ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE FEBRERO (IV): SUSANA BACA, CANTANTE Y EX MINISTRA DE CULTURA DE PERÚ

¡¡¡Esta noche a las 24:00 conoceremos la fotografía ganadora de nuestro reto!!!

RETO SAN VALENTÍN "EL MEJOR REGALO DE AMOR"

¡HEMOS CONSEGUIDO EL RETO DE SAN VALENTÍN!

¡Reto superado!

TAZA de EL BESO de Román Clemente Magán con el poema dedicado a este cuadro del poeta Juan Francisco Mencía, autor del ingenioso poemario  "69 ACERTIJOS", libro solidario destinado al Proyecto de Alfabetización CINCO PALABRAS.

https://cincopalabrastienda.online/producto/taza-reto-san-valentin/

El autor de la foto más votada obtendrá 500 € de donativo para que los destine a la CAUSA que  elija de entre todas las CAUSAS con las que Cinco Palabras ha colaborado durante estos casi ocho años de andadura. CAUSAS DE CINCO PALABRAS

LAS CINCO PALABRAS DE LA CUARTA SEMANA DEL MES DE FEBRERO

En la cuarta semana de este mes, tenemos las palabras de una gran artista peruana, la famosa cantante Susana Baca, con quien Mar Olayo ha hablado gracias a la famosa diseñadora de joyas peruana, Esther Ventura, a quien Mar conoció junto a su compañera Laura Martíne De Aguirre, el mismo día que conocieron al famoso cocinero, Mitsuharu Tsumura, ‘MICHA’, protagonista de nuestra semana pasada.

Susana Baca fue una de las triunfadoras en los Latin Grammy de 2020, con el premio al Mejor álbum folclórico por su disco “A Capella",disco grabado desde su casa en Santa Bárbara, Cañete. La idea de cantarlo a capela fue de su esposo, rememorando el momento cuando la conoció mientras cantaba en un escenario sin músicos. El álbum también incluye poemas de César Vallejo y García Lorca. Logró reunir los éxitos de los recordados por Augusto Polo Campos y Chabuca Granda, además de Fito Páez y otros artistas.

Las palabras de la cantante peruana Susana Baca para los Escritores Solidarios de Cinco Palabras en apoyo a KURAQ TAYTA son las siguientes:

ÁMBAR
ESPEJO
RAÍZ
GRITO
OCÉANO

Susana Baca, es más que una diva afroperuana

Susana Esther Baca de la Colina, nació en Lima, en el año 1944. Su vida artística le ha llevado hacer su carrera como cantante, compositora, investigadora de música y educadora de profesión peruana; tres veces ganadora del «Latin Grammy».

Baca es una de las figuras clave en el folklore latinoamericano y en revivir la música afroperuana. Considerada como la mejor cantante poética de la actualidad, su importancia ha servido de influencia para muchos cantantes del mundo. Es responsable, junto a su esposo y representante el sociólogo Ricardo Pereira, de la recuperación de armonías y ritmos casi olvidados de la música afroperuana.

Ha sido también Ministra de Cultura del Perú y Presidenta de la Comisión Interamericana de Cultura de la OEA.

Premios a lo largo de su carrera

Entre los numerosos premios recibidos por Susana Baca está el Premio Latin Grammy obtenido en 2002, por su álbum Lamento Negro, en la categoría «Best Folk Album». Este mismo álbum recibió además una nominación para el Grammy de ese mismo año en la categoría «Best World Music Album». El disco fue grabado originalmente en 1986, para ser luego reeditado en el sello Luaka Bop, del cantante norteamericano David Byrne. Las letras de algunas canciones se basan en poemas de Pablo Neruda y César Vallejo. También ha sido distinguida con la Orden de las Artes y las Letras de la República Francesa, y la Orden al Mérito de la República del Perú.

En noviembre de 2011, obtuvo el segundo Latin Grammy de su carrera por la colaboración que realizó con el grupo puertorriqueño Calle 13 en la canción "Latinoamérica", junto a la cantautora brasileña María Rita y a la artista colombiana "Totó" La Momposina.

Su último galardón ha sido el tercer Latin Grammy del pasado día 19 de noviembre del 2020 en una ceremonia virtual (debido a los efectos de la pandemia), por su álbum A Capella: Grabado en Casa Durante la Pandemia, en la categoría «Mejor álbum folclórico» (Best Folk Album).

PROLOGUISTA FEBRERO

Jely Reátegui, actriz y comunicadora peruana.

Jely Reátegui, ha actuado con la actriz española, Gracia Olayo, en una película que pronto se estrenará en España, Las Mejores familias.

