ESCRIBE TU RELATO DE Abril (III): equipo de @radioXXII

En la tercera semana del mes de abril, tenemos las palabras del equipo de Manos a la obra de Radio XXII. Este es un programa radiofónico en el que le dan voz a las organizaciones sociales del tercer sector de toda España, está presentado por Rafa Conejo, y parte de programa se lo dedicó a Cinco Palabras haciendo una entrevista a nuestra presidenta, Mar Olayo.

Cinco Palabras en Radio XXII

en el programa 'Manos a la Obra'

Rafa Conejo

RADIO XXII es una apuesta de Radio online para difundir y dar a conocer las tareas que realizan las organizaciones sociales de todo el territorio español y de todos los sectores. Nacieron con la pretensión de generar conocimiento, intercambio y debate sobre la acción para el cambio social, pero también con la idea de potenciar a las organizaciones sociales dando voz a las personas que trabajan en ellas para conocer su labor.

RADIO XXII, es un proyecto impulsado por la ONGD Paz y Desarrollo en el cumplimento de su 25 aniversario y está apoyado por decenas de personas voluntarias que aportan su granito de arena para formar una gran montaña de ilusión por construir un mundo mejor, más libre y más solidario.

Éstas fueron las Cinco Palabras de Rafa Conejo de Radio XXII y los responsables de Onda Palmera que es otra radio social de Córdoba, para nuestros escritores solidarios:

MAR
DIVERSIDAD
INCLUSIÓN
LIBERTAD
ALMA

CasaRM_Barcelona_logo

La causa del mes de abril es 'La Casa Ronald McDonald Barcelona'.

Imagina que tu hijo/a tiene una enfermedad grave y que en tu ciudad no existe el tratamiento que necesita y os mandan a Barcelona. Imagina que tienes que estar en el hospital, o cerca de él durante varios meses.

¿Dónde vas a vivir? ¿Cuánto va a costar? ¿Cómo lo vas a hacer?

En la Casa Ronald McDonald Barcelona (un proyecto de la Fundación Infantil Ronald McDonald) ofrecemos alojamiento gratuito a familias que vienen a la ciudad con un hijo/a con una enfermedad grave para ser tratado en los hospitales de referencia.

Disponemos de 15 habitaciones familiares, cocinas y espacios comunes, zonas lúdicas y aparcamiento, para que los padres y madres sólo tengan que preocuparse de lo importante: estar al lado de sus hijos/as ayudándolos a vencer su enfermedad.

Nuestra Casa influye positivamente en la recuperación de los niños y niñas, ya que les proporciona una residencia en la que poder llevar una vida familiar lo más normalizada posible, olvidándose por momentos de los tratamientos, jugando con otros niños y disfrutando de su infancia. Porque en esta Casa no tenemos enfermos, tenemos niños y niñas.

Desde el año 2002 hemos atendido a más de 4000 familias de todo el mundo ofreciéndoles un hogar fuera del hogar cuando más lo necesitaban.

El regalo de la cotidianidad es nuestra principal misión porque pensamos que, para un niño hospitalizado, tener a sus padres cerca es una parte importante de su recuperación. Con ese objetivo, desde 1997 en España, la Fundación Infantil Ronald McDonald se ocupa de construir y mantener hogares ubicados cerca de los mejores hospitales pediátricos del país: las Casas Ronald McDonald. Y también, desde el año 2018, las Salas Familiares Ronald McDonald dentro de los hospitales, que ofrecen la oportunidad de cuidar de sus hijos/as hospitalizados de forma más fácil en un ambiente más cálido que el que ofrece el hospital.

El prólogo es de Xenia Rambla, la escritora de Puerto de Sagunto que quedó finalista del Premio Planeta 2018.

xeniarambla3
Xenia Rambla junto al ganador del Premio Planeta 2018, Santiago Posteguillo.

Nuestra prologuista de este mes es una escritora del Puerto de Sagunto (Valencia, España). Xenia Rambla, finalista del Premio Planeta de 2018 con su novela 'Mate', una obra donde se narran dos historias paralelas: una de ellas transcurre en Valencia durante el siglo XVI y la trama gira en torno a la desaparición de un incunable, mientras que la segunda parte del hospital Mount Sinaí en Nueva York, con una historia de intriga protagonizada por una neurobióloga y un arqueólogo que recorrerán el Vaticano y Paris hasta llegar a Valencia el siglo XXI y al final ambas tramas se entrecruzan. Según la autora esta novela es un thriller histórico, "con parte de novela negra, toques dramáticos, y ciertas dosis de cultura. Tipo best seller, trepidante, pero con diálogos y prosa poéticos en ocasiones. En otras novelas soy más versátil, desarrollo otros registros, sobre todo el psicológico, tratando de acercar la narrativa a la escritura emocional".

