ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE JUNIO (IV): MARA TORRES, PERIODISTA @maratorres_ @ElFaroSER

Se terminó el Estado de Alarma en España y nos adentramos en una nueva realidad, manteniendo las medidas higiénicas de seguridad a fin de contener la epidemia: No tocarse las manos para el saludo, llevar mascarillas en los lugares públicos, mantener la distancia social y mantener las manos limpias constantemente.

Esta semana tenemos otra tertulia telemática más con escritores solidarios y representantes de las causas que han pasado por Cinco Palabras. Un espacio que ha presentado el periodista de Onda Cero Sierra y La Voz de la Sierra, Juan Antonio Tirado.

“TERTULIAS SOLIDARIAS de CINCO PALABRAS”. En esta novena edición participaron: César Heredero, Olga San Martín, Brígida De Fez, Nani Canovaca, Rosario Serra y Maribel Álvarez.

Podéis adquirir la pulsera de Cinco Palabras en nuestra Tienda On Line


Esta semana, tenemos el lujo de contar con las palabras de una fantástica periodista, que vigila el horizonte desde El Faro de la Cadena SER: Mara Torres.

Mara Torres lleva una vida en la Cadena SER en la que entró muy joven en el año 1994. Pasó por la redacción y producción del programa de Iñaki Gabilondo: Hoy por hoy.

Entre el 1998 y el 2001, dirigió y presentó el programa de entrevistas A contraluz y, desde esa fecha hasta el final de temporada de 2006, Hablar por Hablar, líder de las madrugadas radiofónicas llegando a superar los setecientos mil oyentes.

Desde el año 2018, presenta El faro, un programa nocturno que incorpora una novedosa fórmula desarrollada entre invitados y oyentes.

En el año 2006 formó parte de los Servicios Informativos de Televisión Española para presentar La 2 Noticias, el informativo más premiado de la historia de la televisión, con más de 150 galardones desde que en 1994 comenzara su emisión, labor que compaginó con otros proyectos dentro de RTVE. Esta etapa televisiva duró más de una década.

En 2016 colabora, de una manera altruista, con SEaO/BirdLife narrando los 28 capítulos sobre la Red Natura 2000, serie documental que fue emitida los sábados en la sobremesa de La 2.

Durante estos ha publicado varios libros: Hablar por hablar. Historias de madrugada (2004); Sin ti. Cuatro miradas desde la ausencia (2006); La vida imaginaria Finalista Premio Planeta 2012. y Los días felices (2017).

Las palabras de la periodista y escritora Mara Torres para los escritores solidarios de Cinco Palabras son las siguientes:

Gemelas
Bandeja
Intuición
Puerto
Fantasía

Normas de CINCO PALABRAS para escribir un relato solidario:

1-. Extensión máxima 100 palabras.
2-. No se cambiará la posición de las palabras.
3-. No se modificará el género ni el número de las palabras proporcionadas.

*Por favor, revisad ortografía antes de publicarlo.
*Se eliminarán los relatos que no cumplan las normas.


(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 10€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

BANKIA

IBAN ES22 2038 2463 2460 0037 9336

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincopalabras.com

JUNTOS VENCEREMOS AL CORONAVIRUS

Mar Olayo ha estado editando videos de los relatos con los audios que ha recibido de los escritores solidarios, para que los pacientes de los hospitales y las personas confinadas que no pudieran leer, los pudieran escuchar en las voces de sus autores. Por esta razón se creó en Youtube la página ´JUNTOS VENCEREMOS AL CORONAVIRUS´ #ParaTiauquenoteconozco, donde todas las personas pueden compartir los relatos solidarios con aquellos que necesitan un mensaje de esperanza y un remanso de paz en estos dramáticos momentos.

Los relatos solidarios que hemos estado escribiendo en apoyo a los pacientes, a través de la plataforma JUNTOS VENCEREMOS AL CORONAVIRUS, estarán publicados en las REVISTAS DIGITALES de CINCO PALABRAS, para que podáis colaborar comprándolas.

Junto con los relatos enviados a los hospitales, todas las semanas hemos adjuntado nuestros audios del programa de radio MÁS DE UNO, ONDA CERO SIERRA, donde Mónica Rodríguez nos ayuda a difundir nuestros buenos deseos, esperanza y fuerza:

PARA TI AUNQUE NO TE CONOZCO. (Semana 1)

PARA TI AUNQUE NO TE CONOZCO (Semana 2)

PARA TI AUNQUE NO TE CONOZCO (Semana 3)

PARA TI AUNQUE NO TE CONOZCO (Semana 4)

PARA TI AUNQUE NO TE CONOZCO (Semana 5)

PARA TI AUNQUE TE NO CONOZCO (Semana 6)

PARA TI AUNQUE NO TE CONOZCO (Semana 7)

PARA TI AUNQUE NO TE CONOZCO (Semana 8)

PARA TI AUNQUE NO TE CONOZCO (Semana 9)

PARA TI AUNQUE NO TE CONOZCO (Semana 10)

PARA TI AUNQUE NO TE CONOZCO (Semana 11)

CUIDEMOS DE NUESTRO PLANETA AZUL

Toda la información sobre la pandemia la puedes seguir en La Voz de la Sierra que dirige Juan Antonio Tirado.

