ESCRIBE TU RELATO DE MARZO (III): @MariaMonteroTFE #ElQuintoElemento DE ONDA TENERIFE

María Montero, periodista.

Tercera Semana: Esta semana nos da las Cinco Palabras la periodista María Montero desde y del programa . El programa del pasado viernes se lo dedicó al proyecto de la Mutilación Genital Femenina en Kenia que durante este mes de marzo Cinco Palabras está dedicando su esfuerzo a dar a conocer el trabajo de TASARU. Estas fueron sus palabras:

Costelación
Diluvio
Tajinaste
Compasión
Misterio

“Mis Cinco Palabras dedicadas al proyecto solidario del periodista Juan Antonio Tirado y la azafata Mar Olayo, en el relato prometido para sus lectores en todo el mundo: Constelación, Diluvio, Tajinaste, Compasión, Misterio. #5Palabras #DíaInternacionaldelaMujer”

Este mes dedicamos la causa a Tasaru que lucha contra Mutilación Genital Femenina en Kenia.

IMG_9429.JPG

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta PÁGINA pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS
IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138
Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector.

Anuncios

23 pensamientos en “ESCRIBE TU RELATO DE MARZO (III): @MariaMonteroTFE #ElQuintoElemento DE ONDA TENERIFE”

  1. Estaba en una isla Canaria mirando una constelación teñida de azules, negros y violetas, mirando cómo se disponen las estrellas, un diluvio de lágrimas cruzan el cielo, alguien me susurra: “La tristeza también es fugaz” Me giro. “¿Habrá sido este arbusto rojo alargado que apunta al cielo?”
    “Tajinaste me llamo y… ¡Mira allí, donde yo señalo!” “¿Ahí, amigo rojizo?” “Sí, no quites las gafas de esa región…”
    ¡Observé, oh!… una sinfonía de luces y colores que me hizo recordar cosas que un día perdí…
    Entonces el Tajinaste sintió compasión y se inclinó aproximándose a mí, dijo:
    “Un misterio, ¿no crees?…”

    Me gusta

  2. Déjame contar los lunares de la constelación de tu espalda con la misma quietud y atención con que cae la lluvia, obcecada, en este diluvio de besos que se derraman sobre la piel blanca, en donde van cayendo, como nubes repletas, mis labios.
    Déjame convertirte en tajinaste del que brotan flores.
    Déjame mostrar compasión por el esfuerzo que supone sufrir, bajo el aguacero de besos, las ansias y sensaciones.
    Déjame desvelarte el último misterio, acompañarte en el último viaje, navegar hacia el infinito y mostrarte el asombro que hay en mis ojos traspasados por el umbral de nuestra pequeña muerte.

    Me gusta

  3. Esta vez… ni Dios nos salvará

    Era fascinante ver desde Las Cañadas del Teide, la Costelación de Orión o también, la de Casiopea, Centauro, Andrómeda, y así, hasta 88 distintas constelaciones. Por esa razón, Dios, se negó a pensar en el próximo Diluvio que se aproximaba. ¿Cómo no olvidarse contemplando lo hermosa y fascinante que se veía toda la Cañada llena de Tajinaste rojo? En ese instante sintió Compasión por todos los seres humanos que iban a perderse tal belleza… el segundo diluvio se acercaba y esta vez no habría un Noe para salvar a especia alguna ¿por qué razón? Hasta para él era un Misterio…

    Me gusta

  4. Después de un largo y agotador día de trabajo llegamos a la cabaña desde donde podíamos distinguir perfectamente nuestra constelación favorita. En este momento se paraba el mundo. Lo único que podía asombrecerlo era la gran tormenta que se avecinaba qur se parecia al gran diluvio universal y que amenazaba con llevarse por delante la tajinaste roja tan increíblemente hermosa.
    Solo esperaba un poco de compasión celestial y que la tormenta pasara de largo. Pero eso no podía saberlo. Ni ningun meteorológo famoso ni ella misma y eso que era una gran experta Pero era mirar al cielo y adivinar un gran misterio . Lloverá o no Lloverá? Esa es la cuestión.

    Me gusta

  5. Seguí la mirada hasta mi costelación favorita, el carro. Nunca comprendí como pueden formarse esa figuras que parecen decirte algo cuando las miras; cuando comenzó el diluvio a caer de forma rápida y espontánea así como inesperada, busqué refugio y allí estaba el tajinaste rojo indicando como un puntero hacia arriba y yo, no sabía dónde podía refugiarme.
    Sentí la compasión del Universo ante mis lágrimas y sin saber cómo, de pronto observé un cobertizo delante de mí, así por arte de magia, corrí hacia él y me resguardé. Aunque sigue siendo un misterio para mí de dónde salió.

