ESCRIBE TU RELATO SOLIDARIO DEL MES DE MAYO (II): MIGUEL MOLINA, ACTOR

El pasado 12 de febrero nuestra presidenta Mar Olayo asistió a la representación del actor y director Miguel Molina, 'De Miguel a Miguel' en el escenario del Real Coliseo Carlos III de San Lorenzo de El Escorial.

Es un acercamiento escénico a la poesía de Miguel Hernández (1910-1942), desde su soledad, su llanto, su pena, su desolación. Pero también desde su amor a la vida, a la naturaleza, a sus versos, a sus hijos, a su mujer Josefina y, sobre todo, a la esperanza.

En esta representación el actor Miguel Molina se convierte en Miguel Hernández en el escenario para no solo acercarnos a la presencia del poeta, sino también para conducirnos al interior de las celdas donde fue confinado, y con él su talento, y donde el genuino poeta universal se agota y se disipa, quedando la palabra como único resorte.

Una selección de poemas, que recoge obras inolvidables como Me llamo barro, Sino sangriento, La canción del esposo soldado, Elegía o Las nanas de la cebolla, acompañados por la grabación de una música original compuesta e interpretada por Luis de Arquer por la que, como la corriente del río, se dejan llevar los versos del poeta.

MIGUEL MOLINA, DE UNA FAMILIA DE ARTISTAS

Sexto de los ocho hijos del cantante y actor Antonio Molina; hermano de Ángela, Paula, Mónica y Noel y tío de Olivia Molina, tiene cuatro hijos, Andrea, nacida de su relación con la actriz Lydia Bosch, Clara y Adrián, nacidos de su relación con la modelo Kirsa van Pallandt y Antonio, nacido de su relación con la islandesa Katrin Olafsdóttir.

Decidido muy pronto por la interpretación, debuta en 1980 con la película Maravillas, de Manuel Gutiérrez Aragón, en el papel de Miki, mote que adopta profesionalmente. Poco después protagoniza 1919: Crónica del alba, continuación de la adaptación cinematográfica de la novela de Ramón J. Sender que en su primera parte interpretó Jorge Sanz. 

En 1987 aparece en uno de los papeles principales de La ley del deseo, película dirigida por Pedro Almodóvar donde encarna a un guapo joven bisexual de talante independiente. Con Gutiérrez Aragón repite encabezando Malaventura (1988).

Posteriormente, destacan sus trabajos para televisión: en 1993 protagoniza junto a Alfredo Landa, Beatriz Carvajal y Lydia Bosch la serie Lleno, por favor, que le vale una candidatura interpretativa a los Premios de la Unión de Actores, y en 1995 interviene en Quién da la vez, ambas emitidas con éxito por Antena 3 Televisión.

En 2002 participa en la serie Ana y los siete, de la que es abruptamente despedido tras algunas diferencias con la protagonista, Ana Obregón. En 2005 prueba suerte como cantante y edita el disco Desconocido Miki; ese mismo año integra el reparto de la obra teatral 5gays.com, que compagina con distintos trabajos cinematográficos. 5 gays.com tuvo un gran éxito.

En 2018 dirige su primera película, Un tiempo precioso. El largometraje incluye canciones de su padre, Antonio Molina.

Proyectos teatrales

En cuanto a sus trabajos en teatro en 1989 participó en el montaje de Así que pasen cinco años, de Federico García Lorca. En 1994 se pone a las órdenes de Manuel Canseco en Mariposas negras, de Jaime Salom. 

Debutó en el Teatro Romano de Mérida en 1995 con Hipólito, de Eurípides, junto a María Asquerino. Tres años después participa en el montaje de El cerco de Numancia, de Miguel de Cervantes. También en 1998 participa en el montaje de La ratonera (1998), de Agatha Christie, con Jaime Blanch.

Tras encarnar a Ulises en Ítaca, una adaptación de la Odisea de Homero estrenada en el mencionado Festival de Teatro Clásico de Mérida en 2006, regresa a los escenarios como productor y protagonista del montaje Tío Bob, obra del dramaturgo estadounidense Austin Pendleton que mezcla el drama con la crítica social. 

