ESCRIBE TU RELATO DE FEBRERO (I): VALLE COMBA CANALES

15875074_1237924049627904_1872784394902806907_o.jpgPrimera Semana: Esta semana nos ofrece sus Cinco Palabras Valle Comba Canales, que ayer participó en la Gala de los Premios Goya 2017 como nomidana en al sección de Mejor cortometraje de animación, por la dirección de ‘UKA’ y producida por el burgalés David Castro González. Uka es una niña que vive sola en una fábrica abandonada y gris. Mientras pinta uno de sus cuadros, encuentra una manera de cambiar la forma de ver su mundo. Estas son sus palabras:

Apatía
Búsqueda
Idea
Inspiración
Diversión

Trailer “Uka” – Stop motion Shortfilm from Uka on Vimeo.

 

WhatsApp Image 2017-02-05 at 15.15.09.jpeg
Valle Comba Canales, directora

Valle Comba Canales, en 2011 obtiene su título de Directora Artística en la ECAM. Ha formado parte del equipo de arte en varios proyectos de ficción dirigidos por Julio Medem, Paco León o Alejandro Amenábar.

En 2012 se interesa por la dirección de arte en la animación stop motion y participa restaurando los sets de animación de las películas de SAM en una exposición del MuVIM. Recientemente ha trabajado con Coke Riobóo en su proyecto Made in Spain.

Uka es su primer cortometraje stop motion como directora.

Uka – Promotional clip from Uka on Vimeo.

Por lo tanto, este mes dedicamos la causa a la enfermedad rara de Enach o ‘Ojo de Tigre’

ky9sqe8d0m

Los escritores solidarios de CINCO PALABRAS siguen las siguientes reglas:

No se cambiará género ni número de las palabras propuestas. No se modificará la posición de las mismas.

El relato tendrá una extensión de máximo 100 palabras.(*)

(*) Escribe el relato en esta PÁGINA pinchando DEJA UN COMENTARIO (aparecerán publicados una vez sean aprobados por nuestro equipo de edición) – Al final del mes se recopilarán todos los relatos en un volumen editado en PDF, que se podrá adquirir por un donativo de 5€, destinado a cada causa del mes. Colabora con nosotros y nuestras causas.

Además, puedes colaborar  para que siga creciendo el proyecto CINCO PALABRAS mediante un donativo realizando una transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Asociación de Escritores Solidarios:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS
IBAN: ES60 1465 0100 9219 0019 2138
Código BIC/SWIFT: INGDESMMXXX

NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o personal que puedan herir la sensibilidad del lector.

Anuncios

38 pensamientos en “ESCRIBE TU RELATO DE FEBRERO (I): VALLE COMBA CANALES”

  1. Pues la verdad es que no tengo claro que hacer en estos momentos. O me dejo llevar por la apatía que es lo que me pide el cuerpo o voy en la búsqueda de lo imposible y me transformo en algo que no soy y me pongo la máscara de la felicidad permanente. No tengo ni idea que elegir en estos momentos.
    Mientras tantos tomaré el camino de en en medio y convocare a mis pequeñas musas que me den un poco de su magia e inspiración y hagan que elija lo que elija pueda ser el cambio que necesito para llegar a la diversión .
    Porque que es la vida sino magia y alegría?

    Le gusta a 2 personas

  2. La apatía se había hecho la dueña del grupo. Habían hecho una tormenta de ideas, pero el grupo de trabajo, carente de inspiración, se miraban unos a otros sin decidirse por ninguna hasta que de repente, la muchacha nueva, la que tenía síndrome de down y que se acababa de incorporar a la empresa dijo: ¿Por qué no hacemos un artículo sobre gente como yo? Todos se le quedaron mirando y a partir de ese momento, empezó la diversión. Todos se concentraron en hacer un hermoso reportaje sobre como la discapacidad no impide ser genial.