Xenia Rambla junto al ganador del Premio Planeta 2018, Santiago Posteguillo.

Xenia se define como "una mujer que ama la cultura y el arte casi tanto como mi ciudad. Escribo, pinto, soy actriz amateur, notaria, madre, psicóloga, mediadora, estudiante de historia de arte. Trato de aprender disfrutando y compartiendo todo esto con montones de amigos". Además recuerda que, "desde niña me refugiaba en los libros, escribía cuentos con ilustraciones que grapaba formando cuadernillos. Gané varios concursos literarios (Adena, Cruz Roja, Dupont y otros locales). Tuve dos grandes profesores aquí: Enrique Latorre y luego Ximo Cruz. Hace unos pocos años retomé la escritura con antologías en grupos de escritores: Valencia Escribe, Bibliocafé, Lab. Fui finalista en el Centenario del Olympia y ahora en el premio Planeta. Tengo dos novelas en marcha"

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS

IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138

Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincoplabras.com


29 comentarios sobre “ESCRIBE TU RELATO DE Abril (III): equipo de @radioXXII”

  1. Cuando el mundo dio un vuelco y la mitad de la tierra se hundió, se construyó una casa flotante y se fue a vivir al mar.
    Navegando sobre sus aguas descubrió una gran diversidad de fauna: marina y humana. La primera, le sirvió de alimento, la segunda supuso un conflicto. Tuvo que elegir entre la inclusión en el grupo o la libertad de una existencia en soledad.
    Aunque su alma le pedía lo segundo, el espíritu de supervivencia lo empujó a unirse a los demás.
    Balanceándose al son de las olas, un pueblo nuevo lucha por sobrevivir en constante movimiento.

  2. DESDE EL OTRO LADO

    Cruzando el mar esperamos conseguir una vida mejor. Nos han dicho que en esas tierras hay mucha gente para quienes la diversidad es un factor que enriquece la sociedad y luchan por la inclusión de todos en un mundo de libertad. Ojalá cuando lleguemos nos reciban con los brazos abiertos, y en lugar de mirar nuestro color diferente nos miraran al alma. Ahí seguro que todos somos iguales.

  3. El mar golpea con sus olas al inicio de mi presente, sé que la diversidad de recuerdos viene desde lo más hondo, ¿cómo continuar paseando por la orilla como si no hubiese amado? Como si esa vasta masa de agua no hubiera sido nada para ella ni para mí, ¿sin la inclusión de ese oleaje de recuerdos que viene desde el horizonte olvidar sería construir falsos castillos de arena que el viento se llevara? Hubo una vez en que lo real era mojarse y sentíamos… ¡Una libertad flotando en esas aguas!
    En las que…
    Se ha diluido
    mucho del alma

  4. VOLAR SIN ALAS.

    Era la primera vez que Ana veía el mar.
    Tan inmenso, tan azul, su paz, la bravura de sus olas…
    La diversidad de comentarios que había escuchado era infinita.
    Por fin estaba allí.
    Mientras sentía en sus pies la suave caricia de la arena, recordó su primer viaje a este mismo lugar; aquel día en el que el destino la arrebató sus sueños.
    Cuatro años ha pasado sintiéndose prisionera en su propia cárcel,
    Nunca pensó que tan solo ver el mar, provocara la inclusión del sentimiento de libertad en su Alma atrapada en un cuerpo inmóvil.
    Solo el mar se la pudo devolver.

  5. CADENCIAS

    Así es la vida,
    un mar que se desborda
    en las arenas del tiempo,
    la diversidad de voces
    que se quiebran
    en sus orillas,
    en luminosa lucha
    por la inclusión
    de todas las cadencias,
    por la libertad
    del gemido,
    del llanto,
    de la risa clara
    que habita los altos
    acantilados del alma.