Su siguiente proyecto sería la obra De Miguel a Miguel, estrenada en 2010, en la que se revive al poeta Miguel Hernández, y con la que está girando ahora por la Comunidad de Madrid. En 2012 dirige con la compañía Sa Penya Escènica la obra La última luz del día.

Miguel Molina no dudó en regalar sus Cinco Palabras a Mar Olayo recitando un poema de Miguel Hernández:

TELÓN
ALMAS
PODERÍO
DESGARRO
ENCUENTRO

PROLOGUISTA DE MES DE MAYO: GEMA GALLEGO ARRANZ

Gema Gallego Arranz, Coach Profesional especialista en acompañamiento a familias.

Realiza talleres para adultos que responden a ¿Cómo lograr ser la madre / padre que queremos para nuestros hij@s? y parte de la base de que se puede ofrecer una educación consciente gracias a la gestión emocional que se muestra a los hij@s.

Donde los participantes desarrollan mayor empatía con sus hijos, se llevan herramientas que les permitirán mejorar su gestión emocional en situaciones retadoras con sus hijos, así como una nueva mirada más consciente que les ayudará a poder acompañar de manera más respetuosa las necesidades de los niños, lo que impacta muy positivamente tanto en la autoestima del niño como en la relación entre padres e hijos.

Gema Gallego Arranz

Así se define Gema: "Soy madre de dos niños maravillosos, el primero AS (Altamente sensible) y el segundo AD (Altamente demandante)".

Continúa... "la maternidad puso patas arriba mi vida, la distancia entre mis expectativas y la realidad hicieron que me sintiera perdida".

Licenciada en Matemáticas en la universidad Complutense de Madrid, Máster en finanzas cuantitativas en AFI, Máster propio en coaching, PNL e inteligencia emocional en Darte Human Business School, dos perfiles tan diversos que tienen que ver con lo que viví como mamá, y luego como mujer".

"La vida me ha enseñado, a que si yo estoy bien, mis hijos están también mejor"

CAUSA DEL MES DE MAYO: Fundación Kirira

Fundación Kirira es una organización sin ánimo de lucro que trabaja por la erradicación de la mutilación genital femenina en Kenia desde 2007. Apuesta por la educación y el empoderamiento de las mujeres y las niñas como motores del cambio social y el desarrollo comunitario.

Su sede central se encuentra en el municipio de Tomelloso (Ciudad Real) y surgió a raíz de un viaje a Kenia de sus fundadores, Estrella Giménez y Gordiano Fernández, donde visitaron un proyecto con el que colaboraban y conocieron de primera mano la realidad de la mutilación genital femenina. A partir de ese viaje, en el año 2001, volvieron cada año a prestar su apoyo en las campañas educativas y en 2007 decidieron constituir la Fundación para impulsar el proyecto de la mano de varios miembros de la comunidad Tharaka, que conformaron su contraparte local, Kirira NGO.

Celebraciones

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Proyecto de Alfabetización

TERTULIA DE CINCO PALABRAS DESDE EL CONFINAMIENTO CON LOS ESCRITORES SOLIDARIOS

Juan Antonio Tirado, periodista, jefe de informativos de Onda Cero Sierra y Director de La voz de la Sierra, ha comenzado su iniciativa “TERTULIAS SOLIDARIAS de CINCO PALABRAS”, para dar a conocer a los Escritores Solidarios y todos aquellos que han colaborado en estos siete años de andadura y siguen colaborando.

En esta primera tertulia participan los siguientes escritores solidarios y colaboradores de Cinco Palabras:
Gracia Olayo
Soledad Olayo
Javier Olayo
Marga García Calvo
África Sánchez
Claribel Aránega
Lili Del Riego
Alicia Manzanares
Gabriela Vázquez

Visita nuestra tienda solidaria para adquirir la pulsera de Cinco Palabras PINCHA AQUÍ: Tienda On Line

NORMAS DE CINCO PALABRAS

Normas de CINCO PALABRAS para escribir un relato solidario:

1-. Extensión máxima 100 palabras.
2-. No se cambiará la posición de las palabras.
3-. No se modificará el género ni el número de las palabras proporcionadas.

