su corazón aletargado. No hicieron falta palabras para su COMUNICACIÓN, bastaron un cruce de miradas brillando de EMOCIÓN y de repente su corazón comenzó a latir batiendo sus alas enamorado.

    Ahora han adquirido un COMPROMISO, el de amarse siempre con un profundo RESPETO, sin olvidar lo que sintieron aquella primera vez al rozar sus manos.

    Me gusta

  17. Cuando sus miradas, cargadas de una pasión perceptible sólo para ellos, se cruzaban en el pasillo cada mañana, la comunicación oral sobraba. El espacio aledaño desaparecía y se trasladaban a un universo privado en donde se encontraban y se regalaban mentalmente con la misma emoción de la primera vez. Sin compromiso. Sin inhibiciones ni ataduras. No obstante, el protocolo indicaba unos “Buenos días” que, al intercambiarse con respeto, desvanecían por completo aquella quimera matutina. Deportados a la realidad cotidiana, aguardaban impacientes el transcurso incongruente de las horas para volver a descubrirse en su furtiva madriguera.

    Me gusta

  18. Gabriel 6 de Noviembre del 2011

    Pasión desmedida creo…no hay modo ni forma inventada de comunicación que pudiera expresar en palabras la emoción de tenerle en mis brazos aquel instante.
    Llegar a mi vida para llenarla de vida,al acto de amor y compromiso más bello jamás imaginado.
    Dar vida y sentir que su pequeño mundo gira entorno al mio.
    Entonces la realidad trae oleadas de miedo y respeto en la misma medida, al tiempo que intento sostener con firmeza su mano y la mía.

    Me gusta

  19. Con que pasión salvábamos nuestros problemas de comunicación desde nuestra primera cita. Todavía recuerdo con la emoción con que llegamos al hotel y pedimos nuestra habitación, tenía muy claro que cumpliría nuestro compromiso ¿y ella? Me tendría el respeto necesario para sentirme tranquila en nuestra primera cita. Hacia tanto que soñé con un momento intimo juntas.
    Cuando me baje del taxi, la vi que se retiraba de la recepción. Entré al hotel me acerqué a ella con la mirada la dije que guapa estas, ella me abrazo, retirándome el pelo, me beso y me indicó la dirección de la habitación

    Me gusta

  20. Pasión, extraña palabra donde las haya. Padecemos pasivamente hasta la extenuación por defender lo que nos mantiene vivos, o luchamos con denuedo por nuestros ideales sin renunciar a la violencia. Buscamos complicidad en la comunicación de nuestros sentimientos, a veces matando, a veces muriendo; ¿emoción desenfrenada o compromiso equivocado? Mártires e inquisidores buscando el respeto y la excelencia de los dioses. Libre albedrío lo llaman. Hace tiempo que encontré mi camino en un cruce, pero allí sigo debatiéndome entre la bondad y el éxito.

    Le gusta a 1 persona

  21. Pasión, extraña palabra donde las haya. Padecemos pasivamente hasta la extenuación por defender lo que nos mantiene vivos, o luchamos con denuedo por nuestros ideales sin renunciar a la violencia. Buscamos complicidad en la comunicación de nuestros sentimientos, a veces matando, a veces muriendo; ¿emoción desenfrenada o compromiso equivocado? Mártires e inquisidores buscando el respeto y la excelencia de los dioses. Libre albedrío lo llaman. Hace tiempo que encontré mi camino en un cruce, pero allí sigo debatiéndome entre la bondad y el éxito.

    Le gusta a 1 persona

  22. Difuminada su vertiginosa figura en un bermejo y poderoso vestido de pasión, hacia romper toda comunicación con el mundo real, ni mantener el hilo de ningún pensamiento razonado. Arrastrado por un tornado de emoción caí por un pozo de compromiso sin fondo.
    Con la dulce melodía de tu cimbreante caminar, tuve que apelar a toda mi capacidad de respeto para no unir mi discordante charanga a tan hermosa sinfonía.

    Me gusta

  23. Comía una triste ensalada acompañada de una silla vacía y una copa de vino, para ahogar el dolor de su soledad. La pasión había muerto, arrastrando a la pareja a una falta de comunicación y a un silencio lapidario
    Su mirada, perdida, se topó con el guiño de unos ojos pardos del hombre de la mesa contigua, acompañado por una rubia que, hipnotizada por su teléfono, publicaba con emoción su anillo de compromiso en las redes sociales. Incómoda con el coqueteo varonil y su falta de respeto, volvió a su plato, orgullosa de su decisión y reconciliada con su soledad.

    Me gusta

  24. ¡Qué tiempos!, cuanta pasión había en ellos, los comienzos de una nueva era de la comunicación, la emoción de ser de los primeros, glorias y hazañas de muchos que supieron darle rienda a su imaginación, el compromiso de quienes con respeto dieron a conocer lo que aún hoy, y a pesar de los esfuerzos de muchos no conocen.

    Me gusta

  25. ¡Amor!, palabra que lo llena todo, es la chispa de la vida, en ella encontramos la pasión, la pasión entre los enamorados, en la que ponemos en hacer cumplir nuestros sueños. La comunicación con amor, siempre nos entendemos, nos escuchamos, todos es perfecto, todo rueda libremente, es una emoción que sale dentro de uno mismo sin compromiso alguno, simplemente está ahí. El amor nos conduce por el camino de la felicidad, estado que todos perseguimos. Y la única limitación que encuentro es el respeto, respeto a todo y a uno mismo, porque sin él, no podemos tampoco llamarlo Amor

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s