    Le gusta a 1 persona

  3. La apatía se había hecho la dueña del grupo. En su proceso de búsqueda de la idea genial, habían hecho una tormenta de ideas, pero el grupo, carente de inspiración, no se decidia por ninguna hasta que de repente, la muchacha nueva, la que tenía síndrome de down y que se acababa de incorporar a la empresa dijo: ¿Por qué no hacemos un artículo sobre gente como yo? Todos se le quedaron mirando y a partir de ese momento, empezó la diversión. Todos se concentraron en hacer un hermoso reportaje sobre como la discapacidad no impide ser genial.

    Me gusta

  4. Me olvide de la apatía y tomé rumbo hacia la búsqueda, casualmente la encontré tomando un café con una idea que se transformó en una gran inspiración, que me llevaría a través de la diversión a una nueva apertura que me conduciría a estar en frente de la felicidad y preguntarle a que era debida la apatía que desconocía para que exista, su respuesta fue: la vida necesita momentos de apatía, de perder el rumbo para tener un motivo que nos impulsen a buscar el sendero hacia una nueva sonrisa y con ella encender una chispa que me dé felicidad.

    Le gusta a 1 persona

  5. Si me abrazara la locura…

    No, por desgracia no estoy loco. No es una excusa, lo juro, esta Apatía que me aplasta, duele, mata, me hace pensar que no es más que la debilidad de mis sentidos en la Búsqueda constante de una razón para vivir, sin obtener ninguna clase de brillo, negándome a mí mismo, en forma u Idea, como forma empírica de Inspiración, darle un sentido a mi existencia. Pero no, se burla de mí y es la misma soledad la que me maltrata al ritmo loco de Break Dance sin proporcionarme (triste de mí) ninguna clase de satisfacción o Diversión.

    Le gusta a 1 persona

  6. Se dejó llevar por la apatía mientras sus pies cedían al impulso de continuar con la búsqueda.
    En su mente tan solo una idea, carente de la inspiración y fuerza necesaria para llevarla a cabo.
    Quieta, parada frente a un montón de niñas que cantaban con vocecitas agudas, penetrantes y que la miraban sin entender cómo aquella extraña paraba su juego interrumpiendo la trayectoria de la comba.
    Si pudiera, durante un momento volver… recuperar todo aquello que perdió con los años…quizá…
    – ¿Puedo jugar?
    Las niñas se miraron extrañadas.
    – Claro.
    Sonrió. Ahora sí iba a empezar la diversión.

    Me gusta

  7. No es que tuviera verdadera apatía para tomar un camino, su búsqueda parecía que se había detenido pero ¿por qué? Se hallaba en un cruce con mil caminos, ¿alguna idea de cuál tomar?
    Algunos le habían dicho que los pedregosos eran los mejores, otros apostaban fuerte por los asfaltados… Muchos eran los que le decían: ¡Coge los floridos!
    Allí se quedó sentado esperando a la señorita Inspiración…
    Un día se acordó de un cuento en que un hombre espera toda una vida para entrar por una puerta… La verdad, no le gustaba.
    ¡Diversión! Y tomó los mil ¿Cómo?

    Tomándolos… ¿Así?

    Me gusta

  8. No se dejó vencer por la apatía ni por las piedras —múltiples, enormes— que hilvanaron su búsqueda. Su original idea de borrar la injusticia con un trapo embebido en sus lágrimas había sido estéril.
    La inspiración volvió esta mañana cuando sus compañeros la llamaron para saltar la soga, hacer piruetas, jugar a la escondida…
    Recordó entonces (con la fuerza que su decena de años permitía), la foto que había visto en el periódico. Le pareció un escándalo la guerra. Su propia diversión la atormentaba si otros niños sufrían.
    Solidaria, echó a volar su colecta de risas infantiles. Llegarán a destino.

    Me gusta

  9. La enorme acacia solitaria derrama sus redes de oscuridad con apatía por si hoy quisieran jugar con ella las sombras esbeltas que se afanan camino del pozo, viejo caprichoso y traidor, en su búsqueda cotidiana de unas cuantas gotas preciosas de vida.

    Durante horas no hay más que odres vacíos, ideas sin escolarizar, temores ancestrales de dudosa inspiración, sed para la ida y para la vuelta, siempre sed, y aun así, niñas todavía, nadie sabe como encuentran diversión en esa misma senda que les está robando la vida.