    Me gusta

  6. Parecía una auténtica constelación, a la mañana siguiente después del último diluvio que azotó todos los campos de Tajinaste, del archipiélago canario. El temporal no tuvo ninguna compasión, exceptuando en la isla de Tenerife, fue un verdadero misterio que los campos de Tajinaste situados en la provincia de Tenerife soportarán el fuerte temporal de los últimos cinco días en la isla.
    Por fin llegó la ansiada primavera al archipiélago y concretamente a todos los campos de Tajinaste, donde se empieza a sentir el delicioso olor del Tajinaste. Un clásico aroma canario a la flor del Tajinaste, que esconde una leyenda.

    Me gusta

  7. Fin de infancia
    Una CONSTELACIÓN fugaz de inoportunas dudas llegó como un DILUVIO hasta mis ojos cuando aquel 6 de enero vi esconderse a mi hermana mayor (regalo en mano), cerca de mis zapatos todavía vacíos.
    Cada noche de reyes había sido, hasta entonces, increíble y auténtica, bella y posible igual que un TAJINASTE rojo en flor.
    Pero ella no tuvo COMPASIÓN y arrancándole al futuro el único trozo de MISTERIO que aún tenía, gritó, sin titubear — “¡Todos los niños de tu edad ya lo saben!
    De pronto, aquella ceremonia (exquisita, perfecta, milenaria), perdió su magia real en diez segundos.

    Me gusta

  8. Insomnio. En el techo se refrecta la luz exterior dibujando una constelación de estrellas inmóviles.
    Estoy despierta, pero sueño.
    Me transporto bajo un intenso diluvio que empapándome arrastra las negruras y miserias de mi opresiva existencia.
    Planeo sobre un bosque donde el tajinaste azul me agasaja con sus hermosas flores. Me integro en él cuando una voz me habla de compasión.
    Quiero permanecer en esa levedad del espacio atemporal y onírico en donde no hay dolor.
    Regreso a mi ser, a la pesantez de la realidad y en la sanadora paz del dulce despertar encuentro respuesta a mis dilemas.
    Milagro.

    Me gusta

  9. Eres mi Constelación particular
    Mi Diluvio de meteoritos privado
    Eres preciosa luz en la inmensidad
    de mi alma atormentada.
    Mi pequeñoTajisnaste rojo pasión
    Dónde busco tu Compasión
    Y tu abrazo cálido en silencio.
    Miro a tus ojos amor
    emocionada, aturdida…
    y me envuelvo en ti y en tu Misterio.

    Me gusta

  10. Amor… en rojo Tajinaste

    Refugiado en lejana constelación agonizante,
    y en espera sedienta de un diluvio divino,
    empalidece,
    por amor deconstruido.

    Como en tierras del rojo Tajinaste,
    que implorando por compasión al cielo,
    con afilada y erguida lanza,
    busca vanidoso, florecer hermoso
    en una sola primavera.

    Así, en belleza efímera que no regresa…
    Y dándose en flores de rico néctar,
    para ser libadas con fruición,
    por aquellas
    que obsequiarán,
    con suave miel que conjura amores.

    En leyenda viva
    su dulce, cremoso y cristalizado misterio
    se entrega.
    Aguardando paciente, que el milagro suceda…

    Me gusta

  11. Acertijo 35

    Nace y vive, aunque no crece
    en una constelación
    que pregonan que es la leche,
    y de grande mogollón.

    Del diluvio amaneció
    bella y limpia como un jaspe,
    casi como un tajinaste,
    rojo, de vivo color.

    Compasión es lo que pide
    del hombre, que, sin razones,
    pretende que convalide
    todas sus aberraciones.

    Amarrada al cautiverio
    de su obligatoria andanza,
    adivina adivinanza
    ¿Quién desvela este misterio?

    Me gusta

  12. Voces de hombres y mujeres
    unidas en gran CONSTELACIÓN
    hablan ante los grandes poderes
    gritan no a la ablación.
    Un DILUVIO de palabras recorre los tiempos,
    mostrando lo que no se quiere ver,
    lo que no se desea conocer,
    aquello que no se quiere saber.
    Nace un TAJINASTE entre tanta aridez,
    la belleza de unas niñas
    que solo desean crecer,
    mutilada por manos ajenas.
    No hay COMPASIÓN
    para la mano opresora.
    Ni para el MISTERIO que entraña
    esa mente represora.
    Diluviémonos en versos
    humedeciendo las almas.-

    Me gusta

  13. La taberna

    He “mirao” – dijo Jacinto- la costelación y este es año de aguas.Ya “predecí” el diluvio de San Ramón del 57, que volcó 160 litros por segundo.
    -Por metro cuadrado- apuntó Marcial
    – ¿Y qué he dicho yo? Además, en la mili, en Canarias, viendo el chopo colorao…
    – Un tajinaste- apuntó Marcial
    – Eso, que no me has “dejao” decirlo- replicó Jacinto- Yo sabía que llovería.
    -Cuenta lo de la guarra- terció Mariano, el tabernero, sin compasión y con cachondeo.
    -Pues eso, que parió 14 guarritos y el más chico pesó arroba y media y los sacó a “tos” “pa” “lante”.
    – No me extraña- ironizó Lucío- mi padre sembró un garbanzal y las matas crecieron tanto que vareamos unos garbanzos como nueces.
    -Las cosas del campo son un misterio- sentenció Jacinto.