TERTULIA DE CINCO PALABRAS DESDE EL CONFINAMIENTO CON LOS ESCRITORES SOLIDARIOS

Juan Antonio Tirado, periodista, jefe de Informativos de Onda Cero Sierra y director de La Voz de la Sierra, continúa con la iniciativa de “TERTULIAS SOLIDARIAS DE CINCO PALABRAS”. En esta ocasión contamos con Carmen Quirós (Asociación Síndrome de Marfán), Aurora González (Batacuellos), Rosa Aznar (Síndrome de Williams), Vicente Alonso Fogué 'Titón' (Sepla Ayuda) y Adriana Llorca y Carlos López (Alas al campo).

Juan Antonio Tirado, periodista, jefe de informativos de Onda Cero Sierra y Director de La voz de la Sierra, ha comenzado su iniciativa “TERTULIAS SOLIDARIAS de CINCO PALABRAS”, para dar a conocer a los Escritores Solidarios y a todos aquellos que han colaborado en estos siete años de andadura y siguen colaborando.

1ª TERTULIA DE CINCO PALABRAS DESDE EL CONFINAMIENTO 2020

2ª TERTULIA DE CINCO PALABRAS DESDE EL CONFINAMIENTO 2020

3ª TERTULIA DE CINCO PALABRAS DESDE EL CONFINAMIENTO 2020

4ª TERTULIA DE CINCO PALABRAS DESDE EL CONFINAMIENTO 2020

5ª TERTULIA DE CINCO PALABRAS DESDE EL CONFINAMIENTO 2020

6ª TERTULIA DE CINCO PALABRAS DESDE EL CONFINAMIENTO 2020

7ª TERTULIA DE CINCO PALABRAS DESDE EL CONFINAMIENTO 2020

8ª TERTULIA DE CINCO PALABRAS DESDE EL CONFINAMIENTO 2020

9ª TERTULIA DE CINCO PALABRAS DESDE EL CONFINAMIENTO 2020

PROLOGUISTA DE JUNIO

CLARA CHACÓN
Actriz.

El prólogo de este mes es de la actriz Clara Chacón, hija de la escritora Inma Chacón, que durante esta cuarentena nos dio Cinco Palabras y además dirigió y difundió un un video en apoyo a las mujeres maltratadas bajo el título: Mi nombre.

CAUSAS DEL MES DE JUNIO

Llegamos al mes de Junio en medio de la desescalada desigual en toda España, para ir poco a poco viendo cómo se consume el coronavirus. Y aquí tenemos nuestras causas del mes:

ALAS AL CAMPO (Madrid)
SONRISAS DE COMIDA (Pamplona, Navarra)
LOS PANES Y LOS PECES (Collado Villalba, Madrid)

LA AYUDA DE CINCO PALABRAS DURANTE LA CRÍSIS SANITARIA DEL CORONAVIRUS

Desde Cinco Palabras seguimos luchando por aquellos que más lo necesitan en los hospitales, residencias de mayores... JUNTOS VENCEREMOS AL CORONAVIRUS #COVID19. Continuamos enviando pantallas de protección, fabricadas por HENBEA, empresa de juguetes educativos en Moralzarzal, sin cobrar la mano de obras, solo el coste del material, 3€ por máscara.

Hemos enviado más de 1000 máscaras a diferentes destinos: IFEMA, Hospital Gregorio Marañón y otros hospitales, Centros de salud y Residencias de Mayores de toda España, incluso a Alemania.

Para colaborar, aquí tenéis la cuenta de banco: ASOCIACIÓN CINCO PALABRAS Asunto: Máscaras contra el coronavirus BANKIA: IBAN ES22 2038 2463 2460 0037 9336

Con los relatos y los audios de los escritores solidarios que estamos recibiendo estos días, estamos editando videos destinados a las personas que no puedan leerlos, pero sí escucharlos en las voces de sus autores. Por esta razón ha creado en Youtube la página ´JUNTOS VENCEREMOS AL CORONAVIRUS´ #ParaTiauquenoteconozco, donde todas las personas pueden compartir los relatos solidarios a quienes lo necesitan en estos dramáticos momentos.

CINCO PALABRAS colaborar allí donde se necesita. Ha enviado pañales a la Asociación LO VIVES MEJOR, con la ayuda de Protección Civil de Colmenarejo y Cobeña.

Los concejales de Colmenarejo Montse Palazón y Juan Fernando López Sevillano, a través de Protección Civil, nos ayudaron a enviar antifaces y zapatillas para los pacientes del coronavirus en IFEMA.