  6. Permiso para vivir.

    Me lleva el oleaje de este mar de días
    a una diversidad de horas.
    Hay minutos sin tiempo
    y vidas sin vida.
    Marginé una mañana
    por ser independiente y única.
    Hora es ya
    de tener un gesto de inclusión con ella.
    En la libertad de ser como eres
    está la diversidad de un mundo pleno…..

    Y recosté mi alma
    en el hombro de una noche de luna llena,
    cuando mis ojos se llenaron de días.

    1. Y la única solución es lanzarse al mar.
      Mientras bocas anhelantes de opulencia, que se llenan con palabras como diversidad e inclusión, lapidan entre velos la libertad de aquellos a los que no les quedan más pertenencia que su propia alma.

  7. LAS BUENAS PERSONAS EXISTEN.

    MAR ; escuchar este nombre es asociarlo a la bondad.
    MAR es la diversidad en el arte,en las gentes, en la cultura, es saber que con ella la inclusión es un derecho.
    Es tener asegurada la libertad para cualquier Alma que se sienta atrapada.
    Mar es MAR con mayúsculas.
    MAR es ….

    Mucho
    Amor
    Repartido

  8. TREGUA

    Mirando al mar recuerda su odisea. Ese éxodo en pos de un lugar en el que la diversidad tenga un hueco. La inclusión de esos sueños sigue siendo una lucha sin tregua. Sentada sobre la arena cierra los ojos un momento. Sigue soñando con la libertad. Algún día, en algún lugar, su alma se reconciliará con su cuerpo.

    MVF ©

  9. LOS MISTERIOS DE LA MAR
    Los pescadores siempre hablan en femenino de la mar. Se sospecha, que por tener con ella una relación emotiva íntima y poderosa. Aunque en la diversidad de los mares, existen también muchas categorías. Unos son más impetuosos, otros más tranquilos. Algunos braman, otros susurran. Las escalas de colores son igualmente diversas, pero todos los azules conocen la inclusión en sus aguas y la libertad de movimiento, tanto en la cercanía de las costas, como en sus profundidades mucho más oscuras y tenebrosas, pero donde habita el silencio. Seguramente allí es donde encuentra su alma el mar.

  10. EL PRECIO

    Nunca tuvo miedo de la suma perfecta y sincronizada de olas bravas rompiendo contra la orilla de ese mar, que era su propia existencia. Cada una en su diversidad golpeó de diferente manera, y todas juntas constituyeron el engranaje y la inclusión de lo que hoy, sería el resultado de sí mismo.
    Siempre peleó por vivir en libertad con el Alma volando sin ataduras; pero fue demasiado lejos poniendo tantos cerrojos que, custodiando esa ansiada sensación, no le permitieron ser parte de nada ni de nadie.
    Ahora, su libertad es tan sólo un espejismo escondiendo toda la soledad que arrastra.

  11. MAR – DIVERSIDAD – INCLUSIÓN – LIBERTAD – ALMA

    Es sabido, según la historia, que el MAR Mediterráneo, ha sido siempre el transito de la diaspora. Todas las etnias viajaban a distintos países y puertos, siendo visible la DIVERSIDAD de la humanidad, activa, he inquietante por ver, descubrir, y mercadea con otros, de países cercanos o lejanos. La INCLUSIÓN, no estaba en el verbo de sus relaciones. Todos gozaban de esa plena LIBERTAD y llegar, tan lejos, como cada cual pudiese, para enriquecer esos contactos sociales, y confraternizando todos con todos, intercambiando, lenguas, cultura, gastronomía y productos autóctonos de sus países.
    El ALMA, de esa sociabilidad; protagonista. El mar.

  12. Flotaba entre tu mar y el mío, una infinita diversidad de dudas. Arrastradas por corrientes embravecidas influidas por el flujo de la luna, de nada nos sirvió la inclusión de metáforas tan brillantes, como los astros que reinaban en la oscuridad de nuestras vidas. Un soplo de libertad nos dejó varados sobre la blanca arena de las playas de nuestras almas. Solo entonces comprendimos la relación entre el tiempo, la vida y las personas.

  13. Cuando ella se acercaba al mar no podía evitar sentir lo mismo. Aunque fueran tan sólo unos instantes, se dejaba llevar por la inmensidad del agua y guiada por esa quietud olvidaba la diversidad del mundo y sus desigualdades. En cualquier otro lugar era incapaz de ignorar su sueño de lograr la inclusión de aquella familia que aquel día de verano tuvo la suerte de conocer. Era ahí, únicamente en ese lugar, cuando se sentía en libertad y podía olvidarlo todo. Todo menos su alma que pronto le recordaba quién era y lo que estaba destinada a lograr.