La actriz peruana Jely Reátegui no está atada a nada, su ánimo explorador no se lo permite. Cuando decidió optar por la carrera que hoy la transforma en múltiples personalidades, ya tenía otro camino trazado y se atrevió a dejarlo por convicción.

La virtud de Norma Martínez en la obra teatral Bicho, dirigida por Juan Carlos Fisher en 2007, cambió la vida de Jely Reátegui“Sentí una pulsión y muchas ganas de hacer lo que hacían los actores en el escenario”, explica la talentosa actriz. Tenía 20 años, estudiaba Comunicación en la Universidad, le faltaba cursar cuatro asignaturas, pero decidió que el teatro era el verdadero fin de su vida.

CAUSA DE MES DE FEBRERO

La causa de este mes de febrero es KURAQ TAYTA WASI. (Casa del adulto mayor), que está ubicado en la Cuenca de Chaco, provincia de La Convención, en la región de Cuzco. Perú.

Conocimos a Javier Umeres gracias a Isabel Mayoral, África Sol Safaris, Favela Kosmos, cuando pidió a Mar Olayo que sería de gran ayudad que colaborasemos con él y diésemos difusión de su gran labor.

JAVIER UMERES

KURAQ TAYTA WASI, están dedicados a ayudar a Delicia de 73 años, además, de su vejez tiene cegüera en ambos ojos. Vive junto a su esposo, Adrian, de 75 años, en medio de la exuberante naturaleza. A pesar de todos los inconvenientes, siempre están juntos y le sonríen a la vida. Habitan en una sola habitación, muy precaria y casi sin recursos.

La pandemia del Covid 19, es otro aspecto que afecta en la salud física y mental a causa de las restricciones y confinamientos, además que ha profundizado el decaimiento económico generando mayor pobreza.

¿Por qué es importante para la organización y/o comunidad ejecutar este proyecto?:

TERTULIA DE CINCO PALABRAS DESDE EL CONFINAMIENTO CON LOS ESCRITORES SOLIDARIOS

Juan Antonio Tirado, periodista, jefe de informativos de Onda Cero Sierra y Director de La voz de la Sierra, ha comenzado su iniciativa “TERTULIAS SOLIDARIAS de CINCO PALABRAS”, para dar a conocer a los Escritores Solidarios y todos aquellos que han colaborado en estos siete años de andadura y siguen colaborando.

En esta primera tertulia participan los siguientes escritores solidarios y colaboradores de Cinco Palabras:
Gracia Olayo
Soledad Olayo
Javier Olayo
Marga García Calvo
África Sánchez
Claribel Aránega
Lili Del Riego
Alicia Manzanares
Gabriela Vázquez

Visita nuestra tienda solidaria Tienda On Line

Normas de CINCO PALABRAS para escribir un relato solidario:

1-. Extensión máxima 100 palabras.
2-. No se cambiará la posición de las palabras.
3-. No se modificará el género ni el número de las palabras proporcionadas.

*Por favor, revisad ortografía antes de publicarlo.
*Se eliminarán los relatos que no cumplan las normas.

*Si quieres mandar un audio con tu relato solidario leído por ti, envíanoslo a contacto@cincopalabras.com


NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincopalabras.com

NORMAS DE CINCO PALABRAS

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 10€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

BANKIA

IBAN ES22 2038 2463 2460 0037 9336.

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincopalabras.com

Para cualquier sugerencia: contacto@cincopalabras.com

17 comentarios sobre “ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE FEBRERO (IV): SUSANA BACA, CANTANTE Y EX MINISTRA DE CULTURA DE PERÚ”

  1. Me traes la calma como el ámbar… quizás no mucho tiempo, quizás no muchas palabras, pero tu reflejo de espejo amigo, me devuelve lo que quiero, y hundir mis preguntas con fe de ciego, en tu raíz de amor poderosa, y obtener mientras caigo en ese vacío, hecho de presencia, un solo grito, de alegría perturbadora, hasta fundirnos en un océano finito de infinito, y luego me toca salir a la solitaria playa y encontrarme en la arena otra vez esa misma piedra a la que digo:
    Me traes la calma como el ámbar…
    (En eterno ciclo… ¡qué bello misterio!)

  2. Me traes la calma como el ámbar… quizás no mucho tiempo, quizás no muchas palabras, pero tu reflejo de espejo amigo, me devuelve lo que quiero, y hundir mis preguntas con fe de ciego, en tu raíz de amor poderosa, y obtener mientras caigo en ese vacío, hecho de presencia, un solo grito, de alegría perturbadora, hasta fundirnos en un océano finito de infinito, y luego me toca salir a la solitaria playa y encontrarme en la arena otra vez esa misma piedra a la que digo:
    Me traes la calma como el ámbar…
    (En eterno ciclo… ¡qué bello misterio!)

