ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE SEPTIEMBRE (V): MANUEL CARREÑO, ESTILISTA de cine

Esta semana tenemos las palabras del estilista cinematográfico Manolo Carreño, gracias a la actriz Gracia Olayo que se cruzó con él en un rodaje, y no dudó en pedirle sus Cinco Palabras.

Manolo Carreño ganó en 2012 ganó un Goya de la Academia del Cine Española por su trabajo en la película de Pedro Almodóvar, 'La piel que habito'. Fue premiado junto a sus compañeros Karmele Soler y David Martí como Mejor Maquillaje y Peluquería en la 26ª edición de los Goya.

Cuatro nominaciones a los Goya

Carreño estuvo tres veces nominado para los premios Goya (en 1995 con 'La pasión turca', en 2000 con 'Volavérunt' y en 2003 con 'Campanadas'), es una extensa carrera que comenzó en el año 1988, y tiene en su haber películas otras como Trece Campanadas, Cachito... y series de televisión como Doctor Mateo o Colegio Mayor. La primera película con Almodovar le dio su Goya, en duro rodaje con Pedro Almodóvar, "es muy exigente. Rueda a lo grande. Al estilo americano", recuerda Carreño. Otro cineasta grande que entra en su dilatada carrera estilística con los que ha compartido proyecto y creación.

Dilatada carrera en el cine

Empezó sus pinitos en el ballet clásico, pero el cine y la peluquería se cruzó en su camino. Debutó como ayudante de peluquería en Las cosas del querer y ha trabajado con directores de renombre dentro y fuera del contexto nacional, entre ellos, Vicente Aranda, Bigas Luna, Enrique Urbizo, Rafael Sánchez Campoy. Y rodado en escenarios de Cuba, Canadá, Turquía, Francia…

Sus peinados favoritos del cine son "el que lucía siempre Lauren Bacall y Marilyn..." y a Manuel Carreño le gustaría peinar a " Melanie Griffith. La he conocido por Antonio y es una mujer encantadora, a ver si cae algún día y puedo trabajar con ella. En el plano internacional, me encantaría coincidir con Sean Penn o Johnny Deep, que son tan camaleónicos y comprometidos..."

Las Cinco Palabras propuestas por el estilista de cine Manolo Carreño son las siguientes:

PICARDÍA
CELOS
AMOR
VIENTO
FRUSLERÍAS

PROLOGUISTA DEL MES DE SEPTIEMBRE

María Llera Guantes, madre de Iria y responsable de la Asociación Sendero de Iria.

La propia María nos cuenta su historia que se remonta a los finales de un mes de septiembre del año 2015, cuando conocen de que vendría otro peque a la familia. "Siempre quisimos darle un/a hermanit@ a nuestra primera hija, asi que fue una sorpresa muy agradable", apunta.

CAUSA DEL MES DE SEPTIEMBRE: SENDERO DE IRIA

La acción mas directa e importante de esta asociación es la de ayudar a Iria en todo lo que podamos, sobre todo en los primeros años de su vida, ya que son los más receptivos de todo tipo de habilidades y autonomía que pueda adquirir.

Tenemos en mente diferentes proyectos, tratamientos y terapias que queremos probar con nuestra pequeña.Según va creciendo, Iria, va necesitando diferentes ayudas para su  buen desarrollo postural y para su presencia ante los estímulos y la vida misma.

Todo esto supone un esfuerzo mental, físico y económico. "Estamos dispuestos a luchar para darle lo mejor y todo lo que creamos conveniente, pero vemos que precisamos de ayuda externa, ya que solo entra el sueldo de uno de los dos y aunque hemos pedido toda la ayuda habida y por haber, es necesario disponer de una economía fuerte para poder acceder a todo lo que se nos ofrece para favorecer a nuestra pequeña".

"Por ello se han propuesto crear  la Asociación El Sendero de Iria, para difundir su caso, recaudar fondos y si es posible también en un futuro poder asistir y guiar a otras madres y padres que se encuentren en nuestra misma situación", concluyen en su definición.

"Hemos realizado  y realizaremos eventos de todo tipo para la recaudación de fondos y actualmente tenemos abierta una campaña de recogida de tapones", con lo que colabora intensamente la Asociación de Escritores solidarios Cinco Palabras. 

Ademas, cuentan con una cuenta Teaming de micro donaciones de 1€ al mes (con su correspondiente degradación en la declaración de la renta del 66%) : https://www.teaming.net/elsenderodeiria

Y también reciben donaciones periódicas  o puntuales por la cuenta bancaria de la asociación:

Asociacion El Sendero de Iria - ES2200730100500506010459

TERTULIA DE CINCO PALABRAS DESDE EL CONFINAMIENTO CON LOS ESCRITORES SOLIDARIOS

Juan Antonio Tirado, periodista, jefe de informativos de Onda Cero Sierra y Director de La voz de la Sierra, ha comenzado su iniciativa “TERTULIAS SOLIDARIAS de CINCO PALABRAS”, para dar a conocer a los Escritores Solidarios y todos aquellos que han colaborado en estos siete años de andadura y siguen colaborando.