CUIDEMOS DE NUESTRO PLANETA AZUL

7º Aniversario de Cinco Palabras

Para cualquier sugerencia: contacto@cincopalabras.com

47 comentarios sobre “ESCRIBE TU RELATO DEL MES DE JUNIO (IV): MARA TORRES, PERIODISTA @maratorres_ @ElFaroSER”

  1. Hubo el tiempo de las gemelas.

    Un tiempo en que cualquier estudiante dudó, en el comedor, de si su bandeja estaba frente a una o frente a la otra. Pero…

    Había un chico bastante corriente que, guiado por sus ojos, su inteligencia o… quizás su intuición, sabía diferenciarlas.

    “¡El mar golpea el puerto levantando las olas! Todas iguales para un turista pero… ¡no para un marinero! – decía su abuelo – El mar guarda en cada ola muchos secretos, una puede salvar a alguien, otra llevarle muy lejos”

    ¿Fantasía? ¿Realidad? Quién sabe…

    Pero aquel chico bastante corriente, podía diferenciar…

    A su primer amor.

  2. Dos nubes gemelas bracean en sentido opuesto, como si un aspirador colocado en el punto medio hiciera vacío ¿Chocarán?

    Abajo, una bandeja de abolladuras azules, expele rabias de espuma.

    Dos agoreras: una a la que llaman intuición, serpentea con seguridad fanfarrona, por entre hojas de chopos; la otra, miedosa, ansía esperanzas entre brumas, posible espejismo de nácar,le aventuro un nombre, con dudas ¿Puerto?

    Ahora, unas legañas, comentan: “Es fantasía”.
    Bueno y qué, respondo.

    ¡Vaya! Cuando ya tenía escogido los exteriores, un vendedor de telefonía, así, sin más, ha dejado abierto esto a miles de historias.

  3. Sorpresa. Nueva Normalidad – Día 99, 21 de junio

    Almas GEMELAS, no exactamente, eran mellizas y llevaban casi cien días separadas y sin poder verse más que a través del teléfono y ordenador. A las seis de la tarde Mara comprobó la BANDEJA de entrada de su correo. Su INTUICIÓN le decía que tendría buenas nuevas de Ana.
    Leyó el mensaje hasta gastarlo: “Querida hermana, voy a reencontrarme contigo. Viajo en coche y llegaré el próximo domingo 28 de junio al PUERTO de Santa María. Cuando esté llegando te telefonearé para que me recojas. Un beso enorme, Ana”.
    La FANTASÍA se apoderó de Mara proyectando mil planes para ellas.

  4. Respetando las normas del local, deposito a mis gemelas en la bandeja que John media cara me ofrece.
    No me gusta separarme de mis dos imponentes Colt 45. Cuando cantan, la intuición te dice que te tires al suelo.
    El lema del restaurante “Los Muelles” en el puerto de Chicago dice ” todo el mundo tiene derecho a disfrutar de la comida y del espectáculo”.
    Es un lugar neutral y hay que dejar fuera rencillas y cuentas pendientes si quieres regresar a casa, no toleran la más mínima pelea.
    Hoy actuan Fantasía Show, espero sean buenos. A veces pienso que nos desarman para que no disparemos a los músicos.

  5. DELICATESSEN
    No hay dos palabras gemelas; sinónimas tal vez, pero no iguales. El diccionario es como una bandeja colmada de delicatessen, o como un bazar de golosinas. A menudo cuesta decidirse por una de ellas. La más atractiva no es siempre la más sabrosa, ni la más grande tampoco es la que más deleita. Seamos exigentes con el vocabulario que elegimos para nuestros relatos. Puestos a elegir entre “intuición” o “presentimiento”, para llegar a buen puerto, siempre me decanto por la volátil profundidad de “fantasía”.

  6. María fue el primer temblor de piernas, mi primer beso y el primer polvo.
    Era una diosa con el castigo de vivir una vida entre mortales.
    Atributos como un torso perfecto, pechos ardientes, nalgas gemelas e inteligencia infinita la delataban.

    Ella sabía qué hacer con cada instante de mi vida y aquello me enloqueció. Lo tenía todo en bandeja y yo, cegado por tanta belleza, no me había dado cuenta.

    Caí presa de su intuición y de su inteligencia. Fue breve, pero provocó un viaje hormonal sin puerto ni ancla al que volver.
    María significa “la elegida”. ¿Coincidencia o fantasía?

  7. Ana y Alicia eran gemelas pero no se conocían porque fueron separadas al nacer. El padre se llevó a Ana y la madre a Alicia. No se soportaban y el hecho de tener dos chicas les puso en bandeja una solución salomónica. Ambas tenían la intuición de que no eran hijas únicas, siempre hay una foto escondida, un comentario escuchado a una vecina entre visillos. Atracaron por casualidad en el puerto de Formentera el mismo día y a la misma hora, cumplían veinte años y pudieron descartar que ese sentimiento de no estar sola en el mundo fuese mera fantasía.