    Me gusta

  10. Y a partir de entonces se fue dejando cubrir de un manto de indiferencia y apatía.
    Un nuevo tropiezo, otra búsqueda que no conducía a ninguna parte, ninguna inspiración que arrojara luz sobre este misterio que le volvía a sumir en la oscuridad.
    Caminando sin rumbo, un relámpago restalló en su mente. En la oscura diversión de la soledad, envuelta en un halo divino, vino hacia él, apagando con su sola presencia cualquier atisbo de duda.

    Me gusta

  11. Al escritor a veces parecía vencerle la apatía. Se sentaba frente a su ordenador, se estiraba y abría el documento que contenía la escaleta de su novela.
    Tenía docenas de notas, fichas, esquemas y dibujos que llenaban su mesa. Estaba dispuesto a teclear, pero en su búsqueda de una gran idea, de inspiración, las musas no le acompañaban. No encontraba la idea central de la historia que quería contar. ¿Qué debía plasmar? ¿Cuál era el alma de su libro?
    Una tarde se dio cuenta al fin de lo que fallaba. En sus intentos de ser productivo y de planificar había olvidado la diversión. Así que abrió un nuevo archivo y se puso a escribir con la seriedad de un niño que juega.
    Meses después, la obra estaba escrita.

    Me gusta

  12. Siempre supe que este halo de APATÍA, que me acompaña es el resultado de tantas idas al infierno, volviendo con el regusto amargo de una BÚSQUEDA sin encuentro.
    Y aquí me tienes, ante ti, espectro de mí, translúcido como la IDEA de mi existencia, perdida en tantos devaneos de pensamientos vacíos de vida, donde no cabe un pellizco de felicidad. Caminando en el filo del cuchillo, sorteando muescas de rabia, equilibrando la derecha con la izquierda, sin perder la mirada de desafío al destino. Y es así, mi INSPIRACIÓN, una musa de dolor sin DIVERSIÓN.

    Me gusta

  13. Aquella sensación de apatía paralizaba mi cabeza en el intento de búsqueda de aquella idea que me permitiese sacar adelante mi proyecto, pero tras unos minutos de observar la foto de Marta en mi salón, llego la inspiración, esa que un día me inspiraba mi buena amiga en los mejores días de risas y diversión.

    Me gusta

  14. Deambulando por la Red a través de la barra de búsqueda con apatía por haberme abandonado la inspiración, sin tener la mínima idea del porqué, me encontré visionando un vídeo donde la diversión consistía en descorchar botellas de champang con la intención de evidenciar la solvencia económica sin tener en cuenta la desigualdad y precariedad con la que tienen que sobrevivir un gran número de países y personas.

    Le gusta a 1 persona

  15. Matías XXIII (Final)

    Le invadía la apatía. La búsqueda de un estilo propio era en él una idea fija. Le faltaba inspiración y, aunque escribía por diversión, se exigía mucho. Cerró el bloc y puso, parsimonioso, el capuchón a la estilográfica. Siempre escribía a mano.
    – ¿Te falta mucho?- Mary entró en la habitación- ¿Cómo acaba?
    – No lo sé- contestó Frank secamente. Odiaba las preguntas convencionales.
    Volvió a abrir el bloc que cayó de sus manos sobre la mesa. Matías, apuñalado en el pecho, yacía en el pasillo
    -Ha sido ella. Frank, rescata a Adela – musitó Matías agonizando.
    Un hilito de sangre se deslizó por la página y cayó hasta el suelo en dos goterones.

    Me gusta

  16. Acertijo 30

    Vas y vienes sin parar.
    Más que mil matusalenes
    está en tus genes durar.

    No permites la apatía.
    En búsqueda de otros lares,
    a lomos de su porfía,
    sufrió cien mil avatares
    el que no te conocía.

    Idea de ti no tiene
    quien te piensa reposado.
    Con Aquilón hermanado
    nadie, nadie te detiene.

