ESCRIBE TU RELATO DE NOVIEMBRE (III): HELENA CAMUÑAS, PROFESORA DE DANZA

La tercera semana del mes de noviembre nos llegan las Cinco Palabras desde Sonseca (Toledo) de la profesora de Ballet, Helena Camuñas. De esta forma seguimos homenajeando a Gioanni Ostía Trujillo, Reina de Baile del Instituto Justo Arosemena (Panamá City), que cumple el bicentenario de su fundador por lo que se celebra el II Encuentro Folclórico, en el que nuestra protagonista fue galardonada y así seguir ayudando la causa panameña de Llevando Sonrisas.

Helena Camuñas dirige su propia Academia de danza en Sonseca ((Toledo) desde el 2001, llevando a cabo la labor docente, coreográfica y directiva.

Sus Cinco Palabras son:

Integridad
Cooperación
Energía
Crepúsculo
Gravedad

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas: No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas. El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras (*).

Helena Camuñas, cursa estudios de Danza Clásica de la mano de Carmen Martínez Costapor la R.A.D – Royal Academy of Dance- de los Grados 4º- 5º- 6º-7º- 8º, Intermediate y Advance. Se titula como profesora de Danza por la RAD con el TC – Teaching Certificate con Distinción. Realiza la Diplomatura de Danza por la RAD cursando las  asignaturas  aplicadas: Anatomía, Música: Teoría/Solfeo, y Psicología. Cursos intensivos de Técnica / Repertorio y Metodología de la Danza con Carmina Ocaña. Conservatorio de Murcia / Madrid. Cursos de perfeccionamiento en la Danza Clásica con:

  • Laura Madden, Tony Robbins, Gillian Anthony, Johanne O´Hara- Madrid-. Arcadio Carbonell, Carmina Ocaña- Valencia y Murcia.

Actividades relacionadas:

Monitora de Fitnnes, Acondicionamiento físico.
A.T.A.F Asoc. Toledo de Aerobic y Fitnnes.
Curso de Teatralización y Escenografía.
Curso de Danza- Terapia, Arte y Movimiento.
Curso con Proyecto LOVA – “La Opera como vehículo de aprendizaje”
Cursos de Biodanza.

Experiencia laboral relacionada:

  • Escuela de Danza Gema Sánchez – Torrijos. (2001-2003)
  • Escuela de danza Merevel – Toledo – (2010-2014)

Helena Camuñas está preparando con su ballet y junto la Coral Cantoría XXI el espectáculo de Luces de Navidad que se representará los días:

18 de noviembre en el Teatro Manuel Entero de Colmenarejo a las 19:30h.
09 de diciembre en el Auditorio de la Policía Nacional, en la calle Príncipe Pío de Madrid.
18 de diciembre en la Escuela de Policia Nacional en Ávila.
21 de diciembre Teatro Capitol Gran Vía de Madrid a las 22:00h.

WhatsApp Image 2017-11-12 at 12.52.16

En el mes de noviembre de 2017, Cinco Palabras dedicará sus esfuerzos: Llevando Sonrisas de Panamá

(*) Escribe el relato en esta PÁGINA pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS

IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138

Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 43388/2013 © CINCO PALABRAS. Una vez que el autor escribe su relato en ‘comentarios’, autoriza a CINCO PALABRAS a hacer comunicación pública de las obras que voluntariamente publica en nuestra página web: cincoplabras.com

Anuncios

18 comentarios en “ESCRIBE TU RELATO DE NOVIEMBRE (III): HELENA CAMUÑAS, PROFESORA DE DANZA”

  1. Adolescencia
    Siempre nos repites y prometes lo mismo cuando te pillamos en un renuncio. Y ya van… Si quieres demostrarnos tu integridad, hazlo con algún ejercicio de cooperación. Ayuda a quien lo necesita. Infórmate sobre cómo hacerlo. Gasta tus excesos de energía en llevar algo de entusiasmo y positividad a los, de verdad, desamparados y déjate de tanto Crepúsculo y de tantos jueguecitos del hambre. Si quisieras y supieras comprender lo que realmente tiene gravedad para muchos, no te divertirías quemando papeleras ni contenedores. Ni tu vida.