  8. VACACIONES INOLVIDABLES

    —Mañana vienen las gemelas —me dijo mi madre.
    ¡Vaya latazo, como todos los veranos! Eran hijas de una prima de ella. Había que llevarlas en bandeja, que venían de la gran ciudad. No las soportaba. Yo era el encargado de que se divirtieran en nuestro pequeño pueblo costero.
    Mi intuición me dijo que este año se iba a liar alguna sonada y no se equivocó. Fuimos a recogerlas al Puerto. Conforme bajaban las escalerillas, pude apreciar la metamorfosis que habían experimentado. Ahora tenían curvas y no parecían niñas. Mi fantasía se desbocó después de besar sus mejillas duplicadas.

  9. A Titón

    Tras años sin verse, le propuso a su hermana un juego para comprobar eso que llevan oyendo desde pequeñitas por ser Gemelas.

    En la Bandeja de entrada del correo de cada una entró un mensaje enviado por la otra con un lugar donde reencontrarse.

    Su mera Intuición femenina les decía que sería el mismo sin necesidad de abrirlo.

    “Sólo los que vuelan alguna vez saben por qué cantan los pájaros.”

    Amaban esas palabras, eran lo más bonito que habían oído nunca, así que sabían que no iba a ser un Puerto de mar.

    Su Fantasía había sido siempre tener alas para descubrirlo.

    Ahora ya podían.

  10. SUEÑOS ALCANZADOS
    Contempló sus manos con detenimiento: eras gemelas. Casi iguales, pero con sutiles diferencias que las hacían únicas. Habían sido ellas, unidas a su tesón, las que le habían proporcionado aquella oportunidad laboral. Con la izquierda colocó la servilleta sobre el antebrazo, con la derecha, sujetó la bandeja. La intuición le decía que, por fin, había amarrado en buen puerto.
    Empujó con la cadera la puerta batiente de la cocina y salió a atender a la más selecta clientela. Decidida a hacer realidad la fantasía de ayudar a los demás, empezó a servir la cena a los ancianos de la residencia.

    1. Fueron dos vidas gemelas a una milla de distancia; dos penas servidas en bandeja de plata, una mistura de dulce amargura con una pizca de sal.
      Sobrevivían gracias a la intuición; era lo que les hacía seguir hacia delante cada día.
      Los dos soñaban en encontrase con ese puerto en que partirían hacia su nube azul de casitas rojas y cálido fuego, en el que ya no habría sitio para la pena y ni para la amargura.
      Pasaron los días, los meses y los años y seguían esperando.
      Pero ¿y si tal vez, fue una fantasía envuelta en un halo de esperanza?

  11. VISITAS DEL OTRO LADO

    Cada noche dos niñas gemelas aparecían jugando al fondo del oscuro pasillo. Cuando esto acontecía el agua del vaso que tenía sobre la bandeja se congelaba de inmediato. Aquella noche no sucedió, y su intuición le llevó a pensar que esa jornada no acabaría en buen puerto. Agarró el bastón y salió al pasillo. Todo seguía igual, en silencio.
    Una fuerte punzada en el pecho le obligó a encogerse hasta apoyar sus rodillas en el suelo. De regreso a la habitación pudo ver cómo se congelaba el agua en su presencia. No era una fantasía, su ritmo cardíaco había desaparecido.

  12. La certeza y la duda…

    Son hermanas gemelas,
    al nacer, separadas,
    que agobiadas se sirven
    de la misma bandeja.

    Allí donde una deja
    su pregunta insistente…
    segura y elocuente,
    da, la otra, respuesta.

    ¿Sorpresa?¿Erudición?
    ¿Teoría? ¿Experiencia?
    ¿Lo explicará la ciencia?
    ¿O tal vez la intuición?

    ¿Se llega al mejor puerto
    con los frutos del huerto
    que aprendió la memoria?
    ¿O gracias al asombro de la historia?

    A veces, las hermanas
    (la duda y la certeza),
    construyen soluciones
    compartiendo destrezas.

    Y ese único día
    escuchan sus versiones
    delante de una aliada
    que cree en la utopía:
    la alada y bienvenida fantasía.

  13. Desde muy pequeña le dijeron que su tío y ella eran almas gemelas. Que tenían el mismo humor absurdo y la misma locura inconveniente. Esta torpe disuasión le sirvió en bandeja su desobediencia.

    Nunca perdió de vista la estela de su tío. Viajó como él por medio mundo, dejándose llevar por la intuición y por el arte. El puerto en el que atracaba siempre era una mezcla de incertidumbre y fantasía.