    Henchido de inspiración
    del descendiente de Eolo
    en un segundo tan sólo
    conviertes la diversión
    en puerta de un mauseolo.

    Alicia, no nos lo digas
    que Olayo lo va a acertar,
    y en el pueblo he de invitar,
    por celebrarlo, a unas migas.
    Vamos, venga, dilo Mar.

    Me gusta

  17. Me mira
    desde su ingenuidad
    casi infantil.
    Su cuerpo está cambiando,
    y la niña se convertirá
    en mujer.
    Mujer completa.
    Mujer que siente
    su ser y su carne.
    ¡Qué Dios lo quiso así!

    No deshagas su obra.
    No mancilles su piel.
    No cercenes su sentir.
    ¡Porque tu Dios, lo quiso así!

    No seas diablo que arrasa
    ni monstruo que trunca.
    Que su cuerpo es suyo y
    es de Dios.

    No fue Él,
    quien te ordenó castrar su vida.
    Que la creó mujer
    para ser completa.

    Que la apatía no se haga
    cómplice del horror…¡luchemos pues!

    Varón que juzga y sentencia.
    Macho que somete
    el deseo y el sentir.

    Búsqueda
    de un poder absoluto…

    Una idea: Someter.
    Tener el control.
    Destruir la inspiración,
    la diversión, la alegría…
    Sonrisas de un placer,
    que viene y muere en Dios.
    Tu Dios. ¡Respeta!

    Me gusta

  18. Me mira
    desde su ingenuidad
    casi infantil.
    Su cuerpo está cambiando,
    y la niña se convertirá
    en mujer.

    Mujer completa.
    Mujer que siente
    su ser y su carne.
    ¡Qué Dios lo quiso así!

    No deshagas su obra.
    No mancilles su piel.
    No cercenes su sentir.
    ¡Porque tu Dios, lo quiso así!

    No seas diablo que arrasa
    ni monstruo que trunca.
    Que su cuerpo es suyo y
    es de Dios.

    No fue Él,
    quien te ordenó castrar su vida.
    Que la creó mujer
    para ser completa.

    Que la apatía no se haga
    cómplice del horror…¡luchemos pues!

    Varón que juzga y sentencia.
    Macho que somete
    el deseo y el sentir.

    Búsqueda
    de un poder absoluto…

    Una idea: Someter.
    Tener el control.
    Destruir la inspiración,
    la diversión, la alegría…
    Sonrisas de un placer,
    que viene y muere en Dios.
    Tu Dios. ¡Respeta!

    Me gusta

  19. TEMO…

    En ese extraño mundo
    donde la apatía
    se aposenta,
    te busca
    mi boca sedienta,
    y, en esa búsqueda irredenta
    me voy muriendo
    en las noches frías.
    Esas noches intensas
    como el dolor de tu ausencia
    y la idea de perderte,
    resquebrajan mi fé.
    Me pregunto,
    alguna vez te he tenido?
    no sería acaso un sueño
    aquel beso,
    aquella inspiración
    permanente, aliento
    mantenido en
    tu mirada ausente?
    Temo,
    en este extraño mundo
    en el que vivo,
    que mi boca no te encuentre,
    que mis labios, se sequen
    sin la humedad de los tuyos,
    entonces amor…
    se acabó la diversión.

    Me gusta

  20. TRABAJOS MANUALES

    La apatía se ha instalado en mi trabajo, demasiada mecanización, hace tiempo que ando a la búsqueda de una idea para cambiar, quiero tener la inspiración para lograr más diversión. Necesito contacto directo con el cliente, que haya más piel con piel, sentirlo cerca de mí, notarlo entre mis brazos, ver como se mueve debajo de mi, quiero escuchar sus gritos, sus gemidos, no puede ser todo un aquí te pillo, aquí te mato.
    A partir de hoy todos los trabajos como asesino a sueldo los realizaré directamente con mis manos, mataré al personal estrangulándolo.

    Me gusta

  21. Un síntoma es mi apatía
    de una búsqueda incesante
    No encuentro la idea, la inspiración
    que me lleve a la diversión
    cuando te tengo delante.