    Me gusta

  2. Con la Integridad he podido comprobar que la cooperación, entre personas, entrega una estupenda energía que llega hasta convertirse en una especie Crepúsculo, el que puede superar las leyes de la gravedad.
    La integridad, me resulta como un sentimiento positivo que desarrolla un estado en bienestar, que permite que la cooperación resulte más sencillo encontrar el sentido de la vida.
    Resultaría una vida más sencilla si quitásemos la gravedad en las acciones menos agradables qué también son parte del nuestro camino, un camino sobre sus propias circunstancias que en ocasiones puede ser consideradas por el entorno como algo muy negativo

    Me gusta

  3. Cuando comenzamos juntos a trabajar en aquel proyecto estaba muy ilusionado, con el tiempo vi que no podía seguir, mi integridad física estaba en juego y no podía continuar con la cooperación que había habido entre ambos. La energía no era ya la misma que cuando empezamos años atrás. Ahora ya entrados en años veo que el cansancio me puede, que la edad me vence, que entramos en el crepúsculo de nuestras vidas y los sueños ya han perdido la gravedad que tuvieron en su día.
    Pero a pesar de todo hemos continuado y nuestro proyecto de amor sigue adelante.

    Le gusta a 1 persona

  4. No hay salvación

    Dios, contemplaba apenado el mundo y, por Integridad, se negó a pensar en el próximo diluvio. Pobres humanos… Él no tenía poder para salvarlos. Pese a lo fascinante que le parecía ver desde las cañadas del Teide, la constelación de Orión. En ese instante pensó en la Cooperación existente entre algunos seres humanos y sintió compasión por ellos, pensaba en la perfecta armonía y en toda la Energía que fluía de la Tierra y en sus hermosos Crepúsculos. La cosa era de mucha Gravedad. Llegaba el segundo diluvio y esta vez no habría un Noé para salvarlos.

    Me gusta

  5. Por fin, la cima del K2, es algo irreal, algo maágico ó será la falta de oxígeno, ha merecido la pena jugarme mi integridad física.
    Mi última expedición en la que solo hacía labores de cooperación, si no es por la gastroenteritis que ha dejado fuera de juego al resto del equipo no me hubieran dejado subir y tanta energía empleada en llegar, se habría malgastado irremediablemente.
    Tengo que comenzar el descenso ya, que me pilla el crepúsculo antes de llegar al campamento.
    Va a ser cierto lo que me dijo el viejo Sherpa “el corazón y la determinación superan a la fuerza de la gravedad”.

    Me gusta

  6. Anhelo
    Mantuvo su integridad hasta el final.
    Cooperación mediante (de mi abuela), reforcé su vestido para que resistiera, sin remiendos, los años necesarios. Esperaría, paciente, a que mi propia hija la acunara.
    Mi muñeca de loza sobrevivió al maltrato de mis cuatro sobrinos que jugaban con ella sin cuidado. Y a la energía inédita de mis frágiles dedos que en su piel descargaron las angustias, los miedos o los nervios, en vísperas de exámenes.
    El último crepúsculo la encontró agonizando. Su gravedad extrema no impidió que mi nieta (elegida) aceptara tomarla entre sus brazos… ni que los míos, finalmente, celebraran.