  14. Cuando por fin él la tocó, un mar de sensaciones sumergió su cuerpo en aquella diversidad de emociones que la paralizaron; la contigua cercanía de aquel cuerpo férreo que la cubría, la intensidad del flujo de sus manos, la respiración declinante sobre su boca, la textura sublevada de su piel contra la de él…engendraron en ella una inclusión categórica sobre la idea de absoluta libertad, desde lo más arcano de su alma.

  15. A orillas del mar acompañado por mi diversidad, quise compartir un proyecto que había salido de una inclusión, de un buen amigo.
    El recuerdo de aquellos días y de aquella experiencia, todavía tiene un aroma agridulce, pese al recuerdo agridulce es una experiencia inolvidable de un momento de mi vida.
    ¿La repetiría? Seguramente… todavía me acuerdo de la sensación de libertad que sentía cuando mis compañeros hacían el esfuerzo para llevarme hasta el acantilado. Un lugar que se ha quedado dentro de mi alma, como un sitio maravilloso que tuve la suerte de disfrutar en aquellos días llenos de recuerdos.

  16. A una…
    El NO es NO y el SÍ es SÍ.
    ¿o es mi silencio aceptación,
    y cuando no lo quiero así,
    o digo NO, clara expresión,
    o por callar, es que asentí,
    Y NO es que NO, más SÍ, no es SÍ?

    No es sólo el mar la única opción,
    si a la montaña desistí.
    Diversidad es mi elección,
    y donde no quise ir no fui.
    Y así excluir, no es inclusión,
    ni al monte NO, es al mar SÍ

    La libertad de mi elección
    ya no radica en NO o en SÍ,
    es suma de alma y corazón,
    de acción y cuerpo el “consentí”.
    Y es funesta interpretación
    la del NO es NO, y sino es un SÍ.
    J. Bris

  17. Isabel

    Nunca vio el mar, pero lo dio por visto. A su alrededor todo ocurría con cansina repetición. La diversidad le molestaba, le distorsionaba. Me exasperaba su conformidad, me enfurecía. Todo en ella era plano. Nunca le vi cantar y jamás aceptó su inclusión en el mundo real. Me miraba incrédula cuando le decía que tenía capada la libertad y se señalaba la frente con el dedo índice, como diciéndome que sólo somos libres en nuestra mente. Displicente y sentenciosa musitaba:
    -Tu qué sabrás… alma de cántaro.

  18. Andiluvios oretanos

    17

    Escatologías

    En un pueblo castellano,
    muy alejado del mar,
    gallinas en el corral
    tenía el tío Salustiano.

    Como baño no tenía,
    al supradicho corral,
    por higiene abdominal,
    para aliviarse acudía.

    Las gallinas esperaban
    la diversidad fecunda
    y aquella pitanza inmunda
    con fruición picoteaban.

    Y hete aquí que la inclusión
    de una colitis artera
    en las tripas, traicionera,
    de Salustiano ocurrió.

    Y así vino a suceder
    que el hombre fue a deponer
    y, en libertad, las gallinas
    alborozaban tras él.

    Con toda el alma, a las claras,
    viéndolas tras él correr
    Salus les dijo: ¡Ay, ignaras,
    hoy os quedáis sin comer
    por no traeros cucharas!”

  19. TAAHIRA

    En el fondo de este mar de plástico duermen diversidad de sueños, como los de Taahira. El día que amaneció sobre la arena de la playa, arrastrada por las olas, creyó que su pesadilla había terminado ya. Pero, tal vez, solo acababa de comenzar. Nunca imaginó que su piel sería una barrera para su inclusión en esta tierra prometida. Y que sus ansias de libertad se apagarían por el simple hecho de ser mujer.
    Desde la tarde, en que su no desesperado fue silenciado por una manada de hienas sedientas de sexo, su alma viaja con el viento de poniente.

  20. MAR ADENTRO

    Se sentía tan segura en su mar que su vida transcurría plácida dejándose mecer por la cadencia de sus mareas. Todo cambió cuando las olas trenzaron silencios de espuma y arrastraron hasta su orilla restos de naufragios. Entre ellos encontró cartas de soñadores que hablaban de diversidad, de inclusión y de libertad. Desconocía el significado de esas palabras, pero debían de ser algo tan valioso como un tesoro si eran tan anheladas.

