ESCRIBE TU RELATO DE MARZO (IV): Emily Keter desde Tasaru – Narok (Kenia)

image
Emily Keter

Cuarta Semana: Esta semana nos da las Cinco Palabras la cooperante Emily Keter desde Narok (Kenia) como gerente de la ONG TASARU. El pasado mes  febrero tuvimos la oportunidad de conocer su trabajo que reflejamos en el proyecto de la Mutilación Genital Femenina en Kenia que durante este mes de marzo Cinco Palabras está dedicando su esfuerzo a dar a conocer el trabajo de TASARU. Estas fueron sus palabras:

Mutilación
Infancia
Matrimonio
Violencia
Erradicar

“Five works until violence stops.
Five words until FGM stops.
Five words until forced marriage”.

“Cinco palabras hasta que se erradique la violencia.
Cinco palabras hasta que se erradique en la MGF.
Cinco palabras hasta que se erradiquen los matrimonios forzados“. (Emily Keter)

Este mes dedicamos la causa a Tasaru que lucha contra Mutilación Genital Femenina en Kenia.

IMG_9429.JPG

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta PÁGINA pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS

IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138

Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector.

Anuncios

27 pensamientos en “ESCRIBE TU RELATO DE MARZO (IV): Emily Keter desde Tasaru – Narok (Kenia)”

  1. ¡No a la mutilación genital femenina, basta YA!

    No puedo con el dolor, siento en mi interior cómo se me retuercen las entrañas por dentro cada vez que leo, veo o escucho alguna nueva noticia sobre la Mutilación genital femenina. ¡No puedo, no aguanto éste desgarro interior! Es inhumano… incomprensible para mí que desde la más tierna Infancia permitan que se cometa con las niñas tal atrocidad. Me lo pregunto tantas veces. Sigo sin respuesta. Encima, se las dan al hombre en Matrimonio como si de ganado se tratara… cuanta impotencia siento ante tamaña Violencia gratuita. Por esa razón grito desesperado ¡Esta maldita Barbaridad la hay que Erradicar!

    Me gusta

  2. Proteger

    Desentrañó, en el silencio de su madre, una MUTILACIÓN imperdonable, la de su propia INFANCIA.
    Un MATRIMONIO forzado no merece el aplauso, la sonrisa o la celebración esperanzada que pretendía la imagen de aquel cuadro.
    Nada decía entonces esa fotografía (ahora sepia) acerca de la angustia, la VIOLENCIA, la pena, la injusticia… el dolor de la niña que ella era cuando voces ajenas le prohibieron las lágrimas.
    Tal vez sea ese el recuerdo de Agnes en su sostenida lucha para ERRADICAR lo absurdo, protegiendo el futuro y los derechos de cientos de mujeres a punto de nacer… y refugiándolas.

    Me gusta

  3. Imprescindible concienciar, para acabar con la mutilación genital femenina.
    ¡Cuánto dolor innecesario detrás de una práctica tan atroz!.
    No puede ser… que sin apenas abandonar la infancia, haya niñas sometidas a esta barbaridad.
    No puede ser… que sean obligadas y sometidas a hombres en matrimonio.
    ¡No, no puede ser!.
    Que las dejen crecer sin violencia.
    Y por supuesto… bravo por esa gente, que se une para erradicar definitivamente esta terrible lacra.
    Mi respeto y admiración hacia personas como Emily, que “a pie de obra”, dedican todo su esfuerzo y su vida, en mejorar la de los demás.
    ¡Ánimo para conseguirlo!

    Le gusta a 1 persona

  4. Y lo peor quizá no fuera la mutilación de su infancia ni la imposibilidad de creer en el matrimonio. Tal vez ni siquiera la violencia con la que tenía que enfrentarse día tras día y los intentos por superar el dolor y el miedo, la angustia y la desesperanza. Lo peor no era luchar, fieramente y sin descanso, por erradicar las costumbres que a ella le habían impuesto…
    Lo peor era intentar seguir adelante cuando le habían negado el amor, cuando este duele, cuando este hace sangrar, cuando este es sinónimo de sumisión.
    Lo peor, y lo mejor, es seguir luchando día a día por reconocerse mujer.