*Por favor, revisad ortografía antes de publicarlo.
*Se eliminarán los relatos que no cumplan las normas.

*Si quieres mandar un audio con tu relato solidario leído por ti, envíanoslo a contacto@cincopalabras.com


 Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 10€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación Cinco Palabras:

CAIXABANK

IBAN ES62 2100 5920 2513 0024 6905

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincopalabras.com

Para cualquier sugerencia: contacto@cincopalabras.com

17 comentarios sobre “ESCRIBE TU RELATO SOLIDARIO DEL MES DE MAYO (II): MIGUEL MOLINA, ACTOR”

  1. Cayó el telón poniendo fin a la vida.
    Unos pies que no sentía suyos lo llevaban por un camino neblinoso, frío.
    A su paso, acudían almas celestiales que se hacían presentes con luz y poderío; aquello, que no disminuía su temor, al menos disipaba su soledad. Extraña sensación.
    ¿Dónde estoy? ¿A dónde voy? ¿Qué ha sucedido?
    Recordó aquel doloroso desgarro que le partió el corazón; su cuerpo, el de ella, exánime en sus brazos y aquellos profundos ojos en cuya mirada acostumbraba a perderse, apagados, vacíos.
    Muerte ¿me llevas también a mi? interrogaba suplicante ansiando el encuentro con su amada.

  2. El tiempo, rebobinado, había alzado el telón después de su caída. Todas las almas aterradas, las víctimas, los desesperanzados, mutaron sus rostros hasta una tranquilidad inusitada primero, y una sonrisa perenne después. El poderío de los ejércitos menguó hasta un insignificante grito que se ahogó con un brindis entre rivales. El desgarro ecológico de la tierra desapareció hasta que los ríos se volvieron cristalinos y el aire del todo puro. Dios se había hartado de los humanos y decidió hacer correr los relojes hacia atrás.

  3. Fue inolvidable cuando se cerró el telón, el día del estreno. Nuestras almas, aparentemente cansadas, despertaron nuestro poderío en el escenario. Resulta difícil olvidar aquellos instantes de tanta emoción y tanto desgarro, un desgarro de felicidad.
    Fueron meses de muchísimas complicaciones, muchísimo trabajo, ensayos casi sin gente, llenos de decepción.
    En este recuerdo, también encuentro. Instantes de ilusión al tener la posibilidad de tener la oportunidad de conocer a nuevas personas ajenas a la discapacidad y haberme hecho un hueco en la obra.
    Detrás de aquel telón, se pudo encontrar cariño, satisfacción, semillas de amistad, ilusión, palabras, abrazos y amistad.

  4. ERRANTES
    Se quedó mirando asombrada mientras caía el telón.
    De repente se vio rodeada de almas errantes que todavía no habían emprendido su camino.
    Lamentos sin vida, que vagaban en busca de una quimera, que la invitaban a seguir su macabra andanza siniestra.
    Se resistía a ser una de ellas, y sacó un poderío que ignoraba que tenía para alejarlas de sí.
    Mientras, al otro lado de la escena, podía ver el desgarro de quienes quedaban atrás,
    sus seres queridos reunidos alrededor de aquellos tristes despojos.
    Y miró hacia la luz, y corrió presta al encuentro de los muertos que esperaban.
    Singrafista, Mayo 2022

  5. VIVIR
    El TELÓN sube antes de nacer, sin darte cuenta estás dentro de la función, en esta obra particular, de cada cual, donde las ALMAS nos vamos haciendo presentes, o no, donde depende del momento y de cómo suene la música te ves con más o menos PODERÍO, cual flamenca con su abanico, su peineta y su bata de cola. En algún instante, llega un intermedio para coger aliento, respirar, disfrutar lo vivido, hacerlo consciente, hacerlo presente y seguir rodeada del resto de la compañía, sin DESGARRO, con valor, disfrutando cada ENCUENTRO, cada segundo, hasta que, sin más, baje el telón.