    Cuando descubrió varados sobre la arena de su playa a aquellos sueños truncados, se le rompió su alma de coral y enmudeció para siempre su canto de sirena.

  21. VERSOS EN EL MAR

    Del mar sus versos necesito,
    sus vaivenes, su ritmo,
    la diversidad de sus caricias,
    la espuma de sus olas
    rompiendo en mi espalda,
    esa inmensidad que regala
    a mi mirada,
    quiero en la pleamar un poema,
    música en sus profundidades,
    la inclusión de la vida
    para los que llegan a la orilla
    de otros lugares
    con frío y hambre,
    necesito versos libres de normas,
    bailando en el aire,
    libertad sonora
    en el alma de mis semejantes.
    Versos de acogida,
    en hospitalarias mareas
    de luz y esperanza.

  22. Tarde de viernes Santo, llueve, sin procesiones, abro el botellero buscando un mar de alcohol, diversidad de botellas vacías me saludan, no es que este en la lista de inclusión de los más borrachos, al contrario, bebo de higos a brevas, aunque no puedo negar que algun día haya buscado el valor y la libertad en el interior de alguna botella, aunque no sea lo habitual hoy vendería mi alma por un gintonic, pero sin lo uno ni lo otro toca cambiar de planes, limpieza y paseo al contenedor de reciclado, al menos la lluvia me refrescara la cara.

  23. UN LUGAR COMO ÉSE

    Un MAR de sentimientos me arrebató la calma. Nunca había tenido la ocasión de visitar un lugar como ése. La DIVERSIDAD era visible y la labor que realizaban cada día era encomiable; la INCLUSIÓN no dejaba lugar a dudas. Sus ojos observaban con curiosidad; yo, estaba algo nerviosa y expectante ante cuál sería su reacción. Eché una ojeada como queriendo adivinar su pensamiento, y entonces, me sentí en completa LIBERTAD para lanzar mis versos al aire.

    No importó el color de su piel, ni el país de donde provenían, la conexión se produjo al instante.

    El ALMA, no hace distinciones

  24. Era un viaje de huida, de escapada, para dejar atrás una etapa. Tal vez el mar abrazaría su nueva vida. La costa hervía de gente, se mezclaba el turismo con la diversidad racial de los ciudadanos. “Somos turistas de la vida y emigrantes que buscan su inclusión”-pensó. Sabía que la libertad la acompañaba siempre, al tiempo que hay que desvelarla, no es gratuita. Su alma contempló la apertura de la bahía, el sol rojo, partido como un guiño, caía descuidado.

  25. En el mar de la antigua plaza de los zares, ahora de los bolcheviques que agachan las cabezas ante Stalin, es medianoche. En Berlín, sitiada y abatida en su diversidad, la bandera de la victoria con la hoz y el martillo del cuerpo de asalto al Reichstag es izada en su cúpula carbonizada con inclusión en el tejado de soldados de artillería del Ejército Rojo y ondea con la pretensión de ser símbolo de libertad, mientras cae la tarde en la vieja ciudad europea herida de muerte y el alma del sol va muriendo como acaba de morir la barbarie.

  26. Llegan las olas del MAR, llega la brisa, llegan pateras desde la otra orilla. Llegan cargadas de DIVERSIDAD de personas que emanan vida.
    Huyen de violencias, de guerras, de enfermedades, de pobrezas, del terror de la oscuridad… de sí mismas.
    Partículas microplásticas que flotan en un Océano de miserias humanas.
    Buscan INCLUSIÓN en la luz, LIBERTAD en la belleza, buscan sanar su ALMA derramando aguas saladas en esta orilla.-

  27. El año avanza vertiginosamente, y, en menos de dos meses entraremos de lleno en el verano.
    Así que, yo empiezo a planificar mis vacaciones. Aunque siento una paz y tranquilidad pasando unos días en la montaña, este año estoy pensando en algo diferente.
    Quiero ir a la playa, quiero ver el mar!
    Poner la sombrilla en medio de la multitud y rodearme de la diversidad cultural de sus gentes.
    Ver cómo la inclusión social nos causa curiosidad sobre sus hábitos.
    Y sabiendo, podremos comprender con libertad su forma de vida.
    Y entender, que todos tenemos un alma que cuidar en nuestro interior

Deja un comentario