    Ayer, en su cuarenta cumpleaños, sintió un escalofrío. Supo que su tío había muerto. Abrió el whatsapp. Se lo confirmó él mismo con un mensaje de voz.

  14. DECLARACIÓN

    Lo convencí para alquilar un apartamento en la costa. Aquella tarde llené dos copas gemelas con su vino favorito y las llevé en una bandeja a la terraza. Mi intuición me decía que podíamos reavivar la llama del amor. Por eso, cuando bajamos a dar un paseo por el puerto y él rechazó mi mano, comprendí que todo era producto de mi fantasía. Me vi abocada a largos años de rutina y desencuentros. No pude evitarlo. Lo empujé al agua.
    Cualquiera que supiera nadar se habría salvado. Es la tercera vez que se lo repito, inspector.

  15. Me lo contó mi hermana. No éramos GEMELAS a pesar de parecernos mucho. Dejó la BANDEJA en la mesita del salón, olía a café, aroma de hogar. Mi INTUICIÓN me dijo que iba para largo, me aposenté en el salón esperando su retahíla de palabras acompañadas de sus golpecitos en mi brazo, conseguía amoratármelo en su afán por captar mi atención. Mi mente seguía lejos en un PUERTO lejano donde olía a sal, donde podía soñar despierta… dormida… Ese lugar donde la FANTASÍA escapaba de los barrotes que la oprimían: mi hogar, el lugar donde vivía.-

    1. ¡Cómo me gusta el oasis de palmeras de Fataga!
      Allí encuentro las palmeras gemelas que presiden el lugar.
      El pueblo con sus casas blancas,sus flores de colores y miradores te ponen en bandeja la imaginación.
      La intuición te hace recorrer sus calles y caminos pensando en sus artesanas que tejen redes para el puerto,crean encajes de fantasía y muelen millo.
      Y acabas llegando al mirador desde dónde ves Maspalomas por un lado y por el otro el Barranco de Fataga con su Valle de Las Mil Palmeras…

  16. Desde lo alto del faro olvidé que las gemelas me estaban esperando para la celebración. Había sido un día intenso desde por la mañana, cuando llegó el primer correo a la bandeja de entrada con la resolución positiva del registro que tanto esperábamos.
    Al caer la tarde la intuición me decía que tomara un respiro, así que no lo dudé y tomé la carretera de la bahía en dirección al puerto, sabía que la brisa marina me despeinaría y eso era exactamente lo que necesitaba, volver a sentir y a disfrutar de las cosas pequeñas, que más que fantasía son una realidad.

  17. Nadie sabía que escondían aquellas gemelas tan iguales y enigmáticas.Cuando se acercaban con su bandeja de bebidas al asiento del pasajero hacia falta una buena dosis de intuición para distinguirlas.Jugaban a confundir.Solo cuando el Ferry llegó a puerto me di cuenta de que todo era una fantasía me había tomado cuatro gin tónic para evitar el pánico que me produce los viajes en barco.

  18. El encontrar a aquellas dos gemelas en la fiesta, fue como si nos hubiesen servido nuestro mayor sueño en bandeja. Toda una vida juntos, aquella noche no sé como tuvimos la intuición de bajar y recorrer las discotecas nuevamente del puerto, esa noche por primera vez, pudimos entrar a la disco “Fantasía”.
    Manuel una vez dentro desapareció, tiene una habilidad para soltarse de mi silla y más cuando ve a chicas guapas.
    En un momento me encontré con una morenaza en medio de la pista y cuando empezó una nueva canción, empezamos a bailar juntos, por primera vez estaba bailando

  19. Nadie hubiera imaginado que del confinamiento de los sueños nacerían millones de almas gemelas. Desmentidos los sueños materiales en bandeja de plata, la intuición irrumpió con fuerza, abriendo una ventana con vistas a un puerto final. En él, la libertad y el respeto volaban como aves solidarias entre nubes de esperanza. Contraatacaron desechos plastificados contra el alma de la tierra y los mares, pero el proceso era irreversible. Una nueva revolución derrocó la avaricia cuando el primer soplo de aire fresco se convirtió en la mejor fantasía colectiva.

  20. DISTINTO
    Se podría decir que son gemelas las avenidas de las grandes ciudades o los caminos de los pequeños pueblos. Poco a poco se van poblando de personas con responsabilidad y algún temor. También están los descerebrados. La bandeja de mensajes, me recuerda constantemente que hay que tener prudencia, en voz de los que se preocupan por mí y de sus allegados. Es intuición y mucho cariño lo que expresan, deseando que todo llegue a buen puerto, con el anhelo de quitarnos del subconsciente, esas imágenes recientes de película de fantasía, que tanto nos ha desconcertado y ha cambiado nuestras vidas.