  3. POR TUS OJOS

    De ámbar color de miel
    serán tus ojos mi condena a muerte.
    Malherida cual espejo roto
    por años de mala suerte;
    etéreos temblarán mis pasos
    pues son tus ojos mi condena a muerte.
    Raíz y fuente, origen y destino,
    grito ahogado en la garganta.
    Inmenso océano de fuegos fatuos;
    Almas en pena tomando la mía.
    Por tus ojos mi condena a muerte.
    Pequeñas llamas pálidas me llevan
    camino del cementerio,
    que si por tu amor me muero
    acójame la tierra con su manto,
    y que en el ámbar de tus ojos
    mi reflejo, el cielo y tú
    sean fuego impenitente.

  4. Su corazón de ámbar se había marchitado por el frío glacial de las ofensas. Ya nada era de ellos, todo era propiedad privada del recelo y la desconfianza. El espejo devolvía lágrimas que corrían entre las grietas de su tez oscura. Solo existía una certeza, no habría un mañana de ambos, y sí dos autopistas que se alejaban en la distancia. Como una bengala en la noche, la raíz del amor iluminó su mente. Por un segundo, la esperanza flotó agarrándose al vacío. El recuerdo del grito le hizo agradecer haber puesto un océano por medio entre los dos.

  5. MÍRATE (y quiérete)

    Mírate de arriba abajo,
    el ámbar de tus pezones,
    gracias a ti me destapo,
    sin vergüenza y sin calzones.

    Mírate bien al espejo,
    y la raíz de tu pelo,
    mírate ya sin complejo,
    quién no es joven, no es un viejo.

    Mírate y llama malditos,
    a quien te critique arrugas,
    ni Munch, ni el famoso grito,
    me afectan cuando madrugas.
    Yo sólo veo tu alma,
    sólo siento el corazón,
    de la mujer que me calma,
    la que me llama bombón.

    O escapa, si es lo que quieres,
    pon océano por medio
    y aléjate de quién hiere…
    sin J… ya no hay más remedio.

    J. Bris

    1. REGRESO AL CANTO

      Pusiste miel
      en mis labios
      para arrastrar mis sueños
      sin arrostrar tu alma
      de baratija infame.

      Falso ámbar
      vertiste para preservar mi dicha.
      Fétida flor de vil simiente,
      mandrágora cruel
      de oscura estirpe.

      Posé en tus ojos
      mi amor sin límites,
      y me hundí en las tinieblas
      de un espejo siniestro
      de corrosivo azogue.

      Hay dolor y rabia
      en mis palabras,
      mas no han de regar
      mis lágrimas
      la raíz de tu ego.

      Renuncio al grito
      y regreso al canto.
      En un océano de amor inmenso,
      ya es espuma
      tu recuerdo.

      -GOLOSINAS LITERARIAS-

  6. Aún sueño con ella, con sus ojos de color ámbar, fiel espejo de su alma pura y bella.
    Sueño con los días aquellos en los que fue la raíz de mi existencia, el centro de mi pequeño universo.
    Lástima que no fuesen eternos, los buenos momentos pasaron rápido, más que los malos.
    Pero todo pasará, las pasiones, las ambiciones, las envidias, hasta los sueños, pasarán junto a la vida que se desvanece diluida en el tiempo, como un grito en mitad del océano.

  7. Me veo atrapada, como el insecto fósil en la gota de ámbar que cuelga sobre mi pecho.
    El espejo me devuelve una imagen atractiva y serena, nada parecida a como siento realmente.
    Arrastro, dimanada de la cultura machista en la que he sido educada, una pertinaz sumisión que con el tiempo crece y crece ahondando su raíz en mis adentros.
    La lucha interior que mantengo es un grito ensordecedor y angustioso que me ahoga en las profundidades de un océano de dudas y miedo.
    El no tendrá compasión estoy segura, pero el momento es ahora o no lo será nunca.

  8. Juraría que se encontraba en ámbar, cuando escuche el golpazo y vi desaparecer el espejo retrovisor del copiloto, no recuerdo más, su señoría, muchas gracias, puede retirarse.
    Después de haber escuchado a todas las partes, el acusado es inocente porque según los hechos que hemos escuchado, la raíz del accidente fue un grito en el interior del vehículo que distrajo al conductor y el coche, fue al fondo del océano, el acusado simplemente cruzo justamente cuando se puso en ámbar , como muestra la grabación que nos facilita una de las cámaras de seguridad instaladas en la entrada del Carrefur.

