ESCRIBE TU RELATO DE Abril (I): @Xenia_Rambla, finalista del Premio Planeta 2018

En la primera semana del mes de abril, comenzamos con las palabras de nuestra prologuista Xenia Rambla, finalista del Premio Planeta 2018 con su novela 'Mate'. Así recuerda nuestra protagonista como se enteró de su posición en el prestigioso premio... "Cuando recibí la noticia, por una llamada de mi amiga y compañera en esta aventura, cierta incredulidad. Luego cuando lo comprobé en la web de Planeta, una intensa emoción y alegría, por ver cumplida una meta y por la palmada en la espalda que supone que haya gustado tu obra en una editorial tan potente y ante tantos competidores, entre los que hay escritores más veteranos". Todo un lujo para nuestros escritores solidarios tener una figura de tal calado.

Éstas fueron las Cinco Palabras de Xenia Rambla, un lujo con su vitola de finalista del Planeta:

IMAGINAR
MADRE
PERDEDOR
VOCES
SUPERNOVA

Nuestra prologuista de este mes es una escritora del Puerto de Sagunto (Valencia, España). Xenia Rambla, finalista del Premio Planeta de 2018 con su novela 'Mate', una obra donde se narran dos historias paralelas: una de ellas transcurre en Valencia durante el siglo XVI y la trama gira en torno a la desaparición de un incunable, mientras que la segunda parte del hospital Mount Sinaí en Nueva York, con una historia de intriga protagonizada por una neurobióloga y un arqueólogo que recorrerán el Vaticano y Paris hasta llegar a Valencia el siglo XXI y al final ambas tramas se entrecruzan. Según la autora esta novela es un thriller histórico, "con parte de novela negra, toques dramáticos, y ciertas dosis de cultura. Tipo best seller, trepidante, pero con diálogos y prosa poéticos en ocasiones. En otras novelas soy más versátil, desarrollo otros registros, sobre todo el psicológico, tratando de acercar la narrativa a la escritura emocional".

xeniarambla3
Xenia Rambla junto al ganador del Premio Planeta 2018, Santiago Posteguillo.

Xenia se define como "una mujer que ama la cultura y el arte casi tanto como mi ciudad. Escribo, pinto, soy actriz amateur, notaria, madre, psicóloga, mediadora, estudiante de historia de arte. Trato de aprender disfrutando y compartiendo todo esto con montones de amigos". Además recuerda que, "desde niña me refugiaba en los libros, escribía cuentos con ilustraciones que grapaba formando cuadernillos. Gané varios concursos literarios (Adena, Cruz Roja, Dupont y otros locales). Tuve dos grandes profesores aquí: Enrique Latorre y luego Ximo Cruz. Hace unos pocos años retomé la escritura con antologías en grupos de escritores: Valencia Escribe, Bibliocafé, Lab. Fui finalista en el Centenario del Olympia y ahora en el premio Planeta. Tengo dos novelas en marcha".

img_6591 2

Durante esta primera semana aún continúa el concurso de camisetas de las Cristy's Team de Colmenarejo (Madrid, España), que finaliza el 6 de abril con la celebración del VI Aniversario de Cinco Palabras en la Cripta de la Catedral de la Almudena. (ver Concurso de Camisetas y participa votando la que más te guste hasta el 6 de abril).

 

CasaRM_Barcelona_logo

La causa del mes de abril es 'La Casa Ronald McDonald Barcelona'.

Imagina que tu hijo/a tiene una enfermedad grave y que en tu ciudad no existe el tratamiento que necesita y os mandan a Barcelona. Imagina que tienes que estar en el hospital, o cerca de él durante varios meses.

¿Dónde vas a vivir? ¿Cuánto va a costar? ¿Cómo lo vas a hacer?

En la Casa Ronald McDonald Barcelona (un proyecto de la Fundación Infantil Ronald McDonald) ofrecemos alojamiento gratuito a familias que vienen a la ciudad con un hijo/a con una enfermedad grave para ser tratado en los hospitales de referencia.

Disponemos de 15 habitaciones familiares, cocinas y espacios comunes, zonas lúdicas y aparcamiento, para que los padres y madres sólo tengan que preocuparse de lo importante: estar al lado de sus hijos/as ayudándolos a vencer su enfermedad.