    Me gusta

  22. Aquí estoy, parado, no sé qué debería hacer, ni mucho menos cómo hacerlo. No me encuentro, estoy sin ganas de pensar, me falta algo. Esta apatía que me consume no me deja abrir la mente y ver más allá, no me deja explorar nuevas vías por las que comenzar la búsqueda de un camino mejor.
    Pero, se me acaba de ocurrir una idea: voy a mirar fuera, a otros como yo, para ver cómo lo hacen para elegir el suyo, y quizás así, me venga la inspiración sobre qué cómo actuar. Desde luego que pensar sobre cómo ponerlo en práctica no será una diversión, pero tengo que seguir adelante.

    Me gusta

  23. Pese a la algarabía, la profesora de Literatura cogió la tiza parsimoniosamente y escribió en la pizarra la palabra APATÍA subrayándola con una vehemencia inusual.

    — ¿Qué significa?
    — Paso, tía —respondieron en la primera fila.
    — Me la suda, colega —gritó alguien de los últimos pupitres.
    — ¡Vaya mierda! —susurraron otros.

    Con paciencia infinita, la maestra anotó las respuestas en el encerado.

    — Todas las respuestas son correctas —añadió solemnemente.

    Los más incrédulos iniciaron la búsqueda del significado en sus móviles mientras la profesora sonreía.

    La idea captó la atención del alumnado y la lección de CAMPOS SEMÁNTICOS quedó aprendida.

    ¿Inspiración? ¿Diversión? Llámalo Pedagogía.

    Me gusta

  24. Le abrazó la apatía y se dejó acunar por ella a ritmo de mecedora.
    Dando por concluida la infructuosa búsqueda de una nueva historia se sintió inútil, como despojo en el vertedero.
    Sabía de los daños colaterales, sin embargo lo hizo.
    Su flojera empezó a evidenciarse, mente en blanco, ni una sola idea bullendo en la cabeza, ningún esfuerzo por encontrar inspiración, una risa floja que no era testigo de diversión alguna y poco a poco el sopor y el abandono.
    Experimentaría una mal llamada felicidad que duraría lo que los efectos de la fumata gris.
    Y al cabo…, nada.

    Me gusta

  25. La apatía me envolvía con su frío manto. Estaba ya cansada de esta lucha incesable por la búsqueda de la inspiración, que llevaba días desaparecida de mi mente. La hoja en blanco me miraba con sorna, como diciendo, “vamos, valiente, a ver si encuentras una buena idea y consigues llenarme por completo”.

    La miré desafiante y una sonrisa apareció en mi rostro. Agarré el primer bolígrafo que encontré a mano y la escritura comenzó a fluir, sobria, ligera, elegante. A partir de este momento, para mí comenzaba la diversión.

    Me gusta

  26. ¿Y si rompemos juntos este momento de apatía?
    cogidos de la mano como dos adolescentes.
    La búsqueda de nuestro propio lenguaje es la mayor aventura.
    Tengo la loca idea de mostrar mi espalda a los prejuicios con la alegría que da la indiferencia.
    Promete traer contigo la inspiración que falta en mi vida,
    dolorosa y violentamente,
    mientras me zarandeas para que caigan las hojas muertas.
    Quiero convertir esta absurda vida en la mayor diversión.
    ¿Y si me ayudas?

    Me gusta

  27. VIVA LA VIDA

    Su vida se debatía entre la apatía y el aburrimiento. Hacía tiempo que no sabía qué era tener una ilusión, algo que la levantase de la cama de un salto, que le devolviese las ganas de vivir.
    Necesitaba volver a emocionarse. Decidió iniciar la búsqueda de una motivación. No tenía ni idea por dónde empezar. Salió a pasear sin rumbo hasta que algo le despertase su inspiración.
    En su paseo, descubrió la dureza con la que la vida trata a otras personas. Nunca más necesitó encontrar una diversión, algo superficial. Lo comparó con su vida y se sintió muy afortunada.