En esta primera tertulia participan los siguientes escritores solidarios y colaboradores de Cinco Palabras:
Gracia Olayo
Soledad Olayo
Javier Olayo
Marga García Calvo
África Sánchez
Claribel Aránega
Lili Del Riego
Alicia Manzanares
Gabriela Vázquez

Visita nuestra tienda solidaria para adquirir la pulsera de Cinco Palabras PINCHA AQUÍ: Tienda On Line

Normas de CINCO PALABRAS para escribir un relato solidario:

1-. Extensión máxima 100 palabras.
2-. No se cambiará la posición de las palabras.
3-. No se modificará el género ni el número de las palabras proporcionadas.

*Por favor, revisad ortografía antes de publicarlo.
*Se eliminarán los relatos que no cumplan las normas.

*Si quieres mandar un audio con tu relato solidario leído por ti, envíanoslo a contacto@cincopalabras.com


NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincopalabras.com

NORMAS DE CINCO PALABRAS

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 10€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación Cinco Palabras:

BANKIA

IBAN ES22 2038 2463 2460 0037 9336

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincopalabras.com

Para cualquier sugerencia: contacto@cincopalabras.com

15 comentarios sobre “ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE SEPTIEMBRE (V): MANUEL CARREÑO, ESTILISTA de cine”

  1. “La picardía de la naturaleza, los gestos que nos va dejando en los volcanes, los océanos, las tormentas… Sé que tengo celos de ella, sé que querría transmitir con la misma fuerza con la que lo hace ella, la gran lingüista de un lenguaje inexpresable, que nunca fue inventado por nadie, está ahí, es poderoso como el amor, y nosotros solo podemos competir creando arte y fórmulas, noticias, historias… Torpes, por ejemplo, si nos comparamos con el viento, ese gran invento, que sabe qué se lleva y qué deja, mientras nosotros solo tenemos fruslerías como… ¿Cometas?” rapea el moderno poeta…

  2. Ella jugaba con picardía. Él era presa de un ataque de celos que le llevaba a un exceso de temperatura. Era un amor imposible. El viento, silencioso testigo, terminó bufando ante la imposibilidad de alguna solución. La luna se escondía otra noche más, el sol, que había madrugado mucho , le rogó que no se fuera. Ella respondió rotunda: “Muero por tu calor, pero… ¡Déjate de fruslerías y tira para el tajo que los de la tierra se duermen por tu culpa!

  3. El aburrimiento de Eris
    Hoy tengo el día tonto, así que he ideado un plan para divertirme. He susurrado a unos, he incitado a otros… Y, utilizando mi natural picardía, he repartido un puñado de celos sobre todos ellos. El amor es algo muy bonito, pero tan frágil que, en un suspiro, se lo lleva el viento. He comentado distraídamente algunas fruslerías como “cómo la mira”, “le ha sonreído”, “se ha sonrojado”. Y la he liado, pero bien. Lástima que el pesado de Eros me haya pillado y haya lanzado un par de flechas certeras arreglándolo todo. ¡Será aguafiestas!

  4. Al momento me di cuenta. Los gemelos iban a adoptar personalidades muy diferentes.

    Archer transmitía paz y tranquilidad, Adan nerviosismo y cierta dosis de picardía.

    En la adolescencia lucharon por ser los mejores, y se tuvieron celos el uno del otro.

    Incluso eligieron el mismo primer amor. Por ello entraron en discusiones que por fortuna no llegaron a mayores.

    Fue solo palabrería que se llevó el viento. Fruslerías de hermanos adolescentes.

  5. BAJO UN MANTO DE LAVA

    Columna incandescente
    ennegreciendo el día;
    dormido queda el brillo de tus ojos
    apagando su jovial picardía.
    Futuro incierto ofuscando la mente.
    A tus pies… la ceniza
    de una tierra que ruge
    desde lo más hondo de las entrañas.
    El gigante ha despertado con rabia;
    como los celos al amor asfixian 
    o el viento que en su intensidad perturba,
    así vomita el gigante su furia.
    Roto el silencio, implacable se escucha
    ese bronco quejido
    desde el mismo corazón de la tierra.
    Desdeñadas quedan las fruslerías
    cuando es la vida entera
    la que se queda atrás
    consumida bajo un manto de lava.

  6. Tiempo sin tiempo

    Se fue perdiendo el tintineo,
    la picardía en la mirada
    y la sonrisa sin límites.

    Los celos y recelos de la vida
    fueron apagando el amor
    y dando paso a la desidia.

    Ya no queda viento que limpie
    no lluvia que lave.
    Solo quedan fruslerías en las manos
    con las que apaciguar el hambre de vida.