    Me gusta

  7. INTEGRIDAD – COOPERACIÓN – ENERGÍA – GREPÚSCULO
    – GRAVEDAD :
    Viajamos para ayudar a personas de una aldea. Un chiquillo, pastoreando sus cabras, en un prado, sembrado de minas explosivas. Un pie le destrozo. Nos contaron los compañeros, allí destinados.
    Nosotros lucharíamos por la INTEGRIDAD del resto de su pierna.
    Nuestra COOPERACIÓN, es necesaria. Cruzamos la selva, llena de ruidos, pájaros cantando en distintos tonos, dependiendo de la especie. Mariposas de mil colores, monos, saltando de rama en rama. Allí estaba, en el claro de la selva, el poblado. El chaval sonriente, con ENÉRGICA alegría, saludo.
    Saldríamos al CREPÚSCULO, de la mañana, hacia el hospital. Su vida no presentaba GRAVEDAD.

    Me gusta

  8. DONDE LAS DAN LAS TOMAN

    D. Manuel es un hombre de una integridad intachable. Muy cumplidor en su empresa, lo que se dice un trabajador ejemplar. En cooperación con unos amiguetes se ha embarcado en un nuevo proyecto. Casi no puede dormir de los nervios.
    Él ha entregado toda su energía por sus jefes pero, ahora que se acerca el crepúsculo de su carrera laboral, se ha enterado que quieren prescindir de él. —Hay que optimizar recursos —le dicen. Por eso ha dicho sí a la aventura de robar un banco.
    La gravedad del asunto es que, D. Manuel, es el director de la oficina bancaria.

    Me gusta

  9. UN SER HUMANO
    Era una persona con una gran integridad. Por eso, le buscaban las organizaciones, sobre todo las que se dedican a la cooperación con la gente más desfavorecida.
    Me admiraba su energía, su entusiasmo. No desatendía ningún proyecto y en numerosas ocasiones, el crepúsculo le pilló trabajando. Pero nunca le oí una queja.
    Pero ante la gravedad de este caso, pensé que tenía que hablar con él para que no se involucrara demasiado. No sufriera. Sabía con la intensidad que vivía cada problema y tenía que aprender a controlar sus emociones, su estado de ánimo

    Me gusta

  10. Las campanas

    Nuestros diez años no alcanzaban el peligro que amenazaba nuestra integridad física. Unos monaguillos saltaban de viga en viga, a treinta metros de altura, sobre el hueco de la escalera de la torre, buscando palomas, en perfecta cooperación con los que volteaban las campanas a medio vuelo. Así parecía que las palomas se espantaban con el ruido de aquellas. Se requería energía y determinación por ambas partes, por eso el botín era a medias. Allí, arriba, en el campanario, la luz del crepúsculo, envolviéndonos, parecía absorbernos, mientras la campana gorda nos aturdía con la gravedad de su tañido. Allí éramos los dueños. Allí, éramos libres.

    Me gusta

  11. El clan
    No tenía nombre y ni siquiera era consciente de su integridad corporal. Cuando aquella rama le saltó el ojo, rugió de dolor, pero, al día siguiente, el estómago le seguía impeliendo a cazar y tenía que hacerlo en cooperación con los otros. No podía ocuparse de su dolor. Sólo la energía y la astucia los librarían de acabar empalados en los colmillos del mamut o despedazados por el tigre. En cuclillas, en la puerta de la cueva, mirando el crepúsculo con su único ojo, lloroso por el frío, escrutaba, ansioso, el horizonte. Si caía la noche, no volverían y eso, para el clan, era de extrema gravedad.

    Me gusta

  12. Santiago. I
    ¿Por qué dudaban de su integridad? Él había aplicado las normas y ahora, aquellos popes falsarios le acusaban de falta de cooperación, de desapego; a él, que puso toda la energía a su servicio y que, por ello, arrostró la soledad profesional.
    Sentado en su despacho, giró la silla y contempló el crepúsculo a través de la ventana. Sólo veía verdad en aquello que los hombres no pueden tocar. Estaba encogido y confuso ante la gravedad de la situación. Había diluido, tras la gloria, su identidad. Estaba en manos de aquellos lobos y un vértigo irrefrenable lo anegó.