Nuestra Casa influye positivamente en la recuperación de los niños y niñas, ya que les proporciona una residencia en la que poder llevar una vida familiar lo más normalizada posible, olvidándose por momentos de los tratamientos, jugando con otros niños y disfrutando de su infancia. Porque en esta Casa no tenemos enfermos, tenemos niños y niñas.

Desde el año 2002 hemos atendido a más de 4000 familias de todo el mundo ofreciéndoles un hogar fuera del hogar cuando más lo necesitaban.

El regalo de la cotidianidad es nuestra principal misión porque pensamos que, para un niño hospitalizado, tener a sus padres cerca es una parte importante de su recuperación. Con ese objetivo, desde 1997 en España, la Fundación Infantil Ronald McDonald se ocupa de construir y mantener hogares ubicados cerca de los mejores hospitales pediátricos del país: las Casas Ronald McDonald. Y también, desde el año 2018, las Salas Familiares Ronald McDonald dentro de los hospitales, que ofrecen la oportunidad de cuidar de sus hijos/as hospitalizados de forma más fácil en un ambiente más cálido que el que ofrece el hospital.

IMG_5310

El prólogo es de Xenia Rambla, la escritora de Puerto de Sagunto que quedó finalista del Premio Planeta 2018.

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta WEB pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS

IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138

Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincoplabras.com

Anuncios

32 comentarios sobre “ESCRIBE TU RELATO DE Abril (I): @Xenia_Rambla, finalista del Premio Planeta 2018”

  1. “Reflexiones”
    Nunca me costó imaginar cómo sería ser madre. Adoré esa idea desde muy pronto. Siempre he tenido muchas inquietudes artísticas, me muevo feliz en unas cuantas disciplinas, aunque sigo siendo aprendiz de todo y maestra de nada. Nunca me vi como caballo ganador en nada, pero tampoco perdedor. Con la vida he aprendido a escuchar las voces que me enriquecen y hacer oídos sordos a lo que me perturba. Y sigo esperando el día, en que pueda convertirme en una supernova. La esperanza nunca ha de perderse.

  2. Jamás pude imaginar caer preso en su esclava adición. Libraba la madre de todas las batallas entre renglones. Ella, entre una bruma espesa, se introducía en mis sueños adueñándose de ellos. Cada madrugada, caía exhausto derramando tinta sobre la blanca inmensidad a las órdenes de aquella figura etérea llamada Musa. Fui perdedor millones de veces, nada importaba. Ella emitía sus voces y yo, lacayo perpétuo, acataba sin reproche. Al borde de mi rotura interior, apareció de noche una supernova rasgando el telón estrellado. El alba parió una victoria en forma de verso, comprendiendo entonces que volaba por encima de todo mortal.

  3. LA CULPA
    Nunca pudo imaginar que la brillante carrera meteórica, en la que su madre había depositado sus esperanzas, resultaría un fracaso.
    Ahora no era más que un perdedor. Desoyó las voces del destino. Ahora, huérfano de pronto, una supernova le estallaba en el pecho.

  4. ESTRELLAS

    A veces presentimos hecatombes que tratamos de ignorar a base de imaginar películas que nos creemos. Como niños inseguros buscando a nuestra madre, inventamos excusas para no asumir nuestros fallos, sin saber que palabras como perdedor o vencedor no tienen más sentido que el que le dan las voces internas que escuchamos. El dolor del que yace persiste en el que se levanta porque todos, temprano o tarde, estallamos en forma de una gran supernova si aceptamos la luz que llevamos.

  5. SOÑANDO EN LA TERRAZA.
    Puestos a imaginar, esa noche inventó su propia realidad. Primero, eliminó a su madre, esa pesada que lo perseguía todas las tardes, cargada con su merienda, dejándole en evidencia delante de sus amigos. Después, hizo desaparecer a Luisito, el vecino, el gafotas, el perdedor en todos los juegos.
    Las voces de sus padres lo sacaron del sueño y pudo ver la supernova resplandeciente sobre el cielo. Algo hizo clic en su interior. Abrazó a su madre y salió corriendo a la casa de al lado, a ver con su amigo Luis un nuevo capítulo de su serie favorita.