  7. Frustraciones

    La rutina, se había instalado en su hogar como uno más de la familia.
    Decidió sorprenderlo cuando llegara a casa. Se compró un picardía, y después de dar su aprobación frente al espejo, lo esperó encima de la cama revuelta, para provocar sus celos y revivir el amor de antaño.

    Dejó entrar el viento por la ventana, al aire sus muslos y bajado el escote asomando los pechos.

    Abrió la puerta diciendo:
    -María, dónde te has metido, y la cena?

    Cuando llego al dormitorio la miró y le dijo:
    -Déjate de fruslerías que me muero de hambre

    Atónita se quedó.

  8. EL AMOR NO DEBE DOLER

    La gitana Mariquilla tenía una picardía innata que a todos contagiaba, con sus alegrías; cantadas o bailadas. Cuando creció, fueron los celos de un malaje que la conquistó, la embaucó y la entristeció. Más tarde, pensó que el amor no se demuestra con esas malas artes. Había leído en una pared una frase que decía: “No me quieras tanto, sino quiéreme bien”, por lo que dedujo que si no corría como el viento en busca de vida y salud, se hundiría. No necesitaba sus fruslerías, ni cadenas de oro. Al final son cadenas y lo que ella necesitaba era libertad.

  9. Peligrosa mediocridad
    Un hombre atrevido la halaga con picardía. Ella baila voluptuosa, dejándose tocar por alguno. El pretendiente, consumido por celos, conquista a una inocente víctima. Juegos de amor, de apariencia inofensiva. Besos prohibidos y empellones con puños: meras maniobras para restablecer la dignidad. El viento helado petrifica a los testigos: yace la culpable en un charco de sangre. ¡Justa retribución por faltas de respeto! Fruslerías, insistirán los demás. El mediocre siempre encontrará excusas en su peligroso ardid: cada exhalo de su amada es un suspiro por algún hombre más digno.

  10. PICARDÍA
    CELOS
    AMOR
    VIENTO
    FRUSLERÍAS

    DOS POSIBILIDADES

    1.
    Aquella sutil picardía en ella innata
    la utiliza para dar celos a su amante.
    Su actual concepto sobre el amor la delata;
    parece que el viento se llevó por delante
    lo que en otra época, para él mucho más grata,
    sin fruslerías, fue amor real y relajante.

    … o también:

    2.
    Le soltó una perla a modo de picardía
    tratando de provocar celos a su chica
    pero ésta afianzaría el amor aquel día;
    intuyó que sin darle importancia ello implica
    el que no consiguiera lo que pretendía.
    Con un mal viento o fruslerías no se pica.

  11. Apuré la copa, los ojos puestos en su figura. No estaba sola.
    Se giró hacia mí con un destello de picardía en la mirada que avivó mis celos.
    La perdí hace mucho, pero el amor por ella seguía instalado en mis entrañas y me desangraba por dentro.
    Un ligero viento se enredó en su larga melena trayéndome aromas que pensaba olvidados. El mismo perfume.
    Recordé sus palabras: “me amarás siempre”
    Me levanté, la tomé de la mano, le dije: “tenías razón, sigo amándote”
    Rio abiertamente, posó sus labios en los míos y me ordenó: “déjate de fruslerías y llévame contigo”

  12. HERIDA

    Que no consiga olvidar tu picardía
    no me crea descontento,
    pero triste me mantiene recordar
    tus celos y sufrimiento.

    Ay amor que hasta del viento
    arrancabas pasión y vida,
    sacrificando el silencio
    con reproches y fruslerías .

    ¿ Qué te han hecho vida mía?
    Tanto despecho!
    Tanta ausencia de alegría!
    Un infierno tus heridas!

  13. TOC TOC

    Se acercó con la picardía sellada en su sonrisa.
    Toc Toc, soy la pereza. He venido a instalarme en tu cuerpo para acompañar tu tristeza.
    – No puedo dejarte pasar, tengo mucho que hacer cuando me recupere. Además eres un lastre para la humanidad.
    Toc Toc, somos los celos, venimos a justificar tu tristeza.
    – No podéis entrar. Entre la compasión y el perdón no tenéis cabida. Además sois veneno para el amor.
    Toc Toc, soy el viento. Vengo a renovar el ambiente. Limpiar tu hogar de fruslerías, mentiras, decepciones y tristezas.
    – Pasa. Ya siento tu frescor de una nueva vida.

  14. Con su mirada

    Cada rincón del planeta, diverso en su composición mineral y vegetal, pinta un paisaje diferente, habitado por humanos con desiguales personalidades:
    Simples, o con picardía; lo mismo son altos que bajos, gordos que flacos. Confiados, y los que destilan celos por todos sus poros, sin darse cuenta de que atrapan al amor con la misma sutileza que la araña lo hace con la mosca; ni el viento más huracanado tiene la fuerza de esa tela.
    Si los extraterrestres nos observaran, nos verían como auténticas fruslerías, inservibles para ellos, y no dudarían ni por un momento, en tomar las de Villadiego.

Escribe tu relato