Un comentario sobre “Fernando Cotta, escritor solidario y autor del libro ‘El Duque de Altozano’”

  1. Rediez!, si alguna vez tuviera un deseo, un capricho especial, sería un café, cerveza o lo que fuere entre bambalinas, al ruido de la lluvia, escuchando su sonido a través de una caracola cuando golpea sobre el arcén.
    -¡Duque!, un taponcito de aguardiente?
    -¡Me place!, ¡vive Dios!
    -Entre el otoño se abre la almohada, tu dulce posada, unas veces me dice que sí y otras nada, pero mi bella, mi hermosa doncella, mi Paz, mi Vega, mi reina, venid entre mis piernas mientras os canto al viento el amor con sentimiento.
    -¡Pero Duque!, ¿qué corazón le duele?

Deja un comentario