  6. UNA AUTÉNTICA ESTRELLA
    Jamás pude imaginar que nuestra madre, con bastantes años, pudiera llegar hasta donde nunca alcanzaron sus sueños. Era tenaz, imaginativa, creadora, y cuando se empeñaba en algo lo conseguía, pero nadie de su entorno pensó que pudiera alcanzar lo que se propuso. El manager que confió ella tenía fama de perdedor. No lograba que nadie a los que representaba, triunfara. Entendía de cantantes, de buenas voces, pero parecía no tener suerte. Hasta que encontró a una supernova como ella. Gracias a su voz prodigiosa, su presencia estelar y la pasión y entrega que ponía, llegó hasta lo más alto.

  7. Todavía no has llegado; aún te quedan etapas por recorrer, pero yo no dejo de soñarte, de imaginar tu cara, tus ojos, tu sonrisa, tu vida por estrenar.
    Con palabras y sin ellas, me llamarás madre y siempre te responderé, no importará dónde, ni cuando, ni bajo qué circunstancias estés.
    Nunca te sentirás solo; jamás serás un perdedor porque juntos lucharemos frente a aquellos que intenten hundirte. Haremos oídos sordos a todas esas voces ignorantes que griten que no sabrás manejarte, defenderte, vivir…
    Te enseñaré cuanto pueda y aprenderemos juntos.
    Resplandecerás como una supernova y el mundo, contigo, será mejor.

  8. “SUPERNOVA”

    “Nunca hubiera podido imaginar estar rodeada de niños, cuando la vida le negó ser madre. Nunca hubiera pensado que podría escapar de las miradas tatuadas con el resentimiento del perdedor, alejarse de voces agoreras.
    Con el niño en sus brazos, daba gracias a la vida por haber renacido en un mundo sin rencor, sin odio ni envidias, donde se acogen a los niños abandonados y se les da todo lo necesario para tener una vida digna.
    Supernova la llaman, por su explosión de vida, alegría, amor y esperanza, allá por donde pisa.
    Yo la conocí y me llenó de luz.”

  9. PINTANDO SUEÑOS

    Un mural decoraba la pared del patio del colegio. Imaginar que podía correr por campos repletos de tulipanes mientras las hadas le miraban desde la pintura, era su pasatiempo favorito.
    Viendo a su madre corrió a su encuentro, y abrazado a sus piernas, suplicó: – Ven, tienes que ver algo maravilloso.
    – Siempre dices que quien no lucha por sus sueños es un perdedor. ¿Oyes sus voces? ¡Mami, son mis sueños! ¿Qué debo hacer?
    Observando los dibujos acarició su rostro. – Ve por ellos, cariño.
    Una explosión semejante a una supernova iluminó todo.
    Por fin estaba dentro atrapando sus sueños.

  10. IMAGINAR – MADRE – PERDEDOR – VOCES – SUPERNOVA
    Como iba a IMAGINAR, que mi MADRE, iba ca comprar me un potente, telescopio para observar el firmamento.
    Todos mis amigos constataban, haber visto galaxias espectaculares.
    No quería ser el PERDEDOR del grupo. Ya que fui, el último del grupo en tener un telescopio celestrom
    Sus VOCES, retumbaban en mi cabeza al ver como presumían de ver cuerpos Celestes de colores espectaculares.
    Una noche medio nublado, con una luna nueva, grande y radiante.
    No me lo podía creer. Tenia en mi objetivo una SUPERNOVA. Con un destello cegador y envuelta en mil colores.
    La fotografié, para enseñarla a mis amigos.

  11. La justicia y lo injusto

    Nunca pude imaginar lo que mi madre un día sería capaz de hacer por mí. Para él yo era un perdedor: es lo que me inculcaba a voces y patadas…
    Esa tarde, harta, tomó la decisión y, aprovechando que él dormía su borrachera, me envío a coger una maleta al trastero y dijo que fuera metiendo en ella algunas cosas. Al verla tan arrojada, me pareció esa gran supernova de la que el profe nos había hablado en clase: una estrella que un día estalla, renaciendo libre y luminosa.
    Pero el martillo no nos lo llevamos.