    Me gusta

  13. ENCUENTROS!!

    Solo han sido encuentros
    en la cúspide de un sueño,
    donde la integridad manaba
    en solapada cooperación
    con el silencio.

    Encuentros de energía
    de estudiada libertad
    entre tu boca y la mía,
    besos sin aire
    en el crepúsculo
    de un adiós temido,
    de un final de traición teñido.

    Encuentros en la fugacidad
    del instante,
    con la gravedad del momento
    disfrazada de risa.
    Encuentros, solo eso.

    Me gusta

  14. LA TRAMPA

    Supo que peligraba su integridad física en cuanto puso un pie en la calle aquella tarde. Desde que se había destapado un famoso caso de corrupción en el ayuntamiento donde trabajaba y la policía le había solicitado su cooperación, se sentía vigilado.

    Había dedicado toda su energía al tema a lo largo del día. Quería acabar cuanto antes con aquello para que se aclarase y todo volviese a la normalidad.

    Con el crepúsculo finalizó su tarea y emprendió el regreso a casa.

    Ante la gravedad de los hechos investigados, fue detenido mientras le leían sus derechos como presunto único culpable.
    .

    Me gusta

  15. El guía los condujo por los pantanos.
    Temieron por su integridad física, pero sabían que sin la cooperación de todos se haría muy difícil alcanzar la civilización.
    Caminando por las tierras cenagosas, atacados por los insectos, sin alimento ni agua que echarse a la boca, iban perdiendo la energía a pasos agigantados.
    El día, tercero ya, tocaba a su fin y la luz del crepúsculo se filtraba entre las nubes que amenazaban tormenta.
    Pensaban que la gravedad de la situación no podía empeorar y, aun agotados, se daban ánimos intentando no desfallecer.
    Fue entonces cuando tropezaron con aquel cadáver putrefacto.

    Me gusta

  16. UN CAMINO INTERCEPTADO

    Las conocí viajando por Centroamérica. Eran dos hermanas italianas que convivían con un poblado indígena para salvaguardar su integridad. Su labor de cooperación consistía en servir de escudos humanos frente a posibles ataques del ejército. Dedicaban toda la energía de su juventud a la protección de los campesinos durante sus vacaciones universitarias.

    A la hora del crepúsculo, unos soldados detuvieron la guagua. Bajamos todos los pasajeros y fui consciente de la gravedad de la situación cuando colocaron a los nativos con las manos apoyadas contra un lateral mientras los cacheaban armados de metralletas.

    Me gusta

  17. Previo acuerdo con Alicia Manzanares, mi relato es una continuación del suyo.

    Enredado entre juncos y cañas crecidas e inclinadas en medio del lodo que reforzaba el tufillo maloliente de aquel desgraciado. ¿Qué le habría llevado hasta allí? Pudo ser su falta de INTEGRIDAD, pero nadie se atrevió a manifestar semejante conjetura. No sin saber quién fue la mano ejecutora, y con qué COOPERACION había cometido semejante crimen, pero ya no importaba demasiado.
    Se miraron en clara connivencia y con la poca ENERGIA que les quedaba y la escasa luz que les brindaba el CREPÚSCULO, arrastraron el cuerpo hasta un remanso limpio para lavarlo y que su ingesta no revistiera mayor GRAVEDAD.

    Me gusta

  18. NO ESTÁS SOLA

    – No estás sola, mujer. La sociedad entera tiene la obligación de ser consciente, de que tu integridad física, debe de ser protegida como un derecho inalienable. Que la implicación y la cooperación es fundamental, para trabajar y educar en ese respeto que mereces, como mujer y como persona. No escatimemos la energía que sea necesaria. Que el crepúsculo de un nuevo amanecer, aporte la luz suficiente, para superar hechos de tal gravedad vergonzante.

    El discurso desde la tribuna de oradores fue aplaudido con fervor por los asistentes.
    Mientras, en otra sala, se cuestionaba si una mujer podría ser culpable de su propia violación.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s