    Me gusta

  28. Pereza, enfermedad crónica de muchos humanos. Sufren, se quejan y deambulan como seres inútiles a la espera de ser devorados por la fulminante apatía. No sienten necesidad de búsqueda, de desarrollo. Viven con la idea de que todo se les tiene que dar hecho, porque su vacío, lleno de negatividad, no deja paso a la inspiración y su única diversión es ver las desgracias de los demás.
    Mis ganas de hacer, vivir, sentir, me hacen alejarme de personas así. Cojo mi mochila y continúo mi camino a Narok donde niñas, ávidas de esperanza, luchan para que su futuro no sea mutilado.

    Me gusta

  29. Las cosas sencillas
    Virginia emprendió un largo viaje con su soledad, y la determinación de superar su apatía. Recorrió países desconocidos; exóticos unos, otros no. La miseria abanderaba a muchos, la opulencia a tantos más…
    La búsqueda fue infructuosa. Su indolencia no mejoró. Pero supo que tenía que buscar en su interior. Necesitaba una idea, algo factible, y comenzó a escribir.
    La inspiración le llegó el día de la Candelaria de la mano de su mascota, cuya diversión, era leer las noticias que marcaban las perritas del barrio.
    Comprendió que la sencillez da sentido a la vida, y dijo adiós a la tristeza.

    Me gusta

  30. La generalizada APATÍA ante lo que ocurría en otros lugares era la tónica de aquella sociedad decadente. Pocos se adentraban en la BÚSQUEDA de los modos de vida de personas diferentes que vivían centrados en la IDEA de que lo único importante era lo que ocurriera en su pequeño mundo.
    En ese ambiente carente de INSPIRACIÓN vivían alienados por aquello que les ofrecía la pantalla de su televisor, generalmente patrocinadas por grandes corporaciones, que les proporcionaban una DIVERSIÓN que incitaba a centrarse en su pequeño mundo y continuar atrapados por imágenes generalmente patrocinadas por grandes corporaciones.
    Sigue la semana próxima.

    Me gusta

  31. La apatía no era una opción entre los miembros de la tribu. La búsqueda de una forma de subsistencia les había llevado a crear una de las piscifactorías más grandes del lago Victoria. La primera idea fue la de criar salmones, que tendrían mucha más salida en el mercado europeo, pero al final tuvieron que decidirse por la panga. Cada tribu sobrevive gracias a la inspiración de alguno de sus miembros, que acaba asumiendo un cargo importante en ella. Biko fue nombrado jefe de obras públicas. Siempre fue un poco juerguista pero sabía separar el trabajo de la diversión.

    Me gusta

  32. Cuando la apatía te envuelve, tu mundo se vuelve gris; no hay luz a tu alrededor; no hay búsqueda de soluciones que te hagan salir de ese agujero. La sola idea de escapar de él te hace daño.
    Se acabó la inspiración y cualquier atisbo de creatividad.
    En realidad no tienes ningún interés en salir de ese estado y la diversión te está prohibida. Es un pozo sin fondo. Pero si tienes la suerte de que alguien te tienda su mano, y tú, aunque tímidamente y a desgana la aceptes, créeme, estarás salvado.

    Me gusta

  33. Febrero despertó triste, como todos los Febreros anteriores.
    La apatía no dejaba lugar a la búsqueda de la felicidad fingida, de la felicidad desaparecida.
    Su idea de la vida carecía de color,no había cabida a la inspiración,solo silencio,solo desazón.
    No quedan recuerdos,no queda alma, no queda diversión, está vacía….vacía de lo que fue amor.

    Me gusta

  34. SENCILLA FELICIDAD

    La apatía se adueñaba de su cuerpo y de su mente. Los días transcurrían con la misma cadencia y monotonía. La búsqueda de una idea que acabara con su rutina se convirtió en obsesión. Pasaba el tiempo, pero la inspiración no llegaba.
    Una noche, la diversión aterrizó junto a sus pies. Su hijo jugaba con aviones de papel que él mismo le había enseñado a construir. Con cada avión que ponía en órbita, la risa de su retoño volaba a la misma velocidad que su imaginación.
    Siete años atrás la vida le concedió su mayor deseo, no necesitaba buscar más.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s