  9. Apariencias

    La joya, lucía entre mis pechos atrayendo todas las miradas. Ámbar auténtico, engarzado en oro y piedras preciosas. Él mismo, la abrochó delante del espejo, antes de hacer la entrada triunfal en el salón, donde aguardaban expectantes sus invitados.
    La raíz de la cuestión, era demostrar que, había logrado comprarme con su poder y su dinero.
    Nos levantamos con las copas en alto para brindar.

    El disparo, resonó en toda la estancia. Atónitos, escucharon el coche que arrancó a gran velocidad.
    El grito y mi llanto, parecían sinceros.

    Aquel sicario que contraté, al otro lado del océano, cumplió su cometido.

  10. Eduardo y Laura, compañeros de trabajo de la joyería, recogían los artículos expuestos del escaparate. Él observaba cómo se probaba la sortija de piedra ámbar mientras se miraba en el espejo. Después, la devolvía al expositor. Eduardo pensó cortar de raíz ese deseo y aprovechar para pedirle una cita. Habló con su jefe y la compró. Cuando se la entregó, le pidió a cambio un encuentro para conocerla. Ella lanzó un grito de emoción al ver el anillo y entre un océano de lágrimas, le dijo que sí, pero que la sortija era para su abuela que cumpliría noventa años.

  11. CUENTA ATRÁS

    Aquella mañana, con aquel vestido ámbar se veía genial frente al espejo. Incluso, disimulaba su delgadez. Así evitaría preguntas incomodas. Ocurría igual con su cabello. Ya no le preocupaba el estado de sus puntas ni el tono de su raíz. Con aquellas pelucas ocultaba las heridas de la batalla, aunque, las del alma eran más difíciles de cerrar. Durante todo este tiempo, había aprendido que no valía la pena desesperarse. Que era como lanzar un grito en medio del océano. El desaliento no podía ser su forma de vivir. Más aún, sabiendo que ese verbo, vivir, solo lo podría conjugar seis meses más.

  12. La taza vacía sobre la mesa,
    el cenicero lleno de colillas,
    la mirada de ámbar,
    transparente y fria…
    El espejo al final del pasillo
    con mi rostro destruido,
    la noche penetrante
    en la raíz de mi garganta…
    Un grito de silencio
    y una bombilla encendida,
    una voz que se apaga
    con la luz amarilla..
    La cama deshecha,
    las sábanas revueltas
    como un gran océano
    donde ahogar mis penas..
    ¡Las cinco y cuarto de la mañana!
    El agua tibia de la botella
    sin calmar mi noche en vela.

  13. BELLO LEGADO

    Cuando me coloco la gargantilla con el corazón de ámbar delante del espejo; me siento orgullosa de mi abuela que fue de quién lo heredé, así como la responsabilidad y la raíz de todas mis convicciones. El día que me enseñó por primera vez esa imitación, se me escapó un grito al ver dentro de la preciosa piedra, un insecto atrapado, pero me dijo que eso pasaba porque la naturaleza es así de diversa y los insectos curiosos a la resina que tanto les gustan. La historia nos muestra belleza en el océano, vegetación y ecosistema en general.

  14. Con su tonalidad ámbar y vetas cobrizas el espejo antiguo proyectaba un aura de fantasía a su alrededor. Aunque no le gustaba, lo había colgado en una pared del recibidor a raíz del fallecimiento de su madre. ¿Para qué servía un cristal centenario que no reflejaba la realidad del momento? Solo para perpetuar una tradición familiar y cumplir la última voluntad de ella. Al recordarla, reprimió en la garganta un exánime grito de tristeza, pero no pudo evitar que su mente navegase desamparada por un océano de recuerdos que también comenzaban a distorsionarse en el azogue añejo del vidrio engañador.

  15. El perfume llevaba ámbar en su composición, y Marta se frotó las muñecas con él. Luego se miró en el espejo y vislumbró la raíz de su sufrimiento. Un grito le rasgó la garganta salvajemente, salió por la ventana y sobrevoló el océano, pero no alcanzó ni retuvo su juventud perdida.

  16. Una sencilla interpretación

    «Entré en el caserón que indicaba el anónimo, con la esperanza de encontrar allí a Perla, mi esposa, que no se había perdido. La bombilla no conservaba el halo ámbar de sus mejores tiempos. Su polvorienta figura, a través del espejo, imprimía amenazantes imágenes que me impedían el paso. Ni, aunque intentara llegar a la raíz de mis recuerdos, era capaz de reconocer semejantes espectros… Las olas, que chocaban contra el acantilado del peligroso mar…»

    Un grito lo sacó de su interpretación: ¡¡Qué es océano!!

    Nadie le preguntó, al salir, si había conseguido el papel.

Escribe tu relato