  21. DECIR ADIÓS
    En la habitación del fondo las camas gemelas estaban deshechas; también la que fue del abuelo. Sobre el escritorio una bandeja azul con restos del desayuno indicaba que Guille había salido apresuradamente. Tuve una intuición. Me dirigí al puerto. Cerca del faro vislumbré su pequeña silueta sobre las rocas. Fui acercándome y vi como sonreía mirando a su izquierda. Hablaba sólo; intenté escucharle.
    -Comprendo que tengas que marcharte, abuelo, pero vamos a pescar juntos una última vez.
    La fantasía ayudó a mi hermano a fabular esa despedida que no habíamos tenido. Sonreí también y deseé ser como él.

  22. Hace dos semanas que habían nacido las gemelas y todas las noches nos turnábamos su madre y yo para calmar sus llantos en dolby surround. Era caótico y a la vez cómico verme con ellas en brazos escupiendo sus chupetes al suelo, que minutos antes había dejado esterilizados en una bandeja.

    Entonces tuve una intuición…..encendí la radio y ahí estaba Mara torres con su Faro, para llevarnos a buen puerto.

    Súbitamente la realidad se entornó fantasía y mis niñas se quedaron dormiditas. Belén musito entre dientes un “gracias amor” y entonces, comprendí lo importante que es tener un faro en la vida

  23. Marta dey Melisa eran dos jóvenes GEMELAS.
    Marta estaba a cargo de la cocina y Melisa se ocupaba de las mesas.
    Marta tenía la INTUICIÓN de que aquel trabajo en la taberna del PUERTO no duraría mucho.
    Efectivamente. Un día, un gracioso, le puso la mano a Melisa en salva sea la parte, y en ella hecha un basilisco, le estrelló la BANDEJA en la cabeza. Sonó como un ¡¡ Gonnnnng !!.
    Salieron de allí muertas de risa.Caminaron hacia la estación seguras de que un tren las llevaría a ese mundo de FANTASÍA que siempre habían soñado y que tanto ansiaban encontrar.

  24. Por fin llegó el verano, aunque con inseguridades hemos sacado los billetes y pensamos quedar en la playa. ¡Qué ganas de poder disfrutar del aire y el mar! y sobretodo de reencontrarme con las chicas. Somos almas gemelas que han estado demasiados días separadas. Me imagino en la terraza de Pilar sentada mientras ella trae esa bandeja de mojitos tan ricos. Tengo la intuición de que Susana llegará con alguna sorpresa que contarnos de su último viaje al puerto de Cádiz, y Annabel como siempre, será el torbellino que nos llene con besos y risas sus historias llenas de fantasía.

  25. Final del confinamiento, inicio de la nueva normalidad. Tenemos ganas de salir a comernos el mundo, a recuperar tiempo perdido.
    Pero, cuidado, la enfermedad sigue ahí, agazapada, al acecho, demasiado cercana, Ojalá las almas gemelas fuesen tan fáciles de encontrar.
    No olvidemos que si nos ofrecen algo en bandeja de plata, es para cegarnos con su brillo, la intuición es nuestra mejor consejera y nos llevará a buen puerto.
    Aunque pretendan hacernos creer que vivimos en el país de fantasía, el Covid se cobra su tributo todos los días.
    Por favor, tened cuidado, tened precaución y responsabilidad.
    No bajéis la guardia.

  26. La bondad y la amabilidad siempre han ido de la mano.
    Si, así de parecidas, como dos almas gemelas,
    que acuden y ofrecen en bandeja su bálsamo precioso.
    Guiadas por la intuición de saber cuando hay necesidad, llegan a puerto seguro, llevando alivio y bendición.
    Y no son fantasía ni producto de la imaginación,
    sino Frutos del Espíritu, que Dios pone en el corazón.
    Eficaces sanadoras de heridas.
    Cuánto bien hacen a la creación!

  27. (A Mario Puzo – “Los tontos mueren”… y a quién me permitió leerlo)

    Almas gemelas no siempre sonríen,
    y aún cuando crean ir juntas no mueven
    un futuro en conjunto; ambas temen
    esa bandeja de amor que se enfríe.

    Y ante el miedo a una esperanza que se amplíe,
    tu intuición ha decidido que se quemen
    alma y corazón del tonto, que aún te quiere,
    quién frente al desprecio, ser colilla ansíe.

    No habrá rencor en los ojos que te miren,
    ni mujer en cada puerto que me alteren
    sentimientos, fantasía, ni que enfríen

    amor, odio y deseo que me mueven…

    Así, casi siempre, las más listas ríen,
    y, habitualmente, los más tontos mueren.

    J. Bris

  28. DICHOSA CABEZA
    Al nacer las gemelas, a su madre le parecieron preciosas. Cuando cumplieron quince años, les hizo una foto que puso al lado de la bandeja de las llaves. Dos días después una de ellas fue operada de urgencia. Su madre tuvo la intuición de que algo saldría mal. Así fue, la operación no llegó a buen puerto. Desde aquel fatídico día su madre se eclipsó. Su fantasía se desbocó y nunca volvió a la realidad.
    Junto a su sillón dispusieron un espejo. Cuando su otra hija se reflejaba, creía que veía a las dos y entonces sonreía.