  12. No es que de niño fuera malo, pero si bastante trasto, cuando hacía travesuras era consciente de lo que hacía y me podía imaginar lo que diría mi madre si se enteraba: “tu sigue a si, que al final vas a ser un perdedor como tu padre” (estaba resentida con el porque nos abandono).
    Cuando quería conseguía sacarla de sus casillas, la irritaba hasta que perdia los nervios y comenzaba a darme voces, me gritaba barbaridades , me resultaba divertido observar como su cara se ponía cada vez más roja y se le hinchaba una vena de la frente,a veces temia que le reventase la cabeza como una supernova.

  13. SIEMPRE
    Por más que se tapara los oídos, las voces se lo repetían: eres un perdedor, y lo serás siempre.
    Mientras le asestó una puñalada tras otra, no dejaba de imaginar el placer de haber ganado, de ser más que ella.
    Ni siquiera la tumba que cavó para ella lo logró.
    Cada noche, la imagen de la que fue su esposa, convertida en una Supernova, aparecía en la ventana de su celda en prisión
    – Tu madre tenía razón, eres un perdedor y lo serás siempre

  14. DE ESO SE TRATA.

    Se trata de imaginar ese lugar dónde te cuiden, te hagan brillar y sobren las ganas de ver tu sonrisa.
    Protegida por el escudo del amor.
    Se trata de imaginar ese lugar que yo tuve cuando mi madre estaba conmigo, dándome la seguridad de que nunca apostaría al número perdedor.
    Se trata de imaginar … porque ella ya no está aquí.
    Pero sigue siendo el eco de esas voces que me guían, mi supernova en el infinito universo donde brilla para mí todas las noches.

  15. Nunca pude imaginar que era tan necesario tener padres y gracias a mi madre lo aprendí. No podría describir como es vivir sin padres, sería peor que ser un perdedor y escuchar las voces de los demás burlándose de ti, y tus sueños se convierten en pesadillas y sientes como si tu cuerpo estuviese en medio de una supernova.

  16. En estos tiempos de cambio imaginar a mi madre me produce a la vez nostalgia, añoranza y rabia. La pobre mujer apostó siempre por el caballo perdedor haciendo seguramente caso omiso de esas voces amigas que le aconsejaban que no se fiara de aquellas personas que prometiéndole una supernova le entregaban finalmente una bengala. A las personas de gran corazón nos ocurren esas cosas y no escarmentamos pero supongo que es así como funciona el mundo y de todos mas maneras pensándolo bien no querría ser de otra manera.

  17. Sus pies se hundían en la arena y el vaivén de las olas acunaba sus piernas. A su alrededor se respiraba una total calma, pero su cabeza no podía parar de imaginar infinidad de historias.
    -Tienes la cabeza llena de pájaros. Sentenciaba siempre su madre.
    Esas palabras resonaban en su interior como el caer de una losa. Sentía estar viviendo la vida de un perdedor.
    Pero bajo esa inocente y cruel sentencia materna miles de voces le animaban a seguir soñando.
    ¿Y si realmente pudiera llegar a ser escritor? ¿Y si no dejara de intentarlo?
    Y de repente las voces se hicieron más fuertes y su corazón aceleró sus pulsaciones y estalló como en una supernova. Lleno de emoción se sintió capaz y se propuso no desistir. Porque los sueños no se mueren, solo que algunas veces hablan muy bajito.

    1. Gracias por tu relato, Alba. Recuerda las normas de este juego literario-solidario.

      Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

      No se cambiará género ni número de las palabras propuestas.

      No se modificará la posición de las mismas.

      El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

  18. Imaginar que es posible es cometido del escritor – dijo el ratón, hacía su ponencia en la guarida – como una madre que da vida a un hijo, este saca palabras de la nada para hacer que atiendan una o millones de miradas – fuera le esperaban una panda de gatos hambrientos – ante la pregunta de por qué al escritor inadaptado se le considera un perdedor – el ratón oía voces y lenguas relamiéndose – no tengo contestación porque solo soy un ratón de biblioteca, pero por ella he visto pasar a los más grandes, ¡la luz del libro es supernova entre mis orejas, HicHic!