    Le gusta a 1 persona

  5. STOP MGF

    La mutilación genital femenina es una lacra, una peste que se extiende silenciosamente apagando los gritos de una infancia que desde la distancia nos pide ayuda.
    Se les aplica bajo creencias ancestrales, y pensando que, si no llegaran impuras al matrimonio. Está sanguinaria práctica se realiza en unas condiciones salvajes y con una violencia cruel, sin medidas sanitarias e higiénicas, causando la muerte de miles de niñas o dejándolas marcadas para toda la vida.
    Nosotros que podemos, debemos de luchar por erradicar de una forma definitiva la Mutilación Genital Femenina. Ayudarles está en nuestras manos y nuestras conciencias.
    Ellas no pueden, pero nosotros sí.

    Me gusta

  6. Mutilación, una palabra que solo debería existir en los hospitales para evitar males mayores.
    Por qué destrozar la infancia de las niñas? Bastante tienen con que en muchos casos las casen con alguien al que ni siquiera conocen. Ir así al matrimonio es una aberración. Qué les pasa a los hombres en esos países? Pues que no tienen sentimientos, y de una persona sin sentimiento te puedes esperar cualquier tipo de violencia. Me gustaría saber si Unicef ha hecho algo para erradicar esta monstruosidad. Una organización tan poderosa debería haberlo conseguido.

    Me gusta

  7. Tú, pequeña semilla, crece en todo tu esplendor. Que tus dones y belleza, que Naturaleza te dio, crezcan libres para llegar a ser un gran árbol, donde la única mutilación sea separarte de cualquier maldad. Ya desde tu infancia no habrá leñadores ni bestias que toquen tu tronco. Que la fértil lluvia te haga nutrirte para que el matrimonio verdadero sea con Cielo y Tierra, de donde obtendrás lo necesario para tus frutos. La única violencia cercana que verás será la del león que corre tras su presa.
    Erradicar lo bárbaro de la Vida. ¡Extender las fuertes ramas del Amor…!

    Me gusta

  8. COMIENZA LA LUCHA

    Baila el desgarro
    en la choza
    donde el dolor germina,
    donde el desgarro,
    la herida
    de una mutilación
    consentida,
    arrancan de cuajo
    una infancia que crecía
    para ser ” cosa ”
    más que persona.

    Negocio en un matrimonio
    por vacas se la valora,
    robada con violencia
    su posible dicha,
    el dolor se torna orgullo
    de aquellos
    que la desfloran.

    Violadas por el marido,
    por los guerreros amigos,
    una mujer no cuenta
    y piensa en el suicidio.
    Solo la palabra
    ” erradicar ”
    fustiga sus ganas de lucha
    empezando la batalla ,
    en la misma choza
    donde, otra mujer,
    muere desangrada.

    Me gusta

  9. ¿Podría el dolor desgarrar aún más mi ser?
    ¿¡Cómo no sufrir hasta lo indecible cuando estás preparando a tu hija para la mutilación!?
    ¿¡Cómo no recordar el pánico, el frío metal arrancando mi carne y la infancia asesinada con el comercio de una mujer-niña enviada al matrimonio pactado, sin amor, sin ilusión, sin esperanza, con dolor, con violencia!?
    ¿De qué cultura hablamos cuando está basada en actos de sometimiento, de anulación, de uso de las personas?
    ¡Mujeres del mundo, hombres que respetáis a las mujeres, seres humanos todos que así os definís, unámonos para erradicar la ignominiosa ablación femenina!

    Me gusta

  10. Erase una vez miles y miles de princesas… No, no me caben tantas princesas en un cuento, ni hay papel que absorba tanto llanto. La Mutilación Genital Femenina en la infancia no es un tema comercial para los cuentos infantiles, ni se menciona en las charlas preparatorias para el matrimonio; se ejecuta con violencia, sin publicidad y sin previo aviso. Nuestras princesitas merecen un final feliz donde coman perdices en vez de tragarse las lágrimas. ¿Cómo erradicar la MGF? Cierren los ojos e imaginen a Cenicienta mutilando los órganos sexuales del Príncipe antes del baile nupcial. ¿Lo visualizan? Pues eso.

    Me gusta

  11. Acertijo 36

    Mutilación del cariño,
    amputación del amor,
    sólo produce dolor.
    De la asechanza es aliño.