    1. El legado

      “Que tu mano izquierda no sepa lo que hace la derecha -versaba el abuelo- aún cuando ambas son gemelas y regrese a cada una de ellas lo que la otra toma o da”. Ella siempre añadía en la bandeja de alimentos algún extra más. A veces una tarta casera, otras una cesta con fruta fresca. La sonrisa, cada vez más amplia, con que la recibían, alentaba su intuición. Si oía niños traía juguetes, si hacía frío una manta para el sofá. Todo llegaba a buen puerto en aquel mundo de magia y fantasía que, poco a poco, creaba la realidad.

  29. Somos gemelas. Fuimos de vacaciones en un crucero, rumbo costas africanas.
    A bordo nos obsequiaron con una bienvenida de con ricos canapés.
    En el centro del recibidor, había una gran bandeja con fruta mediterránea y tropical.
    Después de reposa en nuestro camarotes, paseamos por cubierta. Abordo, 5000 pasajeros.
    La intuición nos decía que nos íbamos a encontrar con alguien conocido.
    Dos días antes de tocar puerto africano, fuimos invitadas en la mesa del capitán. ¡Sorpresa! Era un antiguo novio de mi hermana de hacía una década.
    Ni estando juntas nos diferenciaban. La velada fue amena y el espectáculo lleno de fantasía.

  30. Andaban por separado entre las páginas del diccionario.
    Un día un provecto académico tuvo la feliz idea de emparejarlas, y así, unidas como inseparables gemelas, las presentó al Consejo.
    Las acompañó de un extenso documento que sirvió en bandeja las bondades que las adornaban cuando se complementaban, cualidades que la intuición del erudito fue dictándole hasta conseguir tan magnífico resultado.
    Tras varias intentonas llegó con éxito a buen puerto y supo que ambas, yendo unidas, provocarían la fantasía en chicos y grandes.
    Todos aceptaron la propuesta y desde entonces, siempre que se pronuncian juntas, “algodón” y “azúcar” provocan dulces sonrisas.

  31. ANA Y CLARA

    El óleo de las gemelas presidía el salón. La familia, cada vez que pasaba ante ellas, se santiguaba inclinando la cabeza. Bajo el cuadro imponente, una bandeja de plata exponía sendos rizos rubios sujetos por un lazo azul. Eran tratados como reliquias de dos santas.
    Llegué contratada para catalogar fondos antiguos de la biblioteca, pero mi intuición me preparó para mucho más. Siempre me han llevado a buen puerto sus impulsos.
    Entre las páginas de una biblia incunable encontré una carta con esta despedida:
    “Nos entristece avergonzaros. Necesitamos ser libres para vivir y amar. No queremos morir sin fantasía”.

  32. INSEPARABLES

    Cuando el Pastor le dijo que la tendría por fiel compañera, que en lo sucesivo transitaría con ella la vida, como si fuesen hermanas gemelas… Ella, la aceptó con amor, con honra, como si le fuese servida en bandeja de plata. Su intuición le asomaba, que su ahora hermana, la conduciría siempre a puerto seguro.
    Parece, irracional, ilógico, y hasta fantasía; pero desde entonces, ella: “Sabiduría” y su humilde hermana: “Pura Simplicidad”, caminan de la mano, pacientes, gozosas, ¡inseparables!

  33. ¿Historia, o leyenda?

    A la velocidad de la luz, llegaron a nuestro planeta, miles de partículas de polvo entre las que se escondían las Bacillus subtilis en plena esporulación.
    Las esporas gemelas se dejaron llevar por un suave viento que las depositaría en el lugar idóneo para su desarrollo y eligieron la bandeja de plata que llevaba la cabeza de Juan, para quedarse a la espera.
    La intuición de Salomé le advirtió que algo raro se fraguaba con aquella cabeza y decidió enterrarla.
    Después de dos mil años, tras arduas excavaciones, las células sexuales llegaron a buen puerto.
    La fantasía hizo el resto.

  34. UNA NOCHE EN LA ERA

    Recuerdo con nostalgia las tardes/noches veraniegas, en compañía de mis primos, con permiso del respetable, en la era de mis tíos.

    Alegre cual castañuelas, después de gozar la trilla, mirábamos las estrellas que los mayores decían: aquellas juntas, son las siete cabrillas; el carro, las gemelas, estrella vespertina… Exhausto en la parva, en cama redonda dormía.

    En bandeja de trigo y paja el sueño me sorprendía, abrazado a mi intuición, sin puerto de destino, navegaba sin alas ni motor: Fénix…, Leo…, Sirio…, Orión…

    Final de fantasía. El Lucero del Alba en la parva me dejaba al rayar el nuevo día.