  19. La espera

    Intento, a menudo, imaginar a mi madre y, aunque mi abuela me la describió mil veces, no veo sus rasgos. No hay fotografías, mi abuela las quemó. Cuando hablaba de mi padre, decía, con rencor, que era un perdedor. Nunca le aceptó, pero yo sé que mi madre le quería. Se fue y nunca volvimos a verle. Su fotografía- me la dio mi tío Miguel- me da voces. Mi tío, que era astrónomo, me regaló, siendo niño, un telescopio y me dijo: “Busca en el cielo un gran resplandor. Alguna vez lo verás. Es una supernova y en ella están tus padres”.
    Sigo buscando ese resplandor.

  20. REUNIÓN FAMILIAR

    Nunca pude imaginar que lograría reunirlos a todos. Era difícil hacerlos coincidir. Madre fue la primera en llegar. Lo hizo acusándome de ser un perdedor en la vida. Como siempre, trata con su carácter de amedrentarnos. Pedro es el único que le planta cara. Me azuza para que yo haga lo mismo. Ángela solo llora. En la soledad de la cocina, aquella algarabía de voces atronaba dentro de mi cabeza. No lo soporté más. Me levanté, abrí la espita y, como una supernova, aquel resplandor provocó que todos mis silencios interiores quedasen esparcidos por el suelo.

  21. Andiluvios oretanos

    15

    AMANSAMIENTO

    En corrida de toros mano a mano
    los maestros cayeron malheridos
    y andaban los de plata escarnecidos
    por un toro muy fiero y cornillano.

    La grada reclamaba un espartano
    en concierto de chuflas y pitidos.
    Del morlaco aterraban los bramidos
    y el viento flameaba muy solano.

    El público, procaz, se enardecía,
    la autoridad decía que esperasen
    pero la plebe, al tanto, así rugía:

    ¡Que los guardias al toro a tiros asen!
    y un paisano en la grada repetía :
    ¡Que no le maten, coño, que le casen!

    Imaginar, madre, emboba
    cómo rimar perdedor
    y voces y supernova,
    si no es con un calzador,
    como hice yo en esta trova.

  22. Cómo imaginar lo que me esperaba está semana. Igual que el tiempo, empezó bien pero a medida que pasaban los días fue empeorando.
    Mis amigos lo notaban y hasta mi madre en una conversación telefónica.
    Lo que empezó con una semana feliz cambió para hacerme sentir un perdedor.
    Todos mis pensamientos fueron negativos, oía voces en mi cabeza que desembocaron en un desánimo generalizado.
    Pero todo cambio, cuando una supernova lleno de color nuevamente mi vida y así darle la vuelta a la situación para terminar la semana con una sonrisa en la cara.

  23. No puedo IMAGINAR el tremendo dolor de esa MADRE tutsi, de mirada vacía y sonrisa de perdón, cuando le arrancaron su bebé del regazo y lo descuartizaron a machetazos. Se quedó sola implorando, llorando desesperada, mientras tronaban los gritos.

    — Perdedor, perdedor …

    Gritaban las VOCES, cargadas de odio, masacrando a su pueblo.

    En el cielo, hoy las estrellas explosionan juntas, el universo se viste de color, de belleza para sus ojos. Acaba de nacer SUPERNOVA.
    Su mirada se ilumina, en su rostro aparece una sonrisa.-

  24. A veces es fácil para mí imaginar, todo fluye en mi interior, como notas que invaden mi mente y puedo volcar mi música sobre papel. Soy una especie de madre dando vida a algo, ya no me siento un perdedor, yo gano por ser lo que soy. Oigo esas voces que me hacen volar hacia arriba, hacia las estrellas, soy una supernova en completa energía apunto de explosionar… abocada a desaparecer.

  25. Es muy bonito dejarlo todo por una sirena. Pero al mismo tiempo es fácil imaginar si alguna vez Félix os hubiera contado, mientras tomaba un vino acodado en la barra del bar del puerto, las historias que le narraba su madre cuando era niño sobre aquel marinero que se graduó en la vida como un perdedor, aunque su vida valió la pena desde ese día que, desde su barca, sobre una roca, vio como le observaba pescar una bellísima mujer. Desde entonces lo cuenta a voces a todo quien lo quiera escuchar pues fue más grandioso que ver una supernova.