  6. Obsesión

    Subió el telón ante un público allí congregado. Estaba nerviosa. De ella dependía conmover las almas del gentío o ganarse su mofa y su desprecio. Respiró hondo e inició aquel quejío, dentro de aquella canción destinada a provocar un desgarro en el interior de los allí presentes. Invocó al duende y se sumió en un llanto musicalizado. Aquel encuentro nada casual con los nativos de aquel pueblo que ni eran sus paisanos ni compartían sus orígenes, resultó ser un acierto pleno por el desgarro que ella provocaría a nivel emocional en los allí presentes. Oyó los aplausos y respiró tranquila.

  7. Entre sus brazos

    Se descorre el telón del teatro de tu vida,
    en un mundo donde el miedo y el dolor
    revisten las almas abatidas.

    Donde el primer sonido que escuchen tus oídos,
    será el estallido de un misil impactando quizás,
    encima del edificio donde tu madre te acaba de parir.

    Porque unos locos sin conciencia,
    quieran demostrar su poderío
    a través de la muerte, de la sangre inocente
    y el desgarro irreparable de miles de familias.

    Aun así, el encuentro con la que te dio el ser
    estará plagado de amor.

    Ella, refugiándote entre sus brazos,
    olvidará el horror de la guerra.

  8. SANGRE EN LAS CALLES 

    Sube el telón de la vida
    cada día al despertar;
    desperezando las almas
    del sueño que olvidarán.
    El sol en su poderío
    hasta lo alto ha de trepar
    desafiando la ceguera
    que la noche tornará.
    Algo se aprieta en el pecho
    que un desgarro gritará;
    es la ausencia del encuentro
    que se retrasa en llegar.
    Se alargan las negras sombras
    desvelándonos el mal.
    Fantasmas que de la muerte
    regresan para asolar
    la vida que en pie quedó.
    Muertos hay sin enterrar;
    exánimes solitarios
    entre cascotes y escombros
    que nadie puede llorar.
    Ríos de sangre en las calles;
    rojo designio mortal.

  9. Bajo el telón rojo se arrastraban aquellas almas sin vida, sin poderío, sin amor…
    Muertas en vida, sin sentido, ni emociones continuaban automatizadas sus rutinas grises.
    ¡Dejaron hace tiempo de ver algún color!
    Porque no hay peor desgarro humano que el encuentro con un hijo que te desprecia, que te rechaza…
    ¡Si! Fuiste madre, una vez, hace tiempo.
    Pero quedó como tu recuerdo. De nadie más.
    Solo como eso. Ya está lejos.
    Ahora estás aquí: divagando…
    Sin rumbo, bajo las sombras oscuras….
    Sola.

  10. El lobo y el oso sangriento
    Pensamos que había caído el telón de acero, pero nos estremecimos con la invasión. «Que penen las almas ante mi poderío», clamó el tirano, causando un desgarro en la psiquis del mundo libre. Se responsabiliza al lobo porque aulló primero, provocando a la bestia, mientras que es esta quien arremete contra la vida humana, pulverizando villas enteras. Encuentro la acusación desproporcionada y de espíritu vindicativo. En este drama, hay una sola fiera. Debimos haber reaccionado con el aullido del lobo y jamás permitir que un oso encarnizado acechara al pueblo, que cae hoy bajo sus garras sangrientas.

  11. El encuentro

    El escenario se crece
    cuando el telón se abre.

    La vida se muestra,
    se regala, enseña las almas
    y saca poderío de la flaqueza y el abandono .

    El desgarro en la carne
    duele menos que los costurones postreros.