    El hombre desde la infancia
    en sus centros lo guardó
    y, necio, lo alimentó
    de ambición e intolerancia.

    Pervierte la sociedad
    y hace muy mal matrimonio
    con la magnanimidad.
    Del mezquino es patrimonio.

    Es padre de la violencia,
    aunque se suele embozar,
    en suavidad y prudencia
    hasta que puede atacar.

    Adivina adivinanza:
    No se puede erradicar,
    busca siempre la venganza
    e inserto en el alma está.

    Me gusta

  12. Pepe III

    Pepe había cogido afición al Bruselas. Desde hacía unos meses, al terminar el reparto, pasaba por el bar antes de volver a casa y allí platicaba con un portero que había sufrido la mutilación del brazo derecho, en la infancia, por una granada de la guerra civil. Parecía conocer bien a Alma y le informó de que ella se vino a España cuando se rompió su matrimonio. Parece que el marido la pegaba y en su vida todo era violencia. Por eso guardaba tanto las distancias, pensó Pepe, porque aún no había podido erradicar de su corazón la desconfianza que le inspiraban los hombres.
    Alma despertaba su deseo.

    Me gusta

  13. Cada vez que oigo noticias sobre el tema de la mutilación genital dentro de mi algo se rompe en mil pedazos taladrando todo mi ser. El ver como se les roba la infancia a estas inocentes y se les fuerza a un matrimonio que las va a destrozar en todo los sentidos ,hace que mi cuerpo y alma se rebelen y diga BASTA.
    Estamos tan acostumbrados a la violencia que ya nada nos impacta, ya nada es lo suficientemente fuerte para que miremos al otro lado ….vemos las imágenes y nos quedamos impertérritos. Eso no pasa aquí. Eso no nos puede pasar. Eso es lejano….eso….eso…eso . . Que es lo que hay que hacer para erradicar eso?

    Me gusta

  14. POR ELLAS

    Su vida quedó marcada desde que, la tradición, perpetró en su cuerpo de niña aquella infame mutilación y creyó morir de dolor.

    Después acabó con su infancia, cuando fue obligada a aceptar un matrimonio sin amor, en el que solo recibió desprecios y acabó vistiendo su cuerpo de tal violencia que la sumió en la desesperación.

    El destino puso a alguien en su camino, que le tendió su mano para poder escapar de aquel horror. Ahora, ha restañado sus heridas, poco a poco ha recuperado el valor en su cuerpo de niña y lucha para erradicar del mundo esa aberración.

    Me gusta

  15. Futuro truncado
    La mutilación salvó su vida. Sendos muñones sustituyeron las rodillas que articulaban las piernas, con las que se había proclamado campeón del mundo en atletismo. Durante su infancia, dura y feliz al mismo tiempo, alcanzó un palmarés, que justificó todo el esfuerzo. El matrimonio le dio cuatro hijos, que hoy son sus pilares. Se siente afortunado en comparación a las niñas que sufren la violencia de ser mutiladas por absurdas costumbres culturales. Ellas sí que tienen su futuro truncado. Ha decidido unirse al grupo altruista que trabaja fieramente para erradicar las malas prácticas, tan vejatorias como inútiles de ese colectivo.

    Me gusta

  16. En los países desarrollados he oído que lo llaman MUTILACIÓN, según mis padres aquí, en mi pequeño mundo es una tradición. Se realiza en la INFANCIA de las niñas, y dicen que nos lo hacen para no avergonzar a nuestro marido, en ese MATRIMONIO al que seguro que no iré por amor, sino por interés, ese del hombre que pretende que solo sea suya, aunque sea con VIOLENCIA y sin mi permiso. Los que en el fondo detestan esto tanto como yo, quieren erradicar está barbaridad a toda costa.. Ojalá algún día sea un hecho. S.R

    Me gusta

  17. Cada mañana abro los ojos y te leo en el techo: Mutilación. Duermo y te sueño: Mutilación. Te quedaste grabada en mi inocente piel negra. No desapareciste cuando mi infancia mudó en adolescencia y sigues tatuada a fuego en mis arrugas.
    ¿Por qué aceptasteis aquel matrimonio? ¿Por qué apartasteis vuestra mirada ante la violencia y violación de mi niñez? ¿Por qué no quisisteis erradicar esta maldita tradición?
    Solo fui para vosotros un par de vacas mal vendidas, padres. Pero en cada micción, en cada acto sexual, en cada lágrima, en cada gota de sangre, os perdono.