  35. FAMILIA

    Dos almas gemelas
    nacieron del viento,
    y lo espontáneo de su nacimiento
    fue una ofrenda
    qué en prístina bandeja,
    a padres excelsos
    les ofreció la vida.
    En su humilde vivir diario
    hicieron estos padres,
    de la intuición, grandeza,
    de la sonrisa,
    un puerto donde amarrar
    soluciones
    celebrando con fulgores de azucenas
    su descendencia.
    De la enfermedad de sus niñas
    hicieron estos padres
    acopio de normalidad
    y cuna de fantasía,
    Nada queda por decir…
    salvo unirse a sus días y,
    agradecer sus sonrisas.

  36. PARA MAR
    Ni monocigóticas ni univitelinas, pero gemelas. ¿Nacisteis el mismo día?: No, no. Entonces, ¿cómo podéis serlo? Esa pregunta me la pones en bandeja. Cuando duermes tu niñez al lado de tu hermana. Cuando haces tuyas sus preocupaciones. Cuando por intuición sabes lo que piensa o siente. Cuando respetas que sus decisiones no lleguen a buen puerto, aunque te preguntó cómo tomarlas. Cuando, sin ganas, ríe tus chistes y tu aplaudes su fantasía más descalabrada. Cuando un enfado termina siempre en reconciliación. Cuando la amistad es inquebrantable imponiéndose el respeto…. ¡ay querida mía! Esos son lazos que no se rompen fácilmente.

  37. Rodeada del arte más sublime, doy gracias al universo por la oportunidad que me ha brindado.
    Almas gemelas ante un altar.
    Pensando en mis padres sigo agradeciendo que nos hayan inculcado el amor por la música. Con los primeros acordes, la voz de Almudena, reflejo de esfuerzo, constancia y pasión, vuela en bandeja de porcelana entre los feligreses, invitándolos a degustar la dulzura de su timbre y descubrir la intuición de lo auténtico.
    Amarrándome al velo de tu armonía, me dejo llevar a buen puerto. El fulgor de los aplausos refleja una fantasía hecha realidad: cantar a tu lado, hermana.

  38. La diosa

    Cuelgan perfectas del árbol, cerezas gemelas, rojas de lujuria y ávidas de tocar mis labios. Soy una diosa en busca de ornatos y con fruición las deposito en la bandeja de plata que traje desde el Olimpo. La luz del mediodía despliega sobre los campos un manto cegador donde las cigarras explotan en cantos de alabanza al verano. La intuición me dice que tras la vaguada rebosante de olivos hallaré un puerto donde tal vez Ulises me invite a navegar hasta Ítaca para satisfacer mi hambre de aventuras y fantasía. Soy una diosa pero también soy una mujer.

  39. EL CORREO ELECTRÓNICO

    Siempre fuimos almas gemelas. Por eso, no me extraño que cuando pensaba en él apareciese un correo suyo en mi bandeja de entrada. Aunque, me sorprendió bastante, mi intuición me hizo ver que era imposible. Entre nosotros, todo terminó hace diez años. Recuerdo, que la última vez que lo vi fue aquella noche en el puerto. Para asegurarme que no estaba loca y que todo era producto de mi fantasía, abrí el cajón y cogí el recorte de periódico. Allí ponía claro: «ENCONTRADO EL CADAVER DE UN HOMBRE ENTRE LAS ROCAS DEL ESPIGÓN». Menos mal. Estaba segura de que lo vi caer cuando lo empujé.

  40. EL CORREO ELECTRÓNICO

    Siempre fuimos almas gemelas. Por eso, no me extraño que cuando pensaba en él apareciese un correo suyo en mi bandeja de entrada. Aunque, me sorprendió bastante, mi intuición me hizo ver que era imposible. Entre nosotros, todo terminó hace diez años. Recuerdo, que la última vez que lo vi fue aquella noche en el puerto. Para asegurarme que no estaba loca y que todo era producto de mi fantasía, abrí el cajón y cogí el recorte de periódico. Allí ponía claro: «ENCONTRADO EL CADAVER DE UN HOMBRE ENTRE LAS ROCAS DEL ESPIGÓN». Menos mal. Estaba segura de que lo vi caer cuando lo empujé.

  41. Donde comienza el acantilado, el agua golpeaba sobre el malecón, saltando espuma, y las olas rompen con fuerza.
    En la playa la arena recibe el agua con tranquilidad y parsimonia. David y Luis construyen un castillo de arena, hasta ponen una rama como si fuera un árbol en el centro. Otros amigos les ayudan a completarlo, formando un grupo con mucha empatía, y ahora el agua del mar recorre totalmente el castillo de arena, la unión hace la fuerza.
    Se ponen todos a correr alrededor, y dejan los libros de los deberes aparcados debajo de la sombrilla.

Escribe tu relato