    Paso a paso.
    peldaño a peldaño
    el vivir se abre camino,
    mueren los desencuentros,
    cuando llega el encuentro.
    (ahora ya te ves, ya te quieres…eres)

  12. Soñar

    Iryna puso todas sus esperanzas en aquel teatro. Detrás del telón, con ropa de colores, junto a todas aquellas almas se propusieron ahuyentar el dolor de la guerra. Con su poderío, su brillante interpretación, encandilaría durante unas horas a aquellos niños, haciéndoles olvidar el desgarro por la pérdida para siempre o temporal de sus padres en la lucha por el país.
    Nunca perdió la esperanza de que el teatro le tenía reservado un encuentro con su hijo de cinco años, al que no volvió a ver después de una estampida en la calle.
    ¡Soñar era la magia en el teatro!

  13. ¡Arriba el TELÓN¡
    Las marionetas salían gritando con sus palos amenazantes.
    Mostraban una fiereza inexistente, porque, en realidad, eran ALMAS gemelas y solo pretendían divertir a los pequeños espectadores.
    Abel, el más grandote corría detrás de Rufo gritando con PODERIO.
    – Párate enano que te voy a dar un palo. Te has comido todo el chocolate.
    La abuela Tina gritaba con DESGARRO.
    – Déjale en paz grandullón. El chocolate se lo ha comido Gofi, tu perrillo.
    Abel soltó el palo y se abrazó a Rufo pidiéndole perdón.
    Fue un ENCUENTRO muy emocionante que los niños celebraron con una gran ovación.

  14. Al levantarse el TELÓN comenzaron los aplausos.
    Decenas de ALMAS abarrotábamos el teatro.
    La expectación era enorme por ver a aquel maravilloso actor, que con su habitual PODERIO recitaba aquellos versos, contando con DESGARRO la penosa y difícil vida del poeta que los había creado.
    La voz se le quebraba desgranando aquellos impresionantes versos,
    “Tanto dolor se agrupa en mi costado
    que por doler me duele hasta el aliento”.
    Pero lo que hizo que a muchos se nos encogiera el alma, fue ese ENCUETRO que nunca se produjo porque como escribió el poeta “Temprano levantó la muerte el vuelo”.

  15. Pausas de sufrimiento
    Ante el fracaso y el desconsuelo, pensé que era el final de la función. Pero el telón volvió a levantarse. Las almas humanas renuevan su poderío con la inteligencia de la experiencia y la luz de la esperanza. No hay desgarro que no se cure con un ánimo luchador. Encuentro sabiduría en el sufrimiento: esos intervalos entre puestas en escena que nos permiten recuperar las fuerzas, ensayar y reflexionar sobre el valor de nuestras obras.

  16. LLEGÓ LA CALÓ

    La vivienda está separada del patio, con un enorme y pesado telón, que evita pase al interior la luz, la caló y al mismo tiempo, los insectos. ¡Somos almas de sangre dulce!, ─dicen en casa, y sobre todo los mosquitos, entran con gran poderío asestando picaduras a diestro y siniestro, dónde se ponen tibios de plasma y plaquetas. A veces, hasta algún desgarro dejan en la piel del más sensible, a consecuencia de la gran roncha que producen en el inevitable encuentro, entre el feroz y sediento insecto y la victima de turno.

    1. El telón ondeaba como una bandera. El público se impacientaba…
      “Las almas libres necesitan su tiempo” dijo una anciana. Y por fin se deslizó mostrando… ¡otro público igual al primero!
      Nada sucedía, los dos se observaban estupefactos y… tras un momento, habían olvidado quiénes eran, si público o artistas.
      “Menuda estafa” gritaron con poderío abajo. “¡Queremos ver el espectáculo!” vociferó una actriz agarrándose al telón haciéndole un desgarro. El público verdadero, desconcertado, empezó a levantarse y actuar, inventando una obra, como si fuera lo que hubiera que hacer.
      El encuentro fue tan extraño…
      todavía sigue,
      ¡arriba y abajo
      del escenario!

Escribe tu relato