  26. Cayendo hacia arriba sé, que jamás llegaré a reventarme contra el suelo mientras intento entender que imaginar cómo ser la madre que tú quieres es por demás y de ante mano, una tarea imposible; después de todo tú tampoco eres la hija añorada… yo jamás desee que nacieras sin corazón y que aún así, nacieras viva. Como adictas a momentos inventados, ambas comenzamos a escuchar los gritos recordados de todo aquello que nos señala en falsa falta.Maldita alegría con consistencia de espuma, Sólo nos hará perder las horas esperando que una sopernova nos deslumbre con un devenir repentino, de esos que a pesar de no haber estado nunca ahí; emergen raudos sin pedir permiso, acaparándolo todo, como si toso este lapso eterno no hubiera sido más que una excusa para hacer tiempo, encandilando el descreimiento partido que ambas hemos parido.

    Sandra Lerman

  27. CUÁNTICO – CONCIENCIA – MISTERIO – VIBRACIÓN – ESPIRITUALIDAD

    Un choque de átomos, contra la electricidad. Harían un salto de energía CUÁNTICO, para realizar un estudio, en el campo físico. Nuestra CONCIENCIA, solo esperaba que los resultados fueran optimo; no se corría, ningún peligro, pero deseábamos ver el impacto.
    Todo un MISTERIO, la fisión tenia su VIBRACIÓN, mientras se efectuaba la actividad programada, nos envolvió la curiosidad contenida; un anhelo de ESPIRITUALIDAD mantenía la esperanza. Finalizar todo y con buenos resultados.

  28. EL SER QUE VIVE EN MÍ

    Vive en mí procurando imaginar
    un ser que frenar no puedo,
    se convierte a veces en madre,
    otras,es solo un misterio.

    Domina mis instintos y deseos,
    se hace el perdedor algunos días,
    otros, se colma de éxitos
    con la incertidumbre me encandila.

    Por momentos se mantiene en silencio,
    al instante me sugiere en un murmullo,
    de voces silentes, que puedo comerme el mundo
    siendo la estrella más grande del universo.

    Vive en mí sin mi permiso
    a veces,
    otras, lo consiento,
    ese ser, a veces explosiona
    y toda yo, brillo en el cielo
    como una Supernova.

  29. Lecturas edificantes
    Nadie, excepto él, pudo IMAGINAR tamaño desenlace. Ni por lo más remoto. Incluso su MADRE aseveraba un fracaso mayúsculo.
    «Serás el PERDEDOR con más mérito de toda tu clase» —decía mientras le preparaba el almuerzo, cada día.
    Esas y otras VOCES le acompañaron como una sombra, y aún todavía, mientras contemplaba el espectacular remanente de una SUPERNOVA desde el observatorio de rayos X Chandra de la Nasa, creía escuchar aquellas palabras que, lejos de desmotivarle, le impulsaron a lograr sus sueños.
    «No mamá, yo alcanzaré las estrellas»— contestaba con la certidumbre que obtenía a través de Julio Verne.

  30. CONTIGO Y SIN TI – 3

    Y es que el que no se consuela es porque no quiere, corazón.
    Pienso que cuando lo cotidiano ahoga uno de los mejores recursos que tenemos es IMAGINAR; la imaginación es poderosa y mágica, ayuda a aparcar la rutina que aplasta. Mi madre siempre me lo ha dicho: “el que no se evade con la imaginación y con el pensamiento es un PERDEDOR en potencia”, termina oyendo VOCES y puede acabar explotando como una SUPERNOVA, limita su capacidad de regeneración y se entrega a una extinción sin remedio.
    Por eso prefiero evadirme e imaginar, nuevos universos se abren ante mí.

  31. Vocación
    Su único deseo, en sus 18 años, siempre fue ser pintor. No hace otra cosa que Imaginar colores, pero su madre y su padre insisten: “Debes ser abogado”.
    Se siente un perdedor cada vez que no logra enfrentar esas voces.
    Entonces una tarde toma todos sus libros, pincel en mano. Decide que esos párrafos ya no serán palabras sino flores. Convierte leyes en mares y retratos…
    Cuando termina el día, desperdiga las páginas plagadas de paisajes, rostros, montañas, pájaros, allí sobre los platos de la cena.
    Como una supernova, el abrazo paterno ilumina y comprende. Su vocación, respira…

Escribe tu relato