    Me gusta

  14. Cuento una a una todas: ahí están, sobre mi cabeza, formando una constelación que en la oscuridad parece un diluvio del infinito. Me envuelve el silencio. Me quedo dormida sobre las rocas ásperas y al amanecer cubre mi cuerpo una diáspora de pétalos de tajinaste que me tiñen de rojo, herida por la naturaleza. Me despojo del polvo estelar y de las flores. Quisiera quedarme aquí pero emprendo la marcha. El misterio de una noche al raso dibuja sobre mi piel un tatuaje de esperanzas: estrellas, flores, vida…camino. ¿Qué soy sino una brizna del universo?

    Me gusta

  15. SIGO BUSCANDO

    Sigo buscando
    la constelación única
    y diferente,
    con una luz que
    me aparte del abismo
    en el que tu mirada
    ausente,
    ha conseguido sumergirme,
    al albor del diluvio
    de mis lágrimas.

    Sigo buscando
    bocetos con tu nombre,
    letargo permanente
    en el que vivo
    encadenada a mi suerte.

    En mi corazón la lanza
    ensangrentada,
    cual tajinaste rojo
    clavada,
    y en caliente,
    mermada la compasión,
    avanza,
    un deseo de venganza
    que muere,
    en el instante en que
    el recuerdo de tus besos
    me enloquece.

    Un gran misterio parece.
    Tenerte, no tenerte.
    Ahora vida, ahora muerte.

    Me gusta

  16. Agman había acompañado a su tribu, por toda la isla, bajo el auspicio de las constelaciones de Orión, Perseo y Casiopea. Él era el jefe por derecho propio, ya que en la época de la pertinaz sequía consiguió que cayera el gran diluvio del tajinastal de Achinech. Dice la leyenda que el tajinaste azul se convirtió en rojo debido a las lágrimas de compasión de Guayota al oír los tristes cánticos de Agman. El otro gran misterio fue como sobrevivieron a la erupción del Echeyde cuando el propio Guayota luchó contra Achamán, por segunda vez, tras la liberación de Magec.

    Me gusta

  17. DILUVIO DE ESTRELLAS

    La noche era nítida y clara. Tumbados sobre la manta, rodeados de silencio, abrazados por la Constelación, esperábamos recibir aquél diluvio de estrellas a las que pedir mil deseos, cogidos de la mano, nos animaban a soñar con un futuro juntos.
    Rodeados de aquel paisaje único, salpicado del rojo Tajinaste, danzando sus sombras, como pidiendo compasión para sus sangrantes heridas, y vestido de un halo de misterio encendía nuestra imaginación.
    Inmersos en aquella magia, todo resultaba perfecto, se respiraba romanticismo, y uniendo nuestros labios nos dejamos llevar…
    El latido de nuestros corazones rompió el silencio, bajo las estrellas brilló la pasión.

    Me gusta

  18. Orión y la Osa Mayor
    Debía elegir. ¿Desarrollaba la tesis en torno a la constelación de La Osa Mayor, o a la de Orión? Las dos ocultaban vericuetos transitados, aunque desconocidos.
    Se fue a dormir con la esperanza de que el descanso clarificara sus ideas. Un diluvio de estrellas se le vino encima. Tuvo el tiempo justo de ocultarse bajo el Tajinaste rojo que habia detrás del observatorio.
    Desde el escondite observaba cómo Alioth defendía ante Alnitak, Alnilam, y Mintaka, su derecho a protagonizar el trabajo de Lucia.
    Sintió compasión y decidió desvelar el misterio de ambas. ¡Pero, solo disponía de cien palabras!

    Me gusta

  19. ECHIUM CARMESÍ

    Fue una noche de verano, fue una noche en la que el cielo mostraba su mejor constelación de estrellas, fue una noche que más que lluvia había un diluvio de ráfagas de luz. Y allí, estábamos tú y yo, en medio de aquel bosque de tajinaste azul, contemplando, soñando… pero tú querías algo más y yo me negué, y tú sin compasión apagaste mis gritos, rompiste mi piel, y allí mismo desaparecí.
    Y todo quedó en un misterio que nadie sabe explicar, cómo en medio de aquel mar azul surgió delatador un tajinaste carmesí.

    Me gusta

  20. Tumbada bajo una manta de estrellas, observo entristecida la constelación de Orion. El cazador me trae a la memoria lo vivido en tierras Masais. Un diluvio de dudas y emociones inundan mi cuerpo, mientras mis lágrimas desdibujan la imagen de un espigado y rojizo trajinaste, que mecido por el viento en la oscuridad, me recuerda al guerrero que sin compasión, misterio, ni razón, viola la dignidad de aquellas niñas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s