    Le gusta a 1 persona

  18. Sufrir por parte de mi padre el terrible acto de la Mutilación, en mi más tierna Infancia. Mi madre se encuentra afortunadamente entre las mujeres que llegó al matrimonio sorteando la terrible violencia que por desgracia en esta parte del mundo no es fácil erradicar el maltrato infantil que sufrimos las mujeres en nuestra más tierna infancia a manos de nuestros progenitores.
    A pesar de que me gustaría haber conocido a la familia de mi madre, es admirable que una niña tuviese la suficientemente valentía para que cuando empezaron los maltratos por parte de su progenitor, se escapó de casa.

    Me gusta

  19. Una guerra es algo muy serio. Casi nadie vuelve del frente a su casa, así que la mutilación de su pierna por la caída de una granada se podía considerar un mal menor. Desde la infancia había soñado con ser soldado, pero no se imaginaba que siéndolo le tocaría ir a luchar. La vuelta a casa fue complicada. Su matrimonio estuvo al borde de la quiebra en varios momentos. El recuerdo de tanta violencia había hecho mella en su mente y no conseguía erradicar los pensamientos del día a día en la batalla. Eso sí, le dieron la medalla. ¡Cínicos!

    Me gusta

  20. Tengo una gran amiga; por la mañana leyó en prensa un triste titular : “FAMILIA AFRICANA, VIAJA A SU PAÍS, PARA LLEVAR A CABO, ÉTNICO RITUAL ”
    Mi amiga reflexiono enojada, y se propuso emplearse a fondo y ayudar. La MUTILACIÓN en la INFANCIA, no es aconsejable, ni viable, ni recomendable.
    Viajo hasta el país africano, Kenia. Se reunió con tribus y les dio charlas, informativas a matrimonios con niñas; les explico, los daños que acarreaban esta VIOLENCIA, hacia niñas, en su mas delicada infancia. Es un gran error y los daños que genera en la salud para las mismas, es para el resto de sus vidas. Gritó bien alto, lo acertado seria ERRADICAR, esta costumbre tan ancestral.

    Me gusta

  21. No es consciente Abuya, de su linda sonrisa y de los negros ojos, alumbrando un bello rostro de ébano. Como brisa serena, discurren sus primeros años, hasta que un día, ve alargarse su figura, y ya otros ordenan su vida, para trabajo y casamiento.
    Oye a los mayores decir, que la circuncisión es necesaria para el hombre, y la ablación para la mujer. Y, el número de vacas que se logrará como dote, estará en función del atractivo de la niña y, que ésta, esté mutilada,
    Abuya ya no va a la escuela. Su risa se apagó.
    Antonio Olmedo Manzanares.

    Me gusta

  22. No importa mi nombre. Podría llamarme Jamila o María; Anna o Carmen, podría llamarme…
    Lo importante es que hoy demos la cara.
    Y ya somos muchas las que creemos que dar un paso es importante, que son muchas más las que se unirán a nosotras, dejando atrás el miedo.
    Yo fui, injustamente, víctima de una MUTILACIÓN en mi INFANCIA, yo no elegí mi MATRIMONIO, decidieron por mi.
    Si yo solo quería reir y jugar con mis amigas y traer el agua del pozo para todos.
    Fui VÍCTIMA de una violencia brutal, prohibida e inhumana y hoy he venido a ERRADICAR tanta barbarie con ayuda de las palabras.
    Escribámoslas con las manos unidas.-

    Me gusta

  23. Se ha ido, se ha marchado, ya no volverá, el sufrimiento ha cesado.
    La vida que provoca ese dolor, especie de mutilación que siembra un corazón vacío, sin sosiego.
    Llora en silencio, porque ya no estará, ya no verá escaparse la infancia de aquellos que vio nacer, ni les acompañará de la mano el día de su matrimonio, ya no.
    La muerte que golpea con violencia el alma de los se quedan, deja a su paso un dolor difícil de erradicar, difícil de mitigar.
    Descansa en paz.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s